Completando lo Incompleto


Download (right click and choose save as)

Video

COMPLETANDO LO INCOMPLETO
Tito 1:5-8

Introducción

Seguimos en nuestra misión de predicar cada libro de la Biblia donde el Señor tiene tesoros maravillosos, por eso la predicamos capítulo por capítulo, versículo por versículo, y estamos en el principio de esta hermosa carta a Tito.

Escrita por Pablo entre el 62 y 64 d. C. entre su primero y segundo encarcelamiento romano, mientras estaba en libertad, escrita probablemente desde Corinto o Nicópolis, ya que Pablo estaba ministrando desde las iglesias de Macedonia; por este mismo ya había escrito 1 Timoteo, por eso la hallamos un tanto parecida a 1 Timoteo, solo que a un público un poco diferente.

¿Quién era Tito?

Pablo lo llama “verdadero hijo en la común fe”, lo cual nos muestra que igual que Timoteo, Tito era hijo espiritual de Pablo, quien muy probablemente se convirtió a Cristo a la predicación de Pablo en su segundo viaje misionero.

Y aunque interesantemente, Lucas no menciona a Tito en Hechos, por las cartas de Pablo donde Tito es muchas veces mencionado, sabemos que anduvo con Pablo en muchos lugares; las cartas si nos presentan referencias que nos hablan de su carácter y de su ministerio.

Vemos en Gálatas que estuvo presente en el primer concilio en Jerusalén en Hechos 15; Pablo lo menciona por lo menos 9 veces en 2 Corintios; y podemos ver su amor y su fidelidad por Pablo y por la iglesia, Pablo lo llama su compañero y colaborador.

Tito fue su aprendiz y su hermano amado, quien a su vez amaba a las ovejas, era fiel, sacrificado por la obra del Señor, confiable como para llevar la ofrenda de ayuda a la iglesia de Jerusalén.

Para Pablo, Tito era digno de confianza en su doctrina, su madurez espiritual, su liderazgo, su fidelidad, su diligencia, y su amor genuino por las ovejitas. Los historiadores y padres de la fe dicen que Timoteo era fuerte, prudente, pacificador, restaurador, que sabía cómo conducirse en situaciones difíciles.

Y finalmente encontramos que, para el final de los días de Pablo, en 2 de Timoteo Pablo lo había enviado a Dalmacia.

¿Por qué le escribe esta carta?

Cuando Pablo sale libre de su primer encarcelamiento viaja a una isla llamada Creta, donde ministra junto con Tito por algún tiempo, Pablo sigue su camino para seguir visitando las iglesias, pero, deja a Tito para cuidar de las iglesias que había en esa isla, Pablo probablemente escribió a Tito en respuesta a una carta de Tito o a un reporte de Creta.

¿Cómo se formó la iglesia de Creta?

Vimos que es muy probable que ya hubiera cristianos cuando Pablo y Tito pasaron por Creta, ya que desde Pentecostés en Hechos 2 hubo cretenses convertidos a Cristo, pero, quizá sus iglesias no estaban muy bien organizadas, y al pasar por ahí y ministrar, Pablo deja a Tito a cargo, así como a Timoteo deja a cargo en Éfeso.

¿Cuál era el contexto social y cultural de Creta?

La isla de Creta está ubicada en el mar Mediterráneo al sudeste de Grecia, al sudoeste de Asia Menor y al norte de África.

Con unas 162 millas de largo y entre 6 y 34 millas de ancha es una de las islas más grandes en el Mar Mediterráneo.

Con su ubicación estratégica, la hizo estar expuesta por mucho tiempo a la civilización grecorromana, y lo que llamaba la atención de Creta y sus habitantes era que no tenían buena reputación. Creta tenía fama de ser un lugar difícil.

Los historiadores hablan de ciudades malvadas del mar Mediterráneo y se refieren a tres de ellas como las peores: Capadocia, Chipre y Creta, pero, la peor de todas era Creta, con fama de tener una sociedad difícil con gente violenta, inmoral; Pablo mismo menciona en este capítulo:

Tit 1:12 Incluso uno de sus propios hombres, un profeta de Creta, dijo acerca de ellos: «Todos los cretenses son mentirosos, animales crueles y glotones perezosos». (NTV)

Imagínate gente que no puedes confiar en lo que te dice, como decimos, gente gandaya, cruel, además de ser flojos y abusivos, solo pensando en cómo satisfacerse. En una sociedad como esta Pablo deja a Tito a corregir lo deficiente en una iglesia que viene saliendo de una cultura en la que ser de esta manera era la norma.

Creta no era un lugar fácil, veremos que dentro de las iglesias cretenses había muchos rebeldes, gente fraudulenta, fosa doctrina, falsos maestros, gente impía dentro de la iglesia.

Y las iglesias como tales tenían poco tiempo, eran jóvenes y estaban vulnerables, de manera que, Timoteo tenía que establecer el estándar para que se nombraran líderes fieles con una vida coherente entre la verdad y su conducta que pudieran ser ejemplo para los nuevos creyentes cretenses.

Por eso Tito necesitaba como Timoteo ánimo, fortaleza, sabiduría para poder dirigir a una iglesia con gente como esta.

¿Cuáles son los temas principales de esta carta?

Una de las enseñanzas principales de Tito es esta: Sana doctrina produce sana conducta. Buena doctrina demanda buena conducta. Estos cretenses estaban acostumbrados a la impiedad, y podían estar pensando que era posible supuestamente creer y seguir viviendo sin cambiar en absoluto.

Si tu doctrina es buena, tu doctrina demanda que tu comportamiento refleje lo que dices creer, si tú crees en un Dios soberano, poderoso, santo, que todo lo ve y lo sabe, que te ve cómo te conduces en tu vida, lo que piensas, lo que sientes, que te ha llenado de su Espíritu Santo, que te ha dado vida eterna, por medio de su Palabra, entonces es lógico que esa buena doctrina produzca en ti buena conducta.

Podríamos decir que el versículo clave en esta carta es Tito 2:14:

Tit 2:14 Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien.

Una sana doctrina conduce a una sana conducta, lo cual nos deja ser testigos fieles y creíbles, y tener un evangelismo eficaz. Este es otro propósito, preparar a las iglesias de Creta para el evangelismo eficaz en una cultura de mentirosos, malas bestias, glotones ociosos. Porque no es coherente presentar un evangelio tan poderoso, que no tenga el poder de tocar nuestras vidas, eso solo suena a religión.

Y dado que, la cultura en la que vivimos no es tan diferente, y la única manera de llamar la atención a una audiencia como esta es con el testimonio de un evangelio poderoso para transformar, esta carta nos ayudará, nos pulirá para ser mejores obreros del Señor.

Esta carta nos enseñará que el cristianismo es muchísimo más que un auto disciplina y religiosidad que no resuelven el problema de la naturaleza pecaminosa, sino que, el Evangelio es poder de Dios para salvación, no solo de la muerte eterna, sino del pecado presente, poderoso para libertar de adicción, de cadenas de cualquier pecado, sea lujuria, odio, etc. El Evangelio transforma a la imagen de Jesucristo.

Entonces se trata de esto: uno de los testimonios más convincentes que un cristiano puede dar es el de una vida justa, santa, generosa y sujeta a la verdad.

La semana pasada revisamos uno de los saludos más largos de Pablo de todas sus cartas, como siempre Pablo comienza poniendo por delante nuestra riqueza, aquello a lo cual podemos y debemos responder en obediencia y amor. Vimos Cuatro verdades a las que deberíamos responder en fe y obediencia.

Vimos que representamos una autoridad divina, no nos representamos a nosotros mismos, así que estamos llamados a hacer ver bien a quien nos salvó y a quien nos está enviando, no nos servimos a nosotros mismos, servimos por amor a nuestro Señor.

Otra verdad a la que debemos responder es que tenemos una esperanza segura basada en las promesas de Dios quien no miente y que ha prometido desde antes que todo existiera. Tenemos el Evangelio de salvación el cual nos salva y nos transforma.

Y debemos responder al saber que somos hijos genuinos de Dios y tenemos Gracia, Misericordia y Paz de parte de nuestro Dios, aprendimos que de no ser por la gracia y la misericordia de Dios nadie podría levantarse delante de Dios, absolutamente nadie.

Todo esto para responder a nuestro Señor, aun sabiendo que no somos muy diferentes a los cretenses, aun sabiendo que nuestra cultural está plagada de una cultura cretense y aún peor en nuestros Dios. Por eso necesitamos comenzar con esta verdad: Dios es suficiente y es posible responder, levantarnos y hacer su voluntad.

Por eso el día de hoy nos toca comenzar con aquello que nuestro Señor le pide a Tito a través de Pablo que necesita una iglesia como Creta para comenzar a ser corregida y puesta en una posición de eficacia espiritual.

Una vez más comenzará con el carácter en una persona, y algunos de los peligros que estaba enfrentando la iglesia cretense, Tito recibiría sus primeras instrucciones, su primera tarea a cumplir en la misión que Pablo le dejó para esta iglesia. Por eso yo titulé este mensaje: COMPLETANDO LO INCOMPLETO.

I. Restaurando el liderazgo con creyentes con buen carácter y sana doctrina.
Tit 1:5a Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente,
Leipo, es la palabra deficiente, que se refiere no solo aquello que no es eficiente por estar descompuesto, sino por estar incompleto.

Esta imagen me encanta, porque es lo que sucede con el creyente, antes de Cristo todo ser humano, incluyéndonos a nosotros nacemos descompuestos, espiritualmente incapacitados, inútiles, muertos en delitos y pecados, inservibles como un cadáver.

Pero, cuando somos rescatados por Cristo y recibimos vida nueva, somos como Lázaro, un cuerpo que estuvo muerto por 4 días, el cual recibe vida, pero, su ropa es la de un cadáver, no huele bien, sus músculos, sus órganos, su cuerpo entero comienza a funcionar otra vez, pero, necesita tiempo para poderse reanimar y comenzar a ser útil otra vez, hasta quedar completamente funcional.

Así nosotros cuando recibimos vida nueva, progresivamente comenzamos a ser útiles otra vez, y seguimos viendo deficiencias en nosotros, pero, vamos caminando por la gracia de Dios y el poder de su Espíritu Santo en nosotros hacia la restauración, a la madurez, a la perfección.

Pero, no por estar descompuestos, sino incompletos, porque ya tenemos vida, ya tenemos al Espíritu Santo en nosotros, esta nueva naturaleza guiándonos a la verdad, enseñándonos a amar la justicia, la voluntad de Dios, lo que es bueno, pero, como ya lo dijimos, es un proceso, para algunos y para su beneficio ese proceso es más corto, para otros y para su dolor y por su rebeldía ese proceso es más lento.

Lo hemos venido viendo en la vida de Abram, cuánto podemos alentar el camino hacia la verdadera bendición que Dios quiere darnos, lo alentamos, lo detenemos, lo obstruimos por nuestra incredulidad, desobediencia y rebeldía.

Este es el estado actual de la iglesia cretense, no descompuesta, pero, sí incompleta, y Timoteo necesitaba corregir, epidiordsóo; esta palabra se utilizaba para referirse al trabajo ortopédico de enderezar un hueso, enderezar, arreglar, acabar de organizar, poner en orden, rectificar algo que estaba incompleto, defectuoso; tenía que restaurar lo que había caído en desorden.

Y mis hermanos, eso es algo que constantemente está haciendo el Espíritu Santo en nosotros, la gracia de Dios continuamente nos está fortaleciendo, destorciendo, pone en orden nuestras vidas, completa lo que está incompleto y es deficiente.

Tito necesitaba ordenar y completar esta iglesia en Creta, y lo primero que tiene que hacer es establecer ancianos.

Tit 1:5b y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé;
No sabemos si había iglesias establecidas en cada ciudad, pero, sí se requiere al menos una iglesia en cada ciudad, y es fundamental que haya un líder competente, un buen modelo a seguir para una iglesia. Pablo le dice: te di instrucciones de cómo establecerlos.

Y Pablo nos da una lista, y checa cómo esta lista no comienza con cualificaciones escolares, sino con un carácter.

Y recordando lo que vimos la semana pasada, lo que vemos en esta lista no es sino una vida transformada por la gracia de Dios, alguien que ha tomado seriamente para sí los principios bíblicos, alguien que no escucha la Palabra como lindas canciones que le emocionan, pero, muy pronto se le olvidan.

Porque en realidad todo creyente está llamado a ser transformado a la imagen de Cristo, obviamente no como lo exige la religión, donde dependes de tu supuesta fuerza de voluntad, no, no es un esfuerzo de auto mejorarse.

Es la acción poderosa del Espíritu Santo en una persona que ha nacido de nuevo y que con toda sinceridad se ha entregado a su Señor como un sacrificio vivo y santo, que ha rendido su corazón, su mente, su alma, sus fuerzas a la verdad.

Por eso no son requisitos, son características de alguien nacido de nuevo que ha creído a Dios, y ha decidido vivir para servirlo y agradarlo, y es evidente que es una persona que le ha dado el control de su vida al Espíritu Santo, a quien el Espíritu Santo ha corregido, completado, madurado, perfeccionado su vida y ahora puede ayudar a otros.

Eso es lo que debe ser un líder espiritual, a quien Dios le llama a enseñar y a modelar estándares bíblicos, alguien que si va a hablar de santidad o justicia pueda hacerlo con libertad porque las ha experimentado en su vida personal.

Alguien no coherente entre lo que enseña y lo que practica va a tropezar por su propia conducta, su tendencia será bajar los estándares bíblicos para no verse mal, lo cual es trágico y desastroso, y es una desobediencia que afrenta a Dios y que debilita a la iglesia.

Por eso es tan importante que el liderazgo tenga estas características, por eso hay pecados graves en los que si incurre un líder o pastor en la iglesia no puede volver a servir en esa función, por ejemplo pecados de impureza sexual, pecados de integridad en cuanto al dinero, y pecados de manejar falsa doctrina precisamente por codicia. Dice John McArthur, cito:

Un hombre que ha dilapidado su integridad manchando su púlpito y destruido la confianza de sus hermanos en la fe no ha perdido la salvación o el perdón, pero delante de Dios si pierde el privilegio de ejercer liderazgo en la iglesia.

Imagínate sin pureza moral o doctrinal, ¿cómo va a estar hablando, enseñando o buscando autoridad pastoral sobre la iglesia de Cristo?

Ahora, hombres y mujeres de Calvary, todos nosotros deberíamos estar buscando por el poder del Espíritu Santo este estándar, todos deberíamos estar anhelando, rogando y presentando nuestro ser al Señor para ser igualmente corregidos, restaurados, hechos completos, porque créeme, no existe otra manera de ser verdaderamente plenos y llenos de gozo.

Además de que otros te están viendo, si eres madre o padre, o si eres soltero, hay otros que están buscando un modelo a seguir, y eres responsable de lo que sí entiendes, y de lo que Dios ya te ha concedido en Cristo.

Ahora, veamos el tipo de gente que el Señor llama para enseñar a otros, para hablar su verdad y para ayudar a otros en su caminar con Cristo. Lo primero para Tito era identificar a gente con estas características ponerla como ancianos, presbuteros, de donde viene la palabra presbítero, lo cual no solo habla de su edad, sino de su madurez espiritual.

II. Teniendo una reputación pública intachable.
Tit 1:6a el que fuere irreprensible,
1. Irreprensible – anénkletos

No acusado, irreprochable, intachable, libre de acusación, que no puede ser llamado a rendir cuentas, esto es, sin acusación alguna, como resultado de una investigación pública. Implica no una mera absolución, sino la inexistencia de cualquier tipo de cargos o de acusación en contra de una persona. Esto es lo que se estipula con respecto a los ancianos.

Alguien sin reprensión, no culpable, por encima de todo reproche, alguien que, a pesar de acusaciones, estas no llegan a comprobarse.

Ahora, no habla de perfección, ese es un estado el cual nadie en esta tierra puede ni podrá alcanzar, hasta el día de la glorificación, ¿cuál es este? Cuando seamos librados de este cuerpo de muerte, no antes. Dice Juan en su primera carta:

1 Jn 1:8-10 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

Dice Santiago, incluyéndose a sí mismo:

Stg 3:1-2a Amados hermanos, no muchos deberían llegar a ser maestros en la iglesia, porque los que enseñamos seremos juzgados de una manera más estricta. 2a Es cierto que todos cometemos muchos errores…

Por eso no se trata de perfección y ausencia total de pecado, sino que no exista algún defecto o pecado en la vida del líder que justifique el poner en duda su virtud, piedad o justicia. Los que dirigimos somos modelos de carácter moral y espiritual, no solo se trata de enseñar o predicar correctamente, sino de vivir correctamente.

Hay virtudes que Dios puede utilizar de una persona gente con cualidades empresariales, de gran productividad, que son buenos para mover gente, pero, Dios no llama a los ancianos a ser promotores, hombres de negocios, ejecutivos, psicólogos, animadores o presidentes, sino hombres piadosos, que sus vidas son un ejemplo y son coherentes con una sana enseñanza.

Buscar a los perdidos para Cristo, discipular, nutrir a los creyentes, administrar la iglesia local, sus actividades, tomar decisiones sabias, administrar los recursos como buenos mayordomos, orar ferviente y constantemente por la iglesia, disciplinar y exhortar a aquellos que están en pecado, equipar a otros para la obra del ministerio, tener una actitud de humildad y servicio, esto y otras cosas, para lo cual se necesita un carácter piadoso.

Un líder, un pastor, maestro, debe ser irreprensible, honesto, íntegro, si no, no está calificado, y ponerlo a pesar de esto será un error que traerá consecuencias. ¿Se acuerdan lo que vimos en 2 Timoteo? El Señor nos llama a limpiarnos, dice:

2 Ti 2:19-21 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. 20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. 21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

Y dirás: “no, pues cuando”, bueno, recuerda dónde estaba Tito, no podía escoger de otro lado que no fueran los cretenses de mala fama, ¿cómo le iba a hacer Tito entonces? Bueno, lo que para los hombres es imposible para Dios es posible. El Evangelio de la gracia es poderoso para transformar aún al más cabeza dura cretense, y si lo hizo con ellos, lo puede hacer con nosotros.

Mis hermanos, la gracia es eficaz, el poder del Espíritu es poderoso para transformarnos y equiparnos, pero, a la misma vez, no podemos pretender seguir siendo los mismos que cuando creímos y querer ser siervos eficaces del Señor, se requiere entrega y rendición diarias, hacer morir orgullo, auto suficiencia.

Y sobre todo hacer morir, negarse a convicciones personales que no van de acuerdo con la verdad de la palabra, pero, tus hermanos cuentan contigo, Memphis, el mundo, tu Señor está buscando hombres y mujeres fieles a quienes transformar a su imagen, para usarles, y es posible, entrégate a él.

Y nos dice en qué debemos ser irreprensibles. Me llama la atención el énfasis de Pablo no solo en el carácter del supervisor, sino en la manera en la que maneja su familia y relaciones, dice:

III. Buscando una alta moralidad sexual.
Tit 1:6b marido de una sola mujer,
Una traducción más literal sería: “un hombre de una mujer”, “esposo de una mujer”. ¿Te acuerdas de la canción de Torre fuerte LO QUE TIENES QUE HACER?

“Ser hombre es respetar, es esperar, no es hombre el que por placer lastima y después se va, ser hombre es responsabilidad, ser hombre, no es hacer lo que quieres, sino lo que tienes que hacer. No es hombre el que pretende satisfacer a muchas mujeres, sino aquel que es capaz de satisfacer a una sola, en todas sus necesidades, toda su vida.”

Como ya lo hemos visto antes, hay diferentes posiciones en cuanto a este rasgo de carácter, algunos dicen: tiene que estar casado, pero, ni Pablo, ni obviamente el Señor lo estuvieron, y eso los descalificaría, tampoco se refiere a alguien viudo vuelto a casar.

Otros dicen: no debe haberse divorciado y volverse a casar, creo personalmente que cada caso es diferente, por ejemplo, no creo que se refiera a si una persona no era creyente, y después de una vida turbulenta el Señor le rescata, finalmente nace de nuevo y Dios le transforma, y le llama.

En fin, hay historias de gracia, redención, perdón y transformación que hacen el ministerio de una persona una buena ilustración de lo que es la gracia de Dios. Dice la Palabra que en Cristo somos nuevas criaturas, y su misericordia es nueva cada mañana.

Más bien se refiere a alguien felizmente casado, bajo las normas bíblicas, las cuales obviamente prohíben la poligamia.

Se refiere a un hombre que moralmente está sano, un hombre que es fiel, un buen esposo, que ha entendido su papel de hombre, dentro del pacto matrimonial.

Una persona libre de inmoralidad sexual, de lascivia, porque la infidelidad, o tener más de una mujer tiene como raíz no solo lascivia, sino codicia, no conformarte con la mujer que tienes, así sea hermosa, quieres tener más.

Un anciano debe tener una reputación sin tacha durante toda su vida de fidelidad a su esposa y de pureza sexual, debe ser libre por completo de fornicación, adulterio, divorcio y nuevo matrimonio, amantes, concubinas, hijos ilegítimos, etc. Imagínate hablar de pureza sexual siendo corrupto en su vida moral? Dice en proverbios:

Pro 6:27 ¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan? 28 ¿Andará el hombre sobre brasas sin que sus pies se quemen? 29 Así es el que se llega a la mujer de su prójimo; no quedará impune ninguno que la tocare… 32 Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento; corrompe su alma el que tal hace. 33 Heridas y vergüenza hallará, y su afrenta nunca será borrada.

Por eso hacemos tanto énfasis en un matrimonio sano, que sigue los principios bíblicos, que los pone por obra. Un matrimonio sano es protección para los cónyuges, los hijos.

De manera que, tu vida matrimonial dice mucho de ti, y es un testimonio público de lo que el Espíritu Santo ha hecho en tu vida, o no le has permitido hacer, habla de pureza sexual, compromiso, contentamiento, o de vagancia espiritual.

Por eso, observa de cerca la vida matrimonial de aquel que te dirige, o que está dirigiendo, y más importante, pide a Dios esto para tu vida, porque vas a ser pleno y libre de culpa para poder servir al Señor sin estorbo.

Y si Dios puede rescatar la vida de un cretense que un día fue mentiroso, mala bestia, glotón y ocioso, eso significa que, si se lo permitimos, él lo puede hacer con nosotros, convertirnos en buenos esposos. Y dice:

IV. Mostrando que somos sabios para liderar al tener una familia en orden.
Tit 1:6c y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía. Pablo añade a Timoteo: 1 Ti 3:4b que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad
Es interesante que, aunque Dios tiene hijos, no nietos, porque nosotros como Padres no podemos revelarles a Cristo a nuestros hijos, no los podemos hacer cristianos, sí les podemos dar un ejemplo.

Podemos instruirlos en disciplina y amonestación del Señor, podemos estorbarlos y no patrocinar sus pecados, pero, llega el momento en el que ellos hacen sus propias decisiones, y fuera de casa, ya es harina de otro costal.

Pero, un hombre de Dios, va a estorbar a sus hijos con toda sabiduría, no les va abrir la puerta a la maldad. Nuestro primer ministerio es nuestro hogar, y un anciano, no debería haber fracasado con sus hijos a la hora de transmitirles su fe.

Yo siempre les digo a mis hijas: yo soy su mejor sponsor, voy a procurarles lo mejor que pueda, y lo más que tenga es suyo, pero, si ustedes eligen el mal, no esperen absolutamente nada de mí, yo no voy a ser sponsor de sus pecados, ni voy a apoyarlas para que sean instrumentos de maldad.

Ellos harán sus propias decisiones, y esperamos que se entreguen al Señor desde pequeños, pero, nosotros estamos llamados a instruirlos, a disciplinarlos, a estorbarlos, a ser anoing con ellos, a enseñarles lo que es bueno y lo que es malo con toda claridad, y animarlos, inspirarlos, proveer un ambiente en casa donde ellos crezcan en justicia, en el amor de Dios, a darles el gran mandamiento:

Deu 6:4-9 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. 6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

Respetando en todo momento y poniendo por obra el proverbio famoso:

Pro 22:6 Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Pro 13:24 El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.

Pro 22:15 El corazón del muchacho está lleno de necedad, pero la disciplina física la alejará lejos de él.

Pro 23:13-14 No dejes de disciplinar a tus hijos; no morirán si les das unos buenos azotes. 14 La disciplina física bien puede salvarlos de la muerte. (NTV)

Dentro del hogar, este es uno de nuestras mayores responsabilidades, hombres, la responsabilidad cae sobre nosotros, nosotros daremos cuentas delante de Dios por nuestros hijos. Aunque mamá y papá tienen la responsabilidad de hacer el trabajo.

Y nuestros hijos nacen pecadores, es nuestro deber formarlos, instruirlos, en lo que esté de nuestra parte que no escojan rebeldía, orgullo, que aprendan sujeción, honra, respeto.

Disolución es la palabra asótia, y se refiere a despilfarro, libertinaje, alboroto, lo que se hacía en festivales paganos, lo que hoy en día se haría en los antros. Debes enseñar a tus hijos a amar la justicia, la verdad, a no asociarse con aquellos que aborrecen a tu Dios, sino con aquellos que lo honran.

Rebeldía es la palabra anupotaktos, lo cual se refiere a hijos contumaces, obstinados, que se niegan a reconocer la autoridad y someterse a ella, tanto la de sus padres como en la sociedad. No puedes permitir eso en tus hijos, y necesitas trabajar en ellos desde pequeños, y hasta que salen de tu hogar.

Un anciano debe mostrar que ha entendido estos principios y sus hijos están en sujeción, y no se les permite andar descaradamente en libertinaje. Esta es una señal de un buen gobierno en casa, hijos sujetos y respetuosos a sus padres.

Si es evidente que los hijos andan en rebeldía y disolución y no guardan respeto por sus Padres, hay un mal gobierno de parte del papá, no importa que bien pueda enseñar o predicar, y Pablo le dio otra razón de esto a Timoteo, le dijo:

1 Ti 3:4a – 5 que gobierne bien su casa… 5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?);

Siempre me lo han oído decir, nuestro primer ministerio es nuestro hogar, nosotros los hombres somos las cabezas de nuestro hogar, quienes dirigimos, y no debemos pretender tomar el timón en la iglesia, cuando el barco de nuestro hogar está hundiéndose.

No puedes decir: estoy edificando el reino de Dios, no tengo tiempo para mi familia, eso es totalmente incoherente. Si eres fiel en tu hogar, serás fiel como líder en la iglesia, si eres abusivo, o negligente, en tu hogar, así lo serás en la iglesia.

Dios no creó primero la iglesia, creó la familia, familias sanas dan como resultado una iglesia sana, y la solución no es que dejes el ministerio, o que no lo consideres, más bien, responsablemente comienza a poner por obra los principios de la palabra que has escuchado por tanto tiempo, deja de justificarte y que pon manos a la obra, Dios es suficiente y poderoso para que lo puedas hacer.

Esto es lógico hombre, Dios te ha confiado una familia, una esposa, hijos a quienes cuidar, amar, instruir, guiar a los pies de Dios. Y óyeme bien, esa responsabilidad la tienes seas líder de la iglesia o no. Si estás siendo infiel con tu propio hogar, ¿cómo pretendes hacer un buen trabajo en la iglesia? Por lógica no es posible.

Cuida también el desequilibrio de idolatrar a tu familia, al decir: no puedo servir, o tomar un ministerio porque estoy atendiendo a mi familia, porque así no funciona, en Cristo hay equilibrio, y todo es parte de la vida cristiana, es un todo, necesitas cuidar tu familia, y necesitas la iglesia para aprender a hacerlo.

Y si no sabes gobernar tu propia casa, en todas las áreas, física, espiritual, y económicamente, si has sido infiel, o negligente y no te has puesto las pilas, no esperes que Dios te llame a algún ministerio. Ponte, ya de rodillas y levanta manos santas intercediendo por ti y por tu familia, en Cristo es posible.

Y si Tito pudo encontrar entre cretenses este tipo de hombres, eso significa que el Evangelio es poderoso para hacerlo en nosotros si se lo permitimos. ¿Estás familiarmente torcido? Deja al Espíritu Santo hacer su parte en ti, pero no solo escuches, recibe las palabras del Dios altísimo, créelas y ponlas por obra. Y dice:

V. Entendiendo que estamos administrando cosas del reino de Dios.
Tit 1:7a Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios;
Obispo viene de la palabra episkopé, y significa sobre ver, o supervisor. Una persona que ve, supervisa o vigila y cuida de otros, lo cual es otra de las responsabilidades del liderazgo que los pastores debemos cumplir.

Para ejercer esta función es necesario, conveniente, preciso, obligatorio, es algo lógico ser irreprensibles, ¿por qué? Porque administramos las cosas de Dios.

Administrar es la palabra oikonómos, dos palabras: distribuidor de la casa, administrador de una casa, supervisor, tesorero, curador, mayordomo, alguien que tiene autoridad y responsabilidad por algo.

Denota a un siervo superior responsable de la administración de la casa, de la dirección de los otros siervos, y del cuidado de los hijos menores de edad, quienes eran generalmente esclavos o libertos.

Este es un gran privilegio, y una gran responsabilidad, estamos administrando las cosas de Dios, eso implica que son cosas de impacto eterno, y que un día daremos cuentas delante de Dios de todo lo que él nos confió. En Hebreos dice así el autor:

Heb 13:17 Obedezcan a sus líderes espirituales y hagan lo que ellos dicen. Su tarea es cuidar el alma de ustedes y tienen que rendir cuentas a Dios. Denles motivos para que la hagan con alegría y no con dolor. Esto último ciertamente no los beneficiará a ustedes.

Pablo también decía a los corintios orgullosos acerca de su servicio y del de Apolos:

1 Co 4:1-2 Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. 2 Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.

¿Por qué será tan necesario? Dice Pablo en Hechos 20:

Hch 20:28 Tengan cuidado de sí mismos y de todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha puesto como obispos para pastorear la iglesia de Dios, que él adquirió con su propia sangre. (NVI)

La iglesia le costó a Cristo su propia sangre, y es interesante, Pablo está hablando de falsos maestros, de lobos vestidos de oveja, y ¿sabes cómo podemos cuidarnos de ello? Con sana doctrina y con sana conducta.

Qué importante es que entendamos que la verdad, la justicia, la piedad, en realidad son nuestras protectoras, porque Pablo no está diciendo: tienen que tener un diploma, y una capacidad impresionante, no, Dios está buscando un carácter, un corazón redimido y que es honesto y ha hecho la decisión de pertenecer solo a su Señor, él se encarga del resto.

Y alguien dirá, pero, entonces es solo para pastores, una vez más, no es así, todos tenemos la responsabilidad de responder a lo que sabemos, a lo que ya entendemos, porque quizá no entendamos lo que un pastor, pero, si somos creyentes ya hay cosas que entendemos y de eso somos responsables. Por ejemplo, el Señor dijo:

Mat 18:6-7 Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. 7 ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!

Mat 18:8-9 Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. 9 Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

¿De qué habla esto? Una vez más, de un carácter, ¿qué es nuestra armadura espiritual? Un carácter, verdad, justicia, salvación, evangelio. Debemos dejar de ver las cosas buenas como un estorbo, o como algo imposible, son una bendición, Dios quiere protegernos, quiere bendecirnos.

Sal 37:1-3 No te impacientes a causa de los malignos, ni tengas envidia de los que hacen iniquidad. 2 Porque como hierba serán pronto cortados, y como la hierba verde se secarán. 3 Confía en Jehová, y haz el bien; y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.

Pro 15:8-9 El sacrificio de los impíos es abominación a Jehová; mas la oración de los rectos es su gozo. 9 Abominación es a Jehová el camino del impío; mas él ama al que sigue justicia.

Por eso debemos vernos como lo que somos, administradores, nada de lo que tenemos, ni siquiera nuestras vidas son nuestras, esta vida es una oportunidad de confiar en nuestro Dios y de utilizarla toda para su gloria.

Y todos estamos llamados a la madurez, al crecimiento, y alguien que ha crecido en Cristo, por amor, y en respuesta al amor de Dios está llamado a ayudar a sus hermanos a crecer, esta es una de las funciones de los pastores y líderes, cuidar, alimentar, dirigir con la Palabra de verdad. Por eso nos dice lo que un administrador de Dios no debe ser, o debe enderezar:

a) Esto es lo que un administrador de Dios debe enderezar.
Tit 1:7b no soberbio,

– Soberbio – audsádes
Alguien que se agrada a sí mismo, arrogante, contumaz, presuntuoso, duro, severo, grave, terco, autocomplaciente. Dice el diccionario Vine: Denota a uno que, dominado por el propio interés, y sin consideración alguna hacia los demás, afirma arrogantemente su propia voluntad. Es lo opuesto a amable, gentil.

El liderazgo de este mundo está basado en esto, en ser agresivo, terco, pagado de sí mismo, pero, para un embajador de Cristo, es totalmente lo contrario, estamos llamados a pelear la batalla contra nuestro egoísmo carnal contra el ego y la gloria personal.

Para alguien del mundo la soberbia es una virtud, no para el creyente para quien es una debilidad, algo de lo que se debe deshacer, no es un arma a nuestro favor, es un arma de satanás para nuestra destrucción. ¿Cómo era nuestro Señor?

Jua 13:1-5 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. 3 sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, 4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. 5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

El Señor dijo también:

Mat 20:25-26 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,

Mat 20:27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

El Señor respondiendo a los soberbios de Corazín y de Betsaida dijo:

Mat 11:25-26 En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. 26 Sí, Padre, porque así te agradó.

Mat 11:28-30 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Si eres soberbio, deja que el Espíritu Santo te enderece y te haga como tu Señor. Y dice:

Tit 1:7c no iracundo,
– Iracundo – Orgílios

Irascible, colérico, arrebatado, de mal genio, enojadizo, irritable, alguien propenso al enojo, dice John McArthur:

Alguien que tiene una especie de “fusible de bajo voltaje” que con mucha facilidad puede provocar un cortocircuito emocional.

Es interesante que estas dos estén juntas, alguien soberbio, será alguien iracundo, alguien a quien no puedes herir su susceptibilidad. Un líder en la iglesia no pude tener un espíritu de hostilidad, resentimiento y enojo.

Aun en ocasiones en que todo parezca estar equivocado o en su contra, así esté recibiendo el ataque de gente criticona e indiferente. Debe ser alguien flexible, que puede trabajar con otros con amabilidad, paciencia y gratitud, alguien que se somete con gozo a Dios y sirve a todos. Si eres iracundo Dios es capaz de enderezarte cuando te rindas a él, y darte un espíritu afable y apacible. Y dice:

Tit 1:7d no dado al vino,
– No dado al vino – pároinos
Literalmente, alguien que no se emborracha, que no depende de estas cosas para relajarse, divertirse, socializar. Algunos toman esto dogmáticamente, que el vino ni siquiera debería tocar los labios de un pastor.

O el otro extremo que usa 2 de Timoteo, donde vemos a Pablo aconsejando a Timoteo que tome un poco de vino y ya no agua, debido a sus problemas estomacales, entonces este sector dice que la abstinencia no es requerida para los pastores.

Yo creo que el principio a seguir está en Romanos 15, no debemos hacer algo que tropiece a nuestro hermano, por amor a él, y por amor a Cristo porque no quieres que Cristo sea vituperado.

En lo personal yo no creo que sea un gran deal que alguien tome una copa de vino en su cena o algo así, pero, no, si funcionas como líder en la iglesia, porque te gustaría hacer tropezar a alguien que sí tiene un problema de adicción. ¿Quiénes somos y no debemos perder de vista?
1 Ti 3:15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

Principalmente es lo que somos y lo que representamos, debemos ser un ejemplo. Ahora, si alguien dice, ¿qué tal si yo no quiero hacerlo? Bueno, entonces te diría que no debes estar en el ministerio,

Porque si tu derecho a tomar una copa de vino o una cerveza es más importante que el ejemplo que debes dar a tus hermanos, o que el llamado que Dios te está haciendo a servirlo, entonces tienes un problema mayor, quizá de adicción, de orgullo, pero definitivamente Cristo no está en la posición número uno en tu vida.

Mis hermanos, el servicio exige sacrificio, y en eso consiste el amor de Dios, un amor sacrificial, si no estás dispuesto a poner a un lado cosas que son necesarias para bien representar a tu Señor, es mejor que no sirvas, porque no estás listo.

¿Se acuerdan de Abram? Una de las cosas por las que el padre de la fe se caracterizó no fue por lo que obtuvo, sino por lo que renunció. Así nosotros estamos llamados a negarnos a nosotros mismos y estar dispuestos a hacer lo que sea por el reino de los cielos, lo cual se supone debería ser lo más importante para nosotros.

Además de que, aquí vivimos en la faja bíblica, y muchos de nuestros hermanos en Cristo son enseñados, a que el alcohol, en cualquiera de sus presentaciones, claro, menos el que usas para curar heridas, es un pecado. Por lo cual, deberíamos poner en práctica el principio de Romanos:

1 Co 8:13 Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.

Ahora, si necesitas de una copa de vino, o una cerveza para relajarte, divertirte, socializar, entonces quizá tengas un problema de adicción, y cualquier adicción, tiene como fondo la idolatría, porque el adicto depende de eso para sentirse gozoso, feliz, tranquilo o seguro, y sabe que todas esas cosas las da Cristo.

¿Por qué no comienzas orando? Señor muéstrame si tengo un problema, y si lo tengo, dame el poder de vencerlo, convence mi corazón de que solo tú me puedes hacer verdaderamente feliz, solo tú puedes darme la plenitud, el gozo, la paz que necesito, no necesito una copa de vino, o una cerveza.

Y más allá, tengo una responsabilidad muy grande de modelar con mi vida lo que significa estar saciado en Cristo y ser un buen ejemplo para mis hermanos.

Pero, aquellos que lideramos, que estamos al frente no olvidemos lo que dice el primer versículo, debemos ser irreprochables, y esta es un área que debemos cuidar, nadie tiene por qué decir: “viste le dio un trago a la cerveza, o a la copa de vino, o tiene el refrigerador lleno de cerveza o vino, y eso que es pastor, y eso que es un anciano o líder en la iglesia”. Eso no es aceptable, por lo que hacemos y por a quién representamos.

Y te aseguro que si te ocupas en conocer verdaderamente a tu Señor, la realidad es que todo eso va a pasar a un segundo término.

Por eso, yo te aconsejo, si estás en Cristo, seas o no un supervisor, mejor abandona todo eso, y llénate de Cristo, te sale más barato, te ahorras juicios y chismes y del peligro de justificar una dependencia. Créeme en Cristo tienes eso y muchísimo más de lo que te puedas imaginar. Dice la Palabra:

Pro 20:1 El vino produce burlones; la bebida alcohólica lleva a la pelea. Los que se dejan llevar por la bebida, no pueden ser sabios. (NTV)

Tit 1:7e no pendenciero,
1. No pendenciero – pléktes
Es decir, no golpeador o violento, peleonero, colérico o como decimos, pleitero. Imagínate, si manejamos el evangelio de la paz; ya lo hemos visto antes, dice Santiago:

Stg 1:19-20 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.

Stg 3:16-18 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. 17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. 18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.

Necesitamos buscar el fruto del Espíritu, el cual es paz, dominio propio, amor, paciencia, benignidad, bondad. Seguramente en Creta había mucho pendenciero que arreglaba todo a golpes, gritos y sombrerazos, pero nosotros debemos confiar en que Dios no está dormido y que él toma venganza de sus santos. Dice Pablo:

Rom 12:19-21 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. 20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. 21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Dios puede enderezar esa tendencia a querer arreglarlo todo con hostilidad. Y dice:

Tit 1:7f no codicioso de ganancias deshonestas,
– No codicioso de ganancias deshonestas – aisjrokerdés.
Alguien tacaño, miserable, y por lo mismo codicioso, falto de contentamiento, entregado a los deseos de sus ojos, de su carne y de la vanagloria de la vida. Alguien que sin honestidad ni integridad busca riqueza y prosperidad económica a cualquier costo.

La codicia y la falta de contentamiento siempre llevarán a la inconformidad, a la envidia, y por lo tanto llevará a la deshonestidad, y la deshonestidad tarde o temprano lleva al fracaso, o cosas peores, porque es un pecado grave, dice la Palabra:

Pro 11:1 El SEÑOR aborrece las balanzas adulteradas, pero aprueba las pesas exactas
Pro 16:11 El SEÑOR exige el uso de pesas y balanzas exactas, él es quien fija los parámetros de la justicia.
Pro 22:1 Elige una buena reputación sobre las muchas riquezas; ser tenido en gran estima es mejor que la plata o el oro.

Todo cristiano y líderes tiene derecho a ganarse la vida para su sostenimiento y el de sus familias, ese no es el problema, el Señor dijo:

1 Ti 5:17-18 Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. 18 la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla;(A) y: Digno es el obrero de su salario.

1 Co 9:11, 14 Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?… 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.

Pero, la codicia es algo que el Señor puede enderezar en nosotros y podemos rogarle tener contentamiento para no ser traspasados de grandes dolores que trae la codicia junto con ella.

1 Ti 6:6-8 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

1Ti 6:9-10 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

No quieres este resultado en tu vida, no puedes encontrarte amando al mundo y sus deseos y teniendo en menos lo que el Señor quiere darte. Por eso nos dice lo que sí debemos hacer:
b) Así es como luce un administrador del Dios vivo enderezado por el Señor y su gracia.
Tit 1:8a sino hospedador
– Hospedador – filóxenos
Literalmente amar extraños. No solo significa abrir las puertas de tu hogar, sino estar dispuesto a conocer gente nueva, en muchas ocasiones gente rara y difícil, a la cual Cristo ama. Recuerda otra vez lo del hospital, si esperas ver llegar o servir a solo cierto tipo de persona, con la que fácilmente te identifiques o te caiga bien, no vas a ser un buen supervisor.

Tit 1:8b amante de lo bueno,
– Amante de lo bueno – Filágadsos
Alguien que anhela el bien, promotor de virtud, que gusta de lo que es bueno, amante de la bondad; amigo del bien, inclinado al bien. No debe ser alguien que lo bueno le parezca ridículo o cursi. No debe ser de los que se burlan de los espirituales, o queriendo justificar su carnalidad, a todo el que le exhorta a abandonarla le llama legalista o religioso.

Antes de Cristo todo incrédulo es caracterizado por amar sus tinieblas, pero, es hermoso cuando el Espíritu Santo nos da nuevos apetitos, nuevos deseos, y cualquier creyente debería hallar ese deseo en su corazón para él y para sus hermanos. El Señor dijo en las bienaventuranzas:

Mat 5:6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

Dios puede destorcer eso en nuestros corazones, si lo hizo con los cretenses, lo puede hacer en nosotros, que dejemos de amar ídolos, tinieblas, y comencemos a anhelar Filipenses 4:8-9:

Flp 4:8-9 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. 9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.

Tit 1:8c sobrio,
– Sobrio – nefáleos
Alguien que está al mando de su mente, que tienen control de lo que piensa y hace, que no permite que las circunstancias o la inmoralidad o necedad de otros le distraigan y desvíen su atención e interés de lo que Dios le ha mandado.

Alguien que se abstiene de involucrarse en cosas inmorales que atentan contra la vida espiritual, que al mismo tiempo evita cosas triviales, vacías e improductivas, alguien que conoce sus prioridades y no se desvía de ellas.

Lo contrario sería alguien intoxicado por alguna droga o alcohol, que es desinhibido, indiscreto, imprudente, totalmente alocado. Dios requiere de un hombre sobrio, para usarlo en esta área, y ¿qué crees? El Espíritu Santo puede destorcernos como lo hizo con los cretenses.

Tit 1:8d justo,
– Justo – dikaios
Aquello que es apropiado, correcto y ajustado, recto, alguien que entiende la justicia de Dios y la puede aplicar. Alguien que refleja el carácter justo y ecuánime de Dios mismo. Justicia es lo que Dios demanda, alguien justo entiende la voluntad de Dios, sabe que es lo único correcto y digno de seguirse.

Alguien que no se deja llevar por los dictados engañosos de su corazón, sino que tiene la justicia de Dios como filtro para juzgar, decidir, aconsejar, exhortar. Dios nos puede enderezar y hacernos justos.

Tit 1:8e santo,
– Santo – Hosios
No es la palabra común para santo Hgios, tienen que ver, y en general puede significar lo mismo, pero, aquí se refiere más a alguien devoto a la verdad de Dios, a su dirección, a sus propósitos, alguien que se ha entregado con toda sinceridad, honestidad e integridad al Señor, que no tiene agendas ocultas, que no busca lo suyo, sino lo de su Señor.

Tit 1:8f dueño de sí mismo,
– Dueño de sí mismo – enkratés.
Fuerte en una cosa, bien controlado, disciplinado, la ejercitación de dominio propio. Alguien que camina con Dios en la integridad de su corazón. Que la gracia de Dios obra continuamente en su vida y ésta produce madurez espiritual, y pureza moral.

2 Co 1:12 Podemos decir con confianza y con una conciencia limpia que, en todos nuestros asuntos, hemos vivido en santidad y con una sinceridad dadas por Dios. Hemos dependido de la gracia de Dios y no de nuestra propia sabiduría humana. Ésa es la forma en que nos hemos comportado ante el mundo y en especial con ustedes. (NTV)

Mis hermanos, no podemos darnos el lujo de estar viviendo vidas descuidadas y mucho menos impuras, si realmente queremos ser útiles al reino de Dios, si realmente queremos encontrar recompensas en el cielo de haber hecho tesoros en el cielo desde aquí.

NO podemos seguir siendo como niños fluctuantes a la deriva, llevados de aquí para allá de tentaciones de Satanás. Cristo está perdiendo, su iglesia nuestra propia vida.

Por favor hermanos, necesitamos recuperar una vida de verdadera devoción y disciplina, ya por mucho tiempo hemos andado rengueando, medio caminando. Podemos encontrar en Cristo lo que necesitamos para finalmente ver este Evangelio poderoso actuar poderosamente en nosotros.

La gracia de Dios está fluyendo cada día, ¿por qué dejarla desperdiciarse? ¿Por qué seguir iguales, esclavizados a nuestras pasiones y deseos cuando podemos ser libres? Mis hermanos, todos y cada uno de nosotros daremos cuenta y nuestras obras serán probadas y o recibiremos pérdida o ganancia, y eso no es algo ligero.

Por otro lado, si no has hecho una decisión por el Señor, hoy es el día, para que dejes de estar descompuesto y comiences a vivir, y que puedas experimentar que en Cristo hay restauración, si decides entregarte y caminar donde la gracia fluye. Vamos a orar.