Nov 9, 2014
1 Corintios 16 Los principios de la vida cristiana eficáz

LOS PRINCIPIOS DE LA VIDA CRISTIANA EFICAZ

1 Corintios 16

Hermanos, llegamos al último capítulo de esta carta a la iglesia de Corinto, una iglesia singular por el lugar donde estaba, una ciudad tan estratégicamente ubicada, que era un centro mercantil muy importante, y a la misma vez altamente corrupto en su moral, famosa por su depravación, disolución y corrupción.   Por lo mismo esta ciudad se ganó sus propios refranes, así como hoy en día Las Vegas, “la ciudad del pecado”, o “lo que sucede en las Vegas, se queda en las Vegas”, así había un refrán con connotación sexual que decía: “No a todos les es dado visitar Corinto”. Y hasta se ganó su propia definición de fornicación, la gente para referirse a la disolución ya no decía fornicar, sino Corintear o Corintizar, o “hacer el corinto”.   No solo exportaba disolución, sino humanismo, materialismo, una filosofía por demás secular y mundana. En un ambiente como este era donde la iglesia de Corinto nació, y donde se desenvolvía, y a donde el Señor quiso mostrar su misericordia y su gracia, trayendo la medicina a los enfermos y no a los sanos.   El problema de la iglesia de Corinto, era que lejos de influenciar el ambiente que le rodeaba, el ambiente que le rodeaba la influenció a ella, y se impregnó de la filosofía mundana que le rodeaba, la filosofía del más capaz, del más exitoso, del más famoso, etc. Una iglesia tibia, donde los líderes lejos de estar siendo un ejemplo de servicio, estaban ocupados en ver quién era el mejor maestro, el mejor predicador, el más ungido, el más exitoso. En ver quién sería el predicador del año, para poder ser tratados como los reyes, como los triunfadores, habiendo perdido de vista la cruz de Cristo.   Y por los problemas que enfrentaba, Corinto era una iglesia orgullosa, carnal, egocéntrica, a la cual Pablo le dedicó más tinta que a ninguna otra iglesia.   Así que Pablo les recordó su llamado, les recordó que su fe no podía estar fundada, en capacidades humanas, en retórica, que no se trata de debate o filosofía, no se trataba de la sabiduría según este mundo, sino en la locura del Evangelio, el que quiera ser el mayor debería convertirse en el menor y en el siervo de todos.   En esta iglesia aprendimos lo importante que es no perder de vista la Palabra de Dios, ya que al desenfocarnos de ella, el siguiente paso es abandonar el camino del amor, dejar a un lado el sentir de Cristo, los cuales no podemos perder de vista, los cuales necesitamos seguir con toda intencionalidad y disciplina, para no caer en orgullo, del egocentrismo, y la autopromoción, como esta iglesia.   Ellos se olvidaron de que eran el cuerpo de Cristo, que existían para traerle gloria, y que todas las bendiciones innumerables que el Señor les había concedido, dones, ministerios, operaciones, tenían ese propósito; olvidaron que el creyente está llamado a morir a sí mismo y a seguir a Cristo, a servir y no a ser servido, a hacer famoso a Cristo y no a sí mismos.   Tan dañino es el orgullo que engañados olvidaron su verdadera identidad y su destino creyéndose el centro del universo, creyéndose dios y creyendo que su destino está aquí y ahora, o que solo tiene estos míseros 70 años para vivir y disfrutar.   Pero, Pablo nos dejó clara nuestra identidad y nuestro destino: si nos decimos creyentes en Cristo Jesús, hemos sido injertados en su cuerpo, nos hemos convertido en la familia de Dios, en ciudadanos de un reino celestial, el cual está por venir físicamente; por lo tanto nuestra ciudadanía no es la de este mundo, y nuestro destino final no lo vamos a encontrar en este mundo.   Estos corintios olvidaron estas dos cosas, por lo cual estaban viviendo una vida egocéntrica, totalmente arraigada a este mundo, por no tener una esperanza eterna. Y así es, mientras menos conscientes estamos de la eternidad, más arraigados estaremos al aquí y el ahora, más centrados en nosotros mismos, por lo tanto viviremos siempre miserables, inseguros, infelices, insatisfechos, por no entender que no fuimos creados y salvados para una eternidad en este mundo, el cual lo último que podría ofrecer es eternidad.   Por eso es que Pablo terminó hablando en esta carta de algo que es básico en la iglesia de Cristo, que es la piedra angular de nuestra fe: la resurrección de los muertos. La iglesia de Cristo, tenemos una esperanza viva, una esperanza eterna, el creyente genuino, no está esperando su mejor vida aquí y ahora. Dios tiene otros planes superiores para los que le aman, y ese plan culmina con la resurrección.   Y vimos cómo en Cristo estamos esperando un cuerpo espiritual glorificado, no un cuerpo terrenal remendado. Cómo nuestra transformación sucederá en un instante y en el momento menos esperado. Y por lo mismo estamos esperando la victoria total sobre la muerte. Finalmente después de todas estas gloriosas verdades, Pablo cierra con algunos principios prácticos los cuales nos enseñan mucho, acerca de cómo poder vivir una vida cristiana eficaz. Por eso yo titulé este mensaje: LOS PRINCIPIOS DE LA VIDA CRISTIANA EFICAZ.   El día de hoy vamos a estar tocando el tópico del dinero, como sabemos en Calvary estudiamos la Palabra de Dios capítulo por capítulo y versículo por versículo, no dejando de lado ningún tema, por más incomodo que parezca; de esa manera encontramos una dieta balanceada para nuestro espíritu, y el día de hoy este es el tema que nos toca.   ¿Sabías que el dinero es uno de los tópicos de los cuales el Señor habló más? El primero de todos fue el infierno, el Señor habló más del infierno aún que del cielo, y otro de sus tópicos fue el dinero, ¿por qué será? ¿Querría Dios enseñarnos a trasquilar ovejas? No lo creo, pero, sí hay una cuestión muy importante y espiritual en lo que concierne a nuestras finanzas.   Qué importante hermanos es el manejo de nuestras finanzas, porque aunque no lo creamos el uso de nuestros recursos muchas de las veces es más espiritual que aún un servicio de adoración en domingo. Veamos entonces porqué esto es así. Y a lo primero que se refiere es a una ofrenda destinada a los creyentes en Jerusalén. Y tenemos nuestro primer punto.   I. Si en verdad eres hijo de un Dios generoso, tu vida manifestará la generosidad de tu Padre. 1 Co 16:1 En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Como sabemos el término “santos” es un nombre que se les da a todos aquellos que hemos creído en el Señor Jesucristo; la santidad no habla de virtud, sino más bien de una posición en la cual Cristo nos puso el día que nacimos de nuevo. Dios nos rescató de las tinieblas y nos ha trasladado a su luz admirable de su amado hijo, Él nos alcanzó, nos rescató, y nos apartó para él. Esta es la palabra santo, la cual significa eso, ser apartado para alguien, somos pertenencia exclusiva del Señor, santidad no tiene que ver con virtud, sino con una posición, con pertenecer. Y en este caso Pablo está hablando de los creyentes de Jerusalén.   Como hoy, en estos tiempos era muy común la pobreza extrema, y al parecer en Jerusalén se estaba dando un tiempo económico muy difícil, podría haber sido por el hambre que un profeta llamado Agabo había profetizado, podría ser simplemente la situación económica del lugar, o la persecución que se estaba dando en contra de la iglesia, ya que por ser cristianos les despojaban de todo, y no les daban trabajo, no sabemos a ciencia cierta, pero el punto es que la iglesia de Jerusalén estaba padeciendo, y Pablo se dedica a recolectar una ofrenda para ellos.   Y Pablo nos dice: hay una manera en la que se deben recoger las ofrendas, y una actitud al ofrendar, en todo debe haber un orden, y en especial cuando hablamos de dinero. En estos primeros cuatro versículos podemos observar varios principios para ofrendar: regularidad, individualidad, proporcionalidad, integridad o poder rendir de cuentas, veamos el primero:   a) El Señor nos llama a dar con regularidad. 1 Co 16:2a Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, Primeramente, regularidad, Pablo nos habla del primer día de la semana, el cual es el domingo; el domingo no es el último día de la semana, ni el lunes el primero, saca eso de tu mente, es el primero, y que hermoso es que comencemos la semana en adoración a nuestro Señor. Ahora, la iglesia de Jesucristo inició en Jerusalén y era conformada por judíos, los cuales se reunían cada sábado, respetando el Sabbat judío.   Pero esto cambió el domingo que el Señor resucitó, de hecho eso significa la palabra domingo, “el día del Señor”. A partir de ese domingo, la iglesia se reunía el primer día de la semana, y ¿quién creen que instauró este día? El Señor mismo. En Juan 20 lo vemos el primer día de la semana resucitado y apareciéndose a los discípulos esa misma noche, y en el versículo 26, los vemos una vez más reunidos y el Señor con ellos. Y a partir de ahí podemos ver la frase “el primer día de la semana” por todo Hechos.   Ese fue el día que el Señor escogió para que nos reuniéramos y le adoremos, aunque cada día de nuestras vidas debería ser una oportunidad para adorarle, para buscarle, para seguirle, pero, en especial el domingo, el día del Señor, el primer día de la semana, es importante parar nuestras vidas para enfocarlas en nuestro salvador, en conocerle, en adorarle, en considerar su voluntad y su bondad, ¿habrá algo más importante en este mundo que reconocer al que sostiene tu vida?   Y lo primero que vemos es esto, regularidad, el Señor nos llama a regularmente estar compartiendo con los demás con lo que él nos ha bendecido; el Señor nos llama a practicar la generosidad, este es un ejercicio que necesitamos estar practicando regularmente para la sanidad de nuestro corazón, para librar nuestro corazón de la codicia, de la avaricia del amor al dinero, dice la Palabra:   1Ti 6:6-10 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.   El problema no es el dinero, es el amor al dinero, Dios es quien nos concede todo lo que tenemos, salud, inteligencia, capacidades para poder ejercer un trabajo, de manera que el principal objetivo del creyente genuino no es acumular dinero o cosas materiales, porque el creyente sabe que su bendición, su provisión, su protección, su valor, su identidad, no vienen de cierta cantidad en el banco, de un seguro médico, de un plan de ahorro para el retiro, de usar cierta marca de ropa o vivir en cierto lugar. Es Dios quien es el proveedor de todas esas cosas, de manera que para el creyente genuino, su más alta prioridad es el Señor, es conocerlo, es conocer su voluntad, es seguirlo, es obedecerlo, es honrarlo.   Porque checa todo lo que produce la avaricia: tentación, la tentación de sentirte autosuficiente y darle la espalda a Dios; lazo, el amor al dinero, la avaricia, la codicia, te esclavizan, porque nunca es suficiente, y siempre quieres más, no acabas de sacar el auto 2014 cuando en junio ya te sacaron el 2015, y viene con luces de alógeno. Por fin pudiste comprar el Iphon 6, pero, ¿qué crees? Ya casi está listo el 6C.   De manera que nunca disfrutas lo que tienes, siempre te falta algo, la codicia te mantiene a ralla, cuando la bendición de disfrutar lo que tienes viene de Dios, cuando la bendición que Dios da ono añade tristeza con ella. Porque el efímero placer que este mundo te da te cuesta muy caro, es padrísimo disfrutar de una pantalla plana, pero los billes mensuales no son tan hermosos y menos cuando se descompone o cuando sale la nueva pantalla con nueva tecnología. Porque es de Dios de quien viene la bendición de disfrutar un atardecer en el porche de tu casa, en el río Misisipi, o en la playa más paradisiaca del mundo. Mis hermanos, la avaricia lejos de traer libertad como te promete, trae mayor esclavitud.   La avaricia trae codicias necias y dañinas las cuales terminan hundiendo y destruyendo esa estabilidad y libertad que engañosamente te prometió. Un auto nuevo, una casa nueva, un estatus social más alto, y te promete: más, más Chuy, más seguro vas a estar, sueño americano Chuy. Y mientras lo estoy consiguiendo tengo una familia hundida en destrucción.   Hijos resentidos con sus padres por haber cambiado tiempo y el amor que requerían por objetos materiales, hombres yendo tras el canto de las sirenas sintiéndose los reyes del mundo menospreciando a sus esposas, otros peleando unos contra otros por poder, por envidia, por competencia, toda obra de la carne a mil, ¿por qué? Por el engaño de las riquezas.   Por eso es tan importante poner en su lugar cada cosa, entiende que el amor al dinero no te va a traer libertad, sino todo lo contrario, por eso deja de vivir para él, deja de ponerlo como tu ídolo, deja de adorarlo, deja atrás todos esos dichos de: “con dinero baila el perro”, o “el dinero no es la felicidad, pero cómo se le parece”. Son engaños que te van a dejar sumido en destrucción y perdición.   Y dice Pablo, gran ganancia es la piedad, es decir, tomar en cuenta a Dios, ponerlo como tu más alta prioridad; y contentamiento, es decir, para estar feliz en este mundo no necesitas mucho, dice Pablo: piedad y contentamiento, son la medicina para la avaricia. Recuerda: nada trajiste a este mundo y sin duda nada te vas a llevar. Deja de estar pensando que más recursos te van a hacer más feliz, o te van a dar más seguridad. Si te da una enfermedad mortal, no va a haber dinero que te alcance para sanarte, mira al fundador de la Apple, todo su dinero no lo salvó.   Hermanos, si hay algo que realmente es espiritual en nosotros, es la manera en la que manejamos nuestras finanzas, con ello realmente demostramos dónde está nuestro corazón, y no solamente hablando del diezmo o las ofrendas, sino la manera en la que gastamos e invertimos nuestros recursos materiales y físicos, incluyendo tiempo y talentos, porque todo esto habla de cómo realmente están formadas mis prioridades, dónde están mis afectos, dónde está mi seguridad, dónde está mi corazón. Es más, en ocasiones es más espiritual el hecho de comprar un auto, que venir y cantar un canto de adoración a la iglesia. ¿Por qué digo esto? Bueno, el Señor nos dice:   Mat 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. (RVR60) Col 3:5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;   La avaricia es idolatría, es creer que el dinero es la solución a todos mis problemas, no mi hermano, la solución a todos tus problemas solo llegará cuando te toque colgar los tenis, pero, mientras tanto, ¿quieres verdaderamente vivir una vida con paz, gozo y esperanza? Toma en cuenta a Dios, hónralo, obedécelo, quitarlo del lugar de más alta prioridad y poner el dinero en su lugar es idolatría.   Y dirás: ¿Pero entonces para qué trabajo? Nada que ver, el principio no es no producir, no trabajar, o no planear, o no ahorrar, el principio es cuida tu corazón, ¿para qué o para quién estás trabajando? ¿Cuál es el objetivo final de lo que percibes? Claro que es una bendición poder trabajar para sostener a los tuyos, además dice la Palabra, el que no trabaja que tampoco coma, pero, sí necesitas pensar cuál es la motivación de lo que haces, si son puras cuestiones temporales, lo que estás haciendo es tirar a la basura bendiciones por las cuales un día se te van a pedir cuentas. Porque tarde o temprano se te pedirán cuentas por todo aquello con lo que el Señor te bendijo.   Porque el propósito final de todo lo que tenemos existe para traerle gloria a Dios, para que un día podamos escuchar de su boca: “buen siervo y fiel, en lo poco fuiste fiel y en lo mucho te pondré”. Ahí es donde toma sentido el porqué levantarse cada mañana e ir y desgastarnos, mucho más que por un simple cheque, o por la casa de tus sueños. Todo lo que tienes, talentos, recursos, familia, etc., si no está sirviendo a este propósito, estás errando en el blanco, y lo estás tirando por la coladera, y finalmente vas a acabar desperdiciando todo lo que se te confió.   Porque aunque no podrás llevarte absolutamente nada, sí puedes vivir para la gloria de Dios, y entonces tus recursos se convierten en inversiones celestiales. No para este mundo, pero, para el venidero. Dice el Señor:   Luc 16:9-13 Aquí está la lección: usen sus recursos mundanos para beneficiar a otros y para hacer amigos. Entonces, cuando esas posesiones terrenales se acaben, ellos les darán la bienvenida a un hogar eterno.10 »Si son fieles en las cosas pequeñas, serán fieles en las grandes. Pero, si son deshonestos en las cosas pequeñas, no actuarán con honradez en las responsabilidades más grandes. 11 Y, si no son confiables con las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas riquezas del cielo? 12 Y, si no son fieles con las cosas de otras personas, ¿por qué se les debería confiar lo que es de ustedes? 13 »Nadie puede servir a dos amos. Pues odiará a uno y amará al otro; será leal a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al dinero». (NTV)   Entiende algo mi hermano, todo lo que piensas tener y dices ser tuyo, no lo es, te lo están prestando, Dios está tratando de enseñarte fidelidad, porque como lo vimos la semana pasada, hay una resurrección, en la cual no vas a estar con un arpa, una aureola, y una bata blanca en las nubes aburrido, por la eternidad, eso es una falsedad. Piénsalo así: con lo complejo que es, Dios creó este mundo en el que vives, pero no solo este mundo, sino el universo, y si el universo mismo es solamente una sombra de aquello que es eterno, imagínate la eternidad de cosas celestiales por hacer, descubrir, administrar.   Esto que dices y que engañado piensas que es lo valioso, un coche, una casa, un viaje, un salario muy grande, no es lo verdaderamente valioso, pregúntale a Roquefeler, aún pregúntale a los grandes de la historia, si no fueron ricos para con Dios, están en una miseria eterna, se fueron con las manos vacías, desnudos, y su cuerpo se pudrió. Las verdaderas riquezas no son estas, las riquezas de este mundo son totalmente inestables y son como agua en tus manos, por más que quieras no las podrás retener, pero, sí las puedes utilizar para la gloria de Dios. Dios te está entrenando con todo lo que tienes para que aprendas a traerle gloria con todo, para que aprendas a ser generoso como él lo es.   No se trata de que trates a Dios como un limosnero dándole lo que te sobra, o como tu socio, esperando que cumpla con su parte del trato, eso no es bíblico; se trata de que le pidas al Señor que le traiga sanidad a tu corazón y que te regale un corazón generoso, bondadoso, porque él es un Dios generoso y bondadoso, no es un Dios mezquino y avaricioso, y si nos decimos hijos de Dios, no podemos ser mezquinos y avariciosos.   Por eso mucho cuidado con la avaricia, vives esclavo del crédito por pretender tener más de lo que necesitas, vives en miseria por retener más de lo que es justo. Mira lo que impresiona al Señor:   Mar 12:41-44 Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. 42 Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. 43 Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; 44 porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.   Ojo, no te estoy manipulando para que me des dinero a mí o a la iglesia, te estoy hablando que es para tu bien, es para el bien de tu corazón, para que tu misma adoración no tenga estorbo. Lo que esta mujer estaba haciendo era mostrar su dependencia de Dios. Lo que esta mujer estaba haciendo era decirle al Señor: estas dos blancas no son mi sustento, mi sustento eres tú Señor.   Y aún con estas dos blancas, las cuales eran la moneda más pequeña, era como dar dos centavos de dólar, pero en estos dos centavos estas mujer pobre le estaba diciendo al Señor: Señor tú eres mi sustento, tú eres mi protector, tú eres mi Dios, tú eres todo lo que mi alma necesita.   Y dirás, bueno pues esa Señora no tenía nada que perder, pero, mira la historia de los reyes de Judá por ejemplo, lo mismo era para ellos, hombres reales, hombres poderosos a cargo de naciones, ¿sabes que los que le trajeron mayor estabilidad a Israel, quien llegó a ser la potencia mundial de su tiempo, no fueron los reyes más inteligentes y capaces? Fueron aquellos que decidieron honrar al Señor con todo su corazón, nunca Israel estuvo más seguro que cuando tuvo a un líder que amaba los caminos de Dios, que le buscaba con todo su corazón, que reconocía su incapacidad y su total dependencia de Dios, que le daba a Dios lo que era de Dios.   Lo mismo es para tu vida y la mía, mi hermano, desengáñate, tu amor al dinero, no te va a salvar, es tu amor al Señor lo que te puede salvar dice la Palabra:   Pro 11:24-25 Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. 25 El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado. Pro 3:9-10 Honra al SEÑOR con tus riquezas y con lo mejor de todo lo que produces. 10 Entonces él llenará tus graneros, y tus tinajas se desbordarán de buen vino. (NTV)   ¿Sabes por qué retienes más de lo que es justo? Ya tienes la respuesta, tu verdadero Dios es el dinero, pero, al contrario, aquel que es generoso como su Padre, aquel que reparte le es añadido más porque es alguien fiel a quien el Señor puede utilizar sabiendo que no se va a enfermar de codicia, sino que va a poder manifestar su amor a aquellos que están en necesidad.   Si eres generoso, Dios va a abrir la llave para que a través de ti puedas bendecir a muchos, y por el contrario, si cierras tu corazón, si eres mezquino, el Señor va a cerrar la llave y vas a vivir en miseria, y no va a haber dinero que te alcance. Un sueldo mayor, solo te va a llevar a compromisos mayores, y tus recursos solo los vas a ver pasar por tus manos, pero nunca te van a satisfacer.   Y tu generosidad no solamente es en la iglesia, sino en toda tu vida, con tu prójimo en general, con los necesitados, tu familia, dice Juan:   1 Jn 3:16-18 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Un rasgo de carácter inequívoco de alguien que realmente le ha entregado su vida al Señor, es la generosidad.   No debemos olvidar que todo lo que Dios nos da tiene un propósito, y si le permitimos a nuestro corazón vivir con avaricia, no solo estaremos desperdiciando, sino que un día nos faltará. Dios permite que tengamos necesidades para que otros las cubran, o nos da en abundancia para ayudar al necesitado y así poder ver el amor de Dios.   b) Nos llama a dar individualmente y con proporcionalidad. 1 Co 16:2a cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado. Ahora, no solo habla de regularidad, sino de individualidad, dice, cada uno, es decir, enseña a tus hijos, cada miembro de tu familia, enséñale a ser generoso, si lo único que ven de ti tus hijos es mezquindad, es lo que ellos van a aprender, y realmente les estás enseñando a ser miserables y avaros.   Y proporcionalidad, aún cuando la Biblia en el NT no nos habla de un porcentaje, sí nos dice, hazlo en proporción a lo que hayas ganado. En el AT se habla del diezmo, de cómo Abraham o Jacob antes de que viniera la ley, le ofrecían al Señor el 10% de sus ganancias. Ya cuando llegó la ley, más que una ofrenda, el diezmo era un impuesto de parte de Dios para sostener el gobierno Levítico de Israel, pero siempre había lugar para las ofrendas, y estas siempre se daban voluntariamente, con un corazón agradecido de todo lo que el Señor les había bendecido.   Esta es la manera en la que el Señor nos invita a dar, no por necesidad, sino por agradecimiento a un Dios por demás generoso. Recuerda a la viuda pobre, nunca se es demasiado pobre como para no dar. Si te das cuenta, el Señor no le dijo: no viudita, tu no, pobrecita, tú estás exenta porque tienes muy poquito. Para nada, él de antemano sabía que él cuidaría de eta mujer, y además el Señor sabe lo valioso que es tener un corazón generoso, y el corazón generoso se cultiva, se entrena. Y una manera en la que yo te propongo que lo hagas, y la cual yo practico desde hace muchos años es esta:   10% de lo que percibo es para el Señor, y eso antes de taxes y demás, simplemente, recibo 100, doy 10. Por ejemplo, mi esposa y yo teníamos un pequeño departamentito en México el cual vendimos cuando nos movimos para Memphis, pues así como recibimos el dinero, dimos el diezmo de lo que nos pagaron por él. Obviamente yo no siempre estuve como pastor, pero, el Señor me enseñó que era una bendición reconocerle como mi proveedor a través del dinero y a la misma vez participar de su reino en la iglesia local. Hasta el día de hoy, mi familia y yodiezmamos y le ofrecemos al Señor de lo que él nos bendice.   Otro 5% puedes apartarlo para honrar a tus padres, el cual es también un mandamiento con promesa, y otro 5% puedes destinarlo para ofrendas a quienes lo necesiten. Paga tus impuestos, no hagas tranzas, no robes al gobierno, de ser posible no te metas en créditos. Vive en tu día, haz un presupuesto claro de cuánto debes, y administra bien lo que recibes. No le debas nada a nadie, sino la deuda del amor, no pidas prestado con el plan de no pagar, eso es robar, en pocas palabras, no seas trácala. Eso no solo habla de tu poca integridad, sino de un corazón enfermo de codicia.   Practica esto, y te aseguro que va a traer a tu corazón sanidad, y por consiguiente a tus finanzas. Pídele al Señor que te muestre dónde está la fuga, dónde está la falla, arrepiéntete y camina, tú verás el resultado. Recuerda, es para tu bien, el Señor va a tener cuidado de su iglesia, de sus siervos, él es bueno, no está en quiebra, él no nos necesita, pero, nosotros necesitamos un corazón generoso que nos traiga verdadera libertad. Si tienes una situación financiera difícil, checa primero que nada estos principios, tal vez has sembrado demasiada avaricia, o tal vez ni siquiera has puesto cuidado en lo importante y espiritual que son tus recursos. Y por último:   c) Nos llama a ser íntegros y a ser cuidadosos de dónde ponemos nuestro dinero. 1 Co 16:2c guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. Me encanta poder ver algo en este versículo, nunca deberíamos hacer el centro de nuestro servicio de adoración el dinero; yo he estado en lugares donde literalmente recogen dinero por horas, y la Palabra de Dios, si es que le podemos llamar así, son 15 o 20 minutos máximo. Los recursos son de Dios, él edifica su iglesia, lo que él levanta, él lo sostendrá y si él no sostiene algo, es mejor dejarlo morir que comenzar a darle vida artificial, lo cual solo va a cansar a todo mundo.   Si tienes tiempo congregándote con nosotros, te darás cuenta de que los únicos momentos en los que enseñamos a cerca de estos principios es cuando la Biblia los menciona, pero, el centro de nuestra adoración es Cristo y su Palabra, es adorarlo, es reconocerlo como nuestro Salvador. Estos principios yo solamente los dejo en tu corazón para que los medites, pero, es entre el Señor y tú, obedécelo y podrás ver los beneficios, desobedécelo y también verás las consecuencias. Pero, me encanta ver a Pablo: “cuando yo llegue, simplemente haremos lo que siempre haremos, enfocarnos en el Señor, los que dieron, dieron y lo que se junto, se juntó. Finalmente, Dios es fiel y bueno y bueno en gran manera”. Y sigue Pablo:   1 Co 16:3 Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén. 1 Co 16:4 Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo. Es una responsabilidad mía y de cada creyente identificar a aquellos que son íntegros y confiables, no se trata solamente de: “pues yo doy y allá que el Señor los juzgue”. No mis hermanos, es una gran mentira el decir: “no juzgue hermano”. Eso más bien suena a no se meta conmigo hermano, que le importa, déjeme pecar y desobedecer a gusto.   No, si bien el Señor nos llama a no condenar a otros pecando, por no considerarnos a nosotros mismos, sintiéndonos mejores que los demás, el Señor si nos llama a estar alertas y a ser responsables. Si es evidente que el liderazgo de una iglesia está lleno de obras de la carne y de despilfarro, necesito orar a Dios y preguntarle si ese es el lugar donde yo debería estar y el lugar al que yo debería estar soportando con mis recursos. Por el contrario, si es evidente la bendición del Señor, y un liderazgo honesto y responsable, puedes descansar y soportar a tu iglesia con confianza e integridad.   Porque definitivamente es el liderazgo de la iglesia el encargado de administrar los recursos de Dios, eso es bíblico, pero, el liderazgo necesita ser capaz de rendir cuentas con su estilo de vida, mostrando integridad y un carácter cristiano, delante de Dios y de su iglesia. Por ejemplo en nuestra iglesia tenemos una mesa directiva hasta ahora conformada por dos ancianos y por el pastor, en la cual buscamos al Señor en oración para que nos de dirección con respecto a las finanzas y a la dirección de la iglesia, en la cual oramos para que el Señor nos provea de hombres temerosos de Dios y esta mesa directiva pueda crecer.   Pero, en Calvary entendemos que esta es la iglesia de Cristo, no es la iglesia del Pastor Chuy, o del pastor Jhon, o de Calvary Chapel, es la iglesia de Cristo, y lo que estamos manejando son los recursos del Señor. Por ejemplo, yo tengo un sueldo que fue determinado por la mesa directiva, y el resto de los recursos es administrado por esta mesa. No es bíblico que el pastor solo esté a cargo del dinero en la iglesia y que nadie le pida cuentas.   Como pastor de esta iglesia, yo no cuento ofrendas, tres de nuestros hermanos lo hacen, yo procuro orar por cada uno de ustedes, pero sí debes saber que lo poco o lo mucho con lo que el Señor bendice a Calvary procuramos manejarlo con temor de Dios, con integridad y con diligencia. Ahora continuemos con el siguiente punto.   II. Necesitamos saber que hemos sido llamados y dejar de estar solamente emocionados. a) El que está llamado está en el partido, el emocionando es solo un espectador. 1 Co 16:5 Iré a vosotros, cuando haya pasado por Macedonia, pues por Macedonia tengo que pasar. Aquí podemos ver dos cosas de parte de Pablo, en primer lugar su visión, su diligencia y fidelidad hacia la obra. Podemos ver siempre en Pablo que está viendo hacia adelante, siempre buscando bendecir y llegar a lugares donde nadie más había llegado a compartir el Evangelio, o a edificar las iglesias ya plantadas.   Esto es algo muy importante mis hermanos, nuestro servicio al Señor necesita esta misma motivación. Alguien que está llamado es alguien que está no solo dispuesto, sino que está disponible. Difícilmente el Señor le dará dirección a alguien que está sentado sin hacer nada. Imagínate un automóvil, el Señor le puede dar dirección al volante, pero, si el auto no está yendo a ningún lado, no importa si el volante está poniendo a las llantas en la dirección correcta.   De la misma manera en nuestras vidas hermanos, el Señor nos ha rescatado de nuestras tinieblas a su luz admirable, pero, también nos ha llamado a servirle y a servirnos unos a otros en amor, la vida cristiana es de esfuerzo, de perseverancia, mis hermanos, como la iglesia de Cristo tenemos una comisión:   Mat 28:18-20 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. (RVR60)   Como la iglesia de Jesucristo tenemos dos objetivos: evangelizar y discipular, y esto es lo que Pablo tenía en su mente y en su corazón en todo tiempo, nosotros por igual somos llamados a tener esta visión.   Constantemente necesitamos estar viendo hacia adelante, disponernos y aún planear; como ya lo hemos dicho antes, la vida cristiana no es para los vagos, necesitamos poner todo nuestro ser al servicio del Señor. Por ejemplo si recuerdas a Nehemías, aún antes de ir a reconstruir las murallas en Jerusalén, él ya había buscado al Señor y había hecho provisión para su viaje y para lo que él pensaba necesitaría.   Nosotros por igual, en Calvary tenemos en mente una cosa: Hch 2:42, 47 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones… 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.   Perseverar en estas cuatro cosas, ser transformados a través de la Palabra, ser equipados a través del Espíritu Santo y funcionar como una iglesia sana y poderosa en el Espíritu. El Señor nos ha equipado para ser sus testigos, dice en Hechos: Hch 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.   Necesitamos ser testigos del amor de Cristo en nuestro Jerusalén, es decir nuestro círculo más cercano familia y amistades, de ahí salir a Judea, podríamos hablar de nuestro vecindario o nuestra ciudad, ir a Samaria, aún fuera de la ciudad y del estado y lo último de la tierra. Hermanos, hay mucho por hacer, y no es un trabajo de uno solo, sino de un cuerpo el cual el Señor ha equipado para hacerlo.   Yo se que el Señor está haciendo una obra en ustedes, y que frente a mí tengo Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros, yo se que el Señor les ha equipado con diversos dones, ministerios y operaciones, para llevar a cabo la obra del ministerio. Mi tarea es equiparte, es llevarte a los pies de Cristo y reconocer en ti aquello con lo que Dios te ha equipado, ¿cómo lo reconoceré, porque vienes y me echas un rollo? Pastor yo soy el próximo Billy Graham, no ¿sabes cómo?   Por tu fidelidad, por tu trabajo, como ya lo dije, difícilmente sabrás si el Señor te ha llamado a hacer algo si nunca te dispones a comenzar y solo estás criticando desde tu asiento, ¿estás viendo una necesidad? Probablemente el Señor te está llamando a cubrirla. ¿Cada vez que estás en un hospital, sientes una carga enorme por compartir el Evangelio, por orar por los enfermos y por las familias de los enfermos? Quizá Dios te quiera llamar a servirlo en esta área. ¿Cada vez que vez un homless o a alguien en la calle sientes una carga muy fuerte por orar por esa persona, por compartirle de tu comida o darle tu ropa? Quizá Dios te esté llamando en esa área.   Dices: como que los Jóvenes en esta iglesia necesitan algún estudio para ellos, un ministerio. Quizá por igual, el Señor te esté llamando. Pero, créeme, si ni siquiera has tenido la fidelidad de terminar navegantes, tus tiempos devocionales son nulos, tu vida de oración, si bien te va, tres palabras antes de comenzar a roncar: “gracias por este día bbr en el nombre de Jesús ZZZZZZ”. Tú no estás siendo llamado, pueda que estés emocionado, pero no llamado, estás escuchando a tus tripas, a tu estómago, y no al Señor.   Porque la diferencia entre un llamado y un emocionado es que el que está emocionado a la primer prueba va a cuitear, en el momento en el que no tenga la atención que estaba buscando, o el agradecimiento, o quizá el éxito o el dinero que esperaba, en el momento que se vea que se trata de trabajar, y trabajar muy duro, y muchas veces para personas que no lo van a agradecer, en ese momento va a renunciar si sus expectativas no son alcanzadas.   Al contrario del que está llamado, no importa si no se le abrió una puerta, ya está listo para la otra, no importa si hay escasez o hay abundancia, no importa si hay éxito o no, si hay atención o no la hay, el llamado sabe quién lo llamó y entiende dónde está su recompensa, pero, también su responsabilidad.   Mi hermano, no seas de los que están pitando, baja y empuja, y si estás en constante y fiel servicio, de pronto verás cómo el Señor te va a abrir puertas para servirlo. Dios llama a los que están en amor y fidelidad sirviendo al Señor, él no te va a llamar si estás siempre en tu área de confort: “yo sirvo, pero vengan por mí”, “yo ayudo, pero hoy no porque hace mucho frío y estoy cansado, mejor mañana”, “¿El jueves, si ese día es el futbol, si ese día juega el Santos?”. MI hermano, si no eres fiel en lo poco, ¿cómo el Señor te dará más?   No mis hermanos, Dios utilizó grandemente a Pablo porque él no solo estuvo dispuesto, sino disponible, y siempre andaba con el auto en marcha, obviamente en oración, buscando al Señor, pero caminando, de esa manera, el Señor lo pudo dirigir. Y sigue:   b) El que está llamado, planea, pero, a la misma vez está flexible, dispuesto a la guía del Espíritu Santo. 1 Co 16:6 Y podrá ser que me quede con vosotros, o aún pase el invierno, para que vosotros me encaminéis a donde haya de ir. Es decir Pablo estaba determinado, pero a la misma vez estaba flexible. Hay un principio de ministerio de Calvary que me encanta: “Bienaventurados los flexibles porque no serán quebrantados”. Mis hermanos necesitamos estar listos, dispuestos, disponibles, pero, a la misma vez flexibles, dispuestos al cambio a última hora, dispuestos a ver al Señor en toda circunstancia. Como lo dijo Santiago:   Stg 4:13-17 Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero». 14 ¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana? La vida de ustedes es como la neblina del amanecer: aparece un rato y luego se esfuma. 15 Lo que deberían decir es: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello». 16 De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes, y semejante jactancia es maligna. 17 Recuerden que es pecado saber lo que se debe hacer y luego no hacerlo. (NTV)   Planear sin tomar en cuenta a Dios es Jactancia, en ningún momento el Señor nos puso como los capitanes del barco, él es el capitán, su Palabra es el mapa, su Espíritu Santo es el guía. Él tiene todo el derecho de cambiar los planes sin previo aviso, la flexibilidad no es señal de debilidad o de desorganización, sino de humildad, de dependencia del Señor. Ahora Santiago termina diciendo es pecado saber hacer lo bueno y no hacerlo, es decir, hay cosas que ni siquiera tienes que planear u orar o pensar, simplemente hazlas.   c) El que está llamado sabe que es delante de Dios de quien debe salir aprobado. 1 Co 16:7 Porque no quiero veros ahora de paso, pues espero estar con vosotros algún tiempo, si el Señor lo permite.1 Co 16:8 Pero estaré en Éfeso hasta Pentecostés; Otra cosa que vemos aquí es un total compromiso de Pablo con las labores que el Señor le encomendó, Pablo no dejaba nada a medias y más tratándose de la obra del Señor. Y es un principio que nosotros necesitamos seguir hermanos. No debemos menospreciar la obra del Señor, no debemos tratarla al ahí se va. Si debemos ser diligentes en nuestro trabajo y tener un buen testimonio para con nuestros superiores, cuánto más para el Señor. Recuerden mis hermanos, lo que hacemos, lo estamos haciendo para el Señor; me gusta lo que Pablo le dijo a Timoteo:   2 Ti 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. Es delante de Dios de quien nos debe estar preocupando estar aprobados, si bien es importante tener un buen testimonio delante de nuestros hermanos, nunca debemos olvidar que es el Señor nuestro principal crítico. Pregunta a aquellos que ya han estado con nosotros a lo largo de estos tres años, hasta el día de hoy yo procuro prepararme lo mejor posible al predicar la Palabra de Dios, lo hacía cuando éramos unos cuantos en la sala de Viky y Pacho, y lo sigo haciendo igual hoy, porque yo sé que mi principal auditorio es el Señor, y él se ha presentado cada día que yo he predicado su Palabra.   Es a él al que le tiene que agradar lo que estoy haciendo, y este lugar podría estar vacío, pero, si yo vengo con un corazón sincero a servir a mi Señor, yo sé que él está en estas bancas, y eso me basta para procurar con diligencia que él no encuentre algo en mi predicación que me haga sentir avergonzado, sino aprobado. Piénsalo así la próxima vez que te presentes para servir al Señor en cualquier área en la iglesia y te darás cuenta de lo importante que es presentarte al Señor aprobado, porque al final es a él a quien quieres agradar, ¿o no? ¿Es a él a quien quieres sacarle una gran sonrisa y las palabras: bien mí amado siervo estás siendo fiel en lo poco en lo mucho te pondré?   d) El que está llamado sabe que la oposición es una oportunidad para ver la mano de Dios y no un obstáculo que para la obra. 1 Co 16:9 porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios. Es muy importante recordar varias cosas, 1º En el NT cada vez que se habla de puertas abiertas o cerradas, tiene que ver siempre con la obra del ministerio y con el reino de Dios, nunca son situaciones personales. 2º Es muy importante hacer diferencia entre una puerta cerrada y la oposición. Me encanta ver cómo Pablo veía una puerta grande y poderosa, activa, y aún así había muchos enemigos, pero, los enemigos lejos de intimidar a Pablo, para él era una Señal de que estaba en el lugar correcto.   Yo creo que debemos preocuparnos cuando estamos haciendo algo y no pasa nada, dijo un hombre llama do Campbell Morgan: “Si usted no tiene oposición en el lugar donde sirve, es que está sirviendo en el lugar equivocado” Cuando más oposición hay es porque más bendición habrá. Esto es algo importante mis hermanos, el diablo nunca nos lo va a dejar fácil y el Señor siempre va a dejar lugar para la fe, para que confiemos, y dependamos por completo en él y necesitamos estar listos.   Si vemos a Pablo en Éfeso, Pablo no la pasó bien, Éfeso era un lugar lleno de idolatría, de libertinaje y vicio sexual, de ocultismo, satanismo, superstición, racismo. Pablo fue expulsado de la sinagoga, y tuvo que enseñar en la escuela de uno llamado Tirano. Pablo más adelante le escribió a los mismos corintios de su estancia en Éfeso:   2 Co 1:8-10 Amados hermanos, pensamos que tienen que estar al tanto de las dificultades que hemos atravesado en la provincia de Asia. Fuimos oprimidos y agobiados más allá de nuestra capacidad de aguantar y hasta pensamos que no saldríamos con vida. 9 De hecho, esperábamos morir. Pero, como resultado, dejamos de confiar en nosotros mismos y aprendimos a confiar sólo en Dios, quien resucita a los muertos. 10 Y efectivamente él nos rescató del peligro mortal y volverá a hacerlo de nuevo. Hemos depositado nuestra confianza en Dios, y él seguirá rescatándonos. El que está llamado la oposición y la prueba aumenta su fe, su resistencia, le lleva a depender del Señor, no así el emocionado, que cuitea a la primera. Pero, podemos ver la obra tan hermosa que el Señor le permitió a Pablo ver en la iglesia de Éfeso. Nosotros debemos aprender a ver más allá de la oposición y no olvidar que es una buena señal, y es una oportunidad para confiar en el Señor y no en nosotros mismos, pero, no debemos olvidar que una puerta abierta no significa que todo sea de color de rosa. Hay adversarios, y son poderosos y deslamados, pero, dice el Señor mayor es el que está en ustedes que el que está en el mundo, confíen porque yo he vencido al mundo.   e) El que está llamado sabe que es un simple siervo del Señor y consiervo de sus hermanos. 1 Co 16:10 Y si llega Timoteo, mirad que esté con vosotros con tranquilidad, porque él hace la obra del Señor así como yo. 1 Co 16:11 Por tanto, nadie le tenga en poco, sino encaminadle en paz, para que venga a mí, porque le espero con los hermanos. Puedo ver otra cosa en este versículo, Timoteo no parecía ser un hombre de mucha presencia física, y probablemente tampoco lo era su actitud, Pablo le escribió a los Corintios lo mismo que también Pablo le escribió a Timoteo más tarde:   1 Ti 4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 2 Ti 1:3-9 Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; 4 deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 6 Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, 9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos.   Al parecer la presencia de Timoteo no era muy imponente y delante de estos corintios que se sentían la última coca cola del desierto, Pablo tenía que pedirles que no lo menospreciaran. Y me llama la atención que Pablo aún así lo envía, porque no se trata de presencia, o de capacidad sino de fidelidad. Y checa cómo Pablo les dice: Timoteo hace la obra del Señor igual que yo, en otras palabras, recíbanle como me recibirían a mí. Porque él es también un siervo del Señor.   Y es parte de lo que hemos venido aprendiendo, el verdadero siervo de Dios no es jactancioso, es humilde y entiende que no fue puesto para ser tratado como rey, sino que sabe que vino a servir, el siervo de Dios debe saber que está para eso, para hacer muchas de las veces el trabajo que nadie está dispuesto a hacer, a seguir los pasos de su Señor, quien vino a servir y no a ser servido. Porque Pablo bien pudo haber medido a Timoteo con prejuicios mundanos, y haber dicho:   Este Timoteo, es un buen muchacho, y se ve que ama al Señor, pero, no me va a hacer ver bien a mí, como que no le veo madera de Líder, ¿quién lo va a respetar? No mi hermano, entiende que Dios no está buscando madera de líder en ti, está buscando a gente con corazón de siervo, a un siervo inútil en el cual pueda manifestar su poder, y Pablo sabía esto. Y tenemos el contraste:   1 Co 16:12 Acerca del hermano Apolos, mucho le rogué que fuese a vosotros con los hermanos, mas de ninguna manera tuvo voluntad de ir por ahora; pero irá cuando tenga oportunidad. Por un lado estos hermanos de Corinto podrían haber menospreciado a Timoteo, pero a Apolos lo podrían haber idolatrado. La Palabra de Dios nos lo presenta como un predicador elocuente, y si recordamos en los primeros capítulos, Apolos tenía un club de fans en la iglesia de Corinto, de manera que probablemente por eso se niega a ir.   Y este también es un buen rasgo de carácter, porque mientras Timoteo corría el riesgo de ser menospreciado, fue dispuesto a sufrir el agravio, y Apolos corría el riesgo de ser tentado al tratarlo como un rock star, sin embargo Apolos no estuvo dispuesto a hacerlo. ¿Qué harían muchos de los supuestos siervos de hoy en día? Por eso es importante nunca quitar nuestra mirada de Cristo y no ponerla en los hombres, siempre buscar su guía, ya que el Señor hace las cosas al revés de cómo nosotros las haríamos.   Otra cosa que podemos ver es cómo había compañerismo entre ellos, más sin embargo no había interdependencia; Pablo no le dice: Apolos sujétate porque yo soy el apóstol Pablo. No, Pablo respeta la decisión de Apolos, porque al final Pablo mismo sabía que Apolos era un hombre de Dios y que si se estaba negando era porque Apolos mismo ya había orado al respecto. No debemos olvidar que quien guía a la iglesia es el Espíritu Santo, es su Palabra, si bien el Señor ha dejado a sus siervos para que presidamos, y la sujeción es una señal inequívoca de madurez espiritual, no debemos dejar de lado que cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de buscar la guía del Espíritu Santo por igual.   En otras palabras, en lugar de decirte: has esto o aquello, yo te diría: ¿por qué no oras para ver si el Señor te está guiando a hacer esto o aquello? Y si el Señor te lo confirma podrías comenzarlo, y si el Señor te prospera, él te lo estaría confirmando. De la misma manera, estás sintiendo carga por algún servicio o ministerio, comienza orando y acércate a mí para que yo también ore y me lo confirme, si sentimos paz los dos, comienza a hacerlo, y si el Señor lo prospera, es que él lo está confirmando. Recuerda somos un cuerpo, Dios ha puesto los miembros donde él quiso y Dios me ha puesto para servirte y poder ayudarte a encontrar tu lugar en el cuerpo. III. La clave para no convertirse en una iglesia carnal, egocéntrica y orgullosa. a) Necesitas estar despierto, estar firme, comportarte como un hombre, esforzarte y andar en amor. 1 Co 16:13 Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. Pablo les dice a los corintios, por favor despierten, no estén dormidos, estamos en guerra, nuestro adversario el diablo es un depredador despiadado, nuestra carne es débil y necesita estar siendo sometida constantemente al Espíritu. Recuerden hermanos, nunca estamos estacionados, o estamos creciendo en el Señor, o estamos cayendo en el engaño y al final a la apostasía.   Necesitamos estar bien despiertos, y no solo eso, sino el contraste, necesitamos estar firmes, en la fe, esta Palabra también significa perseverar, quedarse, no moverse de lugar, y el lugar es Cristo, es la fe, la Palabra de Dios, el Evangelio que ya vimos con detenimiento, el cual hemos creído, pero, requieres de toda tu atención, de toda tu mente, todas tus fuerzas. Estos corintios abandonaron la Palabra de Dios por filosofía humana y esto los llevó al punto del fracaso, por eso deberíamos estar siempre velando en la Palabra y permaneciendo firmes en la fe.   Y dice Pablo pórtense varonilmente, es decir, actúen como hombres, como verdaderos hombres de Dios; Pablo no está diciendo pórtense como machitos, no, ya vimos que el machismo no es bíblico, pero comportarnos como hombres, significa seguir los pasos del más hombre de todos: Jesucristo, quien vivió para amar, para servir, para sacrificarse por los demás, dando su vida por los demás. Así nosotros, portarnos varonilmente significa esto, andar en amor, en sacrificio y servicio, dando nuestras vidas por los demás, lavando a nuestras esposas, instruyendo a nuestros hijos, no siendo irresponsables con el lugar de siervos que el Señor nos ha dado aún en su iglesia.   Ya vimos que es una vergüenza que una iglesia esté siendo movida por mujeres, no porque no sean capaces, mujeres preciosas su servicio es invaluable, pero si están solas, ¿dónde están los varones quienes deberían portar la imagen de Cristo? Estos hombres de Corinto habían abandonado su lugar de cabezas de hogar y andaban poniéndose velo, tomando un lugar que no les correspondía. Mi hermano, recuerda, tu responsabilidad no solo es traer dinero a tu hogar, principalmente es proveer para las necesidades espirituales en tu hogar, tú eres el responsable de cuidar tu casa, de ser el primero en estar de rodillas, el que procura los devocionales, los tiempos de oración, el que se levanta temprano y dice: esposa, hijos, hijas, es domingo es hora de levantarse e ir a la iglesia.   Tú eres quien se pone de rodillas cada mañana, quien prioriza y pone a Dios en el lugar más alto de sus prioridades. Por eso dice Pablo esfuércense, fortalézcanse, dice Pablo a los Efesios:   Efe 6:10-12 Una palabra final: sean fuertes en el Señor y en su gran poder. 11 Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo. 12 Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales. (NTV) Hombre si tú no te levantas a defender tu hogar, hay quien está levantado para hacerlo pedazos, para robarte a tus hijos e hijas, para desbaratar tu matrimonio, para que nunca llegues a dar fruto y seas útil para el reino de Dios. Pórtate como hombre, como un hombre de Dios, toma tu lugar en la presencia del Señor, y deja que él te fortalezca.   Esta es tu prioridad más alta, busca a tu Señor cada día, no seas necio, no seas sordo, no seas negligente, si no eres fiel en lo poco, jamás lo serás en lo mucho, por eso antes de pensar en servir en la iglesia, asegúrate de que estás siendo un siervo fiel del Señor en tu hogar, un hombre de verdad que se levanta por su familia que la ama en verdad con el amor de Dios. Por eso dice Pablo:   1 Co 16:14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor. No con orgullo, no por vanagloria o competencia, no porque te sientes menos y quieres ser alguien, sino por amor, el amor ágape, un amor incondicional. Que este amor sea la motivación de cada cosa que haces en tu hogar, en tu trabajo, en la iglesia.   b) Necesitas voluntariamente vivir para amar y servir. 1 Co 16:15 Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos. Podemos ver unos principios interesantes en esta familia, 1º Esta familia fueron los primeros que se convirtieron cuando Pablo llegó a esa región de Grecia. Es muy importante obedecer al Señor y tirar las redes, nosotros no podemos saber a quién Dios le dará vida y en qué momento, a nosotros no nos toca convertir a nadie ni darle crecimiento a nadie, pero sí nos toca ser responsables siendo testigos fieles para nuestro Señor.   Otro punto importante es que esta familia se dedicó al servicio de los santos. Esta palabra “se dedicó” indica en que ellos no esperaron a tener un nombramiento o cierta ordenación oficial de parte de la iglesia, sino que de su iniciativa propia decidieron dedicarse a servir a sus hermanos y ponerse en esa posición de amor y servicio.   Me encanta que en Calvary Chapel ese es otro principio de ministerio, no es el nombramiento el que da el ministerio, sino que el nombramiento simplemente reconoce lo que ya el Espíritu Santo estaba haciendo de antemano en alguna persona. Como lo dijo Santiago el que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado. No necesitas un permiso especial, o un nombramiento rimbombante para amar, para darte a los demás, simplemente hazlo, si tu motivación es el amor de Cristo, haz todo lo que esté a la mano para hacerlo, no dudes nunca si se trata de que con una motivación pura ames y sirvas a tus hermanos. Te aseguro que un amor puro, no producirá sino buenas cosas en ti y en los que te rodean, y te estarás pareciendo a tu Padre celestial.   c) Necesitas sujetarte y reconocer a aquellos que así ayudan y trabajan. 1 Co 16:16 Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan. Lo siguiente es sujétate a personas como estas, a gente que está ayudando y trabajando con esta motivación. Mis hermanos, este es un principio que siempre estoy mencionando, el liderazgo no se impone, se gana. La sujeción se impone de la cabeza hacia el cuerpo, sino al revés la sujeción viene de abajo hacia arriba, el que está abajo reconoce y se sujeta a quien le preside.   Me encanta no está diciendo impongan su autoridad y no dejen que nadie se les suba a las barbas, no, Pablo no se dirige al liderazgo, se dirige a la iglesia, porque en la iglesia más que líderes necesitamos siervos. Así como nuestro Señor nos lo mandó: aquel que quiera ser el mayor, que se haga el menor y el siervo de todos. ¿Quieres ser respetado en la iglesia? Con un corazón limpio comienza a amar y a servir. En Calvary no esperes jamás un nombramiento de a dedazo para que todo el mundo te diga: “Aguas, cuádrese todo el mundo ahí viene, el líder y pastor de escobas y trapeadores”.   No mi hermano, en la iglesia de Cristo no se trata de nombramientos que apelan a tu carne y te hacen sentir importante, se trata de amar y de servir, así que no te quejes si nadie te pela, probablemente lo último que estás manifestando es un verdadero amor y servicio.   El Evangelio de la cruz, de la humillación, del servicio sacrificial, de morir para vivir, perder para ganar, es una locura para este mundo, mientras que la filosofía de este mundo está diseñada para inflar nuestro orgullo y engañarnos, haciéndonos creer que somos lo que no somos y que tenemos lo que no tenemos, que somos dios y que Dios es nuestro chalán. Y sigue Pablo:   1 Co 16:17 Me regocijo con la venida de Estéfanas, de Fortunato y de Acaico, pues ellos han suplido vuestra ausencia. 1 Co 16:18 Porque confortaron mi espíritu y el vuestro; reconoced, pues, a tales personas. Qué descanso es ver a gente comprometida con el Señor, con su Palabra, gente confiable que ha respondido al amor de Cristo en sus vidas, es un verdadero vaso de agua fresca en el desierto tener este tipo de personas cuando la iglesia se empieza a llenar de murmuración, chismes, divisiones y carnalidad. En medio de este caos es hermoso y confortante poder ver a alguien obedeciendo con todo su corazón al Señor.   Por eso dice Pablo reconozcan a tales personas, aprécienlas, aprendan a hacer una diferencia entre los falsos hermanos y aquellos que son sinceras. Reconócelas, imítalas y sujétate a ellas, por eso decía Pablo: “asóciense con los humildes”, que se les pegue. Y por consiguiente aléjense de los orgullosos, de los soberbios, ellos no te convienen. Dice la Palabra:   Pro 16:19 Mejor es humillar el espíritu con los humildes que repartir despojos con los soberbios. Isa 57:15a Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu. Definitivamente alguien que ama, que sirve, que se sacrifica, que mira a los demás como superiores a sí mismo, es alguien que tiene el sentir de Cristo, quien se humilló a sí mismo tomando forma de siervo. En la iglesia, alguien orgulloso definitivamente no es a quien deberías sujetarte, ni a quien deberías reconocer.   d) Necesitamos buscar una comunión sincera y santa en un amor fraternal. 1 Co 16:19 Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor. El compañerismo en la iglesia es algo hermoso, yo lo he comprobado, no importa en qué parte del mundo estemos, si nos encontramos con otros hermanos en Cristo, nos reconocemos, qué importante hermanos es tener en nuestro corazón y en nuestra mente y oraciones, no solo nuestra iglesia, sino cada iglesia que exalta el nombre de Jesucristo y enseña su Palabra. Nuestros hermanos perseguidos, las iglesias en nuestro país, somos parte de una gran familia. Y sigue Pablo:   1 Co 16:20 Os saludan todos los hermanos. Saludaos los unos a los otros con ósculo santo. Pablo no está poniendo un mandato legalista de que todos los cristianos deberían saludarse de beso, como lo hacemos los latinos. Los gabachos por ejemplo, no lo acostumbran. Más bien la idea de Pablo es exprésense un amor santo, exprésense un afecto santo, respetuoso, pero que sea externo, y visible.   Gracias a Dios porque aquí en Calvary si hay algo que es evidente, es el amor entre hermanos y eso es algo hermoso, es visible el amor fraternal y la comunión, y yo sé que es algo que surge de nuestra comunión con la Palabra, con la oración, con el Señor, de manera que se da. Sigamos procurando una comunión profunda con el Señor, porque si descuidamos nuestra comunión con el Señor tengan por seguro que el amor se convertirá en chismes, envidia y murmuración. Por eso dice Pablo que sea santo. Y concluimos: IV. El Señor viene pronto, necesitas estar listo. 1 Co 16:21 Yo, Pablo, os escribo esta salutación de mi propia mano. En casi todas sus cartas Pablo utilizó a una persona a quien él le dictaba lo que el Espíritu Santo le iba inspirando, pero, por lo regular él escribía el saludo final. Pero, me parece interesante su saludo. En otras cartas Pablo da una doxología, o más instrucciones, pero, en esta ocasión y yo creo que por el tipo de problemas que se estaban dando en esta iglesia Pablo concluye:   1 Co 16:22 El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene. Pablo utiliza varias palabras interesantes en su saludo final, 1º Si alguien no muestra un amor fraternal por el Señor, un amor fileo, aún como el de Pedro, quien le negó, pero que cuando el Señor le confrontó fue capaz de reconocer que su amor no era perfecto para con él, pero, que aún así le amaba, con un amor imperfecto, pero, le amaba, y el Señor lo sabe.   Pero, se sincero, ¿le amas en verdad o sigues empedernidamente amándote a ti mismo y a este mundo? Hasta el día en que seamos glorificados y el pecado deje de estar en nosotros, le amaremos a la perfección, pero el verdadero creyente no se revuelca en el pecado como cochino en el lodo, el verdadero cristiano aborrece su pecado, no lo disfruta, y anhela la comunión plena con su Señor.   Y Pablo dice aquel que no tiene este amor por el Señor sea anatema, es decir, maldito, destinado a la maldición y a la destrucción. ¿Por qué? Porque solo Cristo es la provisión para nuestros pecados, solo Cristo es el único camino al Padre, él es el Salvador del mundo y aquellos que le rechazan simplemente no tienen esperanza. Y este mundo le ha rechazado, dice la Palabra:   Stg 4:4 ¡Adúlteros!* ¿No se dan cuenta de que la amistad con el mundo los convierte en enemigos de Dios? Lo repito: si alguien quiere ser amigo del mundo, se hace enemigo de Dios. (NTV) Y así como no puedes amar a Dios y a las riquezas, de la misma manera, no puedes decir que amas al mundo y amas a Dios, necesitas hacer una decisión, no puedes estar a la mitad, el Señor dijo:   Mat 10:32-33 A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. 33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. (NTV)   Y Pablo utiliza una expresión que nosotros necesitamos tener tatuada en nuestro corazón: “Maranata”, el Señor viene, y esta iglesia de Corinto, llena de falsos creyentes, Pablo les hace una invitación al arrepentimiento. Mi hermano, ¿le amas? Dijo el Señor en Juan:   Jua 14:21, 23, 24 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él... 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. Pablo más adelante les diría a los corintios:   2 Co 13:5 Examínense para saber si su fe es genuina. Pruébense a sí mismos. Sin duda saben que Jesucristo está entre ustedes; de no ser así, ustedes han reprobado el examen de la fe genuina. (NTV)   Y ¿te digo algo mi amigo? Si te examinas y encuentras que tu fe no es genuina, no tengas miedo a reconocerlo porque por mucho que tu pretendas engañarte, a Dios no lo vas a engañar, y el viene pronto, mejor hoy asegúrate de que tu fe es genuina, arrepiéntete y comienza a caminar en el Señor. Si no le amas, no tienes porqué permanecer anatema, conoce hoy su amor, para que en respuesta le puedas amar, porque nosotros le amamos porque él nos amó primero.   Reconoce que eres pecador, deja de justificarte con tu pasado, o con tu entorno, o con lo que sea, si eres un ser humano eres pecador y eres digno de muerte, y solo a través de Jesucristo puedes encontrar el perdón de tus pecados y la salvación eterna, porque él murió por ti en esa cruz para que no tengas tú que sufrir el castigo eterno, él resucitó dándote libertad y la victoria.   Pero, necesitas entregarle tu vida y hacerlo el Señor de tu vida, necesitas decidir caminar con él y recibirlo como tu Señor y tu Salvador abandonando tu antigua manera de vivir, reconociendo que esa mala manera de vivir fue la que llevó a Cristo a la cruz, reconociendo que tus pecados, tus errores, y no los de alguien más contra ti, son los que condenaron a Cristo en la cruz, y son los que te llevarán a ti a ser anatema si no lo reconoces, reconoce que todas las cosas terribles que hayas podido vivir son por causa de este pecado.   Arrepiéntete, cambia tu manera de pensar con respecto a ti mismo y con respecto a Dios, deja de justificarte y justifica a Dios, solo hay uno bueno, solo hay un creador y ese creador tiene todo el derecho de juzgarte y de condenarte, porque él es el dueño y Señor de todo, pero que no quiere que te pierdas, sino que te arrepientas para que pueda darte el perdón de pecados y la vida eterna. Y cierra Pablo:   1 Co 16:23 La gracia del Señor Jesucristo esté con vosotros. 1 Co 16:24 Mi amor en Cristo Jesús esté con todos vosotros. Amén. La gracia del Señor, y su amor, gracia es darte lo que no mereces y que nunca ni en el sueño más guajiro podrías recibir. Gracia, la influencia divina sobre el corazón del ser humano y su reflejo en la vida práctica. Gracia, todo el amor de Dios, todo su poder e influencia para ser transformado, para ser limpiado, para poder llegar a ser un verdadero hijo de Dios, porque no todos somos hijos de Dios, no caigas en esa mentira, solo aquellos que le reciben y que creen en su nombre, aquellos que él mismo les da vida. Si escuchas hoy su voz no endurezcas tu corazón y recíbele. Recordemos hermanos que cada uno de nosotros vivimos en nuestro Corinto, y también estamos llamados a no ser influenciados por él, sino a alumbrarlo con la luz de Cristo en nosotros.
WatchNotesDownloadDateTitle
  • Nov 9, 20141 Corintios 16 Los principios de la vida cristiana eficáz
    Nov 9, 2014
    1 Corintios 16 Los principios de la vida cristiana eficáz

    LOS PRINCIPIOS DE LA VIDA CRISTIANA EFICAZ

    1 Corintios 16

    Hermanos, llegamos al último capítulo de esta carta a la iglesia de Corinto, una iglesia singular por el lugar donde estaba, una ciudad tan estratégicamente ubicada, que era un centro mercantil muy importante, y a la misma vez altamente corrupto en su moral, famosa por su depravación, disolución y corrupción.   Por lo mismo esta ciudad se ganó sus propios refranes, así como hoy en día Las Vegas, “la ciudad del pecado”, o “lo que sucede en las Vegas, se queda en las Vegas”, así había un refrán con connotación sexual que decía: “No a todos les es dado visitar Corinto”. Y hasta se ganó su propia definición de fornicación, la gente para referirse a la disolución ya no decía fornicar, sino Corintear o Corintizar, o “hacer el corinto”.   No solo exportaba disolución, sino humanismo, materialismo, una filosofía por demás secular y mundana. En un ambiente como este era donde la iglesia de Corinto nació, y donde se desenvolvía, y a donde el Señor quiso mostrar su misericordia y su gracia, trayendo la medicina a los enfermos y no a los sanos.   El problema de la iglesia de Corinto, era que lejos de influenciar el ambiente que le rodeaba, el ambiente que le rodeaba la influenció a ella, y se impregnó de la filosofía mundana que le rodeaba, la filosofía del más capaz, del más exitoso, del más famoso, etc. Una iglesia tibia, donde los líderes lejos de estar siendo un ejemplo de servicio, estaban ocupados en ver quién era el mejor maestro, el mejor predicador, el más ungido, el más exitoso. En ver quién sería el predicador del año, para poder ser tratados como los reyes, como los triunfadores, habiendo perdido de vista la cruz de Cristo.   Y por los problemas que enfrentaba, Corinto era una iglesia orgullosa, carnal, egocéntrica, a la cual Pablo le dedicó más tinta que a ninguna otra iglesia.   Así que Pablo les recordó su llamado, les recordó que su fe no podía estar fundada, en capacidades humanas, en retórica, que no se trata de debate o filosofía, no se trataba de la sabiduría según este mundo, sino en la locura del Evangelio, el que quiera ser el mayor debería convertirse en el menor y en el siervo de todos.   En esta iglesia aprendimos lo importante que es no perder de vista la Palabra de Dios, ya que al desenfocarnos de ella, el siguiente paso es abandonar el camino del amor, dejar a un lado el sentir de Cristo, los cuales no podemos perder de vista, los cuales necesitamos seguir con toda intencionalidad y disciplina, para no caer en orgullo, del egocentrismo, y la autopromoción, como esta iglesia.   Ellos se olvidaron de que eran el cuerpo de Cristo, que existían para traerle gloria, y que todas las bendiciones innumerables que el Señor les había concedido, dones, ministerios, operaciones, tenían ese propósito; olvidaron que el creyente está llamado a morir a sí mismo y a seguir a Cristo, a servir y no a ser servido, a hacer famoso a Cristo y no a sí mismos.   Tan dañino es el orgullo que engañados olvidaron su verdadera identidad y su destino creyéndose el centro del universo, creyéndose dios y creyendo que su destino está aquí y ahora, o que solo tiene estos míseros 70 años para vivir y disfrutar.   Pero, Pablo nos dejó clara nuestra identidad y nuestro destino: si nos decimos creyentes en Cristo Jesús, hemos sido injertados en su cuerpo, nos hemos convertido en la familia de Dios, en ciudadanos de un reino celestial, el cual está por venir físicamente; por lo tanto nuestra ciudadanía no es la de este mundo, y nuestro destino final no lo vamos a encontrar en este mundo.   Estos corintios olvidaron estas dos cosas, por lo cual estaban viviendo una vida egocéntrica, totalmente arraigada a este mundo, por no tener una esperanza eterna. Y así es, mientras menos conscientes estamos de la eternidad, más arraigados estaremos al aquí y el ahora, más centrados en nosotros mismos, por lo tanto viviremos siempre miserables, inseguros, infelices, insatisfechos, por no entender que no fuimos creados y salvados para una eternidad en este mundo, el cual lo último que podría ofrecer es eternidad.   Por eso es que Pablo terminó hablando en esta carta de algo que es básico en la iglesia de Cristo, que es la piedra angular de nuestra fe: la resurrección de los muertos. La iglesia de Cristo, tenemos una esperanza viva, una esperanza eterna, el creyente genuino, no está esperando su mejor vida aquí y ahora. Dios tiene otros planes superiores para los que le aman, y ese plan culmina con la resurrección.   Y vimos cómo en Cristo estamos esperando un cuerpo espiritual glorificado, no un cuerpo terrenal remendado. Cómo nuestra transformación sucederá en un instante y en el momento menos esperado. Y por lo mismo estamos esperando la victoria total sobre la muerte. Finalmente después de todas estas gloriosas verdades, Pablo cierra con algunos principios prácticos los cuales nos enseñan mucho, acerca de cómo poder vivir una vida cristiana eficaz. Por eso yo titulé este mensaje: LOS PRINCIPIOS DE LA VIDA CRISTIANA EFICAZ.   El día de hoy vamos a estar tocando el tópico del dinero, como sabemos en Calvary estudiamos la Palabra de Dios capítulo por capítulo y versículo por versículo, no dejando de lado ningún tema, por más incomodo que parezca; de esa manera encontramos una dieta balanceada para nuestro espíritu, y el día de hoy este es el tema que nos toca.   ¿Sabías que el dinero es uno de los tópicos de los cuales el Señor habló más? El primero de todos fue el infierno, el Señor habló más del infierno aún que del cielo, y otro de sus tópicos fue el dinero, ¿por qué será? ¿Querría Dios enseñarnos a trasquilar ovejas? No lo creo, pero, sí hay una cuestión muy importante y espiritual en lo que concierne a nuestras finanzas.   Qué importante hermanos es el manejo de nuestras finanzas, porque aunque no lo creamos el uso de nuestros recursos muchas de las veces es más espiritual que aún un servicio de adoración en domingo. Veamos entonces porqué esto es así. Y a lo primero que se refiere es a una ofrenda destinada a los creyentes en Jerusalén. Y tenemos nuestro primer punto.   I. Si en verdad eres hijo de un Dios generoso, tu vida manifestará la generosidad de tu Padre. 1 Co 16:1 En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Como sabemos el término “santos” es un nombre que se les da a todos aquellos que hemos creído en el Señor Jesucristo; la santidad no habla de virtud, sino más bien de una posición en la cual Cristo nos puso el día que nacimos de nuevo. Dios nos rescató de las tinieblas y nos ha trasladado a su luz admirable de su amado hijo, Él nos alcanzó, nos rescató, y nos apartó para él. Esta es la palabra santo, la cual significa eso, ser apartado para alguien, somos pertenencia exclusiva del Señor, santidad no tiene que ver con virtud, sino con una posición, con pertenecer. Y en este caso Pablo está hablando de los creyentes de Jerusalén.   Como hoy, en estos tiempos era muy común la pobreza extrema, y al parecer en Jerusalén se estaba dando un tiempo económico muy difícil, podría haber sido por el hambre que un profeta llamado Agabo había profetizado, podría ser simplemente la situación económica del lugar, o la persecución que se estaba dando en contra de la iglesia, ya que por ser cristianos les despojaban de todo, y no les daban trabajo, no sabemos a ciencia cierta, pero el punto es que la iglesia de Jerusalén estaba padeciendo, y Pablo se dedica a recolectar una ofrenda para ellos.   Y Pablo nos dice: hay una manera en la que se deben recoger las ofrendas, y una actitud al ofrendar, en todo debe haber un orden, y en especial cuando hablamos de dinero. En estos primeros cuatro versículos podemos observar varios principios para ofrendar: regularidad, individualidad, proporcionalidad, integridad o poder rendir de cuentas, veamos el primero:   a) El Señor nos llama a dar con regularidad. 1 Co 16:2a Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, Primeramente, regularidad, Pablo nos habla del primer día de la semana, el cual es el domingo; el domingo no es el último día de la semana, ni el lunes el primero, saca eso de tu mente, es el primero, y que hermoso es que comencemos la semana en adoración a nuestro Señor. Ahora, la iglesia de Jesucristo inició en Jerusalén y era conformada por judíos, los cuales se reunían cada sábado, respetando el Sabbat judío.   Pero esto cambió el domingo que el Señor resucitó, de hecho eso significa la palabra domingo, “el día del Señor”. A partir de ese domingo, la iglesia se reunía el primer día de la semana, y ¿quién creen que instauró este día? El Señor mismo. En Juan 20 lo vemos el primer día de la semana resucitado y apareciéndose a los discípulos esa misma noche, y en el versículo 26, los vemos una vez más reunidos y el Señor con ellos. Y a partir de ahí podemos ver la frase “el primer día de la semana” por todo Hechos.   Ese fue el día que el Señor escogió para que nos reuniéramos y le adoremos, aunque cada día de nuestras vidas debería ser una oportunidad para adorarle, para buscarle, para seguirle, pero, en especial el domingo, el día del Señor, el primer día de la semana, es importante parar nuestras vidas para enfocarlas en nuestro salvador, en conocerle, en adorarle, en considerar su voluntad y su bondad, ¿habrá algo más importante en este mundo que reconocer al que sostiene tu vida?   Y lo primero que vemos es esto, regularidad, el Señor nos llama a regularmente estar compartiendo con los demás con lo que él nos ha bendecido; el Señor nos llama a practicar la generosidad, este es un ejercicio que necesitamos estar practicando regularmente para la sanidad de nuestro corazón, para librar nuestro corazón de la codicia, de la avaricia del amor al dinero, dice la Palabra:   1Ti 6:6-10 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.   El problema no es el dinero, es el amor al dinero, Dios es quien nos concede todo lo que tenemos, salud, inteligencia, capacidades para poder ejercer un trabajo, de manera que el principal objetivo del creyente genuino no es acumular dinero o cosas materiales, porque el creyente sabe que su bendición, su provisión, su protección, su valor, su identidad, no vienen de cierta cantidad en el banco, de un seguro médico, de un plan de ahorro para el retiro, de usar cierta marca de ropa o vivir en cierto lugar. Es Dios quien es el proveedor de todas esas cosas, de manera que para el creyente genuino, su más alta prioridad es el Señor, es conocerlo, es conocer su voluntad, es seguirlo, es obedecerlo, es honrarlo.   Porque checa todo lo que produce la avaricia: tentación, la tentación de sentirte autosuficiente y darle la espalda a Dios; lazo, el amor al dinero, la avaricia, la codicia, te esclavizan, porque nunca es suficiente, y siempre quieres más, no acabas de sacar el auto 2014 cuando en junio ya te sacaron el 2015, y viene con luces de alógeno. Por fin pudiste comprar el Iphon 6, pero, ¿qué crees? Ya casi está listo el 6C.   De manera que nunca disfrutas lo que tienes, siempre te falta algo, la codicia te mantiene a ralla, cuando la bendición de disfrutar lo que tienes viene de Dios, cuando la bendición que Dios da ono añade tristeza con ella. Porque el efímero placer que este mundo te da te cuesta muy caro, es padrísimo disfrutar de una pantalla plana, pero los billes mensuales no son tan hermosos y menos cuando se descompone o cuando sale la nueva pantalla con nueva tecnología. Porque es de Dios de quien viene la bendición de disfrutar un atardecer en el porche de tu casa, en el río Misisipi, o en la playa más paradisiaca del mundo. Mis hermanos, la avaricia lejos de traer libertad como te promete, trae mayor esclavitud.   La avaricia trae codicias necias y dañinas las cuales terminan hundiendo y destruyendo esa estabilidad y libertad que engañosamente te prometió. Un auto nuevo, una casa nueva, un estatus social más alto, y te promete: más, más Chuy, más seguro vas a estar, sueño americano Chuy. Y mientras lo estoy consiguiendo tengo una familia hundida en destrucción.   Hijos resentidos con sus padres por haber cambiado tiempo y el amor que requerían por objetos materiales, hombres yendo tras el canto de las sirenas sintiéndose los reyes del mundo menospreciando a sus esposas, otros peleando unos contra otros por poder, por envidia, por competencia, toda obra de la carne a mil, ¿por qué? Por el engaño de las riquezas.   Por eso es tan importante poner en su lugar cada cosa, entiende que el amor al dinero no te va a traer libertad, sino todo lo contrario, por eso deja de vivir para él, deja de ponerlo como tu ídolo, deja de adorarlo, deja atrás todos esos dichos de: “con dinero baila el perro”, o “el dinero no es la felicidad, pero cómo se le parece”. Son engaños que te van a dejar sumido en destrucción y perdición.   Y dice Pablo, gran ganancia es la piedad, es decir, tomar en cuenta a Dios, ponerlo como tu más alta prioridad; y contentamiento, es decir, para estar feliz en este mundo no necesitas mucho, dice Pablo: piedad y contentamiento, son la medicina para la avaricia. Recuerda: nada trajiste a este mundo y sin duda nada te vas a llevar. Deja de estar pensando que más recursos te van a hacer más feliz, o te van a dar más seguridad. Si te da una enfermedad mortal, no va a haber dinero que te alcance para sanarte, mira al fundador de la Apple, todo su dinero no lo salvó.   Hermanos, si hay algo que realmente es espiritual en nosotros, es la manera en la que manejamos nuestras finanzas, con ello realmente demostramos dónde está nuestro corazón, y no solamente hablando del diezmo o las ofrendas, sino la manera en la que gastamos e invertimos nuestros recursos materiales y físicos, incluyendo tiempo y talentos, porque todo esto habla de cómo realmente están formadas mis prioridades, dónde están mis afectos, dónde está mi seguridad, dónde está mi corazón. Es más, en ocasiones es más espiritual el hecho de comprar un auto, que venir y cantar un canto de adoración a la iglesia. ¿Por qué digo esto? Bueno, el Señor nos dice:   Mat 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. (RVR60) Col 3:5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;   La avaricia es idolatría, es creer que el dinero es la solución a todos mis problemas, no mi hermano, la solución a todos tus problemas solo llegará cuando te toque colgar los tenis, pero, mientras tanto, ¿quieres verdaderamente vivir una vida con paz, gozo y esperanza? Toma en cuenta a Dios, hónralo, obedécelo, quitarlo del lugar de más alta prioridad y poner el dinero en su lugar es idolatría.   Y dirás: ¿Pero entonces para qué trabajo? Nada que ver, el principio no es no producir, no trabajar, o no planear, o no ahorrar, el principio es cuida tu corazón, ¿para qué o para quién estás trabajando? ¿Cuál es el objetivo final de lo que percibes? Claro que es una bendición poder trabajar para sostener a los tuyos, además dice la Palabra, el que no trabaja que tampoco coma, pero, sí necesitas pensar cuál es la motivación de lo que haces, si son puras cuestiones temporales, lo que estás haciendo es tirar a la basura bendiciones por las cuales un día se te van a pedir cuentas. Porque tarde o temprano se te pedirán cuentas por todo aquello con lo que el Señor te bendijo.   Porque el propósito final de todo lo que tenemos existe para traerle gloria a Dios, para que un día podamos escuchar de su boca: “buen siervo y fiel, en lo poco fuiste fiel y en lo mucho te pondré”. Ahí es donde toma sentido el porqué levantarse cada mañana e ir y desgastarnos, mucho más que por un simple cheque, o por la casa de tus sueños. Todo lo que tienes, talentos, recursos, familia, etc., si no está sirviendo a este propósito, estás errando en el blanco, y lo estás tirando por la coladera, y finalmente vas a acabar desperdiciando todo lo que se te confió.   Porque aunque no podrás llevarte absolutamente nada, sí puedes vivir para la gloria de Dios, y entonces tus recursos se convierten en inversiones celestiales. No para este mundo, pero, para el venidero. Dice el Señor:   Luc 16:9-13 Aquí está la lección: usen sus recursos mundanos para beneficiar a otros y para hacer amigos. Entonces, cuando esas posesiones terrenales se acaben, ellos les darán la bienvenida a un hogar eterno.10 »Si son fieles en las cosas pequeñas, serán fieles en las grandes. Pero, si son deshonestos en las cosas pequeñas, no actuarán con honradez en las responsabilidades más grandes. 11 Y, si no son confiables con las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas riquezas del cielo? 12 Y, si no son fieles con las cosas de otras personas, ¿por qué se les debería confiar lo que es de ustedes? 13 »Nadie puede servir a dos amos. Pues odiará a uno y amará al otro; será leal a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al dinero». (NTV)   Entiende algo mi hermano, todo lo que piensas tener y dices ser tuyo, no lo es, te lo están prestando, Dios está tratando de enseñarte fidelidad, porque como lo vimos la semana pasada, hay una resurrección, en la cual no vas a estar con un arpa, una aureola, y una bata blanca en las nubes aburrido, por la eternidad, eso es una falsedad. Piénsalo así: con lo complejo que es, Dios creó este mundo en el que vives, pero no solo este mundo, sino el universo, y si el universo mismo es solamente una sombra de aquello que es eterno, imagínate la eternidad de cosas celestiales por hacer, descubrir, administrar.   Esto que dices y que engañado piensas que es lo valioso, un coche, una casa, un viaje, un salario muy grande, no es lo verdaderamente valioso, pregúntale a Roquefeler, aún pregúntale a los grandes de la historia, si no fueron ricos para con Dios, están en una miseria eterna, se fueron con las manos vacías, desnudos, y su cuerpo se pudrió. Las verdaderas riquezas no son estas, las riquezas de este mundo son totalmente inestables y son como agua en tus manos, por más que quieras no las podrás retener, pero, sí las puedes utilizar para la gloria de Dios. Dios te está entrenando con todo lo que tienes para que aprendas a traerle gloria con todo, para que aprendas a ser generoso como él lo es.   No se trata de que trates a Dios como un limosnero dándole lo que te sobra, o como tu socio, esperando que cumpla con su parte del trato, eso no es bíblico; se trata de que le pidas al Señor que le traiga sanidad a tu corazón y que te regale un corazón generoso, bondadoso, porque él es un Dios generoso y bondadoso, no es un Dios mezquino y avaricioso, y si nos decimos hijos de Dios, no podemos ser mezquinos y avariciosos.   Por eso mucho cuidado con la avaricia, vives esclavo del crédito por pretender tener más de lo que necesitas, vives en miseria por retener más de lo que es justo. Mira lo que impresiona al Señor:   Mar 12:41-44 Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. 42 Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. 43 Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; 44 porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.   Ojo, no te estoy manipulando para que me des dinero a mí o a la iglesia, te estoy hablando que es para tu bien, es para el bien de tu corazón, para que tu misma adoración no tenga estorbo. Lo que esta mujer estaba haciendo era mostrar su dependencia de Dios. Lo que esta mujer estaba haciendo era decirle al Señor: estas dos blancas no son mi sustento, mi sustento eres tú Señor.   Y aún con estas dos blancas, las cuales eran la moneda más pequeña, era como dar dos centavos de dólar, pero en estos dos centavos estas mujer pobre le estaba diciendo al Señor: Señor tú eres mi sustento, tú eres mi protector, tú eres mi Dios, tú eres todo lo que mi alma necesita.   Y dirás, bueno pues esa Señora no tenía nada que perder, pero, mira la historia de los reyes de Judá por ejemplo, lo mismo era para ellos, hombres reales, hombres poderosos a cargo de naciones, ¿sabes que los que le trajeron mayor estabilidad a Israel, quien llegó a ser la potencia mundial de su tiempo, no fueron los reyes más inteligentes y capaces? Fueron aquellos que decidieron honrar al Señor con todo su corazón, nunca Israel estuvo más seguro que cuando tuvo a un líder que amaba los caminos de Dios, que le buscaba con todo su corazón, que reconocía su incapacidad y su total dependencia de Dios, que le daba a Dios lo que era de Dios.   Lo mismo es para tu vida y la mía, mi hermano, desengáñate, tu amor al dinero, no te va a salvar, es tu amor al Señor lo que te puede salvar dice la Palabra:   Pro 11:24-25 Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. 25 El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado. Pro 3:9-10 Honra al SEÑOR con tus riquezas y con lo mejor de todo lo que produces. 10 Entonces él llenará tus graneros, y tus tinajas se desbordarán de buen vino. (NTV)   ¿Sabes por qué retienes más de lo que es justo? Ya tienes la respuesta, tu verdadero Dios es el dinero, pero, al contrario, aquel que es generoso como su Padre, aquel que reparte le es añadido más porque es alguien fiel a quien el Señor puede utilizar sabiendo que no se va a enfermar de codicia, sino que va a poder manifestar su amor a aquellos que están en necesidad.   Si eres generoso, Dios va a abrir la llave para que a través de ti puedas bendecir a muchos, y por el contrario, si cierras tu corazón, si eres mezquino, el Señor va a cerrar la llave y vas a vivir en miseria, y no va a haber dinero que te alcance. Un sueldo mayor, solo te va a llevar a compromisos mayores, y tus recursos solo los vas a ver pasar por tus manos, pero nunca te van a satisfacer.   Y tu generosidad no solamente es en la iglesia, sino en toda tu vida, con tu prójimo en general, con los necesitados, tu familia, dice Juan:   1 Jn 3:16-18 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Un rasgo de carácter inequívoco de alguien que realmente le ha entregado su vida al Señor, es la generosidad.   No debemos olvidar que todo lo que Dios nos da tiene un propósito, y si le permitimos a nuestro corazón vivir con avaricia, no solo estaremos desperdiciando, sino que un día nos faltará. Dios permite que tengamos necesidades para que otros las cubran, o nos da en abundancia para ayudar al necesitado y así poder ver el amor de Dios.   b) Nos llama a dar individualmente y con proporcionalidad. 1 Co 16:2a cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado. Ahora, no solo habla de regularidad, sino de individualidad, dice, cada uno, es decir, enseña a tus hijos, cada miembro de tu familia, enséñale a ser generoso, si lo único que ven de ti tus hijos es mezquindad, es lo que ellos van a aprender, y realmente les estás enseñando a ser miserables y avaros.   Y proporcionalidad, aún cuando la Biblia en el NT no nos habla de un porcentaje, sí nos dice, hazlo en proporción a lo que hayas ganado. En el AT se habla del diezmo, de cómo Abraham o Jacob antes de que viniera la ley, le ofrecían al Señor el 10% de sus ganancias. Ya cuando llegó la ley, más que una ofrenda, el diezmo era un impuesto de parte de Dios para sostener el gobierno Levítico de Israel, pero siempre había lugar para las ofrendas, y estas siempre se daban voluntariamente, con un corazón agradecido de todo lo que el Señor les había bendecido.   Esta es la manera en la que el Señor nos invita a dar, no por necesidad, sino por agradecimiento a un Dios por demás generoso. Recuerda a la viuda pobre, nunca se es demasiado pobre como para no dar. Si te das cuenta, el Señor no le dijo: no viudita, tu no, pobrecita, tú estás exenta porque tienes muy poquito. Para nada, él de antemano sabía que él cuidaría de eta mujer, y además el Señor sabe lo valioso que es tener un corazón generoso, y el corazón generoso se cultiva, se entrena. Y una manera en la que yo te propongo que lo hagas, y la cual yo practico desde hace muchos años es esta:   10% de lo que percibo es para el Señor, y eso antes de taxes y demás, simplemente, recibo 100, doy 10. Por ejemplo, mi esposa y yo teníamos un pequeño departamentito en México el cual vendimos cuando nos movimos para Memphis, pues así como recibimos el dinero, dimos el diezmo de lo que nos pagaron por él. Obviamente yo no siempre estuve como pastor, pero, el Señor me enseñó que era una bendición reconocerle como mi proveedor a través del dinero y a la misma vez participar de su reino en la iglesia local. Hasta el día de hoy, mi familia y yodiezmamos y le ofrecemos al Señor de lo que él nos bendice.   Otro 5% puedes apartarlo para honrar a tus padres, el cual es también un mandamiento con promesa, y otro 5% puedes destinarlo para ofrendas a quienes lo necesiten. Paga tus impuestos, no hagas tranzas, no robes al gobierno, de ser posible no te metas en créditos. Vive en tu día, haz un presupuesto claro de cuánto debes, y administra bien lo que recibes. No le debas nada a nadie, sino la deuda del amor, no pidas prestado con el plan de no pagar, eso es robar, en pocas palabras, no seas trácala. Eso no solo habla de tu poca integridad, sino de un corazón enfermo de codicia.   Practica esto, y te aseguro que va a traer a tu corazón sanidad, y por consiguiente a tus finanzas. Pídele al Señor que te muestre dónde está la fuga, dónde está la falla, arrepiéntete y camina, tú verás el resultado. Recuerda, es para tu bien, el Señor va a tener cuidado de su iglesia, de sus siervos, él es bueno, no está en quiebra, él no nos necesita, pero, nosotros necesitamos un corazón generoso que nos traiga verdadera libertad. Si tienes una situación financiera difícil, checa primero que nada estos principios, tal vez has sembrado demasiada avaricia, o tal vez ni siquiera has puesto cuidado en lo importante y espiritual que son tus recursos. Y por último:   c) Nos llama a ser íntegros y a ser cuidadosos de dónde ponemos nuestro dinero. 1 Co 16:2c guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. Me encanta poder ver algo en este versículo, nunca deberíamos hacer el centro de nuestro servicio de adoración el dinero; yo he estado en lugares donde literalmente recogen dinero por horas, y la Palabra de Dios, si es que le podemos llamar así, son 15 o 20 minutos máximo. Los recursos son de Dios, él edifica su iglesia, lo que él levanta, él lo sostendrá y si él no sostiene algo, es mejor dejarlo morir que comenzar a darle vida artificial, lo cual solo va a cansar a todo mundo.   Si tienes tiempo congregándote con nosotros, te darás cuenta de que los únicos momentos en los que enseñamos a cerca de estos principios es cuando la Biblia los menciona, pero, el centro de nuestra adoración es Cristo y su Palabra, es adorarlo, es reconocerlo como nuestro Salvador. Estos principios yo solamente los dejo en tu corazón para que los medites, pero, es entre el Señor y tú, obedécelo y podrás ver los beneficios, desobedécelo y también verás las consecuencias. Pero, me encanta ver a Pablo: “cuando yo llegue, simplemente haremos lo que siempre haremos, enfocarnos en el Señor, los que dieron, dieron y lo que se junto, se juntó. Finalmente, Dios es fiel y bueno y bueno en gran manera”. Y sigue Pablo:   1 Co 16:3 Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén. 1 Co 16:4 Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo. Es una responsabilidad mía y de cada creyente identificar a aquellos que son íntegros y confiables, no se trata solamente de: “pues yo doy y allá que el Señor los juzgue”. No mis hermanos, es una gran mentira el decir: “no juzgue hermano”. Eso más bien suena a no se meta conmigo hermano, que le importa, déjeme pecar y desobedecer a gusto.   No, si bien el Señor nos llama a no condenar a otros pecando, por no considerarnos a nosotros mismos, sintiéndonos mejores que los demás, el Señor si nos llama a estar alertas y a ser responsables. Si es evidente que el liderazgo de una iglesia está lleno de obras de la carne y de despilfarro, necesito orar a Dios y preguntarle si ese es el lugar donde yo debería estar y el lugar al que yo debería estar soportando con mis recursos. Por el contrario, si es evidente la bendición del Señor, y un liderazgo honesto y responsable, puedes descansar y soportar a tu iglesia con confianza e integridad.   Porque definitivamente es el liderazgo de la iglesia el encargado de administrar los recursos de Dios, eso es bíblico, pero, el liderazgo necesita ser capaz de rendir cuentas con su estilo de vida, mostrando integridad y un carácter cristiano, delante de Dios y de su iglesia. Por ejemplo en nuestra iglesia tenemos una mesa directiva hasta ahora conformada por dos ancianos y por el pastor, en la cual buscamos al Señor en oración para que nos de dirección con respecto a las finanzas y a la dirección de la iglesia, en la cual oramos para que el Señor nos provea de hombres temerosos de Dios y esta mesa directiva pueda crecer.   Pero, en Calvary entendemos que esta es la iglesia de Cristo, no es la iglesia del Pastor Chuy, o del pastor Jhon, o de Calvary Chapel, es la iglesia de Cristo, y lo que estamos manejando son los recursos del Señor. Por ejemplo, yo tengo un sueldo que fue determinado por la mesa directiva, y el resto de los recursos es administrado por esta mesa. No es bíblico que el pastor solo esté a cargo del dinero en la iglesia y que nadie le pida cuentas.   Como pastor de esta iglesia, yo no cuento ofrendas, tres de nuestros hermanos lo hacen, yo procuro orar por cada uno de ustedes, pero sí debes saber que lo poco o lo mucho con lo que el Señor bendice a Calvary procuramos manejarlo con temor de Dios, con integridad y con diligencia. Ahora continuemos con el siguiente punto.   II. Necesitamos saber que hemos sido llamados y dejar de estar solamente emocionados. a) El que está llamado está en el partido, el emocionando es solo un espectador. 1 Co 16:5 Iré a vosotros, cuando haya pasado por Macedonia, pues por Macedonia tengo que pasar. Aquí podemos ver dos cosas de parte de Pablo, en primer lugar su visión, su diligencia y fidelidad hacia la obra. Podemos ver siempre en Pablo que está viendo hacia adelante, siempre buscando bendecir y llegar a lugares donde nadie más había llegado a compartir el Evangelio, o a edificar las iglesias ya plantadas.   Esto es algo muy importante mis hermanos, nuestro servicio al Señor necesita esta misma motivación. Alguien que está llamado es alguien que está no solo dispuesto, sino que está disponible. Difícilmente el Señor le dará dirección a alguien que está sentado sin hacer nada. Imagínate un automóvil, el Señor le puede dar dirección al volante, pero, si el auto no está yendo a ningún lado, no importa si el volante está poniendo a las llantas en la dirección correcta.   De la misma manera en nuestras vidas hermanos, el Señor nos ha rescatado de nuestras tinieblas a su luz admirable, pero, también nos ha llamado a servirle y a servirnos unos a otros en amor, la vida cristiana es de esfuerzo, de perseverancia, mis hermanos, como la iglesia de Cristo tenemos una comisión:   Mat 28:18-20 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. (RVR60)   Como la iglesia de Jesucristo tenemos dos objetivos: evangelizar y discipular, y esto es lo que Pablo tenía en su mente y en su corazón en todo tiempo, nosotros por igual somos llamados a tener esta visión.   Constantemente necesitamos estar viendo hacia adelante, disponernos y aún planear; como ya lo hemos dicho antes, la vida cristiana no es para los vagos, necesitamos poner todo nuestro ser al servicio del Señor. Por ejemplo si recuerdas a Nehemías, aún antes de ir a reconstruir las murallas en Jerusalén, él ya había buscado al Señor y había hecho provisión para su viaje y para lo que él pensaba necesitaría.   Nosotros por igual, en Calvary tenemos en mente una cosa: Hch 2:42, 47 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones… 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.   Perseverar en estas cuatro cosas, ser transformados a través de la Palabra, ser equipados a través del Espíritu Santo y funcionar como una iglesia sana y poderosa en el Espíritu. El Señor nos ha equipado para ser sus testigos, dice en Hechos: Hch 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.   Necesitamos ser testigos del amor de Cristo en nuestro Jerusalén, es decir nuestro círculo más cercano familia y amistades, de ahí salir a Judea, podríamos hablar de nuestro vecindario o nuestra ciudad, ir a Samaria, aún fuera de la ciudad y del estado y lo último de la tierra. Hermanos, hay mucho por hacer, y no es un trabajo de uno solo, sino de un cuerpo el cual el Señor ha equipado para hacerlo.   Yo se que el Señor está haciendo una obra en ustedes, y que frente a mí tengo Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros, yo se que el Señor les ha equipado con diversos dones, ministerios y operaciones, para llevar a cabo la obra del ministerio. Mi tarea es equiparte, es llevarte a los pies de Cristo y reconocer en ti aquello con lo que Dios te ha equipado, ¿cómo lo reconoceré, porque vienes y me echas un rollo? Pastor yo soy el próximo Billy Graham, no ¿sabes cómo?   Por tu fidelidad, por tu trabajo, como ya lo dije, difícilmente sabrás si el Señor te ha llamado a hacer algo si nunca te dispones a comenzar y solo estás criticando desde tu asiento, ¿estás viendo una necesidad? Probablemente el Señor te está llamando a cubrirla. ¿Cada vez que estás en un hospital, sientes una carga enorme por compartir el Evangelio, por orar por los enfermos y por las familias de los enfermos? Quizá Dios te quiera llamar a servirlo en esta área. ¿Cada vez que vez un homless o a alguien en la calle sientes una carga muy fuerte por orar por esa persona, por compartirle de tu comida o darle tu ropa? Quizá Dios te esté llamando en esa área.   Dices: como que los Jóvenes en esta iglesia necesitan algún estudio para ellos, un ministerio. Quizá por igual, el Señor te esté llamando. Pero, créeme, si ni siquiera has tenido la fidelidad de terminar navegantes, tus tiempos devocionales son nulos, tu vida de oración, si bien te va, tres palabras antes de comenzar a roncar: “gracias por este día bbr en el nombre de Jesús ZZZZZZ”. Tú no estás siendo llamado, pueda que estés emocionado, pero no llamado, estás escuchando a tus tripas, a tu estómago, y no al Señor.   Porque la diferencia entre un llamado y un emocionado es que el que está emocionado a la primer prueba va a cuitear, en el momento en el que no tenga la atención que estaba buscando, o el agradecimiento, o quizá el éxito o el dinero que esperaba, en el momento que se vea que se trata de trabajar, y trabajar muy duro, y muchas veces para personas que no lo van a agradecer, en ese momento va a renunciar si sus expectativas no son alcanzadas.   Al contrario del que está llamado, no importa si no se le abrió una puerta, ya está listo para la otra, no importa si hay escasez o hay abundancia, no importa si hay éxito o no, si hay atención o no la hay, el llamado sabe quién lo llamó y entiende dónde está su recompensa, pero, también su responsabilidad.   Mi hermano, no seas de los que están pitando, baja y empuja, y si estás en constante y fiel servicio, de pronto verás cómo el Señor te va a abrir puertas para servirlo. Dios llama a los que están en amor y fidelidad sirviendo al Señor, él no te va a llamar si estás siempre en tu área de confort: “yo sirvo, pero vengan por mí”, “yo ayudo, pero hoy no porque hace mucho frío y estoy cansado, mejor mañana”, “¿El jueves, si ese día es el futbol, si ese día juega el Santos?”. MI hermano, si no eres fiel en lo poco, ¿cómo el Señor te dará más?   No mis hermanos, Dios utilizó grandemente a Pablo porque él no solo estuvo dispuesto, sino disponible, y siempre andaba con el auto en marcha, obviamente en oración, buscando al Señor, pero caminando, de esa manera, el Señor lo pudo dirigir. Y sigue:   b) El que está llamado, planea, pero, a la misma vez está flexible, dispuesto a la guía del Espíritu Santo. 1 Co 16:6 Y podrá ser que me quede con vosotros, o aún pase el invierno, para que vosotros me encaminéis a donde haya de ir. Es decir Pablo estaba determinado, pero a la misma vez estaba flexible. Hay un principio de ministerio de Calvary que me encanta: “Bienaventurados los flexibles porque no serán quebrantados”. Mis hermanos necesitamos estar listos, dispuestos, disponibles, pero, a la misma vez flexibles, dispuestos al cambio a última hora, dispuestos a ver al Señor en toda circunstancia. Como lo dijo Santiago:   Stg 4:13-17 Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero». 14 ¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana? La vida de ustedes es como la neblina del amanecer: aparece un rato y luego se esfuma. 15 Lo que deberían decir es: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello». 16 De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes, y semejante jactancia es maligna. 17 Recuerden que es pecado saber lo que se debe hacer y luego no hacerlo. (NTV)   Planear sin tomar en cuenta a Dios es Jactancia, en ningún momento el Señor nos puso como los capitanes del barco, él es el capitán, su Palabra es el mapa, su Espíritu Santo es el guía. Él tiene todo el derecho de cambiar los planes sin previo aviso, la flexibilidad no es señal de debilidad o de desorganización, sino de humildad, de dependencia del Señor. Ahora Santiago termina diciendo es pecado saber hacer lo bueno y no hacerlo, es decir, hay cosas que ni siquiera tienes que planear u orar o pensar, simplemente hazlas.   c) El que está llamado sabe que es delante de Dios de quien debe salir aprobado. 1 Co 16:7 Porque no quiero veros ahora de paso, pues espero estar con vosotros algún tiempo, si el Señor lo permite.1 Co 16:8 Pero estaré en Éfeso hasta Pentecostés; Otra cosa que vemos aquí es un total compromiso de Pablo con las labores que el Señor le encomendó, Pablo no dejaba nada a medias y más tratándose de la obra del Señor. Y es un principio que nosotros necesitamos seguir hermanos. No debemos menospreciar la obra del Señor, no debemos tratarla al ahí se va. Si debemos ser diligentes en nuestro trabajo y tener un buen testimonio para con nuestros superiores, cuánto más para el Señor. Recuerden mis hermanos, lo que hacemos, lo estamos haciendo para el Señor; me gusta lo que Pablo le dijo a Timoteo:   2 Ti 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. Es delante de Dios de quien nos debe estar preocupando estar aprobados, si bien es importante tener un buen testimonio delante de nuestros hermanos, nunca debemos olvidar que es el Señor nuestro principal crítico. Pregunta a aquellos que ya han estado con nosotros a lo largo de estos tres años, hasta el día de hoy yo procuro prepararme lo mejor posible al predicar la Palabra de Dios, lo hacía cuando éramos unos cuantos en la sala de Viky y Pacho, y lo sigo haciendo igual hoy, porque yo sé que mi principal auditorio es el Señor, y él se ha presentado cada día que yo he predicado su Palabra.   Es a él al que le tiene que agradar lo que estoy haciendo, y este lugar podría estar vacío, pero, si yo vengo con un corazón sincero a servir a mi Señor, yo sé que él está en estas bancas, y eso me basta para procurar con diligencia que él no encuentre algo en mi predicación que me haga sentir avergonzado, sino aprobado. Piénsalo así la próxima vez que te presentes para servir al Señor en cualquier área en la iglesia y te darás cuenta de lo importante que es presentarte al Señor aprobado, porque al final es a él a quien quieres agradar, ¿o no? ¿Es a él a quien quieres sacarle una gran sonrisa y las palabras: bien mí amado siervo estás siendo fiel en lo poco en lo mucho te pondré?   d) El que está llamado sabe que la oposición es una oportunidad para ver la mano de Dios y no un obstáculo que para la obra. 1 Co 16:9 porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios. Es muy importante recordar varias cosas, 1º En el NT cada vez que se habla de puertas abiertas o cerradas, tiene que ver siempre con la obra del ministerio y con el reino de Dios, nunca son situaciones personales. 2º Es muy importante hacer diferencia entre una puerta cerrada y la oposición. Me encanta ver cómo Pablo veía una puerta grande y poderosa, activa, y aún así había muchos enemigos, pero, los enemigos lejos de intimidar a Pablo, para él era una Señal de que estaba en el lugar correcto.   Yo creo que debemos preocuparnos cuando estamos haciendo algo y no pasa nada, dijo un hombre llama do Campbell Morgan: “Si usted no tiene oposición en el lugar donde sirve, es que está sirviendo en el lugar equivocado” Cuando más oposición hay es porque más bendición habrá. Esto es algo importante mis hermanos, el diablo nunca nos lo va a dejar fácil y el Señor siempre va a dejar lugar para la fe, para que confiemos, y dependamos por completo en él y necesitamos estar listos.   Si vemos a Pablo en Éfeso, Pablo no la pasó bien, Éfeso era un lugar lleno de idolatría, de libertinaje y vicio sexual, de ocultismo, satanismo, superstición, racismo. Pablo fue expulsado de la sinagoga, y tuvo que enseñar en la escuela de uno llamado Tirano. Pablo más adelante le escribió a los mismos corintios de su estancia en Éfeso:   2 Co 1:8-10 Amados hermanos, pensamos que tienen que estar al tanto de las dificultades que hemos atravesado en la provincia de Asia. Fuimos oprimidos y agobiados más allá de nuestra capacidad de aguantar y hasta pensamos que no saldríamos con vida. 9 De hecho, esperábamos morir. Pero, como resultado, dejamos de confiar en nosotros mismos y aprendimos a confiar sólo en Dios, quien resucita a los muertos. 10 Y efectivamente él nos rescató del peligro mortal y volverá a hacerlo de nuevo. Hemos depositado nuestra confianza en Dios, y él seguirá rescatándonos. El que está llamado la oposición y la prueba aumenta su fe, su resistencia, le lleva a depender del Señor, no así el emocionado, que cuitea a la primera. Pero, podemos ver la obra tan hermosa que el Señor le permitió a Pablo ver en la iglesia de Éfeso. Nosotros debemos aprender a ver más allá de la oposición y no olvidar que es una buena señal, y es una oportunidad para confiar en el Señor y no en nosotros mismos, pero, no debemos olvidar que una puerta abierta no significa que todo sea de color de rosa. Hay adversarios, y son poderosos y deslamados, pero, dice el Señor mayor es el que está en ustedes que el que está en el mundo, confíen porque yo he vencido al mundo.   e) El que está llamado sabe que es un simple siervo del Señor y consiervo de sus hermanos. 1 Co 16:10 Y si llega Timoteo, mirad que esté con vosotros con tranquilidad, porque él hace la obra del Señor así como yo. 1 Co 16:11 Por tanto, nadie le tenga en poco, sino encaminadle en paz, para que venga a mí, porque le espero con los hermanos. Puedo ver otra cosa en este versículo, Timoteo no parecía ser un hombre de mucha presencia física, y probablemente tampoco lo era su actitud, Pablo le escribió a los Corintios lo mismo que también Pablo le escribió a Timoteo más tarde:   1 Ti 4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 2 Ti 1:3-9 Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; 4 deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 6 Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, 9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos.   Al parecer la presencia de Timoteo no era muy imponente y delante de estos corintios que se sentían la última coca cola del desierto, Pablo tenía que pedirles que no lo menospreciaran. Y me llama la atención que Pablo aún así lo envía, porque no se trata de presencia, o de capacidad sino de fidelidad. Y checa cómo Pablo les dice: Timoteo hace la obra del Señor igual que yo, en otras palabras, recíbanle como me recibirían a mí. Porque él es también un siervo del Señor.   Y es parte de lo que hemos venido aprendiendo, el verdadero siervo de Dios no es jactancioso, es humilde y entiende que no fue puesto para ser tratado como rey, sino que sabe que vino a servir, el siervo de Dios debe saber que está para eso, para hacer muchas de las veces el trabajo que nadie está dispuesto a hacer, a seguir los pasos de su Señor, quien vino a servir y no a ser servido. Porque Pablo bien pudo haber medido a Timoteo con prejuicios mundanos, y haber dicho:   Este Timoteo, es un buen muchacho, y se ve que ama al Señor, pero, no me va a hacer ver bien a mí, como que no le veo madera de Líder, ¿quién lo va a respetar? No mi hermano, entiende que Dios no está buscando madera de líder en ti, está buscando a gente con corazón de siervo, a un siervo inútil en el cual pueda manifestar su poder, y Pablo sabía esto. Y tenemos el contraste:   1 Co 16:12 Acerca del hermano Apolos, mucho le rogué que fuese a vosotros con los hermanos, mas de ninguna manera tuvo voluntad de ir por ahora; pero irá cuando tenga oportunidad. Por un lado estos hermanos de Corinto podrían haber menospreciado a Timoteo, pero a Apolos lo podrían haber idolatrado. La Palabra de Dios nos lo presenta como un predicador elocuente, y si recordamos en los primeros capítulos, Apolos tenía un club de fans en la iglesia de Corinto, de manera que probablemente por eso se niega a ir.   Y este también es un buen rasgo de carácter, porque mientras Timoteo corría el riesgo de ser menospreciado, fue dispuesto a sufrir el agravio, y Apolos corría el riesgo de ser tentado al tratarlo como un rock star, sin embargo Apolos no estuvo dispuesto a hacerlo. ¿Qué harían muchos de los supuestos siervos de hoy en día? Por eso es importante nunca quitar nuestra mirada de Cristo y no ponerla en los hombres, siempre buscar su guía, ya que el Señor hace las cosas al revés de cómo nosotros las haríamos.   Otra cosa que podemos ver es cómo había compañerismo entre ellos, más sin embargo no había interdependencia; Pablo no le dice: Apolos sujétate porque yo soy el apóstol Pablo. No, Pablo respeta la decisión de Apolos, porque al final Pablo mismo sabía que Apolos era un hombre de Dios y que si se estaba negando era porque Apolos mismo ya había orado al respecto. No debemos olvidar que quien guía a la iglesia es el Espíritu Santo, es su Palabra, si bien el Señor ha dejado a sus siervos para que presidamos, y la sujeción es una señal inequívoca de madurez espiritual, no debemos dejar de lado que cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de buscar la guía del Espíritu Santo por igual.   En otras palabras, en lugar de decirte: has esto o aquello, yo te diría: ¿por qué no oras para ver si el Señor te está guiando a hacer esto o aquello? Y si el Señor te lo confirma podrías comenzarlo, y si el Señor te prospera, él te lo estaría confirmando. De la misma manera, estás sintiendo carga por algún servicio o ministerio, comienza orando y acércate a mí para que yo también ore y me lo confirme, si sentimos paz los dos, comienza a hacerlo, y si el Señor lo prospera, es que él lo está confirmando. Recuerda somos un cuerpo, Dios ha puesto los miembros donde él quiso y Dios me ha puesto para servirte y poder ayudarte a encontrar tu lugar en el cuerpo. III. La clave para no convertirse en una iglesia carnal, egocéntrica y orgullosa. a) Necesitas estar despierto, estar firme, comportarte como un hombre, esforzarte y andar en amor. 1 Co 16:13 Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. Pablo les dice a los corintios, por favor despierten, no estén dormidos, estamos en guerra, nuestro adversario el diablo es un depredador despiadado, nuestra carne es débil y necesita estar siendo sometida constantemente al Espíritu. Recuerden hermanos, nunca estamos estacionados, o estamos creciendo en el Señor, o estamos cayendo en el engaño y al final a la apostasía.   Necesitamos estar bien despiertos, y no solo eso, sino el contraste, necesitamos estar firmes, en la fe, esta Palabra también significa perseverar, quedarse, no moverse de lugar, y el lugar es Cristo, es la fe, la Palabra de Dios, el Evangelio que ya vimos con detenimiento, el cual hemos creído, pero, requieres de toda tu atención, de toda tu mente, todas tus fuerzas. Estos corintios abandonaron la Palabra de Dios por filosofía humana y esto los llevó al punto del fracaso, por eso deberíamos estar siempre velando en la Palabra y permaneciendo firmes en la fe.   Y dice Pablo pórtense varonilmente, es decir, actúen como hombres, como verdaderos hombres de Dios; Pablo no está diciendo pórtense como machitos, no, ya vimos que el machismo no es bíblico, pero comportarnos como hombres, significa seguir los pasos del más hombre de todos: Jesucristo, quien vivió para amar, para servir, para sacrificarse por los demás, dando su vida por los demás. Así nosotros, portarnos varonilmente significa esto, andar en amor, en sacrificio y servicio, dando nuestras vidas por los demás, lavando a nuestras esposas, instruyendo a nuestros hijos, no siendo irresponsables con el lugar de siervos que el Señor nos ha dado aún en su iglesia.   Ya vimos que es una vergüenza que una iglesia esté siendo movida por mujeres, no porque no sean capaces, mujeres preciosas su servicio es invaluable, pero si están solas, ¿dónde están los varones quienes deberían portar la imagen de Cristo? Estos hombres de Corinto habían abandonado su lugar de cabezas de hogar y andaban poniéndose velo, tomando un lugar que no les correspondía. Mi hermano, recuerda, tu responsabilidad no solo es traer dinero a tu hogar, principalmente es proveer para las necesidades espirituales en tu hogar, tú eres el responsable de cuidar tu casa, de ser el primero en estar de rodillas, el que procura los devocionales, los tiempos de oración, el que se levanta temprano y dice: esposa, hijos, hijas, es domingo es hora de levantarse e ir a la iglesia.   Tú eres quien se pone de rodillas cada mañana, quien prioriza y pone a Dios en el lugar más alto de sus prioridades. Por eso dice Pablo esfuércense, fortalézcanse, dice Pablo a los Efesios:   Efe 6:10-12 Una palabra final: sean fuertes en el Señor y en su gran poder. 11 Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo. 12 Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales. (NTV) Hombre si tú no te levantas a defender tu hogar, hay quien está levantado para hacerlo pedazos, para robarte a tus hijos e hijas, para desbaratar tu matrimonio, para que nunca llegues a dar fruto y seas útil para el reino de Dios. Pórtate como hombre, como un hombre de Dios, toma tu lugar en la presencia del Señor, y deja que él te fortalezca.   Esta es tu prioridad más alta, busca a tu Señor cada día, no seas necio, no seas sordo, no seas negligente, si no eres fiel en lo poco, jamás lo serás en lo mucho, por eso antes de pensar en servir en la iglesia, asegúrate de que estás siendo un siervo fiel del Señor en tu hogar, un hombre de verdad que se levanta por su familia que la ama en verdad con el amor de Dios. Por eso dice Pablo:   1 Co 16:14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor. No con orgullo, no por vanagloria o competencia, no porque te sientes menos y quieres ser alguien, sino por amor, el amor ágape, un amor incondicional. Que este amor sea la motivación de cada cosa que haces en tu hogar, en tu trabajo, en la iglesia.   b) Necesitas voluntariamente vivir para amar y servir. 1 Co 16:15 Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos. Podemos ver unos principios interesantes en esta familia, 1º Esta familia fueron los primeros que se convirtieron cuando Pablo llegó a esa región de Grecia. Es muy importante obedecer al Señor y tirar las redes, nosotros no podemos saber a quién Dios le dará vida y en qué momento, a nosotros no nos toca convertir a nadie ni darle crecimiento a nadie, pero sí nos toca ser responsables siendo testigos fieles para nuestro Señor.   Otro punto importante es que esta familia se dedicó al servicio de los santos. Esta palabra “se dedicó” indica en que ellos no esperaron a tener un nombramiento o cierta ordenación oficial de parte de la iglesia, sino que de su iniciativa propia decidieron dedicarse a servir a sus hermanos y ponerse en esa posición de amor y servicio.   Me encanta que en Calvary Chapel ese es otro principio de ministerio, no es el nombramiento el que da el ministerio, sino que el nombramiento simplemente reconoce lo que ya el Espíritu Santo estaba haciendo de antemano en alguna persona. Como lo dijo Santiago el que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado. No necesitas un permiso especial, o un nombramiento rimbombante para amar, para darte a los demás, simplemente hazlo, si tu motivación es el amor de Cristo, haz todo lo que esté a la mano para hacerlo, no dudes nunca si se trata de que con una motivación pura ames y sirvas a tus hermanos. Te aseguro que un amor puro, no producirá sino buenas cosas en ti y en los que te rodean, y te estarás pareciendo a tu Padre celestial.   c) Necesitas sujetarte y reconocer a aquellos que así ayudan y trabajan. 1 Co 16:16 Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan. Lo siguiente es sujétate a personas como estas, a gente que está ayudando y trabajando con esta motivación. Mis hermanos, este es un principio que siempre estoy mencionando, el liderazgo no se impone, se gana. La sujeción se impone de la cabeza hacia el cuerpo, sino al revés la sujeción viene de abajo hacia arriba, el que está abajo reconoce y se sujeta a quien le preside.   Me encanta no está diciendo impongan su autoridad y no dejen que nadie se les suba a las barbas, no, Pablo no se dirige al liderazgo, se dirige a la iglesia, porque en la iglesia más que líderes necesitamos siervos. Así como nuestro Señor nos lo mandó: aquel que quiera ser el mayor, que se haga el menor y el siervo de todos. ¿Quieres ser respetado en la iglesia? Con un corazón limpio comienza a amar y a servir. En Calvary no esperes jamás un nombramiento de a dedazo para que todo el mundo te diga: “Aguas, cuádrese todo el mundo ahí viene, el líder y pastor de escobas y trapeadores”.   No mi hermano, en la iglesia de Cristo no se trata de nombramientos que apelan a tu carne y te hacen sentir importante, se trata de amar y de servir, así que no te quejes si nadie te pela, probablemente lo último que estás manifestando es un verdadero amor y servicio.   El Evangelio de la cruz, de la humillación, del servicio sacrificial, de morir para vivir, perder para ganar, es una locura para este mundo, mientras que la filosofía de este mundo está diseñada para inflar nuestro orgullo y engañarnos, haciéndonos creer que somos lo que no somos y que tenemos lo que no tenemos, que somos dios y que Dios es nuestro chalán. Y sigue Pablo:   1 Co 16:17 Me regocijo con la venida de Estéfanas, de Fortunato y de Acaico, pues ellos han suplido vuestra ausencia. 1 Co 16:18 Porque confortaron mi espíritu y el vuestro; reconoced, pues, a tales personas. Qué descanso es ver a gente comprometida con el Señor, con su Palabra, gente confiable que ha respondido al amor de Cristo en sus vidas, es un verdadero vaso de agua fresca en el desierto tener este tipo de personas cuando la iglesia se empieza a llenar de murmuración, chismes, divisiones y carnalidad. En medio de este caos es hermoso y confortante poder ver a alguien obedeciendo con todo su corazón al Señor.   Por eso dice Pablo reconozcan a tales personas, aprécienlas, aprendan a hacer una diferencia entre los falsos hermanos y aquellos que son sinceras. Reconócelas, imítalas y sujétate a ellas, por eso decía Pablo: “asóciense con los humildes”, que se les pegue. Y por consiguiente aléjense de los orgullosos, de los soberbios, ellos no te convienen. Dice la Palabra:   Pro 16:19 Mejor es humillar el espíritu con los humildes que repartir despojos con los soberbios. Isa 57:15a Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu. Definitivamente alguien que ama, que sirve, que se sacrifica, que mira a los demás como superiores a sí mismo, es alguien que tiene el sentir de Cristo, quien se humilló a sí mismo tomando forma de siervo. En la iglesia, alguien orgulloso definitivamente no es a quien deberías sujetarte, ni a quien deberías reconocer.   d) Necesitamos buscar una comunión sincera y santa en un amor fraternal. 1 Co 16:19 Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor. El compañerismo en la iglesia es algo hermoso, yo lo he comprobado, no importa en qué parte del mundo estemos, si nos encontramos con otros hermanos en Cristo, nos reconocemos, qué importante hermanos es tener en nuestro corazón y en nuestra mente y oraciones, no solo nuestra iglesia, sino cada iglesia que exalta el nombre de Jesucristo y enseña su Palabra. Nuestros hermanos perseguidos, las iglesias en nuestro país, somos parte de una gran familia. Y sigue Pablo:   1 Co 16:20 Os saludan todos los hermanos. Saludaos los unos a los otros con ósculo santo. Pablo no está poniendo un mandato legalista de que todos los cristianos deberían saludarse de beso, como lo hacemos los latinos. Los gabachos por ejemplo, no lo acostumbran. Más bien la idea de Pablo es exprésense un amor santo, exprésense un afecto santo, respetuoso, pero que sea externo, y visible.   Gracias a Dios porque aquí en Calvary si hay algo que es evidente, es el amor entre hermanos y eso es algo hermoso, es visible el amor fraternal y la comunión, y yo sé que es algo que surge de nuestra comunión con la Palabra, con la oración, con el Señor, de manera que se da. Sigamos procurando una comunión profunda con el Señor, porque si descuidamos nuestra comunión con el Señor tengan por seguro que el amor se convertirá en chismes, envidia y murmuración. Por eso dice Pablo que sea santo. Y concluimos: IV. El Señor viene pronto, necesitas estar listo. 1 Co 16:21 Yo, Pablo, os escribo esta salutación de mi propia mano. En casi todas sus cartas Pablo utilizó a una persona a quien él le dictaba lo que el Espíritu Santo le iba inspirando, pero, por lo regular él escribía el saludo final. Pero, me parece interesante su saludo. En otras cartas Pablo da una doxología, o más instrucciones, pero, en esta ocasión y yo creo que por el tipo de problemas que se estaban dando en esta iglesia Pablo concluye:   1 Co 16:22 El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene. Pablo utiliza varias palabras interesantes en su saludo final, 1º Si alguien no muestra un amor fraternal por el Señor, un amor fileo, aún como el de Pedro, quien le negó, pero que cuando el Señor le confrontó fue capaz de reconocer que su amor no era perfecto para con él, pero, que aún así le amaba, con un amor imperfecto, pero, le amaba, y el Señor lo sabe.   Pero, se sincero, ¿le amas en verdad o sigues empedernidamente amándote a ti mismo y a este mundo? Hasta el día en que seamos glorificados y el pecado deje de estar en nosotros, le amaremos a la perfección, pero el verdadero creyente no se revuelca en el pecado como cochino en el lodo, el verdadero cristiano aborrece su pecado, no lo disfruta, y anhela la comunión plena con su Señor.   Y Pablo dice aquel que no tiene este amor por el Señor sea anatema, es decir, maldito, destinado a la maldición y a la destrucción. ¿Por qué? Porque solo Cristo es la provisión para nuestros pecados, solo Cristo es el único camino al Padre, él es el Salvador del mundo y aquellos que le rechazan simplemente no tienen esperanza. Y este mundo le ha rechazado, dice la Palabra:   Stg 4:4 ¡Adúlteros!* ¿No se dan cuenta de que la amistad con el mundo los convierte en enemigos de Dios? Lo repito: si alguien quiere ser amigo del mundo, se hace enemigo de Dios. (NTV) Y así como no puedes amar a Dios y a las riquezas, de la misma manera, no puedes decir que amas al mundo y amas a Dios, necesitas hacer una decisión, no puedes estar a la mitad, el Señor dijo:   Mat 10:32-33 A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. 33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. (NTV)   Y Pablo utiliza una expresión que nosotros necesitamos tener tatuada en nuestro corazón: “Maranata”, el Señor viene, y esta iglesia de Corinto, llena de falsos creyentes, Pablo les hace una invitación al arrepentimiento. Mi hermano, ¿le amas? Dijo el Señor en Juan:   Jua 14:21, 23, 24 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él... 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. Pablo más adelante les diría a los corintios:   2 Co 13:5 Examínense para saber si su fe es genuina. Pruébense a sí mismos. Sin duda saben que Jesucristo está entre ustedes; de no ser así, ustedes han reprobado el examen de la fe genuina. (NTV)   Y ¿te digo algo mi amigo? Si te examinas y encuentras que tu fe no es genuina, no tengas miedo a reconocerlo porque por mucho que tu pretendas engañarte, a Dios no lo vas a engañar, y el viene pronto, mejor hoy asegúrate de que tu fe es genuina, arrepiéntete y comienza a caminar en el Señor. Si no le amas, no tienes porqué permanecer anatema, conoce hoy su amor, para que en respuesta le puedas amar, porque nosotros le amamos porque él nos amó primero.   Reconoce que eres pecador, deja de justificarte con tu pasado, o con tu entorno, o con lo que sea, si eres un ser humano eres pecador y eres digno de muerte, y solo a través de Jesucristo puedes encontrar el perdón de tus pecados y la salvación eterna, porque él murió por ti en esa cruz para que no tengas tú que sufrir el castigo eterno, él resucitó dándote libertad y la victoria.   Pero, necesitas entregarle tu vida y hacerlo el Señor de tu vida, necesitas decidir caminar con él y recibirlo como tu Señor y tu Salvador abandonando tu antigua manera de vivir, reconociendo que esa mala manera de vivir fue la que llevó a Cristo a la cruz, reconociendo que tus pecados, tus errores, y no los de alguien más contra ti, son los que condenaron a Cristo en la cruz, y son los que te llevarán a ti a ser anatema si no lo reconoces, reconoce que todas las cosas terribles que hayas podido vivir son por causa de este pecado.   Arrepiéntete, cambia tu manera de pensar con respecto a ti mismo y con respecto a Dios, deja de justificarte y justifica a Dios, solo hay uno bueno, solo hay un creador y ese creador tiene todo el derecho de juzgarte y de condenarte, porque él es el dueño y Señor de todo, pero que no quiere que te pierdas, sino que te arrepientas para que pueda darte el perdón de pecados y la vida eterna. Y cierra Pablo:   1 Co 16:23 La gracia del Señor Jesucristo esté con vosotros. 1 Co 16:24 Mi amor en Cristo Jesús esté con todos vosotros. Amén. La gracia del Señor, y su amor, gracia es darte lo que no mereces y que nunca ni en el sueño más guajiro podrías recibir. Gracia, la influencia divina sobre el corazón del ser humano y su reflejo en la vida práctica. Gracia, todo el amor de Dios, todo su poder e influencia para ser transformado, para ser limpiado, para poder llegar a ser un verdadero hijo de Dios, porque no todos somos hijos de Dios, no caigas en esa mentira, solo aquellos que le reciben y que creen en su nombre, aquellos que él mismo les da vida. Si escuchas hoy su voz no endurezcas tu corazón y recíbele. Recordemos hermanos que cada uno de nosotros vivimos en nuestro Corinto, y también estamos llamados a no ser influenciados por él, sino a alumbrarlo con la luz de Cristo en nosotros.
  • Nov 2, 20141 Corintios 15:44-58 El creyente genuino tiene una esperanza eterna: la resurrección – parte IV
    Nov 2, 2014
    1 Corintios 15:44-58 El creyente genuino tiene una esperanza eterna: la resurrección – parte IV

    EL CREYENTE GENUINO TIENE UNA ESPERANZA ETERNA: LA RESURRECCIÓN

    (Parte IV)

    1 Corintios 15:44 - 58

    1 Co 15:1-2 Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 1 Co 15:3-7 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; 5 y que apareció a Cefas, y después a los doce. 6 Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. 7 Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; 8 y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí. 1 Co 15:12-20 Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? 13 Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. 14 Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. 15 Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. 16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; 17 y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. 18 Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. 19 Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. 20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 1 Co 15:21-28 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. 23 Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. 24 Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. 25 Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. 26 Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. 27 Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. 28 Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos. 1 Co 15:29-34 De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué, pues, se bautizan por los muertos? 30 ¿Y por qué nosotros peligramos a toda hora? 31 Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero. 32 Si como hombre batallé en Éfeso contra fieras, ¿qué me aprovecha? Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos. 33 No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. 34 Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo. 1 Co 15:35-38 Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán? Y Pablo comienza a explicar: 36 Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes. 37 Y lo que siembras no es el cuerpo que ha de salir, sino el grano desnudo, ya sea de trigo o de otro grano; 38  pero Dios le da el cuerpo como él quiso, y a cada semilla su propio cuerpo. 1 Co 15:39-41 No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves. 40 Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales. 41 Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria. 1 Co 15:42-43 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. 43 Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder.  
    1. Es una semilla corrupta y que se corrompe.
    2. Es una semilla deshonrosa.
    3. Es una semilla débil, o frágil.
      I. Cristo nos promete un cuerpo espiritual glorificado, no un cuerpo terrenal remendado. (V. 44 – 50) 1 Co 2:11-14 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. Gén 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Rom 5:12 Cuando Adán pecó, el pecado entró en el mundo. El pecado de Adán introdujo la muerte, de modo que la muerte se extendió a todos, porque todos pecaron. (NTV) Jua 1:1-4 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 1 Jn 1:1-2 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida 2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); Jua 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Col 1:15-23 Cristo es la imagen visible del Dios invisible. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la creación 16 porque, por medio de él, Dios creó todo lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio de él y para él. 17 Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación. 18 Cristo también es la cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo. Él es el principio, es supremo sobre todos los que se levantan de los muertos. Así que él es el primero en todo. 19 Pues a Dios, en toda su plenitud, le agradó vivir en Cristo. 20 y, por medio de él, Dios reconcilió consigo todas las cosas. Hizo la paz con todo lo que existe en el cielo y en la tierra por medio de la sangre de Cristo en la cruz. 21 Eso los incluye a ustedes, que antes estaban lejos de Dios. Eran sus enemigos, estaban separados de él por sus malos pensamientos y acciones. 22 Pero ahora él los reconcilió consigo mediante la muerte de Cristo en su cuerpo físico. Como resultado, los ha trasladado a su propia presencia, y ahora ustedes son santos, libres de culpa y pueden presentarse delante de él sin ninguna falta. 23 Pero deben seguir creyendo esa verdad y mantenerse firmes en ella. No se alejen de la seguridad que recibieron cuando oyeron la Buena Noticia. Esa Buena Noticia ha sido predicada por todo el mundo, y yo, Pablo, fui designado servidor de Dios para proclamarla. (NTV) Juan 3:13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. 14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Hijo del Hombre, que está en el cielo. Jua 1:10-121 El que era la luz ya estaba en el mundo, y el mundo fue creado por medio de él, pero el mundo no lo reconoció. Vino a lo que era suyo, pero los suyos no lo recibieron. 12 Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. 1 Pe 1:3-4 ¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva 4 y recibamos una herencia indestructible, incontaminada e inmarchitable. Tal herencia está reservada en el cielo para ustedes.   II. La transformación sucederá en un instante y en el momento menos esperado. (V. 51 – 52) 1 Ts 4:13-18 Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza. 14 ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él. 15 Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto. 16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. 18 Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras. (NVI) 1Ts 5:1-11 Ahora bien, amados hermanos, con respecto a cómo y cuándo sucederá todo esto, en realidad no es necesario que les escribamos. 2 Pues ustedes saben muy bien que el día del regreso del Señor llegará inesperadamente, como un ladrón en la noche. 3 Cuando la gente esté diciendo: «Todo está tranquilo y seguro», entonces le caerá encima la catástrofe tan repentinamente como le vienen los dolores de parto a una mujer embarazada. Y no habrá escapatoria posible. 4 Pero ustedes, amados hermanos, no están a oscuras acerca de estos temas, y no serán sorprendidos cuando el día del Señor venga como un ladrón. 5 Pues todos ustedes son hijos de la luz y del día; no pertenecemos a la oscuridad y a la noche. 6 Así que manténganse en guardia, no dormidos como los demás. Estén alerta y lúcidos. 7 Es en la noche cuando la gente duerme y los bebedores se emborrachan. 8 Pero los que vivimos en la luz estemos lúcidos, protegidos por la armadura de la fe y el amor, y usemos, por casco, la confianza de nuestra salvación. 9 Pues Dios escogió salvarnos por medio de nuestro Señor Jesucristo y no derramar su enojo sobre nosotros. 10 Cristo murió por nosotros para que —estemos vivos o muertos cuando regrese —podamos vivir con él para siempre. 11 Así que aliéntense y edifíquense unos a otros, tal como ya lo hacen. 1 Jn 3:1-3 Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos! Pero la gente de este mundo no reconoce que somos hijos de Dios, porque no lo conocen a él. 2 Queridos amigos, ya somos hijos de Dios, pero él todavía no nos ha mostrado lo que seremos cuando Cristo venga. Pero sí sabemos que seremos como él, porque lo veremos tal como él es. 3 Y todos los que tienen esta gran expectativa se mantendrán puros, así como él es puro.   III. Nuestra transformación en la resurrección implica la victoria total sobre la muerte. (V. 53 – 58) 1 Jn 2:15-17 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. Isa 25:6-8 En Jerusalén, el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales preparará un maravilloso banquete para toda la gente del mundo. Será un banquete delicioso con vino añejo y carne de primera calidad. 7 Allí él quitará la nube de tristeza, la sombra de muerte que cubre la tierra. 8 ¡Él devorará a la muerte para siempre! El SEÑOR Soberano secará todas las lágrimas y quitará para siempre los insultos y las burlas contra su tierra y su pueblo. ¡El SEÑOR ha hablado! (NTV) Oseas 13:14 De la mano del Seol los redimiré, los libraré de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh Seol; la compasión será escondida de mi vista. 1 Pe 1:3-6 Que toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Es por su gran misericordia que hemos nacido de nuevo, porque Dios levantó a Jesucristo de los muertos. Ahora vivimos con gran expectación 4 y tenemos una herencia que no tiene precio, una herencia que está reservada en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse. 5 Por la fe que tienen, Dios los protege con su poder hasta que reciban esta salvación, la cual está lista para ser revelada en el día final, a fin de que todos la vean. 6 Así que alégrense de verdad. Les espera una alegría inmensa, aun cuando tengan que soportar muchas pruebas por un tiempo breve. (NTV)
  • Oct 19, 20141 Corintios 15:29-43 El creyente genuino tiene una esperanza eterna: la resurrección – Parte III
    Oct 19, 2014
    1 Corintios 15:29-43 El creyente genuino tiene una esperanza eterna: la resurrección – Parte III

    EL CREYENTE GENUINO TIENE UNA ESPERANZA ETERNA: LA RESURRECCIÓN

    (Parte III)

    1 Corintios 15:29 - 43

    Rom 8:18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. I. Es absurdo que alguien estuviera dispuesto a sufrir por una mentira, si la resurrección lo fuera. (V. 29 – 34) 2 Co 11:23-28 ¿Son siervos de Cristo? Sé que sueno como un loco, ¡pero yo lo he servido mucho más! He trabajado con más esfuerzo, me han encarcelado más seguido, fui azotado innumerables veces y enfrenté la muerte en repetidas ocasiones. 24 En cinco ocasiones distintas, los líderes judíos me dieron treinta y nueve latigazos. 25 Tres veces me azotaron con varas. Una vez fui apedreado. Tres veces sufrí naufragios. Una vez pasé toda una noche y el día siguiente a la deriva en el mar. 26 He estado en muchos viajes muy largos. Enfrenté peligros de ríos y de ladrones. Enfrenté peligros de parte de mi propio pueblo, los judíos, y también de los gentiles.* Enfrenté peligros en ciudades, en desiertos y en mares. Y enfrenté peligros de hombres que afirman ser creyentes, pero no lo son. 27 He trabajado con esfuerzo y por largas horas y soporté muchas noches sin dormir. He tenido hambre y sed, y a menudo me he quedado sin nada que comer. He temblado de frío, sin tener ropa suficiente para mantenerme abrigado. 28 Y, además de todo eso, a diario llevo la carga de mi preocupación por todas las iglesias. (NTV) Sal 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Pro 13:20 Camina con sabios y te harás sabio; júntate con necios y te meterás en dificultades. 21 Los problemas persiguen a los pecadores, mientras que las bendiciones recompensan a los justos. Sal 1:2-3 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará. 1 Co 15:34 Piensen bien sobre lo que es correcto y dejen de pecar. Pues para su vergüenza les digo que algunos de ustedes no conocen a Dios en absoluto. 1 Pe 1:13-15 Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo. 14 Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. 15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; (NVI) Jua 14:21, 23-24 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. 1 Jn 1:5-6 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 1 Jn 2:3-6 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. 4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.
    II. La resurrección no significa simplemente volver a la vida, es renacer y ser transformado para vivir en la realidad del reino de Dios. (V. 35 – 41)
    a) El proceso de la resurrección. (V. 36 – 38)
    1. Tiene que haber muerte o descomposición. (V. 36b) Jua 12:24-25 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. 25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.
    2. Habrá una transformación. (V. 37) Luc 24:14-15, 30-31 E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido. 15 Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos… 30 Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. 31 Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista. Jua 20:19-20, 26-29 Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. 20 Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor… 26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. 27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! 29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron. Hch 1:9-11 Habiendo dicho esto, mientras ellos lo miraban, fue llevado a las alturas hasta que una nube lo ocultó de su vista. 10 Ellos se quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba. De repente, se les acercaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: 11 —Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse. (NVI) 3. A pesar de la descomposición y la transformación, seguiremos teniendo la misma identidad y personalidad. (V. 38) b) Cada cuerpo tiene el diseño que necesita para vivir en su entorno, en la resurrección nosotros tendremos el nuestro. (V. 39 – 41) III. Lo que observamos en este mundo no es lo que siempre fue, ni lo que será, no es comparable con lo que viene. (V. 42 – 43) 1 Pe 1:3 Que toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Es por su gran misericordia que hemos nacido de nuevo, porque Dios levantó a Jesucristo de los muertos. Ahora vivimos con gran expectación 4 y tenemos una herencia que no tiene precio, una herencia que está reservada en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse. 5 Por la fe que tienen, Dios los protege con su poder hasta que reciban esta salvación, la cual está lista para ser revelada en el día final, a fin de que todos la vean. 6 Así que alégrense de verdad. Les espera una alegría inmensa, aun cuando tengan que soportar muchas pruebas por un tiempo breve.
  • Oct 5, 20141 Corintios 15:1-20 El creyente genuino tiene una esperanza eterna: La resurrección – Parte I
    Oct 5, 2014
    1 Corintios 15:1-20 El creyente genuino tiene una esperanza eterna: La resurrección – Parte I

    EL CREYENTE GENUINO TIENE UNA ESPERANZA ETERNA: LA RESURRECCIÓN

    1 Corintios 15:1-20

    Rom 8:18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.   I. El Evangelio no es un boleto que guardas para el futuro, es una piedra sobre la cual sostienes toda tu vida. (V. 1 – 3) Apo 2:2-5 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. 1 Jn 2:19 Esas personas salieron de nuestras iglesias pero, en realidad, nunca fueron parte de nosotros; de haber sido así, se habrían quedado con nosotros. Al irse demostraron que no eran parte de nosotros. (NTV) Mat 10:22 Y todas las naciones los odiarán a ustedes por ser mis seguidores, pero todo el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. (NTV) Gál 1:6-9 Estoy horrorizado de que ustedes estén apartándose tan pronto de Dios, quien los llamó a sí mismo por medio de la amorosa misericordia de Cristo. Están siguiendo un evangelio diferente, que aparenta ser la Buena Noticia, 7 pero no lo es en absoluto. Están siendo engañados por los que a propósito distorsionan la verdad acerca de Cristo. 8 Si alguien —ya sea nosotros o incluso un ángel del cielo —les predica otra Buena Noticia diferente de la que nosotros les hemos predicado, que le caiga la maldición de Dios. 9 Repito lo que ya hemos dicho: si alguien predica otra Buena Noticia distinta de la que ustedes han recibido, que esa persona sea maldita. (NTV)   a) El Evangelio se trata de Cristo y su obra, no del hombre y sus obras. (V. 3)   II. Su resurrección es avalada por las Escrituras, por testigos oculares de aquellos tiempos, y por testigos por fe de todos los tiempos. (V. 4 – 7) Isa 53:9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. Ose 6:2 Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él. Hch 1:3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.   III. El creer en su resurrección nos trae humildad y el desenfocarnos de ella nos lleva a la jactancia. (V. 8 – 11) 1Ti 1:12-16 Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio, 13 habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. 14 Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús. 15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna.   IV. Sin su resurrección nuestra fe es totalmente ineficaz y por lo tanto nuestra salvación sería una ilusión. (V. 12 – 19) Mat 6:25-33 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? 27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? 28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. 30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? 31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.   a) Si Cristo no resucitó nuestra predicación y nuestra fe son un cuento de ciencia ficción. (V. 14) Heb 11:13-16 Todas estas personas murieron aún creyendo lo que Dios les había prometido. Y aunque no recibieron lo prometido lo vieron desde lejos y lo aceptaron con gusto. Coincidieron en que eran extranjeros y nómadas aquí en este mundo. 14 Es obvio que quienes se expresan así esperan tener su propio país.15Si hubieran añorado el país del que salieron, bien podrían haber regresado. 16 Sin embargo, buscaban un lugar mejor, una patria celestial. Por eso, Dios no se avergüenza de ser llamado el Dios de ellos, pues les ha preparado una ciudad. (NTV)   b) Si Cristo no resucitó, estamos vendiendo un fraude, somos unos defraudadores y Dios es un mentiroso. (V. 15)   c) Si Cristo no resucitó, nuestra salvación es una falacia y la esperanza de ver un día a aquellos que murieron en Cristo también. (V. 16 – 18)   d) Si Cristo no resucitó, no hay nadie que pueda recibir más lástima que nosotros. (V. 19) 1 Co 15:19 Y, si nuestra esperanza en Cristo es sólo para esta vida, somos los más dignos de lástima de todo el mundo. Ecl 2:13 Pensé: «La sabiduría es mejor que la insensatez, así como la luz es mejor que la oscuridad. 14 Pues el sabio puede ver hacia dónde va, pero el necio camina a oscuras». Sin embargo, me di cuenta de que el sabio y el necio tienen el mismo destino: 15 los dos mueren. Así que me dije: «Ya que voy a terminar igual que el necio, ¿de qué vale toda mi sabiduría? ¡Nada de eso tiene sentido!». 16 Pues tanto el sabio como el necio van a morir. Al sabio no se le recordará más que al necio. En los días futuros, ambos serán olvidados. 17 Por lo tanto, llegué a odiar la vida, porque todo lo que se hace aquí, bajo el sol, es tan complicado. Nada tiene sentido, es como perseguir el viento. 18 Llegué a odiar todo el trabajo que hice en este mundo porque tengo que dejarles a otros lo que yo he ganado. 19 ¿Y quién sabrá si mis sucesores serán sabios o necios? Sin embargo, ellos se van a apoderar de todo lo que yo he adquirido bajo el sol a través de mi destreza y esfuerzo. ¡Qué absurdo! 20 Así que, desilusionado, me di por vencido y cuestioné el valor de todo mi duro trabajo en este mundo. 21 Algunas personas trabajan con sabiduría, conocimiento y destreza, pero luego tienen que dejarle el fruto de su labor a alguien que no ha trabajado para conseguirlo. Eso tampoco tiene sentido, es una gran tragedia. 22 Entonces, ¿qué gana la gente con tanto esfuerzo y preocupación en esta vida? 23 Sus días de trabajo están llenos de dolor y angustia, ni siquiera de noche pueden descansar la mente. Nada tiene sentido.   V. Cristo resucitó y es la prueba total y suficiente de que nosotros resucitaremos también. (V. 20) 2 Co 4:16-18 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. Rom 8:24 Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? 25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos. 2 Pe 3:10-13 Pero el día del Señor llegará tan inesperadamente como un ladrón. Entonces los cielos desaparecerán con un terrible estruendo, y los mismos elementos se consumirán en el fuego, y la tierra con todo lo que hay en ella quedará sometida a juicio. 11 Dado que todo lo que nos rodea será destruido de esta manera, ¡cómo no llevar una vida santa y vivir en obediencia a Dios, 12 esperar con ansias el día de Dios y apresurar que éste llegue! En aquel día, él prenderá fuego a los cielos, y los elementos se derretirán en las llamas. 13 Pero nosotros esperamos con entusiasmo los cielos nuevos y la tierra nueva que él prometió, un mundo lleno de la justicia de Dios.
  • Sep 28, 20141 Corintios 14:21-40 Las lenguas, la profecía y la manera de ejercerse en el cuerpo de Cristo – Parte II
    Sep 28, 2014
    1 Corintios 14:21-40 Las lenguas, la profecía y la manera de ejercerse en el cuerpo de Cristo – Parte II

    LAS LENGUAS, LA PROFECÍA, Y LA MANERA DE EJERCERSE EN EL CUERPO DE CRISTO

    (Parte II)

    1 Corintios 14:21-40

    I. Las lenguas, además de no ser útiles en el contexto congregacional, son de tropiezo para los no creyentes. (V. 21 – 25) a). No son una señal de bienvenida, sino una señal de juicio. (V. 21 – 22) Isa 28:7-12 Sin embargo, ahora Israel es dirigido por borrachos que dan tumbos por el vino y se tambalean a causa del alcohol. Los sacerdotes y los profetas se tambalean a causa del alcohol, y se pierden por el vino. Dan tumbos cuando tienen visiones y se tambalean cuando emiten sus decisiones. 8 Sus mesas están cubiertas de vómito; hay inmundicia por todas partes. 9 « ¿Quién se cree el SEÑOR que somos? —Preguntan—, ¿por qué nos habla así? ¿Acaso somos niños pequeños, recién destetados? 10 ¡Una y otra vez nos repite todo, línea por línea, renglón por renglón, un poco aquí y un poco allá!». 11 Así que, ahora, ¡Dios tendrá que hablar a su pueblo por medio de opresores extranjeros que hablan una lengua extraña! 12 Dios le ha dicho a su pueblo: «Aquí hay un lugar de descanso; que reposen aquí los fatigados. Este es un lugar tranquilo para descansar»; pero ellos no quisieron escuchar. (NTV) Jer 5:14-15 Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá. 15 He aquí yo traigo sobre vosotros gente de lejos, oh casa de Israel, dice Jehová; gente robusta, gente antigua, gente cuya lengua ignorarás, y no entenderás lo que hablare. Deu 28:49-50 Jehová traerá contra ti una nación de lejos, del extremo de la tierra, que vuele como águila, nación cuya lengua no entiendas; 50 gente fiera de rostro, que no tendrá respeto al anciano, ni perdonará al niño; Jer 9:23-24 Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. 24 Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.   b). Los dones ministerios y operaciones no deben ser el centro de atención de nuestras reuniones, sino la enseñanza. (V. 23 – 25) 1 Co 14:23 Aun así, si los incrédulos o la gente que no entiende esas cosas entran en la reunión de la iglesia y oyen a todos hablando en un idioma desconocido, pensarán que ustedes están locos. (NTV) 2 Ti 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. (RVR60) Pro 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad. Pro 25:28 Como ciudad derribada y sin muro es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda. 1 Co 13:4-7 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. (RVR60) Gál 5:22a Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; Stg 3:17-18 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. 18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz. 1 Co 14:24-25 Pero, si todos ustedes están profetizando, y los incrédulos o la gente que no entiende esas cosas entran en la reunión, serán convencidos de pecado y juzgados por lo que ustedes dicen. 25 Al escuchar, sus pensamientos secretos quedarán al descubierto y caerán de rodillas y adorarán a Dios declarando: «En verdad, Dios está aquí, entre ustedes». (NV) Heb 4:12-13 Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos. 13 No hay nada en toda la creación que esté oculto a Dios. Todo está desnudo y expuesto ante sus ojos; y es a él a quien rendimos cuentas. (NTV) 2 Co 10:4-5 Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. 5 Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo. (NVI)   II. Los dones deben ejercerse dentro del orden de la Palabra y siempre con la motivación de edificar. (26 – 35) a) Cada vez que nos reunimos, necesitamos venir dispuestos a dar, no solo a recibir. (V. 26) b) Como ejercer las lenguas en el culto público. (V. 27 – 28) c) Cómo ejercer la profecía en la iglesia. (V. 29 – 35) 1 Jn 4:1 Queridos amigos, no les crean a todos los que afirman hablar de parte del Espíritu. Pónganlos a prueba para averiguar si el espíritu que tienen realmente proviene de Dios, porque hay muchos falsos profetas en el mundo. (NTV) 2 Ti 4:1-4 En presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de venir en su reino y que juzgará a los vivos y a los muertos, te doy este solemne encargo: 4 Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar. 3 Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. 4 Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos. (NVI) 1 Ti 4:1-3 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, 3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. (RVR60) 2 Pe 2:1-3 En el pueblo judío hubo falsos profetas, y también entre ustedes habrá falsos maestros que encubiertamente introducirán herejías destructivas, al extremo de negar al mismo Señor que los rescató. Esto les traerá una pronta destrucción. 2 Muchos los seguirán en sus prácticas vergonzosas, y por causa de ellos se difamará el camino de la verdad. 3 Llevados por la avaricia, estos maestros los explotarán a ustedes con palabras engañosas. Desde hace mucho tiempo su condenación está preparada y su destrucción los acecha. (NVI) 2 Pe 2:17-19 Estos individuos son fuentes sin agua, niebla empujada por la tormenta, para quienes está reservada la más densa oscuridad. 18 Pronunciando discursos arrogantes y sin sentido, seducen con los instintos naturales desenfrenados a quienes apenas comienzan a apartarse de los que viven en el error. 19 Les prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción, ya que cada uno es esclavo de aquello que lo ha dominado. (NVI) Jud 1:3-4 Queridos amigos, con gran anhelo tenía pensado escribirles acerca de la salvación que compartimos. Sin embargo, ahora me doy cuenta de que debo escribirles sobre otro tema para animarlos a que defiendan la fe que Dios ha confiado una vez y para siempre a su pueblo santo. 4 Les digo esto, porque algunas personas que no tienen a Dios se han infiltrado en sus iglesias diciendo que la maravillosa gracia de Dios nos permite llevar una vida inmoral. La condena de tales personas fue escrita hace mucho tiempo, pues han negado a Jesucristo, nuestro único Dueño y Señor. (NVI) Jud 1:8-11 De la misma manera, estos individuos —que pretenden tener autoridad por lo que reciben en sueños —llevan una vida inmoral, desafían a la autoridad y se burlan de los seres sobrenaturales. 9 Pero ni siquiera Miguel, uno de los ángeles más poderosos, se atrevió a acusar al diablo de blasfemia, sino que simplemente le dijo: «¡Que el Señor te reprenda!». (Esto ocurrió cuando Miguel disputaba con el diablo acerca del cuerpo de Moisés). 10 Pero esa gente se burla de cosas que no entiende. Como animales irracionales, hacen todo lo que les dictan sus instintos y de esta manera provocan su propia destrucción. 11 ¡Qué aflicción les espera! Pues siguen los pasos de Caín, quien mató a su hermano. Al igual que Balaam, engañan a la gente por dinero; y, como Coré, perecen en su propia rebelión. (NVI) Jud 1:12-13, 16 Cuando estos individuos participan con ustedes en sus comidas de compañerismo —las cuales conmemoran el amor del Señor—, son como arrecifes peligrosos que pueden hacerlos naufragar.* Son como pastores que no tienen vergüenza y que sólo se preocupan por sí mismos. Son como nubes que pasan sobre la tierra sin dar lluvia. Son como árboles en el otoño, doblemente muertos, porque no dan fruto y han sido arrancados de raíz. 13 Son como violentas olas del mar que arrojan la espuma de sus actos vergonzosos. Son como estrellas que han perdido su rumbo, condenadas para siempre a la más negra oscuridad... 16 Estos individuos son rezongones, se quejan de todo y viven sólo para satisfacer sus deseos. Son fanfarrones que se jactan de sí mismos y adulan a otros para conseguir lo que quieren. (NVI) 1 Ti 6:3-5, 10 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, 4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales… 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. Stg 3:14-18 Pero si ustedes tienen envidias amargas y rivalidades en el corazón, dejen de presumir y de faltar a la verdad. 15 Ésa no es la sabiduría que desciende del cielo, sino que es terrenal, puramente humana y diabólica. 16 Porque donde hay envidias y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas. 17 En cambio, la sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera. 18 En fin, el fruto de la justicia se siembra en paz para los que hacen la paz. (NVI) 1 Re 19:11-13 El SEÑOR le dijo: —Sal y ponte de pie delante de mí, en la montaña. Mientras Elías estaba de pie allí, el SEÑOR pasó, y un viento fuerte e impetuoso azotó la montaña. La ráfaga fue tan tremenda que las rocas se aflojaron, pero el SEÑOR no estaba en el viento. Después del viento hubo un terremoto, pero el SEÑOR no estaba en el terremoto. 12 Pasado el terremoto hubo un incendio, pero el SEÑOR no estaba en el incendio. Y después del incendio hubo un suave susurro. 13 Cuando Elías lo oyó, se cubrió la cara con su capa, salió y se paró a la entrada de la cueva. Entonces una voz le dijo: —¿Qué haces aquí, Elías? (NTV) 1 Ti 2:12-13 Yo no les permito a las mujeres que les enseñen a los hombres ni que tengan autoridad sobre ellos, sino que escuchen en silencio. 13 Pues Dios primero creó a Adán y luego hizo a Eva. (NTV) 1 Ti 2:14-15Ahora bien, no fue Adán el engañado por Satanás; la mujer fue la engañada y la consecuencia fue el pecado. 15 Sin embargo, las mujeres se salvarán al tener hijos, siempre y cuando sigan viviendo en la fe, el amor, la santidad y la modestia. (NTV)   III. Lo que se haga en la iglesia debe hacerse decentemente, en orden, en amor y para edificación, eso es lo que Dios manda en su iglesia. (V. 36 – 40) 1 Co 14:36 ¿O acaso piensan, corintios, que la palabra de Dios se originó con ustedes? ¿Son ustedes los únicos a quienes fue entregada? (NTV) 1 Co 14:37-38 Si alguien afirma ser profeta o piensa que es espiritual, debería reconocer que lo que digo es un mandato del Señor mismo. 38 Pero, si no lo reconoce, tampoco él será reconocido. (NTV) 1 Co 10:31-32 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. 32 No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios; Mat 5:13-16 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
  • Sep 21, 20141 Corintios 14:1-20 Las lenguas, la profecía y la manera de ejercerse en el cuerpo de Cristo (Parte I)
    Sep 21, 2014
    1 Corintios 14:1-20 Las lenguas, la profecía y la manera de ejercerse en el cuerpo de Cristo (Parte I)

    LAS LENGUAS, LA PROFECÍA, Y LA MANERA DE EJERCERSE EN EL CUERPO DE CRISTO

    (Parte I)

    1 Corintios 14:1-20

    Hch 2:42-46 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. 43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón.   I. Escuchar lo que Dios manda para obedecerlo, debe ser nuestra prioridad para nuestro andar cristiano. (V . 1) 2 Pe 1:19-21 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. Efe 4:13-15 Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo. 14 Entonces ya no seremos inmaduros como los niños. No seremos arrastrados de un lado a otro ni empujados por cualquier corriente de nuevas enseñanzas. No nos dejaremos llevar por personas que intenten engañarnos con mentiras tan hábiles que parezcan la verdad. 15 En cambio, hablaremos la verdad con amor y así creceremos en todo sentido hasta parecernos más y más a Cristo, quien es la cabeza de su cuerpo, que es la iglesia. Rom 12:2 No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. (NVI) Efe 4:17-24 Con la autoridad del Señor digo lo siguiente: ya no vivan como los que no conocen a Dios, porque ellos están irremediablemente confundidos. 18 Tienen la mente llena de oscuridad; vagan lejos de la vida que Dios ofrece, porque cerraron la mente y endurecieron el corazón hacia él. 19 Han perdido la vergüenza. Viven para los placeres sensuales y practican con gusto toda clase de impureza. 20 Pero eso no es lo que ustedes aprendieron acerca de Cristo. 21 Ya que han oído sobre Jesús y han conocido la verdad que procede de él, 22 desháganse de su vieja naturaleza pecaminosa y de su antigua manera de vivir, que está corrompida por la sensualidad y el engaño. 23 Y, en cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. 24 Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo. Efe 5:15-17 Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, 16 aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. 17 Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.   II. Las lenguas sirven para la edificación personal de la vida devocional del creyente, mientras que la profecía es para edificación colectiva de toda la iglesia. (V. 2 – 5) Hch 2:39: Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.   III. Dios está más interesado en nuestro entendimiento de él que nos lleva a la obediencia, que en nuestra emoción, que no produce ningún cambio. (V. 6 – 12) a) Las lenguas sin interpretación en el contexto de la congregación son inútiles y traen confusión. (V. 6 – 11) Deu 4:1-2 »Ahora, Israel, escucha con atención los decretos y las ordenanzas que estoy a punto de enseñarte. Obedécelos para que vivas y para que puedas entrar y poseer la tierra que el SEÑOR, Dios de tus antepasados, te da. 2 No agregues ni quites nada a estos mandatos que te doy. Simplemente obedece los mandatos del SEÑOR tu Dios que te doy. Deu 4:5-8 »Mira, ahora te enseño decretos y ordenanzas tal como me lo encargó el SEÑOR mi Dios, para que los obedezcas en la tierra donde estás a punto de entrar y que vas a poseer. 6 Síguelos al pie de la letra y darás a conocer tu sabiduría y tu inteligencia a las naciones vecinas. Cuando esas naciones se enteren de todos estos decretos, exclamarán: “¡Qué sabio y prudente es el pueblo de esa gran nación!”. 7 Pues, ¿qué gran nación tiene un dios que esté tan cerca de ellos de la manera que el SEÑOR nuestro Dios está cerca de nosotros cada vez que lo invocamos? 8 ¿Y qué gran nación tiene decretos y ordenanzas tan justas e imparciales como este conjunto de leyes que te entrego hoy? 1 Ti 3:15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad. Jer 9:23-24 Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. 24 Más alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.   b) Mi motivación con los dones debe ser la de edificar, no la de brillar. (V. 12)   IV. Aunque con las lenguas oro con mi espíritu, necesito adorar en el equilibrio del Espíritu y la Verdad. (V. 13 – 17) Rom 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Rom 8:26-27 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. Mat 6:5-8 »Cuando ores, no hagas como los hipócritas a quienes les encanta orar en público, en las esquinas de las calles y en las sinagogas donde todos pueden verlos. Les digo la verdad, no recibirán otra recompensa más que ésa. 6 Pero tú, cuando ores, apártate a solas, cierra la puerta detrás de ti y ora a tu Padre en privado. Entonces, tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará .7 »Cuando ores, no parlotees de manera interminable como hacen los seguidores de otras religiones. Piensan que sus oraciones recibirán respuesta sólo por repetir las mismas palabras una y otra vez. 8 No seas como ellos, porque tu Padre sabe exactamente lo que necesitas, incluso antes de que se lo pidas. (NTV)   V. Dios me llama a ser un miembro maduro en el cuerpo de Cristo, el cual se enfoca en las necesidades de los demás y no en sí mismo. (V, 18 – 20) Deu 30:8 Así volverás a obedecer al SEÑOR y cumplirás todos sus mandatos, los que yo te entrego hoy. 9 »Entonces el SEÑOR tu Dios te prosperará en todo lo que hagas. Te dará muchos hijos, una gran cantidad de animales y hará que tus campos produzcan cosechas abundantes, porque el SEÑOR volverá a deleitarse en ser bondadoso contigo como lo fue con tus antepasados. 10 El SEÑOR tu Dios se deleitará en ti si obedeces su voz y cumples los mandatos y los decretos escritos en este libro de instrucción, y si te vuelves al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma. 11 »El mandato que te entrego hoy no es demasiado difícil de entender ni está fuera de tu alcance. 12 No está guardado en los cielos, tan distante para que tengas que preguntar: “¿Quién subirá al cielo y lo bajará para que podamos oírlo y obedecer?”. 13 Tampoco está guardado más allá del mar, tan lejos para que tengas que preguntar: “¿Quién cruzará el mar y lo traerá para que podamos oírlo y obedecer?”. 14 Por el contrario, el mensaje está muy al alcance de la mano; está en tus labios y en tu corazón para que puedas obedecerlo. 15 »¡Ahora escucha! En este día, te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre la prosperidad y la calamidad. 16 Pues hoy te ordeno que ames al SEÑOR tu Dios y cumplas sus mandatos, decretos y ordenanzas andando en sus caminos. Si lo haces, vivirás y te multiplicarás, y el SEÑOR tu Dios te bendecirá a ti y también a la tierra donde estás a punto de entrar y que vas a poseer. 17 »Sin embargo, si tu corazón se aparta y te niegas a escuchar, y si te dejas llevar a servir y rendir culto a otros dioses, 18 entonces te advierto desde ya que sin duda serás destruido. No tendrás una buena y larga vida en la tierra que ocuparás al cruzar el Jordán. 19 »Hoy te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre bendiciones y maldiciones. Ahora pongo al cielo y a la tierra como testigos de la decisión que tomes. ¡Ay, si eligieras la vida, para que tú y tus descendientes puedan vivir! 20 Puedes elegir esa opción al amar, al obedecer y al comprometerte firmemente con el SEÑOR tu Dios. Esa* es la clave para tu vida. Y si amas y obedeces al SEÑOR, vivirás por muchos años en la tierra que el SEÑOR juró dar a tus antepasados Abraham, Isaac y Jacob».
  • Sep 14, 20141 Corintios 13 El camino más excelente
    Sep 14, 2014
    1 Corintios 13 El camino más excelente

    EL CAMINO MÁS EXCELENTE

    1 Corintios 13

    Hch 2:42-46 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. 43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón. Jua 14:15-18 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Luc 12:48b porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá. 1 Co 12:31 Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.   I. Sin mi vida no manifiesta el amor de Cristo, mis ejercicios espirituales están vacíos y sin sentido. (V. 1) Hch 1:3-5 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. 4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. 5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. Hch 2:1-4 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. 5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. 6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? 13 Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto. 1 Co 14:21-22 En las Escrituras está escrito: «Hablaré a mi propio pueblo en idiomas extraños y mediante labios de extranjeros. Pero aun así, no me escucharán», dice el SEÑOR. 22 que, como ven, el hablar en lenguas es una señal no para los creyentes sino para los incrédulos. 1 Co 14:2 Pues, si alguien tiene la capacidad de hablar en lenguas, le hablará sólo a Dios, dado que la gente no podrá entenderle. Hablará por el poder del Espíritu, pero todo será un misterio. (NTV) 1 Co 14:4 La persona que habla en lenguas se fortalece a sí misma, pero el que dice una palabra de profecía fortalece a toda la iglesia. (NTV)   II. Podré tener un gran conocimiento y actos de fe sin iguales, pero si no expreso el amor de Cristo en mí carácter, no puedo presumirme su discípulo. (V. 2) Mat 3:9 y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Job 42:1-6 Respondió Job a Jehová, y dijo: 2 Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti. 3 ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. 4 Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás. 5 De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. 6 Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza. 1 Jn 2:3-6 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. 4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. Jua 14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. Jua 13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. Jua 13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. 1 Jn 2:7-11 Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio. 8 Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra. 9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. 10 El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. 11 Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.   III. Podría tener los ministerios más impresionantes, pero, no impresionaré en lo más mínimo a Dios si no expreso el amor de Cristo en mi carácter. (V. 3) Efe 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Efe 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, Luc 12:32-34 No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino. 33 Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. 34 Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Luc 17:7-10 ¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa? 8¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú? 9 ¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no. 10 Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos. Rom 5:7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.   IV. El amor de Dios no tiene nada que ver con el amor de este mundo, y necesitamos andar en este tipo de amor. (V. 4 – 7) 1 Co 13:7 El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia. (NTV) Sof 3:17 Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos. 2 Ti 2:13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo. 1 Jn 4:7-8 Queridos amigos, sigamos amándonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es un hijo de Dios y conoce a Dios. 8 Pero el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. (NTV) 1 Jn 4:10-13 En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados. 11 Queridos amigos, ya que Dios nos amó tanto, sin duda nosotros también debemos amarnos unos a otros. 12 Nadie jamás ha visto a Dios; pero, si nos amamos unos a otros, Dios vive en nosotros y su amor llega a la máxima expresión en nosotros. 13 Y Dios nos ha dado su Espíritu como prueba de que vivimos en él y él en nosotros. (NTV) 1 Jn 4:15-16 Todos los que confiesan que Jesús es el Hijo de Dios, Dios vive en ellos y ellos en Dios. 16 Nosotros sabemos cuánto nos ama Dios y hemos puesto nuestra confianza en su amor. Dios es amor, y todos los que viven en amor viven en Dios y Dios vive en ellos. 1Jn 4:19-21 Nos amamos unos a otros, porque él nos amó primero. 20 Si alguien dice: «Amo a Dios» pero odia a un hermano en Cristo, esa persona es mentirosa pues, si no amamos a quienes podemos ver, ¿cómo vamos a amar a Dios, a quien no podemos ver? 21 Y él nos ha dado el siguiente mandato: los que aman a Dios amen también a sus hermanos en Cristo. 1 Jn 5:1-5 Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha llegado a ser un hijo de Dios. Y todo el que ama al Padre ama también a los hijos nacidos de él. 2 Sabemos que amamos a los hijos de Dios si amamos a Dios y obedecemos sus mandamientos. 3 Amar a Dios significa obedecer sus mandamientos, y sus mandamientos no son una carga difícil de llevar.4 Pues todo hijo de Dios vence este mundo de maldad, y logramos esa victoria por medio de nuestra fe. 5 ¿Y quién puede ganar esta batalla contra el mundo? Únicamente los que creen que Jesús es el Hijo de Dios.   V. El amor trasciende tiempo y espacio, es eterno, mientras que los dones, ministerios y operaciones son temporales. (V. 8 – 13) 1 Co 13:10 Pero, cuando llegue el tiempo de la perfección, esas cosas parciales se volverán inútiles. (NTV) 1 Co 13:12 Ahora vemos todo de manera imperfecta, como reflejos desconcertantes, pero luego veremos todo con perfecta claridad. Todo lo que ahora conozco es parcial e incompleto, pero luego conoceré todo por completo, tal como Dios ya me conoce a mí completamente. (NTV) Rom 8:14-17 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. 15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. (RVR60) 1 Pe 1:3-9 Que toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Es por su gran misericordia que hemos nacido de nuevo, porque Dios levantó a Jesucristo de los muertos. Ahora vivimos con gran expectación 4 y tenemos una herencia que no tiene precio, una herencia que está reservada en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse. 5 la fe que tienen, Dios los protege con su poder hasta que reciban esta salvación, la cual está lista para ser revelada en el día final, a fin de que todos la vean. 6 Así que alégrense de verdad. Les espera una alegría inmensa, aun cuando tengan que soportar muchas pruebas por un tiempo breve. 7 Estas pruebas demostrarán que su fe es auténtica. Está siendo probada de la misma manera que el fuego prueba y purifica el oro, aunque la fe de ustedes es mucho más preciosa que el mismo oro. Entonces su fe, al permanecer firme en tantas pruebas, les traerá mucha alabanza, gloria y honra en el día que Jesucristo sea revelado a todo el mundo. 8 Ustedes aman a Jesucristo a pesar de que nunca lo han visto. Aunque ahora no lo ven, confían en él y se gozan con una alegría gloriosa e indescriptible. 9 La recompensa por confiar en él será la salvación de sus almas.
  • Sep 7, 20141 Corintios 12:12-31 El cuerpo de Cristo, su diseño y su propósito
    Sep 7, 2014
    1 Corintios 12:12-31 El cuerpo de Cristo, su diseño y su propósito

    EL CUERPO DE CRISTO Y SU DISEÑO Y SU PROPÓSITO

    1 Corintios 12:12-31

    Hch 2:42-46 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. 43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón. Jua 14:15-18 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.   I. Todos somos miembros de un cuerpo, el cuerpo de Cristo. (V. 12 – 13) Jua 7:37-39 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. 39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado. Jua 4:7-14 Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. 8 Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer. 9 La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. 10 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. 11 La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? 12 ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? 13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; 14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. II. Dios ha diseñado su cuerpo en diversidad de miembros y diversidad de funciones. (V. 14 – 17) a)    Cada función es necesaria, en el cuerpo no cabe la actitud de sentirte menos, por más pequeña que parezca tu función. (V. 15 – 17)   III. Dios es quien administra y pone donde quiere a cada miembro del cuerpo. (V. 18 – 21) 2 Ti 2:2 Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros. 1 Ti 3:8-10 Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas; 9 que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia. 10 Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles.   a)    Aunque el cuerpo es diverso, Dios lo diseñó para trabajar en perfecta unidad. (V. 19 – 20) b)    En el cuerpo de Cristo no hay lugar para la autosuficiencia y el individualismo. (V. 21)   IV. Dios ha diseñado el cuerpo para expresar su amor entre nosotros, en participación, de manera que nos necesitemos y nos procuremos unos a otros. (V. 22 – 31) Pro 10:12 El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas. 1 Pe 4:8 Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados. Luc 12:48b porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá. Rom 12:3-6 Basado en el privilegio y la autoridad que Dios me ha dado, le advierto a cada uno de ustedes lo siguiente: ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la medida de fe que Dios les haya dado. 4 Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes y cada parte tiene una función específica, 5 el cuerpo de Cristo también. Nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos unos a otros. 6 Dios, en su gracia, nos ha dado dones diferentes para hacer bien determinadas cosas. (NTV) Rom 8:7-8 Pues la naturaleza pecaminosa es enemiga de Dios siempre. Nunca obedeció las leyes de Dios y jamás lo hará. 8 Por eso, los que todavía viven bajo el dominio de la naturaleza pecaminosa nunca pueden agradar a Dios. (NTV) Rom 8:9 Pero ustedes no están dominados por su naturaleza pecaminosa. Son controlados por el Espíritu si el Espíritu de Dios vive en ustedes. (Y recuerden que los que no tienen al Espíritu de Cristo en ellos, de ninguna manera pertenecen a él). (NTV) Rom 8:10a, 11a Y Cristo vive en ustedesRom 8:11a El Espíritu de Dios, quien levantó a Jesús de los muertos, vive en ustedes. (NTV) 1 Pe 2:9-10 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. 1 Pe 2:11-12 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, 12 manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras. Efe 2:4 Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto 5 que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es sólo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!) 6 Pues nos levantó de los muertos junto con Cristo y nos sentó con él en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo Jesús. 7 De modo que, en los tiempos futuros, Dios puede ponernos como ejemplos de la increíble riqueza de la gracia y la bondad que nos tuvo, como se ve en todo lo que ha hecho por nosotros, que estamos unidos a Cristo Jesús. 8 Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. 9 La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo. 10 Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.
  • Aug 31, 20141 Corintios 12:1-11 Conociendo los asuntos espirituales
    Aug 31, 2014
    1 Corintios 12:1-11 Conociendo los asuntos espirituales

    CONOCIENDO LOS ASUNTOS ESPIRITUALES

    1 Corintios 12:1-11

    Hch 2:42-46 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. 43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón.   I. La voluntad de Dios es que no seamos ignorantes de los asuntos espirituales. (V. 1 – 3) Hch 17:10-11 Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. 11 Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.   a) Los asuntos espirituales de Dios no tienen nada que ver con los asuntos espirituales de este mundo. (V. 2 -3) Efe 2:11-13 No olviden que ustedes, los gentiles, antes estaban excluidos. Eran llamados «paganos incircuncisos» por los judíos, quienes estaban orgullosos de la circuncisión, aun cuando esa práctica sólo afectaba su cuerpo, no su corazón. 12 En esos tiempos, ustedes vivían apartados de Cristo. No se les permitía ser ciudadanos de Israel, y no conocían las promesas del pacto que Dios había hecho con ellos. Ustedes vivían en este mundo sin Dios y sin esperanza. 13 Pero ahora han sido unidos a Cristo Jesús. Antes estaban muy lejos de Dios, pero ahora fueron acercados por medio de la sangre de Cristo. 2 Co 11:13-15 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. Mat 7:15-23 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que, por sus frutos los conoceréis. 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Jua 15:26 Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí. Jua 16:12-15 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. 13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 14 El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber. Hch 3:11-13 Y teniendo asidos a Pedro y a Juan el cojo que había sido sanado, todo el pueblo, atónito, concurrió a ellos al pórtico que se llama de Salomón. 12 Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste? 13 El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad. Hch 14:11-15 Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros. 12 Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. 13 Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios. 14 Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces 15 y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay. Hch 4:11-12 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. 1 Ti 2:5-6 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, 6 el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.   II. El Señor ha equipado a su iglesia con dones, con ministerios y con operaciones de su Espíritu para llevar a cabo su voluntad. (V. 4 – 6) Ef 4:7-8 No obstante, él nos ha dado a cada uno de nosotros un don especial mediante la generosidad de Cristo. 8 Por eso las Escrituras dicen: «Cuando ascendió a las alturas, se llevó a una multitud de cautivos y dio dones a su pueblo». (NTV) Hch 2:1-4 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Hch 2:17-20 Y en los postreros días, dice Dios,   Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,   Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;   Vuestros jóvenes verán visiones,   Y vuestros ancianos soñarán sueños; 18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días   Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. 19 Y daré prodigios arriba en el cielo,   Y señales abajo en la tierra,   Sangre y fuego y vapor de humo; 20 El sol se convertirá en tinieblas,   Y la luna en sangre,   Antes que venga el día del Señor,   Grande y manifiesto; Hch 2:39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.   a) Los dones o charismas. (V. 4) Rom 12:3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. 4 Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.   Rom 12:6-8 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; 7 o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 8 el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.
    1. Profecía
      2 Pe 1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.  
    1. Servicio
    2. Enseñanza
    3. Exhortación.
    4. Generosidad
    5. Presidir o Administrar.
    6. Hacer Misericordia
        b) Las diakonías o ministerios. (V. 5) Efe 4:11-16 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.  
    1. Apóstoles.
    Efe 2:20 Juntos constituimos su casa, la cual está edificada sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas. Y la piedra principal es Cristo Jesús mismo. Apo 21:14 La muralla de la ciudad estaba fundada sobre doce piedras, las cuales llevaban escritos los nombres de los doce apóstoles del Cordero. Hch 13:2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. 3 Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.  
    1. Profetas
    2. Evangelistas
    3. Pastor Maestro
      c) Operaciones o Enérgemas. (V. 6)   III. El Señor ha repartido a cada miembro de su iglesia algo para bendecir a su hermano y para traerle gloria a él. (V. 7 – 11) 1 Ti 3:2-7 Por esta razón un anciano debe ser un hombre que lleve una vida intachable. Debe serle fiel a su esposa. Debe tener control propio, vivir sabiamente y tener una buena reputación… 3 No debe emborracharse ni ser violento. Debe ser amable, no debe buscar pleitos ni amar el dinero. 4 Debe dirigir bien a su propia familia, y que sus hijos lo respeten y lo obedezcan. 5 Pues, si un hombre no puede dirigir a los de su propia casa, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?... 7 Además, la gente que no es de la iglesia debe hablar bien de él, para que no sea deshonrado y caiga en la trampa del diablo.
    1. Palabra de Sabiduría.
    2. Palabra de Ciencia.
    3. Operación de Fe.
    Hch 3:2-7 Mientras se acercaban al templo, entraba siendo cargado un hombre cojo de nacimiento. Todos los días lo ponían junto a la puerta del templo, la que se llama Puerta Hermosa, para que pudiera pedir limosna a la gente que entraba. 3 Cuando el hombre vio que Pedro y Juan estaban por entrar, les pidió dinero. 4 Pedro y Juan lo miraron fijamente, y Pedro le dijo: «¡Míranos!». 5 El hombre lisiado los miró ansiosamente, esperando recibir un poco de dinero, 6 pero Pedro le dijo: «Yo no tengo plata ni oro para ti. Pero te daré lo que tengo. En el nombre de Jesucristo de Nazaret, ¡levántate y camina!». 7 Entonces Pedro tomó al hombre lisiado de la mano derecha y lo ayudó a levantarse. Y, mientras lo hacía, al instante los pies y los tobillos del hombre fueron sanados y fortalecidos.  
    1. Dones de Sanidades.
    Flp 2:25-27 Mas tuve por necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis necesidades; 26 porque él tenía gran deseo de veros a todos vosotros, y gravemente se angustió porque habíais oído que había enfermado. 27 Pues en verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente de él, sino también de mí, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza. 1 Ti 5:23 Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades. 1 Pe 4:12-13 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. Stg 1:2-4 Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho 3 porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. 4 Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada. (NTV)  
    1. Hacer Milagros.
    2. Profecía.
    3. Discernimiento de Espíritus.
    Mat 16:15-17 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Mat 16:21 Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día. 22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. 23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. Hch 16:16-18 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. 17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. 18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.  
    1. Hablar en Lenguas.
    2. Interpretación de Lenguas.
    Mat 25:14 »También el reino del cielo puede ilustrarse mediante la historia de un hombre que tenía que emprender un largo viaje. Reunió a sus siervos y les confió su dinero mientras estuviera ausente. 15 Lo dividió en proporción a las capacidades de cada uno. Al primero le dio cinco bolsas de plata; al segundo, dos bolsas de plata; al último, una bolsa de plata. Luego se fue de viaje. 16 »El siervo que recibió las cinco bolsas de plata comenzó a invertir el dinero y ganó cinco más. 17 El que tenía las dos bolsas de plata también salió a trabajar y ganó dos más. 18 Pero el siervo que recibió una sola bolsa de plata cavó un hoyo en la tierra y allí escondió el dinero de su amo.   Mat 25:19 »Después de mucho tiempo, el amo regresó de su viaje y los llamó para que rindieran cuentas de cómo habían usado su dinero. 20 El siervo al cual le había confiado las cinco bolsas de plata se presentó con cinco más y dijo: “Amo, usted me dio cinco bolsas de plata para invertir, y he ganado cinco más”. 21 »El amo lo llenó de elogios. “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!”. 22 »Se presentó el siervo que había recibido las dos bolsas de plata y dijo: “Amo, usted me dio dos bolsas de plata para invertir, y he ganado dos más”. 23 »El amo dijo: “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!”.   Mat 25:24 »Por último se presentó el siervo que tenía una sola bolsa de plata y dijo: “Amo, yo sabía que usted era un hombre severo, que cosecha lo que no sembró y recoge las cosechas que no cultivó. 25 Tenía miedo de perder su dinero, así que lo escondí en la tierra. Mire, aquí está su dinero de vuelta”. 26 »Pero el amo respondió: “¡Siervo perverso y perezoso! Si sabías que cosechaba lo que no sembré y recogía lo que no cultivé, 27 ¿por qué no depositaste mi dinero en el banco? Al menos hubiera podido obtener algún interés de él”.   Mat 25:28 »Entonces ordenó: “Quítenle el dinero a este siervo y dénselo al que tiene las diez bolsas de plata. 29 A los que usan bien lo que se les da, se les dará aún más y tendrán en abundancia; pero a los que no hacen nada se les quitará aun lo poco que tienen. 30 Ahora bien, arrojen a este siervo inútil a la oscuridad de afuera, donde habrá llanto y rechinar de dientes”.
  • Aug 24, 20141 Corintios 11:17-34 Las consecuencias de alguien que vive desenfocado de Cristo y centrado en sí mismo
    Aug 24, 2014
    1 Corintios 11:17-34 Las consecuencias de alguien que vive desenfocado de Cristo y centrado en sí mismo

    LAS IMPLICACIONES DE ALGUIEN QUE VIVE DESENFOCADO DE CRISTO Y CENTRADO EN SÍ MISMO

    1 Corintios 11:17-34

     

    Hch 2:42-46 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. 43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón. (RV60)   Jud 1:12Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados; (RV60)   I. Te llevará a menospreciar la iglesia de Cristo. (V. 17 – 22) Gál 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 1Ti 4:1-3 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, 3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. (RV60) Luc 17:1 Luego dijo Jesús a sus discípulos: —Los tropiezos son inevitables, pero ¡ay de aquel que los ocasiona! (NVI) Sal 19:12-13 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. (RV60) 1 Jn 1:1-4 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida 2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); 3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. 4 Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido. (RV60) 1 Co 11:21 Pues algunos se apresuran a comer su propia comida y no la comparten con los demás. Como resultado, algunos se quedan con hambre mientras que otros se emborrachan. (NTV) Mat 20:25-28 Jesús los llamó y les dijo: —Como ustedes saben, los gobernantes de las naciones oprimen a los súbditos, y los altos oficiales abusan de su autoridad. 26 Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, 27 y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de los demás; 28 así como el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos. (NVI) II. Lo que realmente estás haciendo es menospreciar el sacrificio de Cristo. (V. 23 – 26) Luc 22:15 Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! (RV60) Heb 9:25-28 y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. 26 De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. 27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. 1 Pe 3:18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; 2 Co 5:18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. 21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. Éxo 24:1-4 Luego el SEÑOR instruyó a Moisés: «Sube para encontrarte conmigo, y ven junto con Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel. Todos tendrán que adorar de lejos; 2 sólo a Moisés se le permite acercarse al SEÑOR. Los demás no se acercarán, y a nadie del pueblo se le permite subir al monte con él». 3 Después Moisés descendió y le repitió al pueblo todas las instrucciones y ordenanzas que el SEÑOR le había dado, y todo el pueblo respondió a una voz: «Haremos todo lo que el SEÑOR ha ordenado». 4 Entonces Moisés escribió cuidadosamente todas las instrucciones del SEÑOR, y temprano a la mañana siguiente se levantó y construyó un altar al pie del monte. También levantó doce columnas, una por cada tribu de Israel. (NTV) Éxo 24:5-8 Luego envió a unos jóvenes israelitas a presentar ofrendas quemadas y a sacrificar toros como ofrendas de paz al SEÑOR. 6 Moisés dejó escurrir la mitad de la sangre de estos animales en unos tazones; la otra mitad la salpicó sobre el altar. 7 Luego tomó el libro del pacto y lo leyó al pueblo en voz alta. Una vez más todos respondieron: «Haremos todo lo que el SEÑOR ha ordenado. Vamos a obedecer». 8 Entonces Moisés tomó la sangre de los tazones y la salpicó sobre el pueblo, mientras declaraba: «Esta sangre confirma el pacto que el SEÑOR ha hecho con ustedes al darles estas instrucciones». (NTV) Lev 18:4-5 Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios. 5 Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová. (RV60) Heb 10:28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. (RV60) Stg 2:10 Pues el que obedece todas las leyes de Dios menos una es tan culpable como el que las desobedece todas. (NTV) Jer 31:31-34 »Se acerca el día —dice el SEÑOR—, en que haré un nuevo pacto con el pueblo de Israel y de Judá. 32 Este pacto no será como el que hice con sus antepasados cuando los tomé de la mano y los saqué de la tierra de Egipto. Ellos rompieron ese pacto, a pesar de que los amé como un hombre ama a su esposa», dice el SEÑOR. 33 «Pero este es el nuevo pacto que haré con el pueblo de Israel en ese día —dice el SEÑOR—. Pondré mis instrucciones en lo más profundo de ellos y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. 34 Y no habrá necesidad de enseñar a sus vecinos ni habrá necesidad de enseñar a sus parientes diciendo: “Deberías conocer al SEÑOR”. Pues todos ya me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande —dice el SEÑOR—. Perdonaré sus maldades y nunca más me acordaré de sus pecados». Rom 5:6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Luc 18:9-14 Luego Jesús contó la siguiente historia a algunos que tenían mucha confianza en su propia rectitud y despreciaban a los demás: 10 «Dos hombres fueron al templo a orar. Uno era fariseo, y el otro era un despreciado cobrador de impuestos. 11 El fariseo, de pie, apartado de los demás, hizo la siguiente oración: “Te agradezco Dios, que no soy un pecador como todos los demás. Pues no engaño, no peco y no cometo adulterio. ¡Para nada soy como ese cobrador de impuestos! 12 Ayuno dos veces a la semana y te doy el diezmo de mis ingresos”. 13 »Pero el cobrador de impuestos se quedó a la distancia y ni siquiera se atrevía a levantar la mirada al cielo mientras oraba. En cambio, golpeó su pecho en señal de dolor mientras decía: “Oh, Dios, ten compasión de mí, porque soy un pecador”.14 Les digo que fue este pecador —y no el fariseo —quien regresó a su casa justificado delante de Dios. Pues los que se exaltan a sí mismos serán humillados, y los que se humillan serán exaltados». Hch 3:19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. 1 Jn 5:11-12 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Mar 14:25 De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios. Apo 19:6-9 Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina! 7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. 8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. 9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. Jua 14:1-4 Jesús, el camino al Padre   No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. (RV60) 1 Ts 4:14-18 ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él. 15 Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto. 16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. 18 Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras. Apo 22:20 Áquel que es el testigo fiel de todas esas cosas dice: «¡Sí, yo vengo pronto!». ¡Amén! ¡Ven, Señor Jesús! III. Trae consecuencias muy serias ya que te puede llevar a la disciplina correctiva del Señor. (V. 27 – 34)
  • Aug 17, 20141 Corintios 11:1-16 El diseño de Dios en la autoridad y la sujeción
    Aug 17, 2014
    1 Corintios 11:1-16 El diseño de Dios en la autoridad y la sujeción

    EL DISEÑO DE DIOS EN LA AUTORIDAD Y LA SUJECIÓN

    1 Corintios 11:1-16

      1 Co 10:31-33 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. 32 No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios; 33 como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos. (RVR60 Y el capítulo 11 comienza así:   I. Lo que Dios diseñó es para guardarlo, ponerlo por obra y seguirlo conociendo. (V. 1 – 3) 1 Re 2:1-4 Llegaron los días en que David había de morir, y ordenó a Salomón su hijo, diciendo: 2 Yo sigo el camino de todos en la tierra; esfuérzate, y sé hombre. 3 Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas; 4 para que confirme Jehová la palabra que me habló, diciendo: Si tus hijos guardaren mi camino, andando delante de mí con verdad, de todo su corazón y de toda su alma, jamás, dice, faltará a ti varón en el trono de Israel. (RVR60) Jos 1:7-9 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. (RVR60)   a)    Hay un diseño, y en ese diseño hay una cadena de autoridad y sujeción. (V. 3 ) Jua 4:34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. Jua 5:30 No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. Jua 5:19-20a Entonces Jesús explicó: «Les digo la verdad, el Hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sólo hace lo que ve que el Padre hace. Todo lo que hace el Padre, también lo hace el Hijo, 20a pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que hace. Luc 22:41-45 Se alejó a una distancia como de un tiro de piedra, se arrodilló y oró: 42 «Padre, si quieres, te pido que quites esta copa de sufrimiento de mí. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía». 43 Entonces apareció un ángel del cielo y lo fortaleció. 44 Oró con más fervor, y estaba en tal agonía de espíritu que su sudor caía a tierra como grandes gotas de sangre. 45 Finalmente se puso de pie y regresó a donde estaban sus discípulos, pero los encontró dormidos, exhaustos por la tristeza.   II. No ejercer la autoridad y la sujeción de la manera correcta, es deshonrar a Dios. (V. 4 a)    El Varón está llamado a manifestar los atributos de un Dios bueno, y la mujer manifestar los atributos de un esposo piadoso. (V. 7) Mat 8:8-9 Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente dí la palabra, y mi criado sanará. 9 Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Vé, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. Efe 5:25-27 Para los maridos, eso significa: ame cada uno a su esposa tal como Cristo amó a la iglesia. Él entregó su vida por ella 26 a fin de hacerla santa y limpia al lavarla mediante la purificación de la palabra de Dios. 27 Lo llevó a cabo para presentársela a sí mismo como una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga ni ningún otro defecto. Será, en cambio, santa e intachable. Pro 12:4 La mujer virtuosa es corona de su marido; Mas la mala, como carcoma en sus huesos. Pro 31:23 Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra. Efe 5:22-24 Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor, 23 porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador de su cuerpo, que es la iglesia. 24 Así como la iglesia se somete a Cristo, de igual manera la esposa debe someterse en todo a su marido.   b)    La mujer fue creada del varón y para el varón. (V. 8 – 9) c)     En su sujeción externa y visible, la mujer glorifica a Dios. (V. 10 - 1 Co 14:34-35 Las mujeres deben guardar silencio durante las reuniones de la iglesia. No es apropiado que hablen. Deben ser sumisas, tal como dice la ley. 35 Si tienen preguntas, que le pregunten a su marido en casa, porque no es apropiado que las mujeres hablen en las reuniones de la iglesia. (NTV) 1 Ti 2:11-15 La mujer debe aprender con serenidad, con toda sumisión. 12 No permito que la mujer enseñe al hombre y ejerza autoridad sobre él; debe mantenerse ecuánime. 13 Porque primero fue formado Adán, y Eva después. 14 Además, no fue Adán el engañado, sino la mujer; y ella, una vez engañada, incurrió en pecado. 15 Pero la mujer se salvará siendo madre y permaneciendo con sensatez en la fe, el amor y la santidad. (NTV) Tit 2:4 Esas mujeres mayores tienen que instruir a las más jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, 5 a vivir sabiamente y a ser puras, a trabajar en su hogar, a hacer el bien y a someterse a sus esposos. Entonces no deshonrarán la palabra de Dios. (NTV) Efe 3:8-10 Aunque soy el menos digno de todo el pueblo de Dios, por su gracia él me concedió el privilegio de contarles a los gentiles acerca de los tesoros inagotables que tienen a disposición por medio de Cristo. 9 Fui elegido para explicarles a todos el misterioso plan que Dios, el Creador de todas las cosas, mantuvo oculto desde el comienzo. 10 El propósito de Dios con todo esto fue utilizar a la iglesia para mostrar la amplia variedad de su sabiduría a todos los gobernantes y autoridades invisibles que están en los lugares celestiales. (NTV)   III. Dios lo diseñó así para poder tener interdependencia y manifestar su amor. (V. 11 – 12)   IV. La misma naturaleza prueba el diseño de Dios. (V. 13 – 16) 1 Co 11:16 Pero, si alguien quiere discutir este tema, simplemente digo que no tenemos otra costumbre más que ésa, y tampoco la tienen las demás iglesias de Dios. 1 Pe 3:1-6 De la misma manera, ustedes esposas, tienen que aceptar la autoridad de sus esposos. Entonces, aun cuando alguno de ellos se niegue a obedecer la Buena Noticia, la vida recta de ustedes les hablará sin palabras. Ellos serán ganados 2 al observar la vida pura y la conducta respetuosa de ustedes. 3 No se interesen tanto por la belleza externa: los peinados extravagantes, las joyas costosas o la ropa elegante. 4 En cambio, vístanse con la belleza interior, la que no se desvanece, la belleza de un espíritu tierno y sereno, que es tan precioso a los ojos de Dios. 5 Así es como lucían hermosas las santas mujeres de la antigüedad. Ellas confiaban en Dios y aceptaban la autoridad de sus maridos. 6 Por ejemplo, Sara obedecía a su esposo, Abraham, y lo llamaba «señor». Ustedes son sus hijas cuando hacen lo correcto sin temor a lo que sus esposos pudieran hacer.   1 Pe 3:7-13 De la misma manera, ustedes maridos, tienen que honrar a sus esposas. Cada uno viva con su esposa y trátela con entendimiento. Ella podrá ser más débil, pero participa por igual del regalo de la nueva vida que Dios les ha dado. Trátala como es debido, para que nada estorbe tus oraciones. 8 Por último, todos deben ser de un mismo parecer. Compadézcanse unos de otros. Ámense como hermanos y hermanas. Sean de buen corazón y mantengan una actitud humilde. 9 No paguen mal por mal. No respondan con insultos cuando la gente los insulte. Por el contrario, contesten con una bendición. A esto los ha llamado Dios, y él los bendecirá por hacerlo. 10 Pues las Escrituras dicen: «Si quieres disfrutar de la vida y ver muchos días felices, refrena tu lengua de hablar el mal y tus labios de decir mentiras. 11 Apártate del mal y haz el bien. Busca la paz y esfuérzate por mantenerla. 12 Los ojos del Señor están sobre los que hacen lo bueno, y sus oídos están abiertos a sus oraciones. Pero el Señor aparta su rostro de los que hacen lo malo».13 Ahora bien, ¿quién querrá hacerles daño si ustedes están deseosos de hacer el bien?
  • Aug 10, 20141 Corintios 10:14-33 La delgada línea entre la libertad en Cristo y la idolatría
    Aug 10, 2014
    1 Corintios 10:14-33 La delgada línea entre la libertad en Cristo y la idolatría

    LA DELGADA LÍNEA ENTRE LA LIBERTAD EN CRISTO Y LA IDOLATRÍA

    1 Corintios 10:14-33

    1 Co 8:1 En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. (RV60)   1 Co 10:11-13 Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. 12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.   I. Lo que está detrás del abuso de la libertad, es orgullo y auto gratificación, y lo que está detrás estas dos cosas es la idolatría. (V. 14) Mar 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. (RV60) Éxo 20:1-6 Luego Dios le dio al pueblo las siguientes instrucciones:*2«Yo soy el SEÑOR tu Dios, quien te rescató de la tierra de Egipto, donde eras esclavo. 3 »No tengas ningún otro dios aparte de mí. 4 »No te hagas ninguna clase de ídolo ni imagen de ninguna cosa que está en los cielos, en la tierra, o en el mar. 5 No te inclines ante ellos ni les rindas culto, porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, quien no tolerará que entregues tu corazón a otros dioses. Extiendo los pecados de los padres sobre sus hijos; toda la familia de los que me rechazan queda afectada, hasta los hijos de la tercera y la cuarta generación. 6 Pero derramo amor inagotable por mil generaciones sobre los que me aman y obedecen mis mandatos. (NTV) Éxo 20:22-25 Entonces el SEÑOR le dijo a Moisés: «Dile al pueblo de Israel lo siguiente: “Ustedes han visto con sus propios ojos que les hablé desde el cielo. 23 Recuerden que no deben hacer ningún ídolo ni de plata ni de oro que compita conmigo. 24 Háganme un altar de tierra y ofrézcanme sus sacrificios: sus ofrendas quemadas y ofrendas de paz, sus ovejas y cabras y su ganado. Constrúyanme un altar donde yo determine que recuerden mi nombre, y allí me presentaré ante ustedes y los bendeciré. 25 usan piedras para construir un altar, que sean piedras enteras y en su forma original. No den forma a las piedras con ninguna herramienta, pues eso haría que el altar fuera indigno de un uso santo. Deu 4:15-20 »¡Pero tengan mucho cuidado! Ustedes no vieron una figura del SEÑOR el día que les habló desde en medio del fuego, en el monte Sinaí. 16 Así que no se corrompan haciendo ídolos de ninguna clase, sea con figura de hombre o de mujer, 17 de animales de la tierra o de aves del cielo, 18 de animales pequeños que corren por el suelo o de peces de las profundidades del mar. 19 Además, cuando miren hacia los cielos y vean el sol, la luna y las estrellas —todas las fuerzas del cielo—, no caigan en la tentación de rendirles culto. El SEÑOR su Dios se los dio a todos los pueblos de la tierra. 20 Recuerden que el SEÑOR su Dios los rescató del horno para fundir hierro que era Egipto, para convertirlos en su propio pueblo y en su posesión más preciada, y eso es lo que ahora son. Rom 1:21-25 Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión. 22 Afirmaban ser sabios pero se convirtieron en completos necios. 23 Y, en lugar de adorar al Dios inmortal y glorioso, rindieron culto a ídolos que ellos mismos se hicieron con forma de simples mortales, de aves, de animales de cuatro patas y de reptiles.24 Entonces Dios los abandonó para que hicieran todas las cosas vergonzosas que deseaban en su corazón. Como resultado, usaron sus cuerpos para hacerse cosas viles y degradantes entre sí. 25 Cambiaron la verdad acerca de Dios por una mentira. Y así rindieron culto y sirvieron a las cosas que Dios creó pero no al Creador mismo, ¡quien es digno de eterna alabanza! Amén. Job 31:24-28 »¿He puesto mi confianza en el dinero o me he sentido seguro a causa de mi oro? 25 ¿Me he regodeado de mi riqueza y de todo lo que poseo? 26 »¿He mirado alguna vez al sol que brilla en los cielos o a la luna que recorre su sendero de plata, 27 y he sido seducido en lo secreto de mi corazón a lanzarles besos de adoración? 28 Si así fuera, los jueces deberían castigarme, porque significaría que he negado al Dios del cielo. Isa 48:11 Te rescataré por amor de mí; sí, por amor de mí mismo. No permitiré que se manche mi reputación, ni compartiré mi gloria con los ídolos. Éxo 34:14 Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es. Mat 6:19-21 »No almacenes tesoros aquí en la tierra, donde las polillas se los comen y el óxido los destruye, y donde los ladrones entran y roban.20 Almacena tus tesoros en el cielo, donde las polillas y el óxido no pueden destruir, y los ladrones no entran a robar. 21 Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón.   II. O adoramos ídolos o adoramos a Dios, no podemos tener comunión con los dos. (V. 15 – 22) Mat 26:26-28 Mientras comían, Jesús tomó un poco de pan y lo bendijo. Luego lo partió en trozos, lo dio a sus discípulos y dijo: «Tómenlo y cómanlo, porque esto es mi cuerpo». 27 Y tomó en sus manos una copa de vino y dio gracias a Dios por ella. Se la dio a ellos y dijo: «Cada uno de ustedes beba de la copa, 28 porque esto es mi sangre, la cual confirma el pacto entre Dios y su pueblo. Es derramada como sacrificio para perdonar los pecados de muchos. (NTV) 2 Co 5:18-21 Y todo esto es un regalo de Dios, quien nos trajo de vuelta a él mismo por medio de Cristo. Y Dios nos ha dado la tarea de reconciliar a la gente con él. 19 Pues Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando más en cuenta el pecado de la gente. Y nos dio a nosotros este maravilloso mensaje de reconciliación. 20 Así que somos embajadores de Cristo; Dios hace su llamado por medio de nosotros. Hablamos en nombre de Cristo cuando les rogamos: «¡Vuelvan a Dios!». 21 Pues Dios hizo que Cristo, quien nunca pecó, fuera la ofrenda por nuestro pecado, para que nosotros pudiéramos estar en una relación correcta con Dios por medio de Cristo. 1 Co 10:17 Y, aunque somos muchos, todos comemos de un mismo pan, con lo cual demostramos que somos un solo cuerpo. Heb 9:24-28a Pues Cristo no entró en un lugar santo hecho por manos humanas, que era sólo una copia del verdadero, que está en el cielo. Él entró en el cielo mismo para presentarse ahora delante de Dios a favor de nosotros. 25 Y no entró en el cielo para ofrecerse a sí mismo una y otra vez, como lo hace el sumo sacerdote aquí en la tierra, que entra en el Lugar Santísimo año tras año con la sangre de un animal. 26 Si eso hubiera sido necesario, Cristo tendría que haber sufrido la muerte una y otra vez, desde el principio del mundo. Pero ahora, en el fin de los tiempos,* Cristo se presentó una sola vez y para siempre para quitar el pecado mediante su propia muerte en sacrificio. 27 Y así como cada persona está destinada a morir una sola vez y después vendrá el juicio, 28a así también Cristo murió en sacrificio una sola vez y para siempre, a fin de quitar los pecados de muchas personas. (NTV) 1 Co 10:18 Piensen en el pueblo de Israel. ¿No estaban unidos al comer de los sacrificios del altar? 1 Co 10:19 ¿Qué es lo que trato de decir? ¿Que la comida ofrecida a ídolos tiene alguna importancia o que los ídolos son dioses verdaderos? Deu 32:17 Ofreció sacrificios a demonios, los cuales no son Dios, a dioses que no conocían, a dioses nuevos y recientes; a dioses que sus antepasados jamás temieron. Sal 106:35 En cambio, los israelitas se mezclaron con los paganos y adoptaron sus malas costumbres. 36 Rindieron culto a sus ídolos, y eso resultó en su ruina. 37 Hasta sacrificaron a sus propios hijos e hijas a los demonios. 38 Derramaron sangre inocente, la sangre de sus hijos e hijas. Al sacrificarlos a los ídolos de Canaán, contaminaron la tierra con asesinatos. 39 Se contaminaron a sí mismos con sus malas acciones, y su amor a los ídolos fue adulterio a los ojos del SEÑOR. 2 Ts 2:9-11 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. 11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira,   III. Lo que me cuida de no abusar de mi libertad, de llenarme de orgullo y de caer en idolatría. (V. 23 - a)    Necesito aprender a edificarme y dejar de gratificarme. (V. 23) 1 Co 8:1 En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. (RV60)   b)    Debo procurar el sentir de Cristo. (V. 24) Flp 2:1-2 ¿Hay algún estímulo en pertenecer a Cristo? ¿Existe algún consuelo en su amor? ¿Tenemos en conjunto alguna comunión en el Espíritu? ¿Tienen ustedes un corazón tierno y compasivo? 2 Entonces, háganme verdaderamente feliz poniéndose de acuerdo de todo corazón entre ustedes, amándose unos a otros y trabajando juntos con un mismo pensamiento y un mismo propósito. (NTV) Flp 2:3-5 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. 5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,   c)     Debo procurar la libertad en Cristo, no el legalismo. (V. 25 – 27) d)    El amor a tu hermano débil, debe ser primero que tu libertad. (V. 28 – 30) 1 Co 10:29 Estoy hablando de la conciencia del otro, no de la de ustedes. Yo no debo hacer que mi libertad sea mal juzgada por la conciencia de otra persona. 30 Si doy gracias a Dios por lo que como, no debo hacer que se hable mal de lo que para mí es motivo de dar gracias a Dios.   IV. El propósito de nuestra libertad en Cristo es traerle gloria a Dios, no satisfacernos a nosotros mismos. (V. 31 – 33) Isa 43:7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice. Sal 29:1-2 Tributad a Jehová, oh hijos de los poderosos, Dad a Jehová la gloria y el poder. 2 Dad a Jehová la gloria debida a su nombre; Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad. Mat 5:14-16 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Jua 17:1-6 Después de decir todas esas cosas, Jesús miró al cielo y dijo: «Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo para que él, a su vez, te dé la gloria a ti. 2 Pues le has dado a tu Hijo autoridad sobre todo ser humano. Él da vida eterna a cada uno de los que tú le has dado. 3 Y la manera de tener vida eterna es conocerte a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste a la tierra. 4 te di la gloria aquí en la tierra, al terminar la obra que me encargaste. 5 Ahora, Padre, llévame a la gloria que compartíamos antes de que comenzara el mundo. 6 »Te he dado a conocer a los que me diste de este mundo. Siempre fueron tuyos. Tú me los diste, y ellos han obedecido tu palabra… 26 Yo te he dado a conocer a ellos y seguiré haciéndolo. Entonces tu amor por mí estará en ellos, y yo también estaré en ellos».
  • Aug 3, 20141 Corintios 10:1-13 Las consecuencias de abusar de la libertad en Cristo
    Aug 3, 2014
    1 Corintios 10:1-13 Las consecuencias de abusar de la libertad en Cristo

    LAS CONSECUENCIAS DE ABUSAR DE LA LIBERTAD EN CRISTO

    1 Corintios 10:1-13

      I. De parte de Dios, él siempre es fiel y nos da bendiciones a manos llenas. (V. 1 – 4) a)    Todos los Israelitas anduvieron bajo la nube de gloria de Dios y pasaron a través del mar. (V. 1) Neh 9:12 Con columna de nube los guiaste de día, y con columna de fuego de noche, para alumbrarles el camino por donde habían de ir. Éxo 14:16 Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco. 17 Y he aquí, yo endureceré el corazón de los egipcios para que los sigan; y yo me glorificaré en Faraón y en todo su ejército, en sus carros y en su caballería; 18 y sabrán los egipcios que yo soy Jehová, cuando me glorifique en Faraón, en sus carros y en su gente de a caballo. Éxo 14:19-23 Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas, 20 e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros. 21 Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. 22 Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda. 23 Y siguiéndolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad del mar, toda la caballería de Faraón, sus carros y su gente de a caballo. Éxo 14:24-27 Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios, 25 y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios. 26 Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería. 27 Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar. b)    Todos recibieron en Moisés un líder de parte de Dios con quién identificarse. (V. 2) Éxo 14:28-31 Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno. 29 Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda. 30 Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar. 31 Y vio Israel aquel grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo.   c)     Todos recibieron comida del cielo. (V. 3) Éxo 16:13-15, 31, 35 Esa tarde, llegó una cantidad enorme de codornices que cubrieron el campamento, y a la mañana siguiente los alrededores del campamento estaban húmedos de rocío. 14 Cuando el rocío se evaporó, la superficie del desierto quedó cubierta por copos de una sustancia hojaldrada y fina como escarcha. 15 Los israelitas quedaron perplejos al ver eso y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto?», porque no tenían idea de lo que era. Entonces Moisés les dijo:«Este es el pan que el SEÑOR les da para comer… 31 Los israelitas llamaron maná al alimento. Era blanco como la semilla de cilantro, y tenía un gusto parecido a obleas con miel… 35 Así comieron los hijos de Israel maná cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada; maná comieron hasta que llegaron a los límites de la tierra de Canaán. Núm 11:7-9 A propósito, el maná se parecía a la semilla del cilantro y brillaba como la resina. 8 El pueblo salía a recogerlo, y lo molía entre dos piedras, o bien lo machacaba en morteros, y lo cocía en una olla o hacía pan con él. Sabía a pan amasado con aceite. 9 Por la noche, cuando el rocío caía sobre el campamento, también caía el maná.   d)    Todos bebieron el agua de la roca, la cual era Cristo (V. 4) Éxo 17:6 He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel. Núm 20:11 Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias.   II. Las consecuencias de usar estas bendiciones como una ocasión para el libertinaje siempre son desastrosas. (V. 5 – 10) a)    Se entregaron a la codicia por falta de contentamiento y desagradecimiento. (V. 6) Núm 11:4-5-6 Y la gente extranjera que se mezcló con ellos tuvo un vivo deseo, y los hijos de Israel también volvieron a llorar y dijeron: ¡Quién nos diera a comer carne! 5 Nos acordamos del pescado que comíamos en Egipto de balde, de los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos; 6 y ahora nuestra alma se seca; pues nada sino este maná ven nuestros ojos. Núm 11:7-10 Y era el maná como semilla de culantro, y su color como color de bedelio. 8 El pueblo se esparcía y lo recogía, y lo molía en molinos o lo majaba en morteros, y lo cocía en caldera o hacía de él tortas; su sabor era como sabor de aceite nuevo. 9 Y cuando descendía el rocío sobre el campamento de noche, el maná descendía sobre él. 10 Y oyó Moisés al pueblo, que lloraba por sus familias, cada uno a la puerta de su tienda; y la ira de Jehová se encendió en gran manera; también le pareció mal a Moisés. Núm 11:18-20 Pero al pueblo dirás: Santificaos para mañana, y comeréis carne; porque habéis llorado en oídos de Jehová, diciendo: ¡Quién nos diera a comer carne! ¡Ciertamente mejor nos iba en Egipto! Jehová, pues, os dará carne, y comeréis. 19 No comeréis un día, ni dos días, ni cinco días, ni diez días, ni veinte días, 20 sino hasta un mes entero, hasta que os salga por las narices, y la aborrezcáis, por cuanto menospreciasteis a Jehová que está en medio de vosotros, y llorasteis delante de él, diciendo: ¿Para qué salimos acá de Egipto? Núm 11:31-34 Y vino un viento de Jehová, y trajo codornices del mar, y las dejó sobre el campamento, un día de camino a un lado, y un día de camino al otro, alrededor del campamento, y casi dos codos sobre la faz de la tierra. 32 Entonces el pueblo estuvo levantado todo aquel día y toda la noche, y todo el día siguiente, y recogieron codornices; el que menos, recogió diez montones; y las tendieron para sí a lo largo alrededor del campamento. 33 Aún estaba la carne entre los dientes de ellos, antes que fuese masticada, cuando la ira de Jehová se encendió en el pueblo, e hirió Jehová al pueblo con una plaga muy grande. 34 Y llamó el nombre de aquel lugar Kibrot-hataava, por cuanto allí sepultaron al pueblo codicioso. 2 Ti 2:19-23 Pero la verdad de Dios se mantiene firme como una piedra de cimiento con la siguiente inscripción: «El SEÑOR conoce a los que son suyos»*, y «Todos los que pertenecen al SEÑOR deben apartarse de la maldad». 20 En una casa de ricos, algunos utensilios son de oro y plata, y otros son de madera y barro. Los utensilios costosos se usan en ocasiones especiales, mientras que los baratos son para el uso diario. 21 Si te mantienes puro, serás un utensilio especial para uso honorable. Tu vida será limpia, y estarás listo para que el Maestro te use en toda buena obra. 22 Huye de todo lo que estimule las pasiones juveniles. En cambio, sigue la vida recta, la fidelidad, el amor y la paz. Disfruta del compañerismo de los que invocan al Señor con un corazón puro. 23 Te repito: no te metas en discusiones necias y sin sentido que sólo inician pleitos. (NTV)   b)    Se entregaron a la idolatría por no saber esperar en el Señor. (V. 7) Éxo 19:1 En el mes tercero de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mismo día llegaron al desierto de Sinaí. 2 Habían salido de Refidim, y llegaron al desierto de Sinaí, y acamparon en el desierto; y acampó allí Israel delante del monte. 3 Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: 4 Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. 5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. 6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Éxo 19:9 Entonces Jehová dijo a Moisés: He aquí, yo vengo a ti en una nube espesa, para que el pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y también para que te crean para siempre. Y Moisés refirió las palabras del pueblo a Jehová. 10 Y Jehová dijo a Moisés: Vé al pueblo, y santifícalos hoy y mañana; y laven sus vestidos, 11 y estén preparados para el día tercero, porque al tercer día Jehová descenderá a ojos de todo el pueblo sobre el monte de Sinaí. Éxo 20:1-7 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: 2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. 4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. 7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano. Éxo 20:18-26 Todo el pueblo observaba el estruendo y los relámpagos, y el sonido de la bocina, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos. 19 Y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos. 20 Y Moisés respondió al pueblo: No temáis; porque para probaros vino Dios, y para que su temor esté delante de vosotros, para que no pequéis. 21 Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios. 22 Y Jehová dijo a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Vosotros habéis visto que he hablado desde el cielo con vosotros. 23 No hagáis conmigo dioses de plata, ni dioses de oro os haréis. 24 Altar de tierra harás para mí, y sacrificarás sobre él tus holocaustos y tus ofrendas de paz, tus ovejas y tus vacas; en todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré. 25 Y si me hicieres altar de piedras, no las labres de cantería; porque si alzares herramienta sobre él, lo profanarás. 26 No subirás por gradas a mi altar, para que tu desnudez no se descubra junto a él. Éxo 32:1 Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido. Éxo 32:2-6 Y Aarón les dijo: Apartad los zarcillos de oro que están en las orejas de vuestras mujeres, de vuestros hijos y de vuestras hijas, y traédmelos. 3 Entonces todo el pueblo apartó los zarcillos de oro que tenían en sus orejas, y los trajeron a Aarón; 4 y él los tomó de las manos de ellos, y le dio forma con buril, e hizo de ello un becerro de fundición. Entonces dijeron: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto. 5 Y viendo esto Aarón, edificó un altar delante del becerro; y pregonó Aarón, y dijo: Mañana será fiesta para Jehová. 6 Y al día siguiente madrugaron, y ofrecieron holocaustos, y presentaron ofrendas de paz; y se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a regocijarse. Eze 14:3 Hijo de hombre, estos hombres han puesto sus ídolos en su corazón, y han establecido el tropiezo de su maldad delante de su rostro. ¿Acaso he de ser yo en modo alguno consultado por ellos? Jua 4:21-24 Jesús le contestó: —Créeme, querida mujer, que se acerca el tiempo en que no tendrá importancia si se adora al Padre en este monte o en Jerusalén. 22 Ustedes, los samaritanos, saben muy poco acerca de aquel a quien adoran, mientras que nosotros, los judíos, conocemos bien a quien adoramos, porque la salvación viene por medio de los judíos. 23 Pero se acerca el tiempo —de hecho, ya ha llegado —cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. El Padre busca personas que lo adoren de esa manera. 24 Pues Dios es Espíritu, por eso todos los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad. (NTV)   c)     Se entregaron a la fornicación por descuidados. (V. 8 ) 1 Pe 5:6-9 Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. 7 Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes. 8 Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. 9 Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos.   d)    Se entregaron al desánimo y a la impaciencia y terminaron tentando al Señor. (V. 9) Núm 21:4 Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. (RV60) Núm 21:4-9 Luego el pueblo de Israel salió del monte Hor y tomó el camino hacia el mar Rojo para bordear la tierra de Edom; pero el pueblo se impacientó con tan larga jornada 5 y comenzó a hablar contra Dios y Moisés: «¿Por qué nos sacaron de Egipto para morir aquí en el desierto? —se quejaron—. Aquí no hay nada para comer ni agua para beber. ¡Además, detestamos este horrible maná!». 6 Entonces el SEÑOR envió serpientes venenosas entre el pueblo y muchos fueron mordidos y murieron. 7 Así que el pueblo acudió a Moisés y clamó: «Hemos pecado al hablar contra el SEÑOR y contra ti. Pide al SEÑOR que quite las serpientes». Así pues, Moisés oró por el pueblo. 8 Entonces el SEÑOR le dijo a Moisés: «Haz la figura de una serpiente venenosa y átala a un poste. Todos los que sean mordidos vivirán tan sólo con mirar la serpiente». 9 Así que Moisés hizo una serpiente de bronce y la ató a un poste. ¡Entonces los que eran mordidos por una serpiente miraban la serpiente de bronce y sanaban! Heb 12:5-7 ¿Acaso olvidaron las palabras de aliento con que Dios les habló a ustedes como a hijos? Él dijo: «Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del Señor y no te des por vencido cuando te corrija. 6 Pues el SEÑOR disciplina a los que ama y castiga a todo el que recibe como hijo». 7 Al soportar esta disciplina divina, recuerden que Dios los trata como a sus propios hijos. ¿Acaso alguien oyó hablar de un hijo que nunca fue disciplinado por su padre? Heb 12:8-11 Si Dios no los disciplina a ustedes como lo hace con todos sus hijos, quiere decir que ustedes no son verdaderamente sus hijos, sino ilegítimos. 9 Ya que respetábamos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, entonces, ¿acaso no deberíamos someternos aún más a la disciplina del Padre de nuestro espíritu, y así vivir para siempre? 10 Pues nuestros padres terrenales nos disciplinaron durante algunos años e hicieron lo mejor que pudieron. Pero la disciplina de Dios siempre es buena para nosotros, a fin de que participemos de su santidad. 11 Ninguna disciplina resulta agradable a la hora de recibirla. Al contrario, ¡es dolorosa! Pero después, produce la apacible cosecha de una vida recta para los que han sido entrenados por ella. Heb 12:12-15 Por lo tanto, renueven las fuerzas de sus manos cansadas y fortalezcan sus rodillas debilitadas. 13 Tracen un camino recto para sus pies, a fin de que los débiles y los cojos no caigan, sino que se fortalezcan. 14 Esfuércense por vivir en paz con todos y procuren llevar una vida santa, porque los que no son santos no verán al Señor. 15 Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos. Heb 12:16-17 Asegúrense de que ninguno sea inmoral ni profano como Esaú, que cambió sus derechos de primer hijo varón por un simple plato de comida. 17 Ustedes saben que después, cuando quiso recibir la bendición de su padre, fue rechazado. Ya era demasiado tarde para arrepentirse, a pesar de que suplicó con lágrimas amargas. e)    Se entregaron a la rebeldía y al orgullo y terminaron murmurando contra Dios. (V. 10) Núm 16:1 Cierto día, Coré, hijo de Izhar, quien era descendiente de Coat, hijo de Leví, conspiró con Datán y Abiram, hijos de Eliab, junto con On, hijo de Pelet de la tribu de Rubén. 2 Ellos provocaron una rebelión contra Moisés junto con otros doscientos cincuenta jefes de la comunidad, quienes eran miembros prominentes de la asamblea. 3 Todos se unieron contra Moisés y Aarón y les dijeron: —¡Ustedes han ido demasiado lejos! El SEÑOR santificó a la comunidad entera de Israel y él está con todos nosotros. ¿Qué derecho tienen ustedes para actuar como si fueran superiores al resto del pueblo del SEÑOR? Núm 16:8 Moisés le habló de nuevo a Coré: «¡Ahora escuchen, levitas! 9 ¿Les parece de poca importancia que el Dios de Israel los escogiera de entre toda la comunidad para estar cerca de él de manera que sirvan en el tabernáculo del SEÑOR y que estén delante de los israelitas para ministrarles? 10 Coré, él ya les dio este ministerio especial a ti y a tus hermanos levitas. ¿Ahora también reclaman el sacerdocio? 11 ¡En realidad es contra el SEÑOR que tú y tus seguidores se rebelan! Pues, ¿quién es Aarón para que se quejen de él?». Núm 16:12-14 Luego Moisés mandó llamar a Datán y a Abiram, los hijos de Eliab, pero ellos respondieron: «¡Rehusamos presentarnos ante ti! 13 ¿No te basta que nos sacaste de Egipto, una tierra donde fluyen la leche y la miel, para matarnos aquí en este desierto, y que además ahora nos trates como a tus súbditos? 14 Es más, no nos has llevado a una tierra donde fluyen la leche y la miel. Ni nos has dado una nueva patria con campos y viñedos. ¿Intentas engañar a estos hombres?* ¡Nosotros no iremos!». Núm 16:28-35 Y Moisés les dijo: «Esta es la manera en que sabrán que el SEÑOR me ha enviado a realizar todas estas cosas, pues no las he hecho por mi propia cuenta. 29 Si estos hombres mueren de muerte natural o si nada fuera de lo común les sucede, entonces el SEÑOR no me ha enviado; 30 pero si el SEÑOR hace algo totalmente nuevo y la tierra abre su boca y se los traga con todas sus pertenencias y descienden vivos a la tumba,* entonces ustedes sabrán que estos hombres mostraron desprecio por el SEÑOR». 31 Apenas Moisés terminó de decir estas palabras, la tierra repentinamente se abrió debajo de ellos. 32 La tierra abrió la boca y se tragó a los hombres, junto con todos los de su casa y todos sus seguidores que estaban junto a ellos y todo lo que poseían. 33 Así que descendieron vivos a la tumba, junto con todas sus pertenencias. La tierra se cerró encima de ellos y desaparecieron de entre el pueblo de Israel; 34 y toda la gente que los rodeaba huyó cuando oyeron sus gritos. «¡La tierra nos tragará a nosotros también!», exclamaron. 35 Entonces un fuego ardiente salió del SEÑOR y consumió a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían incienso. 1 Sa 15:23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación.   III. El abusar de tu libertad te llevará a la autosuficiencia, el exceso de confianza te llevará al descuido y el descuido llevará a la derrota. (V. 11 – 12) Pro 16:18 El orgullo va delante de la destrucción, y la arrogancia antes de la caída.   IV. Al andar en obediencia y amor, podrás entender y reconocer que la victoria sobre la tentación siempre es posible y está disponible. (V. 13) a)    Todos experimentamos tentaciones comunes, no existen tentaciones exclusivas. Stg 1:12-17 Dios bendice a los que soportan con paciencia las pruebas y las tentaciones, porque después de superarlas, recibirán la corona de vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.13 Y, cuando sean tentados, acuérdense de no decir: «Dios me está tentando». Dios nunca es tentado a hacer el mal y jamás tienta a nadie. 14 La tentación viene de nuestros propios deseos, los cuales nos seducen y nos arrastran. 15 De esos deseos nacen los actos pecaminosos, y el pecado, cuando se le deja crecer, da a luz la muerte. 16 Así que no se dejen engañar, mis amados hermanos. 17 Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.   b)    No hay tentación o prueba que no podamos superar, y cuando no la superamos, Satanás no es el culpable, somos nosotros. c)     La prueba no se gana evadiéndola, sino enfrentándola y saliendo por la puerta provista por Dios. Mar 14:38 Velen y oren para que no cedan ante la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil». Heb 12:1 Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante. 2 Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe.* Debido al gozo* que le esperaba, Jesús soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que ésta representaba. Ahora está sentado en el lugar de honor, junto al trono de Dios. 3 Piensen en toda la hostilidad que soportó por parte de pecadores, así no se cansarán ni se darán por vencidos. 4 Después de todo, ustedes aún no han dado su vida en la lucha contra el pecado. Heb 8:6 Pero ahora a Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, se le ha dado un ministerio que es muy superior al sacerdocio antiguo porque él es mediador a nuestro favor de un mejor pacto con Dios basado en promesas mejores. Col 3:1-6 Ya que han sido resucitados a una vida nueva con Cristo, pongan la mira en las verdades del cielo, donde Cristo está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios. 2 Piensen en las cosas del cielo, no en las de la tierra. 3 Pues ustedes han muerto a esta vida, y su verdadera vida está escondida con Cristo en Dios. 4 Y, cuando Cristo —quien es la vida de ustedes* —sea revelado a todo el mundo, ustedes participarán de toda su gloria. 5 Así que hagan morir las cosas pecaminosas y terrenales que acechan dentro de ustedes. No tengan nada que ver con la inmoralidad sexual, la impureza, las bajas pasiones y los malos deseos. No sean avaros, pues la persona avara es idólatra porque adora las cosas de este mundo. 6 A causa de esos pecados, viene la furia de Dios.
  • Jul 27, 20141 Corintios 9 ¿A qué estoy llamado: a defender mis derechos o cumplir mi obligación de amar?
    Jul 27, 2014
    1 Corintios 9 ¿A qué estoy llamado: a defender mis derechos o cumplir mi obligación de amar?

    ¿A QUÉ ESTOY LLAMADO, A DEFENDER MIS DERECHOS O CUMPLIR MI OBLIGACIÓN DE AMAR?

    1 Corintios 9

      1 Co 8:1 En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. (RV60) Mat 22:37-40 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.(RV60) Jua 13:34-35 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.(RV60) Efe 5:1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.(RV60) 1 Co 8:13 Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.(RV60)   I. Todos tenemos derechos, pero, el cristiano no está llamado a reclamarlos. (V. 1 – 12a) a)    Pablo tenía derecho de ser reconocido como apóstol y fundador. (V. 1 – 2) b)    Pablo establece su derecho de ser sostenido por ellos. (V. 3 – 12a) 1 Co 9:6 ¿O acaso Bernabé y yo somos los únicos que no tenemos derecho a que la comunidad nos mantenga? (DDH) 2 Co 11:23-29 ¿Son ministros de Cristo? (Como si estuviera loco hablo.) Yo más; en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces. 24 De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. 25 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; 26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; 27 en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; 28 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias. 29 ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno? (RV60) 1 Co 9:8-10 ¿Expreso meramente una opinión humana o dice la ley lo mismo? 9 Porque la ley de Moisés dice: «No le pongas bozal al buey para impedirle que coma mientras trilla el grano». ¿Acaso pensaba Dios únicamente en bueyes cuando dijo eso? 10 ¿No nos hablaba a nosotros en realidad? Claro que sí, se escribió para nosotros, a fin de que tanto el que ara como el que trilla el grano puedan esperar una porción de la cosecha. (NTV) 1 Co 9:11 Ya que hemos plantado la semilla espiritual entre ustedes, ¿no tenemos derecho a cosechar el alimento y la bebida material? (NTV) Pro 11:24-25 Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. 25 El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado. Pro 3:9-10 Honra al SEÑOR con tus riquezas y con lo mejor de todo lo que produces. 10 Entonces él llenará tus graneros, y tus tinajas se desbordarán de buen vino. Luc 21:1-4 Mientras Jesús estaba en el templo, observó a los ricos que depositaban sus ofrendas en la caja de las ofrendas. 2 Luego pasó una viuda pobre y echó dos monedas pequeñas.3 «Les digo la verdad —dijo Jesús—, esta viuda pobre ha dado más que todos los demás. 4 Pues ellos dieron una mínima parte de lo que les sobraba, pero ella, con lo pobre que es, dio todo lo que tenía».   II. Aunque los derechos son legítimos, el amor siempre reina sobre cualquier derecho. (V. 12b – 19) a)    Se renuncia a ellos por amor al evangelio de Cristo. (V. 12b – 14) Jua 13:34-35 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Luc 10:3-12Ahora vayan, y recuerden que los envío como ovejas en medio de lobos. 4 No lleven con ustedes nada de dinero, ni bolso de viaje, ni un par de sandalias de repuesto; y no se detengan a saludar a nadie por el camino. 5 »Cuando entren en la casa de alguien, primero digan: “La paz de Dios sea sobre esta casa”. 6 Si los que viven en la casa son gente de paz, la bendición permanecerá; si no lo son, la bendición regresará a ustedes. 7 No cambien de una casa a otra. Quédense en un lugar, coman y beban lo que les den. No duden en aceptar la hospitalidad, porque los que trabajan merecen recibir su salario. 8 »Si entran en un pueblo donde los reciben bien, coman todo lo que les ofrezcan. 9 Sanen a los enfermos y díganles: “El reino de Dios ahora está cerca de ustedes”. 10 Pero, si un pueblo se niega a recibirlos bien, salgan a las calles y digan: 11 “Nos limpiamos de los pies hasta el polvo de su ciudad para mostrar que los abandonamos a su suerte. Y sepan esto: ¡el reino de Dios está cerca!”. 12 Les aseguro que, el día del juicio, le irá mejor a la perversa Sodoma que a ese pueblo. (NTV) 1 Ti 5:17-18 Los ancianos que cumplen bien su función deberían ser respetados y bien remunerados, en particular los que trabajan con esmero tanto en la predicación como en la enseñanza. 18 Pues la Escritura dice: «No le pongas bozal al buey para impedirle que coma mientras trilla el grano». Y dice también: «¡Todo el que trabaja merece recibir su salario!». (NTV)   b)    Se renuncia a ellos por seguir las pisadas del Señor Jesucristo. (V. 15 – 19) 1 Co 9:17 Si lo hiciera por mi propia iniciativa, merecería que me paguen. Pero no tengo opción, porque Dios me ha encomendado este deber sagrado. (NTV) 1 Co 9:18 En este caso, mi recompensa es la satisfacción de anunciar el evangelio sin cobrar nada; es decir, sin hacer valer mi derecho a vivir del anuncio del evangelio. (DHH) Luc 17:7-10 ¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa? 8 ¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú? 9 ¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no. 10 Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos. Mar 10:42 Más Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. 43 Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 44 y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. 45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.   III. El verdadero amor implica sacrificio y auto disciplina. (V. 20 – 27) Luc 10:27 Como respuesta el hombre citó: —“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser, con todas tus fuerzas y con toda tu mente”, y: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” Flp 3:7-14 "En esa época pensaba que todo eso era muy valioso, pero gracias a Cristo, ahora sé que eso no tiene ningún valor." 8 "Es más, creo que nada vale la pena comparado con la enorme dicha de conocer a Jesucristo, mi Señor. Por Cristo he abandonado todo lo que creía haber alcanzado. Ahora sé que eso sólo era basura. De esa manera he conseguido tener ahora a Cristo en mi vida" 9 "y estar unido a él. En él soy aprobado por Dios, no por seguir la ley, sino por la fe en Cristo. La aprobación viene de Dios y es por la fe." 10 "Lo que quiero es conocer a Cristo y experimentar el poder de su resurrección. Quiero compartir con él sus sufrimientos. También quisiera ser como él en su muerte," 11 y de alguna manera poder alcanzar la resurrección de los muertos. 12 "No quiero decir que ya llegué a la perfección en todo, sino que sigo adelante. Estoy tratando de alcanzar esa meta, pues esa es la razón por la cual Jesucristo se apoderó de mí." 13 "Hermanos, no considero haber llegado ya a la meta, pero esto sí es lo que hago: me olvido del pasado y me esfuerzo por alcanzar lo que está adelante." 14 Sigo hacia la meta para ganar el premio celestial que Dios me ofreció cuando me llamó por medio de Cristo. Apo 3:11-12 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. Efe 6:10-18 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; 2 Ti 4:1-8 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. 3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. 5 Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio. 6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. 7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
  • Jul 20, 20141 Corintios 8 El argumento correcto o la actitud correcta
    Jul 20, 2014
    1 Corintios 8 El argumento correcto o la actitud correcta

    EL ARGUMENTO CORRECTO O LA ACTITUD CORRECTA

    1 Corintios 8

      I. Mientras que la mera información te lleva al orgullo, el conocer a Dios te lleva al amor. (V. 1 – 3) 1 Co 8:1 Ahora, con respecto a la pregunta acerca de la comida que ha sido ofrecida a ídolos, es cierto, sabemos que «todos tenemos conocimiento» sobre este tema. Sin embargo, mientras que el conocimiento nos hace sentir importantes, es el amor lo que fortalece a la iglesia. (NTV)   a)    Dios nos llama a conocer, nos llama a conocerlo. Jn 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; Jn 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Jn 1:1-4 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.   b)    El fruto de alguien que solo tiene información en su cabeza y un corazón vacío, es el orgullo, y las obras de la carne. 1 Co 13:2 Si tuviera el don de profecía y entendiera todos los planes secretos de Dios y contara con todo el conocimiento, y si tuviera una fe que me hiciera capaz de mover montañas, pero no amara a otros, yo no sería nada. (NTV)   c)     El fruto del que conoce a Dios será el amor y la edificación. 1 Co 13:12 Ahora vemos todo de manera imperfecta, como reflejos desconcertantes, pero luego veremos todo con perfecta claridad. Todo lo que ahora conozco es parcial e incompleto, pero luego conoceré todo por completo, tal como Dios ya me conoce a mí completamente. (NTV) Deu 29:29 »El SEÑOR nuestro Dios tiene secretos que nadie conoce. No se nos pedirá cuenta de ellos. Sin embargo, nosotros y nuestros hijos somos responsables por siempre de todo lo que se nos ha revelado, a fin de que obedezcamos todas las condiciones de estas instrucciones. (NTV) 1 Co 13:4-7 El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso 5 ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. 6 No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. 7 El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia. (NTV) Stg 3:7-12 El ser humano puede domar toda clase de animales, aves, reptiles y peces, 8 pero nadie puede domar la lengua. Es maligna e incansable, llena de veneno mortal. 9 A veces alaba a nuestro Señor y Padre, y otras veces maldice a quienes Dios creó a su propia imagen. 10 Y así, la bendición y la maldición salen de la misma boca. Sin duda, hermanos míos, ¡eso no está bien! 11 ¿Acaso puede brotar de un mismo manantial agua dulce y agua amarga? 12 ¿Acaso una higuera puede dar aceitunas o una vid, higos? No, como tampoco puede uno sacar agua dulce de un manantial salado. (NTV) Stg 3:13 Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría. 14 Pero, si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. 15 Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas. 16 Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad. Stg 3:17-18 Pero la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera. 18 Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia. 1 Co 8:3 Pero la persona que ama a Dios es a quien Dios reconoce. 1 Jn 4:7-12 Queridos amigos, sigamos amándonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es un hijo de Dios y conoce a Dios. 8 Pero el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. 9 Dios mostró cuánto nos ama al enviar a su único Hijo al mundo, para que tengamos vida eterna por medio de él. 10 En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados. 11 Queridos amigos, ya que Dios nos amó tanto, sin duda nosotros también debemos amarnos unos a otros. 12 Nadie jamás ha visto a Dios; pero, si nos amamos unos a otros, Dios vive en nosotros y su amor llega a la máxima expresión en nosotros. 1 Jn 4:19-21 Nos amamos unos a otros, porque él nos amó primero. 20 Si alguien dice: «Amo a Dios» pero odia a un hermano en Cristo, esa persona es mentirosa pues, si no amamos a quienes podemos ver, ¿cómo vamos a amar a Dios, a quien no podemos ver? 21 Y él nos ha dado el siguiente mandato: los que aman a Dios amen también a sus hermanos en Cristo   II. Aún cuando nos es necesario andar en amor, eso no significa que no debamos tener la información correcta. (V. 4 – 6) Éxo 20:4-5a »No te hagas ninguna clase de ídolo ni imagen de ninguna cosa que está en los cielos, en la tierra, o en el mar. 5a No te inclines ante ellos ni les rindas culto, porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, quien no tolerará que entregues tu corazón a otros dioses. Sal 115:4-8 Los ídolos de ellos son plata y oro, Obra de manos de hombres. 5 Tienen boca, mas no hablan; Tienen ojos, mas no ven; 6Orejas tienen, mas no oyen; Tienen narices, mas no huelen; 7Manos tienen, mas no palpan; Tienen pies, mas no andan; No hablan con su garganta. 8 Semejantes a ellos son los que los hacen, Y cualquiera que confía en ellos. Isa 44:9-12 ¡Qué necios son los que fabrican ídolos! Esos objetos tan apreciados, en realidad no valen nada. Los que adoran ídolos no saben esto, así que todos terminan avergonzados. 10 ¿Quién, sino un tonto, se haría su propio dios, un ídolo que no puede ayudarlo en nada? 11 Los que rinden culto a ídolos caerán en la deshonra junto con todos esos artesanos, simples humanos, que se declaran capaces de fabricar un dios. Tal vez unan sus fuerzas, pero estarán unidos en el terror y la vergüenza. 12 El herrero se ubica frente a su fragua para hacer una herramienta afilada, martillándola y dándole forma con todas sus fuerzas. Su trabajo le da hambre y se siente débil; le da sed y se siente desmayar. (NTV)   Isa 44:13-16 Después el tallador mide un bloque de madera y sobre él traza un diseño. Trabaja con el cincel y el cepillo y lo talla formando una figura humana. Le da belleza humana y lo pone en un pequeño santuario. 14 Corta cedros; escoge cipreses y robles; planta pinos en el bosque para que la lluvia los alimente. 15 Luego usa parte de la madera para hacer fuego y con esto se calienta y hornea su pan. Después, aunque parezca increíble, toma lo que queda y se hace un dios para rendirle culto; hace un ídolo y se inclina ante él. 16 Quema parte del árbol para asar la carne y para darse calor. Dice: «Ah, ¡qué bien se siente uno con este fuego!». Isa 44:17-20 Luego toma lo que queda y hace su dios: ¡un ídolo tallado! Cae de rodillas ante el ídolo, le rinde culto y le reza. «¡Rescátame! —le dice—, ¡tú eres mi dios!». 18 ¡Cuánta estupidez y cuánta ignorancia! Tienen los ojos cerrados y no pueden ver; tienen la mente cerrada y no pueden pensar. 19 La persona que hizo el ídolo nunca se detiene a reflexionar: «¡Vaya, es sólo un pedazo de madera! Quemé la mitad para tener calor y la usé para cocer el pan y asar la carne. ¿Cómo es posible que lo que queda sea un dios? ¿Acaso debo inclinarme a rendir culto a un pedazo de madera?». 20 El pobre iluso se alimenta de cenizas; confía en algo que no puede ayudarlo en absoluto. Sin embargo, no es capaz de preguntarse: «Este ídolo que tengo en la mano, ¿no será una mentira?». 1 Co 10:19-20a ¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos? 20a Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; Rom 1:21-26 Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión. 22 Afirmaban ser sabios pero se convirtieron en completos necios. 23 Y, en lugar de adorar al Dios inmortal y glorioso, rindieron culto a ídolos que ellos mismos se hicieron con forma de simples mortales, de aves, de animales de cuatro patas y de reptiles. 24 Entonces Dios los abandonó para que hicieran todas las cosas vergonzosas que deseaban en su corazón. Como resultado, usaron sus cuerpos para hacerse cosas viles y degradantes entre sí. 25 Cambiaron la verdad acerca de Dios por una mentira. Y así rindieron culto y sirvieron a las cosas que Dios creó pero no al Creador mismo, ¡quien es digno de eterna alabanza! Amén. 26 Por esa razón, Dios los abandonó a sus pasiones vergonzosas. (NTV)   III. La actitud correcta es cuidar la conciencia de mi hermano débil. (V. 7 – 10) a)    Con una actitud incorrecta, puedo ayudar a contaminar la conciencia de un hermano débil. Rom 14:14 Yo sé —y estoy convencido por la autoridad del Señor Jesús —que ningún alimento en sí mismo está mal. Pero, si alguien piensa que está mal comerlo, entonces, para esa persona, está mal. Rom 14:22-23 Tal vez crees que no hay nada malo en lo que haces, pero mantenlo entre tú y Dios. Benditos son los que no se sienten culpables por hacer algo que han decidido que es correcto. 23 Pero, si tienes dudas acerca de si debes o no comer algo en particular, entonces es pecado comerlo. Pues no eres fiel a tus convicciones. Si haces algo que crees que está mal, pecas. (NTV) Rom 14:17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. b)    Puedo tropezar a un hermano débil. Flp 2:3-6 No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. 4 Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. 5 La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, 6 quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse.   c)     Puedo llevar a un hermano a pecar o a vivir una vida de hipocresía.  
    1. Puedo tener un argumento correcto, pero con la actitud incorrecta, lo que no era pecado se convierte en pecado contra mi prójimo y contra Cristo. (V. 11 – 13)
    a)    Porque puedes llevar a un hermano débil a vivir una vida cristiana miserable. b)    Al herir la conciencia de tu hermano pecas contra él y pecas contra Cristo. Jn 13:34-35 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros;(F) como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. 1 Jn 3:14 Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte. 1 Jn 4:19-21 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. 20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 21 Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano. Rom 14:13 Así que dejemos de juzgarnos unos a otros. Por el contrario, propónganse vivir de tal manera que no causen tropiezo ni caída a otro creyente. 14 Yo sé —y estoy convencido por la autoridad del Señor Jesús —que ningún alimento en sí mismo está mal. Pero, si alguien piensa que está mal comerlo, entonces, para esa persona, está mal. 15 Y si otro creyente se angustia por lo que tú comes, entonces no actúas con amor si lo comes. No permitas que lo que tú comes destruya a alguien por quien Cristo murió. 16 Entonces no serás criticado por hacer algo que tú crees que es bueno.17 Pues el reino de Dios no se trata de lo que comemos o bebemos, sino de llevar una vida de bondad, paz y alegría en el Espíritu Santo. Rom 14:18-22 Si tú sirves a Cristo con esa actitud, agradarás a Dios y también tendrás la aprobación de los demás. 19 Por lo tanto, procuremos que haya armonía en la iglesia y tratemos de edificarnos unos a otros. 20 No destruyas la obra de Dios a causa de lo que comes. Recuerda que todos los alimentos están permitidos; lo malo es comer algo que haga tropezar a otro. 21 Es mejor no comer carne ni beber vino ni hacer ninguna otra cosa que pudiera causar tropiezo a otro creyente. 22 Tal vez crees que no hay nada malo en lo que haces, pero mantenlo entre tú y Dios. Benditos son los que no se sienten culpables por hacer algo que han decidido que es correcto.
  • Jul 13, 20141 Corintios 7:25-40 El soltero, el casado y el don de Dios
    Jul 13, 2014
    1 Corintios 7:25-40 El soltero, el casado y el don de Dios

    EL SOLTERO, EL CASADO Y EL DON DE DIOS

    1 Corintios 7:25 – 40

      1 Co 7:17 Pero cada uno como el Señor le repartió, y como Dios llamó a cada uno, así haga; esto ordeno en todas las iglesias. 1 Co 7:24 Cada uno, hermanos, en el estado en que fue llamado, así permanezca para con Dios. 1 Co 7:7 Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro. 1 Co 7:8 Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; I. Dios te ha equipado con lo necesario para soportar la presión de este mundo, sin importar tu estado civil. (V. 25 – 28) 1 Co 7:25 Ahora, con respeto a la pregunta acerca de las jóvenes que todavía no se han casado, para ellas no tengo ningún mandato del Señor. Pero el Señor, en su misericordia, me ha dado sabiduría digna de confianza, que les transmitiré a ustedes. 2 Ti 3:12 Es cierto, y todo el que quiera vivir una vida de sumisión a Dios en Cristo Jesús sufrirá persecución. (NTV) Jn 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Jn 15:18 »Si el mundo los odia, recuerden que a mí me odió primero. 19 Si pertenecieran al mundo, el mundo los amaría como a uno de los suyos, pero ustedes ya no forman parte del mundo. Yo los elegí para que salieran del mundo, por eso el mundo los odia. 20 ¿Recuerdan lo que les dije? “El esclavo no es superior a su amo”. Ya que me persiguieron a mí, también a ustedes los perseguirán. Y, si me hubieran escuchado a mí, también los escucharían a ustedes. 21 Les harán todo eso a causa de mí, porque han rechazado a aquel que me envió. 22 Ellos no serían culpables si yo no hubiera venido a hablarles. Pero ahora no tienen ninguna excusa por su pecado. 23 Cualquiera que me odia a mí también odia a mi Padre. (NTV) Ef 4:15-16 En cambio, hablaremos la verdad con amor y así creceremos en todo sentido hasta parecernos más y más a Cristo, quien es la cabeza de su cuerpo, que es la iglesia. 16 Él hace que todo el cuerpo encaje perfectamente. Y cada parte, al cumplir con su función específica, ayuda a que las demás se desarrollen, y entonces todo el cuerpo crece y está sano y lleno de amor.   a)    Tanto el casado como el soltero tienen privilegios y ventajas, pero, el soltero necesita valorar las suyas porque son muy especiales. (V. 28)  II. Tanto el casado como el soltero deben tener la perspectiva correcta de lo eterno y lo temporal. (V. 29 – 32ª) Sal 90:1-12 Señor, tú nos has sido refugio De generación en generación. 2 Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. 3 Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres. 4 Porque mil años delante de tus ojos Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche. 5 Los arrebatas como con torrente de aguas; son como sueño, Como la hierba que crece en la mañana. 6 En la mañana florece y crece; A la tarde es cortada, y se seca. 7 Porque con tu furor somos consumidos, Y con tu ira somos turbados. 8 Pusiste nuestras maldades delante de ti, Nuestros yerros a la luz de tu rostro. 9 Porque todos nuestros días declinan a causa de tu ira; Acabamos nuestros años como un pensamiento. 10 Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, Porque pronto pasan, y volamos. 11 ¿Quién conoce el poder de tu ira, Y tu indignación según que debes ser temido? 12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría. Sal 39:4-7 «SEÑOR, recuérdame lo breve que será mi tiempo sobre la tierra. Recuérdame que mis días están contados, ¡y cuán fugaz es mi vida! 5 La vida que me has dado no es más larga que el ancho de mi mano. Toda mi vida es apenas un instante para ti; cuando mucho, cada uno de nosotros no es más que un suspiro». Interludio 6 Somos tan sólo sombras que se mueven y todo nuestro ajetreo diario termina en la nada. Amontonamos riquezas sin saber quién las gastará. 7 Entonces, Señor, ¿dónde pongo mi esperanza? Mi única esperanza está en ti. (NTV) Stg 4:13-16 Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero». 14 ¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana? La vida de ustedes es como la neblina del amanecer: aparece un rato y luego se esfuma. 15 Lo que deberían decir es: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello». 16 De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes, y semejante jactancia es maligna. Luc 12:16-21 Luego les contó una historia: «Un hombre rico tenía un campo fértil que producía buenas cosechas. 17 Se dijo a sí mismo: “¿Qué debo hacer? No tengo lugar para almacenar todas mis cosechas”.18 Entonces pensó: “Ya sé. Tiraré abajo mis graneros y construiré unos más grandes. Así tendré lugar suficiente para almacenar todo mi trigo y mis otros bienes. 19 Luego me pondré cómodo y me diré a mí mismo: ‘Amigo mío, tienes almacenado para muchos años. ¡Relájate! ¡Come y bebe y diviértete!’ ”. 20 »Pero Dios le dijo: “¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?”. 21 »Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios, es un necio». Luc 12:22-26 Luego, dirigiéndose a sus discípulos, dijo: «Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento para comer o suficiente ropa para vestirse. 23 Pues la vida es más que la comida, y el cuerpo es más que la ropa. 24 Miren los cuervos. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque Dios los alimenta. ¡Y ustedes son para él mucho más valiosos que cualquier pájaro! 25 ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida? 26 Y, si por mucho preocuparse no se logra algo tan pequeño como eso, ¿de qué sirve preocuparse por cosas más grandes? Luc 12:27-31 »Miren cómo crecen los lirios. No trabajan ni cosen su ropa; sin embargo, ni Salomón con toda su gloria se vistió tan hermoso como ellos. 28 Y, si Dios cuida de manera tan maravillosa a las flores que hoy están y mañana se echan al fuego, tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fe? 29 »No se inquieten por lo que van a comer o lo que van a beber. No se preocupen por esas cosas. 30 Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos en todo el mundo, pero su Padre ya conoce sus necesidades. 31 Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y él les dará todo lo que necesiten. Luc 12:32 »Así que no se preocupe, pequeño rebaño. Pues al Padre le da mucha felicidad entregarles el reino. 33 »Vendan sus posesiones y den a los que pasan necesidad. ¡Eso almacenará tesoros para ustedes en el cielo! Y las bolsas celestiales nunca se ponen viejas ni se agujerean. El tesoro de ustedes estará seguro; ningún ladrón podrá robarlo y ninguna polilla, destruirlo. 34 esté su tesoro, allí estarán también los deseos de su corazón. 35 »Estén vestidos, listos para servir y mantengan las lámparas encendidas, 36 como si esperaran el regreso de su amo de la fiesta de bodas. Entonces estarán listos para abrirle la puerta y dejarlo entrar en el momento que llegue y llame. 37 Los siervos que estén listos y a la espera de su regreso serán recompensados. Les digo la verdad, él mismo les indicará dónde sentarse, se pondrá el delantal y les servirá mientras están a la mesa y comen. 38 Puede ser que llegue en la mitad de la noche o durante la madrugada. Pero cualquiera que sea la hora que llegue, recompensará a los siervos que estén preparados. Luc 6:24-26 Mas ¡ay de vosotros, ricos! porque ya tenéis vuestro consuelo. 25 ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! porque tendréis hambre. ¡Ay de vosotros, los que ahora reís! porque lamentaréis y lloraréis. 26 ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas. Mat 6:19-21 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen,(F) y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. III. El Soltero tiene la ventaja de dedicarse exclusivamente al Señor en cuerpo y alma, no así el casado. (V. 32b – 40) 1 Co 7:32 Quisiera que estén libres de las preocupaciones de esta vida. Un soltero puede invertir su tiempo en hacer la obra del Señor y en pensar cómo agradarlo a él. 1 Co 7:33 Pero el casado tiene que pensar en sus responsabilidades terrenales y en cómo agradar a su esposa; 1 Co 7:34b sus intereses están divididos. 1 Co 7:34b De la misma manera, una mujer que ya no está casada o que nunca se ha casado, puede dedicarse al Señor y ser santa en cuerpo y en espíritu. Pero una mujer casada tiene que pensar en sus responsabilidades terrenales y en cómo agradar a su esposo. 1 Co 7:35 Les digo esto para su propio beneficio, no para imponerles restricciones. Mi deseo es que hagan todo lo que les ayude a servir mejor al Señor, con la menor cantidad de distracciones posibles. 1 Ti 4:1-3 Ahora bien, el Espíritu Santo nos dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe verdadera; seguirán espíritus engañosos y enseñanzas que provienen de demonios. 2 Estas personas son hipócritas y mentirosas, y tienen muerta la conciencia. 3 Dirán que está mal casarse y que está mal comer determinados alimentos; pero Dios creó esos alimentos para que los coman con gratitud las personas fieles que conocen la verdad. 1 Co 7:36-38 No obstante, si un hombre piensa que está tratando a su prometida en forma impropia y que inevitablemente cederá a sus pasiones, que se case con ella como él desea. No es pecado. 7 Pero, si ha decidido con toda firmeza no casarse y no hay urgencia y puede controlar sus pasiones, hace bien en no casarse. 38 Así que el que se casa con su prometida hace bien, y el que no se casa hace aún mejor. Efe 3:16-21 Pido en oración que, de sus gloriosos e inagotables recursos, los fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu. 17 Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes. 18 Espero que puedan comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios, cuán ancho, cuán largo, cuán alto y cuán profundo es su amor. 19 Es mi deseo que experimenten el amor de Cristo, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo. Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios. 20 Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. 21 ¡Gloria a él en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones desde hoy y para siempre! Amén. (NTV)
  • Jun 29, 20141 Corintios 7:1-9 El casado, el soltero y la sexualidad
    Jun 29, 2014
    1 Corintios 7:1-9 El casado, el soltero y la sexualidad

    EL CASADO, EL SOLTERO Y LA SEXUALIDAD

    1 Corintios 7:1-9

     I. Dios bendice la sexualidad en el marco bíblico del matrimonio. (V. 1 – 6) Gén 2:18-25 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. 19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. 20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él. 21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. 22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. 23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. 24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. 25 Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.   a)    Dios no solo nos dio el matrimonio para compañerismo y provisión, sino también para protección. (V. 2) b)    Hay una deuda de amor entre cónyuges que hay que pagar, no se trata de qué voy a recibir, sino qué voy a dar. (V. 3) Rom 13:7-8 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. 8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. 1 Pe 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. Efe 5:33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.   c)     En el matrimonio no existe el individualismo, son uno solo y se pertenecen el uno al otro. (V. 4) d)    En el matrimonio, abstinencia sexual no es señal de espiritualidad, se permite, pero, se debe practicar con cuidado. (V. 5) 1 Ts 4:2 Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; 3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4 que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; Heb 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. Pro 5:18 Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, 19 Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre. Pro 18:22 El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová.   II. Tanto el soltero como el casado su enfoque, motivación y meta necesita ser Cristo. (V. 7 – 9) 1 Co 7:29 Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto. Flp 3:7-11 Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. 8 Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo 9 y llegar a ser uno con él. Ya no me apoyo en mi propia justicia, por medio de obedecer la ley; más bien, llego a ser justo por medio de la fe en Cristo.* Pues la forma en que Dios nos hace justos delante de él se basa en la fe. 10 Quiero conocer a Cristo y experimentar el gran poder que lo levantó de los muertos. ¡Quiero sufrir con él y participar de su muerte, 11 para poder experimentar, de una u otra manera, la resurrección de los muertos!   a)    Tanto el soltero como el casado necesitan el don y la gracia de Dios para poder vivir una vida que trae honra a Dios. (V. 7b) b)    La plenitud, el gozo y la felicidad no se encuentra en ser soltero o ser casado, sino exclusivamente en Cristo. (V. 8) c)     La plenitud de un creyente se encuentra en hallarse dentro de la voluntad de Dios, no en su estado civil. (V. 9) Mat 19:10-12 Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse. 11 Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. 12 Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba. Flp 3:12-21 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. 13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. 15 Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios. 16 Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa. 17 Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. 18 Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; 19 el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal. 20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; 21 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.
  • Jun 22, 20141 Corintios 6:12-20 El cuerpo, la fornicación y sus implicaciones
    Jun 22, 2014
    1 Corintios 6:12-20 El cuerpo, la fornicación y sus implicaciones

    EL CUERPO, LA FORNICACIÓN Y SUS IMPLICACIONES

    1 Corintios 6:12-20

      I. Verdadera libertad no sería decidir hacer cosas que no me aventajan, no me fortalecen y me vuelven a esclavizar. (V. 12) 1 Co 10:23-24 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. 24 Ninguno busque su propio bien, sino el del otro. Gál 5:13 Pues ustedes, mis hermanos, han sido llamados a vivir en libertad. Pero no usen esa libertad para satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa. Al contrario, usen la libertad para servirse unos a otros por amor. (NTV) 1º ¿Me conviene? 2º ¿Me domina? 3º ¿Me edifica? Gál 5:16 Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa.   II. La fornicación no es una función fisiológica del cuerpo, es un acto que incluye mi cuerpo, mi alma y mi espíritu, por lo tanto implica algo espiritual. (V. 13 – 16) a)    Primero que todo la fornicación es infidelidad en contra de Dios. (V. 13) 1 Co 6:13 Ustedes dicen: «La comida se hizo para el estómago, y el estómago, para la comida». (Eso es cierto, aunque un día Dios acabará con ambas cosas). Pero ustedes no pueden decir que nuestro cuerpo fue creado para la inmoralidad sexual. Fue creado para el Señor, y al Señor le importa nuestro cuerpo. (NTV)   b)    Aunque tu cuerpo es un envase, o un contenedor, es parte de ti, y no es un envase o contenedor desechable, lo vas a seguir utilizando eternamente. (V. 14) 1 Ts 4:14-18 Pues, ya que creemos que Jesús murió y resucitó, también creemos que cuando Jesús vuelva, Dios traerá junto con él a los creyentes que hayan muerto. 15 Les decimos lo siguiente de parte del Señor: nosotros, los que todavía estemos vivos cuando el Señor regrese, no nos encontraremos con él antes de los que ya hayan muerto. 16 Pues el Señor mismo descenderá del cielo con un grito de mando, con voz de arcángel y con el llamado de trompeta de Dios. Primero, los cristianos que hayan muerto se levantarán de sus tumbas. 17 Luego, junto con ellos, nosotros los que aún sigamos vivos sobre la tierra, seremos arrebatados en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Entonces estaremos con el Señor para siempre. 18 Así que anímense unos a otros con estas palabras. (NTV) 1 Co 15:51-52 Pero permítanme revelarles un secreto maravilloso. ¡No todos moriremos, pero todos seremos transformados! 52 Sucederá en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando se toque la trompeta final. Pues, cuando suene la trompeta, los que hayan muerto resucitarán para vivir por siempre. Y nosotros, los que estemos vivos también seremos transformados. (NTV) Apo 20:11-15 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.13Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. Gál 6:17 De ahora en adelante, que nadie me cause problemas con esas cosas. Pues yo llevo, en mi cuerpo, cicatrices que muestran que pertenezco a Jesús. (NTV)   c)     Involucrar tu cuerpo en la fornicación, es involucrar a tus hermanos y a Cristo mismo. (V. 15) 1 Co 12:13 Todos fuimos bautizados por un solo Espíritu para constituir un solo cuerpo —ya seamos judíos o gentiles, esclavos o libres—, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. (NVI) Efe 4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. (RV60)   d)    Involucrar tu cuerpo en la fornicación, es destructivo y de ningún modo ayuda. (V. 16) Pro 5:15-17 Bebe el agua de tu misma cisterna, Y los raudales de tu propio pozo. 16 ¿Se derramarán tus fuentes por las calles, Y tus corrientes de aguas por las plazas? 17 Sean para ti solo, Y no para los extraños contigo. 18 Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, 19 Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre. 20 ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, Y abrazarás el seno de la extraña? Pro 6:24-32 Te protegerán de la mujer inmoral, de la lengua suave de la mujer promiscua. 25 No codicies su belleza; no dejes que sus miradas coquetas te seduzcan. 26 Pues una prostituta te llevará a la pobreza, pero dormir con la mujer de otro hombre te costará la vida. 27 ¿Acaso puede un hombre echarse fuego sobre las piernas sin quemarse la ropa? 28 ¿Podrá caminar sobre carbones encendidos sin ampollarse los pies? 29 Así le sucederá al hombre que duerme con la esposa de otro hombre. El que la abrace no quedará sin castigo. 30 Tal vez haya excusas para un ladrón que roba porque se muere de hambre. 31 Pero si lo atrapan, deberá pagar siete veces la cantidad que robó, aunque tenga que vender todo lo que hay en su casa. 32 Pero el hombre que comete adulterio es un necio total, porque se destruye a sí mismo. 33 Será herido y deshonrado. Su vergüenza no se borrará jamás. Pro 7:5, 21-23 Para que te guarden de la mujer ajena, Y de la extraña que ablanda sus palabras...21 Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, Le obligó con la zalamería de sus labios. 22 Al punto se marchó tras ella, Como va el buey al degolladero, Y como el necio a las prisiones para ser castigado; 23 Como el ave que se apresura a la red, Y no sabe que es contra su vida, Hasta que la saeta traspasa su corazón. Heb 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.   III. La fornicación es idolatría. (V. 17 – 20) Jua 14:17-20 Me refiero al Espíritu Santo, quien guía a toda la verdad. El mundo no puede recibirlo porque no lo busca ni lo reconoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque ahora él vive con ustedes y después estará en ustedes. 18 No los abandonaré como a huérfanos; vendré a ustedes. 19 Dentro de poco, el mundo no me verá más, pero ustedes sí me verán. Dado que yo vivo, ustedes también vivirán. 20 Cuando yo vuelva a la vida, ustedes sabrán que estoy en mi Padre y que ustedes están en mí y yo, en ustedes.   Jua 17:20-23 »No te pido sólo por estos discípulos, sino también por todos los que creerán en mí por el mensaje de ellos. 21 Te pido que todos sean uno, así como tú y yo somos uno, es decir, como tú estás en mí, Padre, y yo estoy en ti. Y que ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.22 »Les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno. 23 Yo estoy en ellos, y tú estás en mí. Que gocen de una unidad tan perfecta que el mundo sepa que tú me enviaste y que los amas tanto como me amas a mí.   a)    Deja de tratar tu cuerpo como si fuera tuyo, porque no lo es. (V 19b – 20) 2 Co 5:18-21 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. 21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. 1 Pe 4:1-5 Por lo tanto, ya que Cristo sufrió dolor en su cuerpo, ustedes prepárense, adoptando la misma actitud que tuvo él y estén listos para sufrir también. Pues, si han sufrido físicamente por Cristo, han terminado con el pecado. 2 No pasarán el resto de la vida siguiendo sus propios deseos, sino que estarán ansiosos de hacer la voluntad de Dios. 3 En el pasado, han tenido más que suficiente de las cosas perversas que les gusta hacer a los que no tienen a Dios: inmoralidad y pasiones sexuales, parrandas, borracheras, fiestas desenfrenadas y abominable adoración a ídolos. 4 No es de extrañarse que sus amigos de la vieja vida se sorprendan de que ustedes ya no participan en las cosas destructivas y descontroladas que ellos hacen. Por eso los calumnian. 5 Pero recuerden que ellos tendrán que enfrentarse con Dios, quien juzgará a todos, tanto a vivos como a muertos. (NTV) 1 Pe 1:16-19 Pues las Escrituras dicen: «Sean santos, porque yo soy santo».17 Y recuerden que el Padre celestial, a quien ustedes oran, no tiene favoritos. Él los juzgará o los recompensará según lo que hagan. Así que tienen que vivir con un reverente temor de él mientras sean «extranjeros en la tierra». 18 Pues ustedes saben que Dios pagó un rescate para salvarlos de la vida vacía que heredaron de sus antepasados. Y el rescate que él pagó no consistió simplemente en oro o plata 19 sino que fue la preciosa sangre de Cristo, el Cordero de Dios, que no tiene pecado ni mancha. 1 Ts 4:1-7 Finalmente, amados hermanos, los alentamos en el nombre del Señor Jesús a que vivan de una manera que le agrada a Dios, tal como les enseñamos. Ustedes ya viven de esta manera, y los animamos a que lo sigan haciendo aún más. 2 Pues recuerdan lo que les enseñamos por la autoridad del Señor Jesús. 3 La voluntad de Dios es que sean santos, entonces aléjense de todo pecado sexual. 4 Como resultado cada uno controlará su propio cuerpo* y vivirá en santidad y honor, 5 no en pasiones sensuales como viven los paganos, que no conocen a Dios ni sus caminos. 6 Nunca hagan daño ni engañen a un hermano cristiano en este asunto, teniendo relaciones sexuales con su esposa, porque el Señor toma venganza de todos esos pecados, como ya les hemos advertido solemnemente. 7 Dios nos ha llamado a vivir vidas santas, no impuras.
  • Jun 15, 20141 Corintios 6:1-11 Cómo resolver los pleitos en la Iglesia
    Jun 15, 2014
    1 Corintios 6:1-11 Cómo resolver los pleitos en la Iglesia

    CÓMO RESOLVER LOS PLEITOS EN LA IGLESIA

    1 Corintios 6:1-11

     I. Dios nos ha provisto con todo lo necesario para juzgar cualquier situación de peleas dentro de la iglesia. (V. 1 – 3) Stg 3:13-16 Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría. 14 Pero, si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. 15 Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas. 16 Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad. Pro 1:7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. Apo 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. Dan 7:22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino. Apo 2:26-27 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; 2 Pe 2:4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; Jud 1:6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; II. Los pleitos en la iglesia debe resolverse dentro de la iglesia con recursos espirituales. (V. 4 – 6) 1 Co 6:4 Así que, si ustedes tienen pleitos por asuntos de la vida diaria, ¿por qué ponen por jueces a los que nada significan para la iglesia? (DHH)   III. Cualquier pelea se resuelve buscando el sentir de Cristo, no pretendiendo ganar el argumento. (V. 7) 1º Cristo perdonó todas nuestras blasfemias y faltas contra él. 1 Pe 2:18-24 Ustedes, los que son esclavos, deben aceptar la autoridad de sus amos con todo respeto. Hagan lo que ellos les ordenan, no sólo si son bondadosos y razonables, sino también si son crueles. 19 Pues Dios se complace en ustedes cuando hacen lo que saben que es correcto y sufren con paciencia cuando reciben un trato injusto. 20 Es obvio que no hay mérito en ser paciente si a uno lo golpean por haber actuado mal. Pero, si sufren por hacer el bien y lo soportan con paciencia, Dios se agrada de ustedes. 21 Pues Dios los llamó a hacer lo bueno, aunque eso signifique que tengan que sufrir, tal como Cristo sufrió por ustedes. Él es su ejemplo, y deben seguir sus pasos. 22 Él nunca pecó y jamás engañó a nadie. 23 No respondía cuando lo insultaban ni amenazaba con vengarse cuando sufría. Dejaba su causa en manos de Dios, quien siempre juzga con justicia. 24 Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas, son sanados. (NTV)   2º Si nos llamamos hijos de Dios, deberíamos manifestar los rasgos de nuestro padre celestial. Mat 5:44-48 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? 48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. (RV60)   3º El sufrir el agravio puede traer a la persona al arrepentimiento, más que si buscas darle su merecido, eso solo provocará más amargura y odio. Rom 12:17-20 No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. 18 Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos. 19 No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré», dice el Señor. 20 Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.» (NVI) 1 Jn 2:9-11 Si alguien afirma: «Vivo en la luz», pero odia a un hermano* en Cristo, esa persona aún vive en la oscuridad. 10 El que ama a su hermano vive en la luz y no hace que otros tropiecen. 11 Pero el que odia a su hermano todavía vive y camina en la oscuridad. No sabe por dónde ir, pues la oscuridad lo ha cegado. (NTV) Mat 18:3 Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas. Mat 18:21-22 Luego Pedro se le acercó y preguntó: —Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a alguien que peca contra mí? ¿Siete veces? 22 —No siete veces —respondió Jesús—, sino setenta veces siete. (NTV) 2 Cr 25:5-9 Después Amasías organizó al ejército, y designó generales y capitanes para todo Judá y Benjamín. Hizo un censo y descubrió que tenía un ejército de trescientos mil soldados selectos, hombres de veinte años o más, todos entrenados en el uso de la lanza y el escudo. 6 También pagó alrededor de tres mil cuatrocientos kilos de plata para contratar de Israel cien mil hombres de guerra con experiencia. 7 Entonces un hombre de Dios se presentó ante él y le dijo: —Su Majestad, no contrate tropas de Israel porque el SEÑOR no está con Israel. ¡Él no ayudará a esa gente de Efraín! 8 Si usted permite que ellos vayan a la batalla junto con sus tropas, ustedes serán derrotados por el enemigo sin importar qué tan bien peleen. Dios los derribará, porque él tiene el poder para ayudarlos o para hacerlos tropezar. 9 Amasías le preguntó al hombre de Dios: —¿Pero qué de toda esa plata que pagué para contratar al ejército de Israel? El hombre de Dios contestó: —¡El SEÑOR puede darle a usted mucho más que eso!   IV. El creyente genuino no genera los pleitos, los resuelve porque conoce su identidad en Cristo. (V. 8 - 11) 1 Jn 5:2-4 En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. 3Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos;(A) y sus mandamientos no son gravosos. 4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.   a)    Porque aunque Cristo nos recibió como estábamos, no nos dejó como estábamos. (V. 11)   1º Hemos sido lavados Tit 3:5-7 él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Nos lavó, quitando nuestros pecados, y nos dio un nuevo nacimiento y vida nueva por medio del Espíritu Santo. 6 Él derramó su Espíritu sobre nosotros en abundancia por medio de Jesucristo nuestro Salvador. 7 Por su gracia él nos declaró justos y nos dio la seguridad de que vamos a heredar la vida eterna». (NTV) 2 Co 5:15-18 Él murió por todos para que los que reciben la nueva vida de Cristo ya no vivan más para sí mismos. Más bien, vivirán para Cristo, quien murió y resucitó por ellos. 16 Así que hemos dejado de evaluar a otros desde el punto de vista humano. En un tiempo, pensábamos de Cristo sólo desde un punto de vista humano. ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora! 17 Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado, ¡una nueva vida ha comenzado! 18 Y todo esto es un regalo de Dios, quien nos trajo de vuelta a él mismo por medio de Cristo. Y Dios nos ha dado la tarea de reconciliar a la gente con él. Efe 2:9-10 La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo. 10 Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.   2º Hemos sido Santificados. 3º Hemos sido justificados. Rom 4:21-25 Abraham estaba plenamente convencido de que Dios es poderoso para cumplir todo lo que promete. 22 Y, debido a su fe, Dios lo consideró justo. 23 Y el hecho de que Dios lo considerara justo no fue sólo para beneficio de Abraham, sino que quedó escrito 24 también para nuestro beneficio, porque nos asegura que Dios nos considerará justos a nosotros también si creemos en él, quien levantó de los muertos a Jesús nuestro Señor. 25 Él fue entregado a la muerte por causa de nuestros pecados, y resucitado para hacernos justos a los ojos de Dios.
  • Jun 1, 20141 Corintios 5 Lo necesario de la disciplina bíblica en la Iglesia
    Jun 1, 2014
    1 Corintios 5 Lo necesario de la disciplina bíblica en la Iglesia

    LO NECESARIO DE LA DISCIPLINA BÍBLICA EN LA IGLESIA

    1 Corintios 5

      I.               La Disciplina Bíblica no es un acto de juicio condenatorio, es un acto necesario de amor y misericordia para mantenernos sanos. (V. 1 – 5 ) 1 Co 5:1 Es ya del dominio público que hay entre ustedes un caso de inmoralidad sexual que ni siquiera entre los paganos se tolera, a saber, que uno de ustedes tiene por mujer a la esposa de su padre. (NVI) Lev 18:6 Ningún varón se llegue a parienta próxima alguna, para descubrir su desnudez. Yo Jehová. 7 La desnudez de tu padre, o la desnudez de tu madre, no descubrirás; tu madre es, no descubrirás su desnudez. 8 La desnudez de la mujer de tu padre no descubrirás; es la desnudez de tu padre. Heb 12:5-9 ¿Acaso olvidaron las palabras de aliento con que Dios les habló a ustedes como a hijos? Él dijo: «Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del Señor y no te des por vencido cuando te corrija.´6 Pues el SEÑOR disciplina a los que ama y castiga a todo el que recibe como hijo». 7 Al soportar esta disciplina divina, recuerden que Dios los trata como a sus propios hijos. ¿Acaso alguien oyó hablar de un hijo que nunca fue disciplinado por su padre? 8 Si Dios no los disciplina a ustedes como lo hace con todos sus hijos, quiere decir que ustedes no son verdaderamente sus hijos, sino ilegítimos. 9 Ya que respetábamos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, entonces, ¿acaso no deberíamos someternos aún más a la disciplina del Padre de nuestro espíritu, y así vivir para siempre? Heb 12:10-14 Pues nuestros padres terrenales nos disciplinaron durante algunos años e hicieron lo mejor que pudieron. Pero la disciplina de Dios siempre es buena para nosotros, a fin de que participemos de su santidad. 11Ninguna disciplina resulta agradable a la hora de recibirla. Al contrario, ¡es dolorosa! Pero después, produce la apacible cosecha de una vida recta para los que han sido entrenados por ella. 12 Por lo tanto, renueven las fuerzas de sus manos cansadas y fortalezcan sus rodillas debilitadas. 13 Tracen un camino recto para sus pies, a fin de que los débiles y los cojos no caigan, sino que se fortalezcan. 14 Esfuércense por vivir en paz con todos y procuren llevar una vida santa, porque los que no son santos no verán al Señor. Pro 22:6  Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. Pro 22:15 La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él. Pro 23:13 No dejes de disciplinar a tus hijos; no morirán si les das unos buenos azotes. 14 La disciplina física bien puede salvarlos de la muerte. Pro 29:15 La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre. Pro 19:18 Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo. 1 Co 5:5 Entonces deben expulsar a ese hombre y entregárselo a Satanás, para que su naturaleza pecaminosa sea destruida y él mismo sea salvo el día que el Señor vuelva. (NTV) Heb 12:14  Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mat 7:1-5 »No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. 2 Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes. 3 »¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no le das importancia a la viga que está en el tuyo? 4 ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame sacarte la astilla del ojo”, cuando ahí tienes una viga en el tuyo? 5 ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano. Gál 6:1-5 Hermanos, si alguien es sorprendido en pecado, ustedes que son espirituales deben restaurarlo con una actitud humilde. Pero cuídese cada uno, porque también puede ser tentado. 2 Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo. 3 Si alguien cree ser algo, cuando en realidad no es nada, se engaña a sí mismo. 4  Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie. 5 Que cada uno cargue con su propia responsabilidad.  Mat 18:15-22 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, vé y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. 16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. 17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano. 18 De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. 19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. 20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. 21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? 22 le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.   II.              Sin disciplina quedamos a merced de la influencia del pecado. (V. 6 – 8) 1 Co 5:7 Desháganse de la vieja levadura para que sean masa nueva, panes sin levadura, como lo son en realidad. Porque Cristo, nuestro Cordero pascual, ya ha sido sacrificado. (NVI) 1 Pe 2:1-3 Por lo tanto, desháganse de toda mala conducta. Acaben con todo engaño, hipocresía, celos y toda clase de comentarios hirientes. 2 Como bebés recién nacidos, deseen con ganas la leche espiritual pura para que crezcan a una experiencia plena de la salvación. Pidan a gritos ese alimento nutritivo 3 ahora que han probado la bondad del Señor. Efe 4:22-24 desháganse de su vieja naturaleza pecaminosa y de su antigua manera de vivir, que está corrompida por la sensualidad y el engaño. 23 Y, en cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. 24 Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo. (NTV) 1 Jn 1:5-6 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 1 Jn 2:3-6 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. 4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 1 Jn 3:7-11 Queridos hijos, no dejen que nadie los engañe acerca de lo siguiente: cuando una persona hace lo correcto, demuestra que es justa, así como Cristo es justo. 8 Sin embargo, cuando alguien sigue pecando, demuestra que pertenece al diablo, el cual peca desde el principio. Pero el Hijo de Dios vino para destruir las obras del diablo. 9 Los que han nacido en la familia de Dios no se caracterizan por practicar el pecado, porque la vida de Dios está en ellos. Así que no pueden seguir pecando, porque son hijos de Dios. 10 Por lo tanto, podemos identificar quiénes son hijos de Dios y quiénes son hijos del diablo. Todo el que no se conduce con rectitud y no ama a los creyentes no pertenece a Dios. 11 Éste es el mensaje que ustedes han oído desde el principio: que nos amemos unos a otros. (NTV) 1 Pe 1:14-19 Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. 15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; 16 pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.» 17 Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo. 18 Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata, 19 sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto. (NVI) Pro 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia   III.            Sin disciplina la iglesia pierde su capacidad de alumbrar y de salar en el mundo. (9 – 13) 1 Ti 3:15 si me retraso, sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad. Tit 2:9-14 Los esclavos siempre deben obedecer a sus amos y hacer todo lo posible por agradarlos. No deben ser respondones 10 ni robar, sino demostrar que son buenos y absolutamente dignos de confianza. Entonces harán que la enseñanza acerca de Dios nuestro Salvador sea atractiva en todos los sentidos. 11 Pues la gracia de Dios ya ha sido revelada, la cual trae salvación a todas las personas. 12 Y se nos instruye a que nos apartemos de la vida mundana y de los placeres pecaminosos. En este mundo maligno, debemos vivir con sabiduría, justicia y devoción a Dios, 13 mientras anhelamos con esperanza ese día maravilloso en que se revele la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.14 Él dio su vida para liberarnos de toda clase de pecado, para limpiarnos y para hacernos su propio pueblo, totalmente comprometidos a hacer buenas acciones. 1 Co 5:12 No es mi deber juzgar a los de afuera, pero sí es responsabilidad de ustedes juzgar a los que son de la iglesia y están en pecado. Mat 5:13-16 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Jos 24:14-15 »Por lo tanto, teme al SEÑOR y sírvelo con todo el corazón. Echa fuera para siempre los ídolos que tus antepasados adoraron cuando vivían del otro lado del río Éufrates y en Egipto. Sirve sólo al SEÑOR. 15 Pero si te niegas a servir al SEÑOR, elige hoy mismo a quién servirás. ¿Acaso optarás por los dioses que tus antepasados sirvieron del otro lado del Éufrates? ¿O preferirás a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ahora vives? Pero en cuanto a mí y a mi familia, nosotros serviremos al SEÑOR. 2 Ti 2:18-21  que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. 19Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. 20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. 21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.
  • May 25, 20141 Corintios 4:6-21 El peligro de ir mas allá de las Escrituras
    May 25, 2014
    1 Corintios 4:6-21 El peligro de ir mas allá de las Escrituras

    EL PELIGRO DE IR MÁS ALLÁ DE LAS ESCRITURAS

    1 Corintios 4:6-21

      I.               El ponerse sobre la autoridad de la Palabra, es quitar a Dios de su trono y en orgullo ponerte en su lugar. (V. 6 – 7) 1 Co 4:6  Hermanos, les hablo de estas cosas por su propio bien y poniendo como ejemplo a Apolo y a mí mismo. Lo digo para que por nuestro ejemplo aprendan ustedes a no ir más allá de lo que está escrito, y para que nadie se hinche de orgullo, favoreciendo a uno en perjuicio de otro. Isa 14:11-15 Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. 12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo. Gén 3:4-7 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 7 fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. Mat 11:27-30 Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar. 28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. Mat 6:22-23 La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; 23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Gén 6:5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Jer 17:9-10 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Jua 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Mat 7:1-5 »No juzguen a los demás, y no serán juzgados. 2 Pues serán tratados de la misma forma en que traten a los demás. El criterio que usen para juzgar a otros es el criterio con el que se les juzgará a ustedes.3 »¿Y por qué te preocupas por la astilla en el ojo de tu amigo, cuando tú tienes un tronco en el tuyo? 4 ¿Cómo puedes pensar en decirle a tu amigo: “Déjame ayudarte a sacar la astilla de tu ojo”, cuando tú no puedes ver más allá del tronco que está en tu propio ojo? 5 ¡Hipócrita! Primero quita el tronco de tu ojo; después verás lo suficientemente bien para ocuparte de la astilla en el ojo de tu amigo. Sal 24:1-2 De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. 2 Porque él la fundó sobre los mares, Y la afirmó sobre los ríos. Sal 100:3 Reconoced que Jehová es Dios; El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. 1 Cr 29:9-16 Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente. 10 Asimismo se alegró mucho el rey David, y bendijo a Jehová delante de toda la congregación; y dijo David: Bendito seas tú, oh Jehová, Dios de Israel nuestro padre, desde el siglo y hasta el siglo. 11 Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. 12 Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. 13 Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre. 14 Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos. 15 Porque nosotros, extranjeros y advenedizos somos delante de ti, como todos nuestros padres; y nuestros días sobre la tierra, cual sombra que no dura. 16 Oh Jehová Dios nuestro, toda esta abundancia que hemos preparado para edificar casa a tu santo nombre, de tu mano es, y todo es tuyo. Flp 4:11-13 Rom 14:8 Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. Job 1:14 llegó un mensajero a casa de Job con las siguientes noticias: «Sus bueyes estaban arando y los burros comiendo a su lado, 15 cuando los sabeanos nos asaltaron. Robaron todos los animales y mataron a los trabajadores, y yo soy el único que escapó para contárselo». 16 Mientras este mensajero todavía hablaba, llegó otro con esta noticia: «Cayó del cielo el fuego de Dios y calcinó a las ovejas y a todos los pastores; yo soy el único que escapó para contárselo». 17 Mientras este mensajero todavía hablaba, llegó un tercero con esta noticia: «Tres bandas de saqueadores caldeos robaron sus camellos y mataron a los sirvientes; yo soy el único que escapó para contárselo». 18 No había terminado de hablar el tercer mensajero cuando llegó otro con esta noticia: «Sus hijos e hijas estaban festejando en casa del hermano mayor y, 19 de pronto, un fuerte viento del desierto llegó y azotó la casa por los cuatro costados. La casa se vino abajo y todos ellos murieron; yo soy el único que escapó para contárselo». 20 Job se levantó y rasgó su vestido en señal de dolor; después se rasuró la cabeza y se postró en el suelo para adorar 21 y dijo: «Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo estaré cuando me vaya. El SEÑOR me dio lo que tenía y el SEÑOR me lo ha quitado. ¡Alabado sea el nombre del SEÑOR!». 22 A pesar de todo, Job no pecó porque no culpó a Dios. (NTV) Job 19:25-26 »Pero en cuanto a mí, sé que mi Redentor vive, y un día por fin estará sobre la tierra. 26 Y después que mi cuerpo se haya descompuesto, ¡todavía en mi cuerpo veré a Dios! (NTV)   II.              Te ciega a la realidad del verdadero reino y te hace pensar en un mundo temporal. (V. 8 – 13) Apo 2:26-28 A todos los que salgan vencedores y me obedezcan hasta el final, Les daré autoridad sobre todas las naciones.27 Gobernarán las naciones con vara de hierro y las harán pedazos como si fueran ollas de barro. 28 Tendrán la misma autoridad que yo recibí de mi Padre, ¡y también les daré la estrella de la mañana! Jua 18:36 Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mí reino no es de aquí. 2 Pe 3:10-13  Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. 11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! 13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. Jua 15:18-19 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. 19  fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. 1 Jn 3:13  Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece. 1 Jn 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Stg 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Flp 4:11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. 12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Mat 5:11 »Dios los bendice a ustedes cuando la gente les hace burla y los persigue y miente acerca de ustedes y dice toda clase de cosas malas en su contra porque son mis seguidores. 12 ¡Alégrense! ¡Estén contentos, porque les espera una gran recompensa en el cielo! Y recuerden que a los antiguos profetas los persiguieron de la misma manera. 2 Ti 3:10-12 Tú, en cambio, has seguido paso a paso mis enseñanzas, mi manera de vivir, mi propósito, mi fe, mi paciencia, mi amor, mi constancia, 11 mis persecuciones y mis sufrimientos. Estás enterado de lo que sufrí en Antioquía, Iconio y Listra, y de las persecuciones que soporté. Y de todas ellas me libró el Señor. 12 Así mismo serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesús, (NVI) Apo 3:14-20 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. 20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 2 Co 4:16-18 Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día. 17 Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento. 18 Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno. (NVI) 2 Co 5:1 Pues sabemos que, cuando se desarme esta tienda de campaña terrenal en la cual vivimos (es decir, cuando muramos y dejemos este cuerpo terrenal), tendremos una casa en el cielo, un cuerpo eterno hecho para nosotros por Dios mismo y no por manos humanas. 2 Nos fatigamos en nuestro cuerpo actual y anhelamos ponernos nuestro cuerpo celestial como si fuera ropa nueva. 3 Pues nos vestiremos con un cuerpo celestial; no seremos espíritus sin cuerpo. 4 Mientras vivimos en este cuerpo terrenal, gemimos y suspiramos, pero no es que queramos morir y deshacernos de este cuerpo que nos viste. Más bien, queremos ponernos nuestro cuerpo nuevo para que este cuerpo que muere sea consumido por la vida. 5 Dios mismo nos ha preparado para esto y, como garantía, nos ha dado su Espíritu Santo. 6 Así que siempre vivimos en plena confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo no estamos en el hogar celestial con el Señor. 7 Pues vivimos por lo que creemos y no por lo que vemos. 8 Sí, estamos plenamente confiados, y preferiríamos estar fuera de este cuerpo terrenal porque entonces estaríamos en el hogar celestial con el Señor. 9 Así que, ya sea que estemos aquí en este cuerpo o ausentes de este cuerpo, nuestro objetivo es agradarlo a él. Luc 12:20-21 »Pero Dios le dijo: “¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?”. 21 »Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios, es un necio». (NTV)   III.            Te hace perder de vista que el modelo es Cristo y no los estándares de este mundo. (V. 14 – 17) IV.            Te hace perder de vista que el poder de Dios no es para exaltarte a ti mismo, sino es poder para transformarte a la imagen del Infinito Dios Cristo Jesús. (V. 18 – 21) 1 Co 4:19-20 Pero iré —y pronto —si el Señor me lo permite, y entonces comprobaré si esos arrogantes sólo dan discursos pretenciosos o de verdad tienen el poder de Dios. 20 Pues el reino de Dios no consiste en las muchas palabras sino en vivir por el poder de Dios. (NTV) 1 Jn 2:3-6 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. 4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. Pro 26:3  El látigo para el caballo, el cabestro para el asno, Y la vara para la espalda del necio. Sal 32:9-11 No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento, Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se acercan a ti. 10 Muchos dolores habrá para el impío; Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia. 11 Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón. Mat 11:27-30 Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar. 28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30  porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. Jua 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
  • May 18, 20141 Corintios 3:18-4:5 Como es el verdadero siervo de Dios
    May 18, 2014
    1 Corintios 3:18-4:5 Como es el verdadero siervo de Dios

    COMO ES EL VERDADERO SIERVO DE DIOS.

    I Corintios 3:18- 4:5

    I. CRISTO ES LA GLORIA DEL SIERVO DE DIOS. (V3:18-23) 1 Corintios 3:18  Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. 19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos. 20  Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos. 21  Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: 22  sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, 23 y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.   a)   Centrarnos en nuestras obras y comenzar a gloriarnos a nosotros mismos.   1 Corintios1:27  sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28  y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29  a fin de que nadie se jacte en su presencia. 30  Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 1 Cointios 1:31  para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.   Jeremias 9:23  Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Jeremias9:24  Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme,que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová. Miren como lo dice la NVI Así dice el Señor: "Que no se gloríe el sabio de su sabiduría, ni el poderoso de su poder, ni el rico de su riqueza. Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor, que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada afirma el Señor. B) Centrarnos en las obras de hombres y comenzar a darles gloria Hechos 14:8-15 Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. 9  Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, 10  dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. 11  Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros. 12  Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. 13  Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios.  Juan 14:6  Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. II. SIERVOS Y ADMINISTRADORES A LAS ORDENES DE JESUS.(V1)   1Corintios4:1  Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Juan 12:26  Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará. Lucas 12:35-37 Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas; 36  y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida. 37  Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles. Lucas 12:45-47 Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y embriagarse, 46  vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles. 47  Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. III. EL REQUISITO DE LOS ADMINISTRADORES ES SER FIEL.(v2) 1 Corintios 4:2  Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel. Gálatas 5:22  Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe 2 Timoteo 2:15  Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. IV. UN SIERVO FIEL BUSCA LA APROBACION DE DIOS Y NO DE LOS HOMBRES. (3-4) 1 Corintios 4:3  Yo en muy poco tengo el ser juzgado por vosotros, o por tribunal humano; y ni aun yo me juzgo a mí mismo. 4  Porque aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es el Señor. Lucas 16:15  Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación. Romanos 10:3  Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios;   2 Corintios 10:18  porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba.   V. EL SIERVO FIEL CON UN CORAZON LIMPIO AGUARDA LA LLEGADA DE SU SEÑOR. (v5)   1 Corintios 4:5  Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios. Eze 8:7  Y me llevó a la entrada del atrio, y miré, y he aquí en la pared un agujero. 8  Y me dijo: Hijo de hombre, cava ahora en la pared. Y cavé en la pared, y he aquí una puerta. 9  Me dijo luego: Entra, y ve las malvadas abominaciones que éstos hacen allí. 10  Entré, pues, y miré; y he aquí toda forma de reptiles y bestias abominables, y todos los ídolos de la casa de Israel, que estaban pintados en la pared por todo alrededor. 11  Y delante de ellos estaban setenta varones de los ancianos de la casa de Israel, y Jaazanías hijo de Safán en medio de ellos, cada uno con su incensario en su mano; y subía una nube espesa de incienso. 12  Y me dijo: Hijo de hombre, ¿has visto las cosas que los ancianos de la casa de Israel hacen en tinieblas, cada uno en sus cámaras pintadas de imágenes? Porque dicen ellos: No nos ve Jehová; Jehová ha abandonado la tierra   1 Corintios 3:13  la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14  Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15  Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.
  • May 11, 20141 Corintios 3:5-23 ¿Quienes somos: los siervos o los patrones?
    May 11, 2014
    1 Corintios 3:5-23 ¿Quienes somos: los siervos o los patrones?

    ¿QIENES SOMOS LOS SIERVOS O LOS PATRONES?

    1 Corintios 3:5-23

      I.               Los líderes somos simples siervos puestos ahí por pura gracia. (V. 5 – 9) 1 Ti 1:12-16 Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio, 13 habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. 14 Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús. 15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna.   a)    Si hay resultados exitosos, la gloria es para Dios, porque él los produce, no los servidores. (V. 6 – 7) b)    Delante del Señor, no somos nada, entre unos y otros todos estamos al mismo nivel, pero, cada uno tendrá recompensa de acuerdo a su fidelidad y perseverancia. (V. 8) 1 Co 3:8a  El que siembra y el que riega están al mismo nivel. (NVI) Mar 9:33-35 Y llegó a Capernaum; y cuando estuvo en casa, les preguntó: ¿Qué disputabais entre vosotros en el camino? 34 Mas ellos callaron; porque en el camino habían disputado entre sí, quién había de ser el mayor. 35 Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.  Mar 10:42-45 Así que Jesús los reunió a todos y les dijo: «Ustedes saben que los gobernantes de este mundo tratan a su pueblo con prepotencia y los funcionarios hacen alarde de su autoridad frente a los súbditos. 43 Pero entre ustedes será diferente. El que quiera ser líder entre ustedes deberá ser sirviente, 44 y el que quiera ser el primero entre ustedes deberá ser esclavo de los demás. 45 Pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos». 1 Co 3:8a El que planta y el que riega trabajan en conjunto con el mismo propósito. 1 Co 3:8b  Y cada uno será recompensado por su propio arduo trabajo. (NTV) 1 Co 3:8b   aunque cada uno será recompensado según su propio trabajo. (NVI) Heb 6:10-12 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.  11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza,  12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.  Mat 25:21  Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!” (NVI) Mat 25:26, 30  Pero su señor le contestó: “¡Siervo malo y perezoso!... 30 Y a ese siervo inútil échenlo afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes.” (NV) Luc 12:42-47 Y el Señor respondió: —Un siervo fiel y sensato es aquel a quien el amo puede darle la responsabilidad de dirigir a los demás siervos y alimentarlos. 43 Si el amo regresa y encuentra que el siervo ha hecho un buen trabajo, habrá una recompensa. 44 Les digo la verdad, el amo pondrá a ese siervo a cargo de todo lo que posee. 45 ¿Pero qué tal si el siervo piensa: “Mi amo no regresará por un tiempo” y comienza a golpear a los otros siervos, a parrandear y a emborracharse? 46 El amo regresará inesperadamente y sin previo aviso, cortará al siervo en pedazos y lo expulsará junto con los infieles. 47 »Y un siervo que sabe lo que su amo quiere, pero no se prepara ni cumple las instrucciones, será severamente castigado. (NTV) Mat 19:27-30 Entonces Pedro le dijo: —Nosotros hemos dejado todo para seguirte. ¿Qué recibiremos a cambio? 28 Jesús contestó: —Les aseguro que, cuando el mundo se renueve y el Hijo del Hombre se siente sobre su trono glorioso, ustedes, que han sido mis seguidores, también se sentarán en doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. 29 Y todo el que haya dejado casas o hermanos o hermanas o padre o madre o hijos o bienes por mi causa recibirá cien veces más a cambio y heredará la vida eterna. 30 Pero muchos que ahora son los más importantes, en ese día serán los menos importantes, y aquellos que ahora parecen menos importantes, en ese día serán los más importantes. (NTV) c)     El dueño de todo y de todos es Dios. (V 9) 1 Co 3:9 Pues ambos somos trabajadores de Dios; y ustedes son el campo de cultivo de Dios, son el edificio de Dios. (NTV) 1 Co 3:9  En efecto, nosotros somos colaboradores al servicio de Dios; y ustedes son el campo de cultivo de Dios, son el edificio de Dios. (NVI)   II.              Como albañiles de Dios necesitamos no solo trabajar fielmente, sino sobre el fundamento y con el material correcto. (V. 10 – 15) a)    El fundamento, es el Evangelio de Jesucristo crucificado, el Evangelio de la gracia. (V. 11) Gál 1:6-9 No hay otro evangelio Me asombra que tan pronto estén dejando ustedes a quien los llamó por la gracia de Cristo, para pasarse a otro evangelio. 7 No es que haya otro evangelio, sino que ciertos individuos están sembrando confusión entre ustedes y quieren tergiversar el evangelio de Cristo. 8 Pero aun si alguno de nosotros o un ángel del cielo les predicara un evangelio distinto del que les hemos predicado, ¡que caiga bajo maldición! 9 Como ya lo hemos dicho, ahora lo repito: si alguien les anda predicando un evangelio distinto del que recibieron, ¡que caiga bajo maldición!  (NTV) b)    Nuestra manera de edificar, la calidad de nuestro material y nuestro edificio serán puestos a prueba. (V. 12 – 15) Apo 3:1 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. 2 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. 3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. 4 Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. Apo 3:14-22 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. 20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. 22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Apo 3:7-13 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: 8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. 9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. 10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. 13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. 2 Co 5:10  Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. Luc 12:2-3 No hay nada encubierto que no llegue a revelarse, ni nada escondido que no llegue a conocerse. 3 Así que todo lo que ustedes han dicho en la oscuridad se dará a conocer a plena luz, y lo que han susurrado a puerta cerrada se proclamará desde las azoteas.  Mat 6:1-4 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. 2  Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 3 Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Mat 6:5-6 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Mat 6:16-18 Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, 18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Apo 14:13 Y oí una voz del cielo que decía: «Escribe lo siguiente: benditos son los que de ahora en adelante mueran en el Señor. El Espíritu dice: “Sí, ellos son en verdad benditos, porque descansarán de su arduo trabajo, ¡pues sus buenas acciones los siguen!”».   III.            Cuida de no caer en el engaño de pensar que eres un edificador cuando en realidad eres un destructor. (V. 16 – 20) a)    Las divisiones y contiendas destruyen el templo de Dios. (V 16 – 17) 1 Ti 3:15 si me retraso, sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad. Mat 18:6  Pero si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar. 7 »¡Ay del mundo por las cosas que hacen pecar a la gente! Inevitable es que sucedan, pero ¡ay del que hace pecar a los demás! b)    Edificar en la sabiduría de este mundo es edificar un templo frágil y endeble. (V. 18 – 20) Pro 3:5-8 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; 8 Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos.   IV.            En Cristo no hay nada de qué gloriarse, porque ya todo nos había sido dado. (V. 21 – 23) Efe 2:10 Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás. Rom 11:36  Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén. Jud 1:25 al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén. 1 Ti 1:17  Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. Rom 16:27  al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.
  • May 4, 20141ra Corintios 3:1-5 El cristiano carnal
    May 4, 2014
    1ra Corintios 3:1-5 El cristiano carnal

    EL CRISTIANO CARNAL

    1 Corintios 3:1-5

      I.               El hombre carnal está centrado en sí mismo. (V. 1) 1 Co 3:1 Amados hermanos, cuando estuve con ustedes, no pude hablarles como lo haría con personas espirituales. Tuve que hablarles como si pertenecieran a este mundo o como si fueran niños en la vida cristiana. Rom 7:14 Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. Rom 7:18 Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Rom 7:14-23 Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. 15 Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago.(B) 16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. 17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. 18   Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. 19 Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. 21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. Romanos 7:24-25 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? 25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado. Col 2:11 En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo; Efe 2:1-3 Antes ustedes estaban muertos a causa de su desobediencia y sus muchos pecados. 2 Vivían en pecado, igual que el resto de la gente, obedeciendo al diablo —el líder de los poderes del mundo invisible —, quien es el espíritu que actúa en el corazón de los que se niegan a obedecer a Dios. 3 Todos vivíamos así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa. Por nuestra propia naturaleza, éramos objeto del enojo de Dios igual que todos los demás.   II.              El hombre carnal no tiene la capacidad de verdaderamente relacionarse con Dios. (V. 2) Jn 12:25-26 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. 26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará. Jn 15:16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. Rom 11:33-34 ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! 34 Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? Heb 6:1-3 Así que dejemos de repasar una y otra vez las enseñanzas elementales acerca de Cristo. Por el contrario, sigamos adelante hasta llegar a ser maduros en nuestro entendimiento. No puede ser que tengamos que comenzar de nuevo con los importantes cimientos acerca del arrepentimiento de las malas acciones y de tener fe en Dios. 2 Ustedes tampoco necesitan más enseñanza acerca de los bautismos, la imposición de manos, la resurrección de los muertos y el juicio eterno. 3 Así que, si Dios quiere, avanzaremos hacia un mayor entendimiento. (NTV) Heb 5:11-14 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. 12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. Jer 9:23-24 Esto dice el SEÑOR: «No dejen que el sabio se jacte de su sabiduría, o el poderoso, de su poder, o el rico, de sus riquezas. 24 Pero los que desean jactarse que lo hagan solamente en esto: de conocerme verdaderamente y entender que yo soy el SEÑOR —quien demuestra amor inagotable y trae justicia y rectitud a la tierra— y que me deleito en estas cosas. ¡Yo, el SEÑOR, he hablado! (NTV)   III.            Es difícil diferenciar entre un hombre natural y uno carnal, por lo tanto es peligroso mantenerte voluntariamente en la carne. (V. 3) Stg 3:13-18 Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría. 14 Pero, si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. 15 Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas. 16 Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad. 17 Pero la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera. 18 Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia. (NTV) Gál 5:19-26 Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales, 20 idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta, discordias, divisiones, 21 envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes: cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios. 22 Pero la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, 23 humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas! 24 Los que pertenecen a Cristo Jesús han clavado en la cruz las pasiones y los deseos de la naturaleza pecaminosa y los han crucificado allí. 25 Ya que vivimos por el Espíritu, sigamos la guía del Espíritu en cada aspecto de nuestra vida. 26 No nos hagamos vanidosos ni nos provoquemos unos a otros ni tengamos envidia unos de otros.  
    1. IV.            El carnal pierde de vista a Cristo y se enfoca en hombres y en sus capacidades. (V. 4 – 5)
    Jer 17:5 Esto dice el SEÑOR: «Malditos son los que ponen su confianza en simples seres humanos, que se apoyan en la fuerza humana y apartan el corazón del SEÑOR. 6 como los arbustos raquíticos del desierto, sin esperanza para el futuro. Vivirán en lugares desolados, en tierra despoblada y salada. 7 »Pero benditos son los que confían en el SEÑOR y han hecho que el SEÑOR sea su esperanza y confianza. 8 Son como árboles plantados junto a la ribera de un río con raíces que se hunden en las aguas. A esos árboles no les afecta el calor ni temen los largos meses de sequía. Sus hojas están siempre verdes y nunca dejan de producir fruto. (NTV)   Sal 90:1 Señor, a lo largo de todas las generaciones, ¡tú has sido nuestro hogar! 2 Antes de que nacieran las montañas, antes de que dieras vida a la tierra y al mundo, desde el principio y hasta el fin, tú eres Dios. 3 Haces que la gente vuelva al polvo con sólo decir: «¡Vuelvan al polvo, ustedes, mortales!». 4 Para ti, mil años son como un día pasajero, tan breves como unas horas de la noche. 5 Arrasas a las personas como si fueran sueños que desaparecen. Son como la hierba que brota en la mañana. 6 Por la mañana se abre y florece, pero al anochecer está seca y marchita. 7 Nos marchitamos bajo tu enojo; tu furia nos abruma. 8 Despliegas nuestros pecados delante de ti —nuestros pecados secretos —y los ves todos. 8 Vivimos la vida bajo tu ira, y terminamos nuestros años con un gemido. 10 ¡Setenta son los años que se nos conceden! Algunos incluso llegan a ochenta. Pero hasta los mejores años se llenan de dolor y de problemas; pronto desaparecen, y volamos. 11 ¿Quién puede comprender el poder de tu enojo? Tu ira es tan imponente como el temor que mereces. 12 Enséñanos a entender la brevedad de la vida, para que crezcamos en sabiduría. (NTV)   Isa 51:12-15 «Yo, sí, yo soy quien te consuela. Entonces, ¿por qué les temes a simples seres humanos que se marchitan como la hierba y desaparecen? 13 Sin embargo, has olvidado al SEÑOR, tu Creador, el que extendió el cielo como un dosel y puso los cimientos de la tierra. ¿Vivirás en constante terror de los opresores humanos? ¿Seguirás temiendo el enojo de tus enemigos? ¿Dónde están ahora su furia y su enojo? ¡Han desaparecido! 14 Pronto quedarán libres los cautivos. ¡La prisión, el hambre y la muerte no serán su destino! 15 Pues yo soy el SEÑOR tu Dios, que agito el mar haciendo que rujan las olas. Mi nombre es SEÑOR de los Ejércitos Celestiales. (NTV)   Jer 9:23-24 Esto dice el SEÑOR: «No dejen que el sabio se jacte de su sabiduría, o el poderoso, de su poder, o el rico, de sus riquezas. 24 Pero los que desean jactarse que lo hagan solamente en esto: de conocerme verdaderamente y entender que yo soy el SEÑOR —quien demuestra amor inagotable y trae justicia y rectitud a la tierra— y que me deleito en estas cosas. ¡Yo, el SEÑOR, he hablado! (NTV)  
  • Apr 27, 20141ra Corintios 2 Acomodando lo espiritual a lo espiritual
    Apr 27, 2014
    1ra Corintios 2 Acomodando lo espiritual a lo espiritual

    ACOMODANDO LO ESPIRITUAL A LO ESPIRITUAL

    1 Corintios 2

      Hch 18:9-11 Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles; 10 porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad. 11 Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios.   I.               Si nuestra fe está fundada en capacidad humana y no en el poder de Dios, nunca podremos realmente relacionarnos con Dios. (V. 1 – 5) 2 Co 12:7-10 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.   II.              La única manera de conocer a Dios verdaderamente, es a través de su Espíritu. (6 – 13) Heb 6:1-3 Así que dejemos de repasar una y otra vez las enseñanzas elementales acerca de Cristo. Por el contrario, sigamos adelante hasta llegar a ser maduros en nuestro entendimiento. No puede ser que tengamos que comenzar de nuevo con los importantes cimientos acerca del arrepentimiento de las malas acciones y de tener fe en Dios. 2 Ustedes tampoco necesitan más enseñanza acerca de los bautismos, la imposición de manos, la resurrección de los muertos y el juicio eterno. 3 Así que, si Dios quiere, avanzaremos hacia un mayor entendimiento. (NTV) Jua 16:13-15 Cuando venga el Espíritu de verdad, él los guiará a toda la verdad. Él no hablará por su propia cuenta, sino que les dirá lo que él ha oído y les contará lo que sucederá en el futuro. 14 Me glorificará porque les contará todo lo que reciba de mí. 15 Todo lo que pertenece al Padre es mío; por eso dije: “El Espíritu les dirá todo lo que reciba de mí”. Jua 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Efe 1:16 no he dejado de dar gracias a Dios por ustedes. Los recuerdo constantemente en mis oraciones 17 y le pido a Dios, el glorioso Padre de nuestro Señor Jesucristo, que les dé sabiduría espiritual y percepción, para que crezcan en el conocimiento de Dios. 18 Pido que les inunde de luz el corazón, para que puedan entender la esperanza segura que él ha dado a los que llamó —es decir, su pueblo santo—, quienes son su rica y gloriosa herencia. 19 También pido en oración que entiendan la increíble grandeza del poder de Dios para nosotros, los que creemos en él. Es el mismo gran poder 20 que levantó a Cristo de los muertos y lo sentó en el lugar de honor, a la derecha de Dios, en los lugares celestiales. (NTV) Efe 3:16 Pido en oración que, de sus gloriosos e inagotables recursos, los fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu. 17 Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes. 18 Espero que puedan comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios, cuán ancho, cuán largo, cuán alto y cuán profundo es su amor. 19 Es mi deseo que experimenten el amor de Cristo, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo. Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios.20Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. (NTV) 1 Co 2:13  Esto es precisamente de lo que hablamos, no con las palabras que enseña la sabiduría humana sino con las que enseña el Espíritu, de modo que expresamos verdades espirituales en términos espirituales. (NVI) Heb 4:12-13 Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos. 13 No hay nada en toda la creación que esté oculto a Dios. Todo está desnudo y expuesto ante sus ojos; y es a él a quien rendimos cuentas. Mat 12:34-35 ¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca. 35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. Pro 18:20-21 Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios. 21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos. Mat 13:52 El les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.   III.            Si todo el tiempo andamos en la carne, nunca podremos realmente conocer a Dios y su voluntad. (V. 14 – 16) Jua 3:2-8 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. 3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. 8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. Jua 1:11 Vino a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron. 12 Pero, a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. 13 Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios. (NTV) 2 Pe 1:3-4 Mediante su divino poder, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud. Todo esto lo recibimos al llegar a conocer a aquel que nos llamó por medio de su maravillosa gloria y excelencia. 4 Y, debido a su gloria y excelencia, nos ha dado grandes y preciosas promesas. Estas promesas hacen posible que ustedes participen de la naturaleza divina y escapen de la corrupción del mundo, causada por los deseos humanos. (NTV) 1 Co 2:15 Los que son espirituales pueden evaluar todas las cosas, pero ellos mismos no pueden ser evaluados por otros.