Asi Luce La Sanidad Espiritual En Un Creyente Sano Tito 2:1-5


Download (right click and choose save as)

Video

ASÍ LUCE LA SANIDAD ESPIRITUAL EN UN CREYENTE SANO
Tito 2:1 – 5

Introducción

Seguimos en nuestra encomienda de predicar cada libro de la Biblia capítulo por capítulo, versículo por versículo donde el Señor tiene tesoros maravillosos y hemos llegado hasta esta hermosa carta a Tito.

Escrita por Pablo entre el 62 y 64 d. C. probablemente desde Corinto o Nicópolis, ya que Pablo estaba ministrando desde las iglesias de Macedonia; entre su primero y segundo encarcelamiento romano, mientras estaba en libertad, escrita por el mismo tiempo que 1 Timoteo, cartas parecidas, solo que dirigidas a un público un poco diferente.

¿Quién era Tito?

Pablo lo llama “verdadero hijo en la común fe”, lo cual nos muestra que igual que Timoteo, Tito era hijo espiritual de Pablo, quien muy probablemente se convirtió a Cristo a la predicación de Pablo en su segundo viaje misionero.

Aunque Lucas no menciona a Tito en Hechos, en Gálatas y 2 Corintios Tito es mencionado y nos presenta referencias que nos hablan de su carácter y de su ministerio.

En Gálatas vemos que Tito estuvo presente en el primer concilio en Jerusalén en Hechos 15; Pablo lo menciona por lo menos 9 veces en 2 Corintios, lo llama su compañero y colaborador, y vemos su amor y su fidelidad por el ministerio, por Pablo y por la iglesia.

Tito fue su aprendiz y su hermano amado, quien a su vez amaba a las ovejas, era fiel, sacrificado por la obra del Señor, confiable como para llevar la ofrenda de ayuda a la iglesia de Jerusalén.

Para Pablo, Tito era digno de confianza en su doctrina, su madurez espiritual, su liderazgo, su fidelidad, su diligencia, y su amor genuino por las ovejitas; los historiadores y padres de la fe dicen que Timoteo era fuerte, prudente, pacificador, restaurador, que sabía cómo conducirse en situaciones difíciles; lo vemos mencionado por última vez en 2 de Timoteo donde Pablo lo había enviado a Dalmacia.

¿Por qué le escribe esta carta?

Estando libre de su primer encarcelamiento Pablo viaja a una isla llamada Creta, donde junto con Tito ministra por algún tiempo, Pablo sigue su camino para seguir visitando las iglesias, pero, deja a Tito para cuidar de las iglesias que había en esa isla, y probablemente Pablo escribió a Tito en respuesta a una carta de Tito o a algún reporte de Creta.

¿Cómo se formó la iglesia de Creta?

Es muy probable que ya hubiera cristianos cuando Pablo y Tito pasaron por Creta, ya que desde Pentecostés en Hechos 2 hubo cretenses convertidos a Cristo, pero, probablemente las iglesias y la doctrina no estaban muy bien organizadas y Pablo deja a Tito a cargo, para corregir lo incompleto.

¿Cuál era el contexto social y cultural de Creta?

La isla de Creta está ubicada en el mar Mediterráneo al sudeste de Grecia, al sudoeste de Asia Menor y al norte de África.

Con unas 162 millas de largo y entre 6 y 34 millas de ancha es una de las islas más grandes en el Mar Mediterráneo.

Su ubicación la hizo estar expuesta por mucho tiempo a la civilización grecorromana, y llegó a ganar reputación de ser un lugar con una sociedad difícil. Los historiadores hablan de ciudades malvadas del mar Mediterráneo y la peor de todas era Creta, con fama de que su gente era violenta, inmoral y sin escrúpulos; Pablo mismo menciona en este capítulo:

Tit 1:12 Incluso uno de sus propios hombres, un profeta de Creta, dijo acerca de ellos: «Todos los cretenses son mentirosos, animales crueles y glotones perezosos». (NTV)

Gente mentirosa, gandaya, cruel, floja, y aprovechada solo pensando en cómo satisfacerse, se dice que todo lo arreglaban a palos y pleitos, veremos que dentro de las iglesias cretenses había muchos rebeldes, gente fraudulenta, fosa doctrina, falsos maestros, gente impía, aunado a que las iglesias en Creta eran jóvenes y estaban vulnerables.

De manera que, Timoteo tenía que establecer el estándar para que se nombraran líderes fieles con una vida coherente entre la verdad y su conducta que pudieran ser ejemplo para los nuevos creyentes cretenses, por lo que Tito necesitaba ánimo, fortaleza, sabiduría para poder dirigir a una iglesia con gente como esta.

Y en una iglesia que viene saliendo de una cultura como esta y en una sociedad como esta el Evangelio se abre paso y Pablo deja a Tito a corregir lo deficiente, me gusta lo que dice la Palabra:

Mat 9:11-13 Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores? 12 Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 13 Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

Por eso es de tan grande gozo para nosotros estudiar esta carta, si Dios lo puede hacer en los cretenses, lo puede hacer en nosotros.

¿Cuáles son los temas principales de esta carta?

Una de las enseñanzas principales de Tito es esta: Sana doctrina produce sana conducta, buena doctrina demanda buena conducta, tu doctrina demanda que tu comportamiento refleje lo que dices creer, entonces es lógico que esa buena doctrina produzca en ti buen pensamiento, buenas convicciones, buena conducta. Podríamos decir que el versículo clave en esta carta es Tito 2:14:

Tit 2:14 Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien.

Otro tema es que una sana conducta, nos llevará a ser testigos fieles y creíbles, a tener un evangelismo eficaz. Porque no es coherente presentar un evangelio tan poderoso, que no tenga el poder de tocar nuestras vidas, eso solo suena a religión, es incoherente.

Y dado que la cultura en la que vivimos no es tan diferente, la única manera de llamar la atención a una audiencia como esta es con el testimonio de un evangelio poderoso para transformar, esta carta nos ayudará, nos pulirá para ser mejores obreros del Señor.

Pablo comienza poniendo por delante nuestra riqueza, aquello a lo cual podemos y debemos responder en obediencia y amor. Pablo le dice a Timoteo: corrige lo deficiente, o completa lo que está incompleto, restaura el liderazgo en la iglesia, pon ancianos de buen carácter moral y clarifica lo que es sana doctrina.

Pablo nos enseña que la mejor protección en contra de los enemigos de la cruz es un carácter cristiano, y una doctrina, enseñanza y fe sanas, que hay consecuencias de tener una doctrina, enseñanza y fe enfermas.

La semana pasada vimos que solo hay tres posibilidades estar sanos, enfermos, o muertos espiritualmente. Vimos que, para estar sanos no es suficiente con conocer la sana doctrina, sino que debemos retenerla, que necesitamos estar vacunados contra doctrina enferma que puede terminar por enfermarnos.

Vimos que algunas maneras de estar vacunados es reprender el pecado, buscar confesión y arrepentimiento; no dejándonos impresionar por cuestiones extrabíblicas ni por mandamientos de hombres; atendiendo a dos de los principios más básicos:

El Señor evalúa el interior, de lo que está lleno el corazón habla la boca o un corazón limpio por la verdad hablará verdad, o uno que sigue corrupto hablará mentira y corrupción, y nosotros podemos evaluar el interior al evaluar el exterior: “por sus frutos los conocerás”.

Después de habernos dado un perfil de lo que es una doctrina enferma y sus consecuencias, el día de hoy Pablo regresará a mostrarnos cómo debería verse una iglesia sana, cómo debería afectar la sana doctrina a los creyentes, y cómo ésta es un todo, no solo información o filosofía, sino junto con eso, un estilo de vida.

Pablo se referirá a los ancianos, las ancianas, las jóvenes, los jóvenes y los trabajadores, además de darnos una poderosa razón de porqué es lógico, necesario y consistente que así sea; cuando la Biblia habla de salvación, no solo está hablando de ser salvos del infierno, sino que habla de todo un concepto, habla de libertad, sanidad, y mucho más.

¿Salvos de qué? De el pecado, muchas veces pensamos que el pecado es la mala obra, el mal pensamiento, pero, esos son síntomas del pecado, así como tos, o pecho congestionado, o fiebre, todos ellos son síntomas de que hay enfermedad, un matrimonio roto, paternidad deficiente, finanzas en desorden, en fin, Cristo vino a darnos vida, y vida en abundancia.

La salvación de Cristo nos ha venido a hacernos salvos del pecado y en esa salvación está implícita la sanidad espiritual, la cual produce una vida sana, por eso yo titulé este mensaje: ASÍ LUCE LA SANIDAD ESPIRITUAL EN UN CREYENTE SANO.

I. Debemos fomentar la clase de vida que refleje la sana enseñanza.
Tit 2:1 Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.
Originalmente Pablo no estaba escribiendo en capítulos y versículos, los cuales fueron puestos en la Biblia para ayuda y organización más adelante, pero, Pablo viene con la idea de las frases anteriores:

Tito, es verdad, hay rebeldes, engañadores, mentirosos, malas bestias, glotones ociosos, corrompidos e incrédulos que profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan, que son delate de Dios abominables, rebeldes y reprobados en cuanto a sus obras.

Pero, a pesar de todo eso, tú Tito, tienes una responsabilidad, una orden divina: sigue predicando, sigue viviendo lo que refleja la sana enseñanza, enseña lo que lleva a una vida sana. La mejor protección contra la mentira es la verdad, contra la doctrina equivocada, la sana doctrina. A Timoteo le dijo:

2 Ti 4:1-2 En presencia de Dios y de Cristo Jesús —quien un día juzgará a los vivos y a los muertos cuando venga para establecer su reino —te pido encarecidamente: 2 predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. Corrige, reprende y anima a tu gente con paciencia y buena enseñanza.

2 Ti 4:3-4 Pues llegará el tiempo en que la gente no escuchará más la sólida y sana enseñanza. Seguirán sus propios deseos y buscarán maestros que les digan lo que sus oídos se mueren por oír. 4 Rechazarán la verdad e irán tras de mitos. (NTV)

Por lo tanto, Tito, cada pastor, cada creyente está llamado a hablar, lo que corresponde, prépo, significa lo que es conveniente, lo que es adecuado, lo que conlleva, lo que implica, lo que va de acuerdo y hace notorio o patente lo que es sana doctrina. Lo que es apropiado, lo que va conforme a la verdad; porque la verdad requiere ciertas conductas que la reflejan y que le son propias, que se conforman a ella.

Titos, a pesar de la dureza de corazón, del poco fruto e incluso del engaño que pulula, a esto estamos llamados, es una orden divina, modelar, enseñar, predicar, hablar de la sana doctrina, porque es la única manera de llegar a ser sanos en toda la extensión de la palabra, y para esto fuimos salvos.

Sano es la traducción de una forma en participio del verbo jugiaíno que tiene el significado básico de “ser vital y saludable”, tener buena salud. Las epístolas pastorales mencionan nueve veces este término, y cinco de ellas en Tito, y siempre tiene que ver con rectitud personal y el bienestar espiritual.

Por eso necesitas conocer la sana doctrina, creerla, guardarla en tu corazón, sintonizar, alinear tus convicciones con ella, luego caminar, dar pasos de obediencia para poder ver salud espiritual, moral, en fin, una salvación integral.

Ahora Pablo se va a referir a los miembros de una iglesia, no mencionará los roles en la familia, padres, hijos, esposos, esposas, pero va a mencionar a los ancianos, las ancianas, los jóvenes y las jovencitas; ¿cómo luce la sana doctrina en ellos? Esta es la manera en la que una vida refleja la sana doctrina:

II. Así lucen los ancianos que son sanos en la fe.
Tit 2:2a Que los ancianos
Presbútes, se refiere a los de mayor edad, en aquellos tiempos la edad promedio de vida era muy baja, alguien en sus 40 o 50 ya era considerado un anciano.

Pero lo que me parece interesante es que Pablo no ve edad media, o ve jóvenes, o ve ancianos esto es importante porque todos estamos llamados a madurar, y de hecho desde el día en que nacemos comenzamos a envejecer, por eso en inglés cuando se pregunta la edad dices qué día naciste y cuántos años viejo eres.

Es importante recordar que el tiempo es un recurso que no se recupera, cada segundo cuenta, y si somos muy cretenses entonces deberíamos estar permitiendo al Espíritu Santo transformarnos desde ya porque el tiempo es corto.

¿Sabías que la Biblia no habla de adolescencia no la encuentras por ningún lado, por ejemplo, un niño o una niña judía les hacen una ceremonia, el niño a los 13 y la niña a los 12, la del niño se llama Bar mitzvah, la de la niña Bat mitzvah, y básicamente lo que representa esta ceremonia es que ellos ya son adultos responsables delante de la Torah, la Palabra de Dios, que ellos ya responden delante de Dios?

El mundo nos ha vendido que hay adolescencia, y antes la adolescencia era de los 13 a los 18, ahora se puede ser un eterno adolescente de 40 años, sin tomar responsabilidad, viviendo para sí mismo; y a los niños se les permite ser rebeldes, respondones y lo das por hecho, es adolescente. ¿sabes que la esencia del pecado es la rebeldía y que Dios aborrece la rebeldía?

Nada que ver, entrena a tus hijos a ser adultos responsables, deja de permitirle a un mundo ignorante de Dios que te diga cómo deberías educar a tus hijos, es Dios el diseñador, solo él sabe bien cómo funciona el asunto. Nosotros estamos llamados a madurar, a crecer, no solo a envejecer.

Ahora, junto con la ancianidad se espera madurez, sabiduría, paciencia, sin embargo, no siempre es el caso, más cuando se vivió toda una vida de impiedad, aunque con los golpes de la vida y ver la realidad de la fatuidad de la juventud mas la experiencia, la gente tiende a la madurez, hay quienes tienden a la necedad, y la Biblia nos enseña cómo cuidarnos de ella:

Ecl 12:1-3 No dejes que la emoción de la juventud te lleve a olvidarte de tu Creador. Hónralo mientras seas joven, antes de que te pongas viejo y digas: «La vida ya no es agradable». 2 Acuérdate de él antes de que la luz del sol, de la luna y de las estrellas se vuelva tenue a tus ojos viejos, y las nubes negras oscurezcan para siempre tu cielo.

Ecl 12:3 Acuérdate de él antes de que tus piernas —de tu casa— empiecen a temblar, y tus hombros —guerreros fuertes— se encorven. Acuérdate de él antes de que tus dientes —pocos sirvientes que te quedan— dejen de moler, y tus pupilas —que miran por las ventanas— ya no vean con claridad.

Ecl 12:4 Acuérdate de él antes de que la puerta de las oportunidades de la vida se cierre y disminuya el sonido de la actividad diaria. Ahora te levantas con el primer canto de los pájaros, pero un día todos esos trinos apenas serán perceptibles.
Ecl 12:5-6 Acuérdate de él antes de que tengas miedo de caerte y te preocupes de los peligros de la calle; antes de que el cabello se te ponga blanco como un almendro en flor y arrastres los pies sin energía como un saltamontes moribundo, y la alcaparra ya no estimule el deseo sexual. Acuérdate de él antes de que te falte poco para llegar a la tumba —hogar eterno— donde los que lamentan tu muerte llorarán en tu entierro. 6 Sí, acuérdate de tu Creador ahora que eres joven… (NTV)

Pro 16:31 Las canas son una corona de gloria que se obtiene por llevar una vida justa. (NTV)

Job 12:12 La sabiduría pertenece a los ancianos, y el entendimiento a los mayores. 12 »Pero la verdadera sabiduría y el poder se encuentran en Dios; el consejo y el entendimiento le pertenecen.

Pro 4:18 El camino de los justos es como la primera luz del amanecer, que brilla cada vez más hasta que el día alcanza todo su esplendor.

Pero, de cualquier manera, la Biblia nos llama a respetar las canas, dice:
Lev 19:32 »Ponte de pie en la presencia de los ancianos y muestra respeto por las personas de edad. Teme a tu Dios. Yo soy el SEÑOR. (NTV)

Incluso si le vamos a corregir, el Señor nos llama no a reprenderlo sino a exhortarle como a padre, y a un padre se le debe honrar y respetar siempre, porque es el primer mandamiento con promesa, dice:

1 Ti 5:1 No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre;

Y dice Pablo, así es como alguien maduro refleja una vida sana espiritual y moral, aunque el cuerpo se vaya desgastando por fuera, vidas santas y ejemplares ante el Señor, ante la iglesia y ante el mundo. Están llamados a abandonar la ligereza, la impetuosidad, la irresponsabilidad y la inestabilidad que caracterizan a la juventud y dice:

Tit 2:2b sean sobrios,

– Sobrios – Nefáleos

Libre de intoxicación, en un sentido metafórico se refiere a una persona moderada que evita la extravagancia, la auto condescendencia, el exceso.

Alguien que por la claridad de su mente tiene mayor capacidad de discernir qué tiene más importancia y valor, que utiliza tiempo, dinero y energía con sabiduría, que acomoda sus prioridades en el orden correcto, que se sienten satisfechos con cosas más simples y en menor cantidad.

Tit 2:2c serios,

– Serios – Semnós
Alguien venerable, honorable, respetable, tiene que ver con decencia, dignidad, no significa sin sentido del humor, Dios mismo tiene sentido del humor, mírame aquí en un púlpito.

No se refiere tampoco a alguien altivo o con aires de superioridad, sino alguien que no es caprichoso, trivial, o superficial, que nunca se reirá ante la inmoralidad, la vulgaridad, ni de la tragedia de otros porque han vivido suficientes cosas para entender lo que cuestan los errores, las malas decisiones y por lo mismo sabe respetar la vida de otros aún en sus errores.

Tit 2:2d prudentes,

– Prudentes – Sófron.

Sano de mente, que se domina a sí mismo, que ha aprendido a discernir entre el bien y el mal, lo bueno, lo malo y lo mejor, alguien discreto y con buen juicio por haber caminado con su Señor durante muchos años, que controla por el Espíritu sus pasiones físicas.

Con los años llegan los achaques, dolores, enfermedades crónicas, la energía disminuye, la visión, la audición. Pero, si no endureces tu corazón y dejas que la sabiduría te moldee, aunque por fuera te desgastes, por dentro puedes ganar un cada vez más eterno peso de gloria, puedes permanecer sano en las cosas más importantes, y esta es una de ellas.

Y mira tres cosas en las que debe permitirle a la sana doctrina, al Espíritu Santo hacerle sano:

Tit 2:2e sanos en la fe,

– Saludable en su fe – pisitis.

La sana doctrina puede hacerte crecer y madurar sano en tu fe, como lo hemos venido viendo, una fe defectuosa, incompleta, enferma, produce una vida defectuosa, incompleta y enferma, y no quieres eso en tu vejez, ya tienes suficiente con que la comida no te sepa igual, o se te acabe la pila pronto.

Tu caminar con Dios no te va a llevar a ser cada vez más desconfiado de él, sino al contrario, como Abraham puedes llegar a ser llamado amigo de Dios; puedes haber comprobado con cada vez mayor frecuencia que Dios es fiel, su Palabra es fiel, que él en verdad es bueno, justo, perdonador, misericordioso y clemente.

Y eso te lleva a vivir para él, aún con manos artríticas poder levantarlas con agradecimiento y devoción, al entender mejor quién es él, su carácter, su evangelio, su Palabra. Eso te va a llevar a lo siguiente:

Tit 2:2f en el amor,

– Sanos en el amor – agape.

He conocido a suficiente gente grande llena de amargura, sinsabor, con miradas perdidas llenas de dolor, desesperanza, desamor y rencor, créeme, no quieres estar en ese lugar, y si eres creyente no tienes que, es más, no debes de.

Necesitas desde ya vivir para que Efesios 3 se cumpla en ti:
Efe 3:14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo… 16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor,

Efe 3:18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

Y así, empapado del amor agape, el amor sacrificial, incondicional, puedas cumplir la ley de Cristo, la ley de amor, amar sanamente a Dios, sa su spueblo a los perdidos, a tus hijos, aún cuando no sean agradecidos, a tus padres, aún cuando no hayan sido los más piadosos o justos.

Un amor sano que no busca lo suyo, que no está temiendo al juicio porque en el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, de manera que no vive bajo el peso de la culpa y el juicio de sus errores pasados porque se sabe realmente perdonado, que por lo tanto otorga perdón, camina ligero, porque ya perdonó a todos los que le debían ya que Cristo pagó por todas sus deudas.

Esto nos lleva a la tercera área de sanidad:

Tit 2:2g en la paciencia.

– Sanos en la paciencia – jupomoné.

Resistencia o aguante, con alegría y esperanza, constancia, perseverancia, persistencia. Con la sanidad espiritual, la capacidad de soportar penalidades, aceptar desilusión o fracaso crece. Estar agradecidos aún cuando muchos de sus deseos y planes personales no llegaron a cumplirse.

Viven en gratitud y esperanza en medio de las dificultades de su deterioro físico, aún cuando en su vejez no sean bien entendidos ni apreciados, o cuidados. Una vez más, han caminado con el Señor, han visto su buena mano levantándoles, protegiéndoles, abriéndoles camino a pesar de sus incapacidades.

Sencillamente en estas tres cosas, cuánta enfermedad hay entre nosotros, una fe enferma, un amor enfermo y una constancia y perseverancia casi muerta, totalmente imperfectos, incompletos en todo esto.

Y solo la sana doctrina, la Palabra viva y eficaz puede hacer sana nuestras vidas hasta la misma vejez.
De cretenses, Dios puede hacer esta maravillosa obra de gracia en aquellos que permiten a la sana doctrina formarles siendo barro moldeable, no duro y necio, ese no sirve porque se rompe, se tiene que tirar y tener barro nuevo, fresco.

Y mujer, aunque esto aplica en cierto sentido a ti, no te quedes atrás, te toca:

III. Así lucen las ancianas que son sanas en la fe.
Tit 2:3a Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte;
Presbútis mujeres mayores, dice, así mismo, con el mismo valor el mismo peso, tanto la madre como el padre requieren la misma honra, lo primero que dijimos, necedad, o sabiduría, el mismo respeto y cuidado.

– Reverentes en su porte – Ktástema jieroprepés, (Lo que expresas externamente y sin palabras)

El porte habla de lo que expresa el semblante de su rostro, lo que expresa su manera de vestir y su conducta, lo cual debe ser reverente, jiero prepés, propio de alguien consagrado a su Señor, lo que es apropiado para alguien que profesa piedad. Habla de aquello que expresas no con palabras, sino con estas tres cosas.

1Ti 2:9-10 En cuanto a las mujeres, quiero que ellas se vistan decorosamente, con modestia y recato, sin peinados ostentosos, ni oro, ni perlas ni vestidos costosos. 10 Que se adornen más bien con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan servir a Dios.

Ya lo habíamos visto mujeres que han caminado con su Señor y que no dependen de su influencia externa para sentirse seguras, sino que su seguridad está en Cristo, que más que interesadas en llamar la atención a ellas mismas, quieren llamar la atención hacia su Señor. Mujer, mira la importancia de tu expresión corporal, tus gestos y tu manera de vestir, todo eso cuenta y habla de quién es tu Dios.

Me recuerda a Ana en Lucas 2, quien tras habiendo sido viuda hacía 84 años no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones, la cual por gracia del Espíritu Santo inmediatamente reconoció al niño Jesús, y daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención den Jerusalén.

Vimos también en 1 Timoteo la importancia del rol de las mujeres mayores en la iglesia, en especial las mujeres viudas de más de 60 años, la importancia de sus oraciones y su servicio.

Tit 2:3b no calumniadoras,

– No calumniadoras – Me diábolos, (Lo que expresas con tu boca, en tus conversaciones)

Interesante, significa calumniador o acusador falso”, y se utiliza en 34 ocasiones en el NT como el título de Satanás, a quien Jesús describe como el padre de mentira. ¿A qué se refiere? Bueno propagar chises, palabras calumniadoras o que degradan a otros, pláticas ociosas y desfavorables acerca de otras personas, murmuración, todas estas cosas es ser diábolos.

Es verdad que en nuestra naturaleza pecaminosa los hombres nos inclinamos a abusar a otros físicamente, pero, las mujeres se inclinan a abusar verbalmente, y esto puede llegar a ser inclusive más destructivo. ¿Se acuerdan lo que dice en Santiago?

Stg 3:5-7 Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! 6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. 7 Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana;

Stg 3:8-10 pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. 9 Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. 10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.

Mi hermana cuando te halles acusando, chismeando, hablando mal de cualquier persona, ya sea delante de Dios o de otras personas estás siendo diábolos, eso no hacemos los creyentes, sino que nos perdonamos, pasamos por alto la falta y buscamos la restauración.

Una mujer de Dios, en especial una mujer madura, debe negarse o a escuchar, o a propagar todo este tipo de cosas. La sana doctrina puede sanar tu corazón y por consiguiente tu manera de expresarte de los demás.

Tit 2:3c no esclavas del vino,

– No esclavas del vino – mé oínos polus doulóo

Se refiere a embriaguez habitual, lo cual muchas personas de edad lo han hecho a lo largo de la historia, lo mismo hacían los ancianos en Creta, recurriendo a la bebida como un estimulante y un medio para mitigar dolores, frustraciones y la soledad de la vejez, lo cual queriendo ser un medio de escape se convierte en una prisión.

Qué importante es estar llenos en el Señor, plenos, sanos espiritual, moralmente y así no incurrir en este tipo de idolatría y pecados, pretender ser llenos, felices y libres con algo que más bien termina por esclavizarnos.

Tit 2:3d maestras del bien;

– Maestras del bien – Kalodidaskalos

Maestras de lo bueno, de lo que es apropiado, de honestidad, una persona que imparte instrucción en aquello que es noble, excelente y elevado. Todo lo que lleve a la santidad, a la piedad.

Qué importante es el discipulado en la vida del creyente, por eso somos un cuerpo, en el cual nos ayudamos unos a otros con los talentos, los dones, las experiencias que Dios nos ha concedido, con un solo propósito, traer gloria y fama a nuestro Señor, ya lo veremos más adelante.

¿En qué consiste esta enseñanza? Veamos porque en lo que deben enseñar podemos encontrar lo que una mujer joven manifiesta cuando le está permitiendo a la sana doctrina limpiarle, lavarle y componerle, veamos:

Tit 2:4a que enseñen a las mujeres jóvenes

– Enseñar a las mujeres jóvenes – Sofronízo

Mujer, este es uno de tus roles más importantes en la iglesia, en especial si eres madura en la fe, o en edad, enseñar y ser un modelo de vida piadosa de modo que las mujeres jóvenes puedan seguirlo.

Enseñar es la palabra sofronízo, que tiene el significado literal de hacer que alguien tenga mente sana y autocontrol”. Ayudar a sanar la manera de pensar, hacer de mente cabal, disciplinar o corregir, instruir para ser sensato, aconsejar, entrenar, advertir, encaminar, mostrar, devolver a alguien a sus sentidos.

Y cuánta falta hace esto hoy en día en el que los valores están torcidos en el que el machismo chovinista, y su contraparte, el feminismo han denigrado, devaluado, y hecho pedazos la maravillosa responsabilidad de ser padre, madre, de cuidar un hogar, ambos, hombres y mujeres.

Como hoy se tiene en tan poco la familia, el matrimonio, y los hijos se ven como un estorbo, como una carga. La guerra de los sexos, cómo todo esto comenzó no en el siglo XX, sino desde Edén cuando Eva decidió tomar las riendas, independizándose de su marido, e independizándose de Dios.

Y desde entonces en nuestra naturaleza caída la mujer quiere tomar control, el hombre quiere aplastarla, el gnostisismo y el paganismo han deificado a la mujer, y al hombre y todo lo que tenga que ver con su autoridad es aplastado, avergonzado, denigrado porque detrás está denigrar y blasfemar al Dios eterno.

Toda esta filosofía es Satánica, diseñada para blasfemar a Dios y destruir todo vestigio de la imagen de Dios en la familia, la cual fue creación de Dios para nuestra bendición.

Por eso, cuánta falta hace que mujeres mayores en la fe que hayan caminado con Dios, ayuden a encausar el pensamiento confundido de las mujeres jóvenes en la fe. Qué importante papel mujer, ser de influencia para otras mujeres más jóvenes que tú, e instruir a tus hijos, y a los niños en un mundo perdido. Y nos dice qué deben enseñar:

IV. Así se ven las mujeres jóvenes casadas o en proceso dé siendo sanas en la fe.
Tit 2:4b a amar a sus maridos y a sus hijos,

– A ser madres y esposas rectas y piadosas.

La filosofía mundana enseña que debemos amarnos a nosotros mismos, levantar nuestro ego y nuestra autoestima, que debemos auto realizarnos, auto conocernos, en el proceso un hombre es un estorbo, un hijo también, y en el proceso el marido pasa a un segundo término, un mero proveedor, y los hijos a buscar quién los eduque y los cuide.

Pero, el matrimonio y la familia son creación de Dios, fue lo primero que Dios creó para poder tener sociedades, y todo esto de usurpar liderazgo, o aplastar al subordinado no existía, todo estaba basado en amor sacrificial, no ver por lo propio, sino por lo del otro, en servicio mutuo y plena confianza.

Ahora amar al marido, respetarlo, cuidar a los hijos, educarlos son cosas que se ven como del siglo pasado.

Cuando no es así, el matrimonio, la familia es una imagen del evangelio, del amor de Dios que cuida, provee, ama; un esposo capaz de sacrificarse y tomar la iniciativa por su esposa, como Cristo por su iglesia, y una iglesia sujeta a su cabeza, Cristo, como la esposa a su marido, ya lo veremos.

Mujer, debes comenzar a orar por amor, respeto, confianza, primeramente, en Dios, y en tu marido. Mujeres maduras, necesitan enseñar a las jóvenes a pensar correctamente de sus esposos e hijos, orar por ellas para que reciban la instrucción, y cambien su manera de pensar. Mujer la sana doctrina puede hacerte sana tu percepción del matrimonio y tu maternidad.

Tit 2:5a a ser prudentes,

– Prudentes – Sófron.

Sanas de mente, que se domina a sí mismas, que aprendan a discernir entre el bien y el mal, lo bueno, lo malo y lo mejor, discretas y con buen juicio por haber caminado con su Señor, que controla por el Espíritu sus pasiones físicas.

Tit 2:5b castas,

– Castas – Hagnos

Se refiere a pureza moral, y especialmente pureza sexual, fidelidad marital. Es increíble cómo algo tan obvio ahora no lo es. Los falsos consejeros matrimoniales mundanos aconsejan desde ver pornografía, hasta la infidelidad para, según ellos mantener el matrimonio vivo.

Todo lo contrario, así como un hombre, una mujer necesita mantenerse siendo limpiada por el agua de la Palabra de Dios, suficiente para hacer a una mujer, inocente, santa, purificada para el Señor.

Tit 2:5c cuidadosas de su casa,

– Cuidadosas de su casa – oikurgós

Cuidador o guarda de su casa; hoy por hoy preceptos del feminismo radical constantemente adoctrinan a las mujeres jóvenes que quedarse en sus casas es señal de insatisfacción, es señal de estar oprimidas y necesitan liberarse para realmente sentirse realizadas y satisfechas.

Pero, nada más satánico y alejado de la verdad, como ya lo mencioné la familia es un lugar muy especial, en primer lugar porque una familia sana puede ser un retrato del amor de Dios, del evangelio mismo.

En segundo lugar, ¿de dónde crees que va a salir una sociedad sana si no es de familias unidas, sanas las cuales producen hijos sanos en la fe, firmes, entrenados para tomar en cuenta a Dios, para ser una bendición para la sociedad?

Hombres, mujeres, necesitamos regresar al manual bíblico, ¿por qué crees que más y más jóvenes mujeres resultan embarazadas siendo teenagers? Mi hija casi desde los 13 años cuando vamos al pediatra le preguntan si está embarazada, si tiene una vida sexual activa, le quieren poner la vacuna del papiloma humano que es de transmisión sexual.

Pequeñitas que desde muy pequeñas ya usan anticonceptivos, han sufrido abortos, o quedan embarazadas, ¿por qué, por no tener sexo seguro? Claro que no, por no tener una correcta instrucción en un hogar firme y sano.

¿De dónde crees que surgen todos estos jóvenes sin el menor sentido de la responsabilidad o la paternidad que utilizan a estas jovencitas?

En temas peores, ¿por qué muchos jóvenes ahora no tienen el menor sentido del valor de la vida y pueden comprar armas y matar a sus compañeros por diversión, por deporte, por hacer experimentos sociales? ¿Crees que salen de familias cimentadas en la verdad que promueven el amor verdadero, el servicio, el tomar en cuenta a Dios?

Date cuenta mujer tu hogar es como un bunker, es como una matriz, debes de ver tu hogar como un lugar de privilegio en el cual estás procurando un ambiente espiritual, un refugio para tu marido y para tus hijos de un mundo en tinieblas, una oportunidad de ver a Dios en medio de tu familia, proveyendo, cuidando, bendiciendo.

Vivir para los deseos de los ojos, de la carne y la vanagloria de la vida no te va a dar ninguna satisfacción permanente, esos deseos son espejismos que te van a defraudar, te van a robar. No puedes darle a otros el privilegio de educar a tus hijos.

Muchos de estos jóvenes fueron profundamente dañados porque sus padres no los instruyeron, pasaron gran parte de su tiempo, edades clave, de los 0 a los 4 años, o más a cargo de adultos que no eran sus padres, y esa gente los formó, o los deformó.

El gobierno no es responsable de los niños, ni puede ni sabe cómo, somos nosotros, pero, necesitamos despertar, es una cuestión de prioridades, de principios bíblicos, de la verdad. Si sigo permitiendo al mundo decirme lo que es valioso e importante, siempre estaré abandonando los tesoros que Dios me da. La Biblia dice que nuestros hijos son un tesoro celestial, cosa de estima el fruto del vientre.

Por eso necesitamos regresar al manual, sana doctrina que enderece nuestra percepción enferma de la vida, necesitamos revisar nuestras prioridades y alinearlas con la verdad, ¿se acuerdan? Dios, mi esposa, mis hijos, mi trabajo, mi ministerio. Todo importante, nada puede faltar, pero en el orden correcto.

Si el dinero, la codicia, la vanagloria de la vida está en la más alta prioridad, obviamente el resto va a ser rezagado, más abajo y más abajo, adquiriré mayores deudas, tendré que trabajar más tiempo fuera, mujer, estarás más vulnerable a la tentación de la infidelidad, al peligro de hombres abusivos y egoístas, dejando a Dios de lado, a tus hijos, a tu cónyuge, y todo se vuelve un caos. Hasta que no viene el Señor a acomodarlo todo, una vez que la situación es insostenible.

Mujer, no te dejes engañar, las víctimas no son las mujeres que se disponen a caminar con su Señor, a cuidar de sus maridos y sus hijos, y su hogar, las verdaderas víctimas son aquellas que se han dejado engañar por ideas feministas, antibíblicas y satánicas acerca de liberarse de Dios, de su esposo y de su hogar.

Ahí jamás serás plena ni feliz, nadie que se ha alejado de Dios y sus preceptos es feliz, todo lo contrario, tarde o temprano recoge los pedazos de su vida, porque lo único que hace es malgastar las bendiciones verdaderas de Dios.

El hogar es donde una esposa puede mostrar las mejores expresiones de amor por su esposo, donde puede enseñar y guiar a sus hijos, dándoles instrucción y ejemplo, donde ella misma es protegida de relaciones abusivas e inmorales con otros hombres, en fin, Dios lo diseñó así.

Y sé que en nuestra cultura y economía es difícil que la mujer no trabaje y se quede en casa, además la mujer virtuosa en Proverbios 31 es una mujer trabajadora, dicde:

Pro 31:10-15 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. 11 El corazón de su marido está en ella confiado, y no carecerá de ganancias. 12 Le da ella bien y no mal todos los días de su vida. 13 Busca lana y lino, y con voluntad trabaja con sus manos. 14 Es como nave de mercader; trae su pan de lejos. 15 Se levanta aun de noche y da comida a su familia y ración a sus criadas.

Pro 31:16-21 Considera la heredad, y la compra, y planta viña del fruto de sus manos. 17 Ciñe de fuerza sus lomos, y esfuerza sus brazos. 18 Ve que van bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche. 19 Aplica su mano al huso, y sus manos a la rueca. 20 Alarga su mano al pobre, y extiende sus manos al menesteroso. 21 No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia está vestida de ropas dobles.

Pro 31:22-27 Ella se hace tapices; de lino fino y púrpura es su vestido. 23 Su marido es conocido en las puertas, cuando se sienta con los ancianos de la tierra. 24 Hace telas, y vende, y da cintas al mercader. 25 Fuerza y honor son su vestidura; y se ríe de lo por venir. 26 Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua. 27 Considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde.

Pro 31:28-29 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba: 29 Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas. 30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. 31 Dadle del fruto de sus manos, y alábenla en las puertas sus hechos.

Esta mujer la veo todo menos aburrida, pero checa en dónde está puesta su mirada, en su hogar, sus hijos, su esposo, porque con todo lo que hace, sabe que su hogar sigue siendo su mayor responsabilidad.

Y checa la diferencia, no se trata de que el lugar de la mujer sea la casa, más bien que su responsabilidad es su hogar; el hogar es el dominio y territorio especial de una mujer, y siempre debería ser su máxima prioridad.

Y dices: no conoces a mi marido, si tu marido es cristiano oren juntos para que Dios les ayude a poner los principios bíblicos por obra, si no, comienza a orar, si no estás casada, por favor no te unas en yugo desigual, solo vas a firmar tu sentencia de doble sufrimiento, por más guapo que esté, o por más que sientas que se te fue el tren, mejor déjalo ir, re va a ir mejor que vivir con un necio.

La sana doctrina puede sanar tu familia, tu corazón, tu percepción de la familia y el matrimonio, pero, no va a suceder si no te rindes a ella, si solo quieres tomar lo que te parece conveniente, sin rendir todo. Mujeres mayores en la fe, tienen una gran responsabilidad. Y dice:

Tit 2:5d buenas,

– Buenas – agadsós

Mis hermanos, sé que en todas las películas y las series a los buenos se les trata de babosos, ingenuos, y perdedores, y a los más malditos, de sabios, inteligentes y triunfadores, mientras más saben mentir, abusar, y pegar primero, más capaces y respetados son, pero, eso es una vil mentira, diseñada para que adores a Satanás y menosprecies a Dios.

Porque ¿qué crees? El creador de todo, el Todopoderoso que sostiene tu vida es primordialmente en su carácter bueno, benigno, generoso. Dice el Señor en Lucas:

Luc 6:35-36 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. 36 Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.

Yo le creo a Dios, a la Palabra, y no a este mundo torcido, en Efesios dice:
Efe 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. 32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Efe 5:1-2 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

¿Eres hija de Dios? Y dice:

Tit 2:5e sujetas a sus maridos,

– Sujetas a sus propios maridos – Jupotásso

Subordinados, puestos bajo autoridad. Lo hemos visto una y otra vez en cursos de matrimonios, la realidad es que para el orden, se requiere autoridad y subordinación, no se trata de capacidad, la Biblia dice:

1 Co 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.

La sujeción es un concepto divino, Cristo se sujeta a Dios, el hombre se sujeta a Cristo y la mujer se sujeta a su marido. No existen libres pensadores, la rebeldía es la esencia del pecado.

La sujeción es voluntaria y se basa en humildad, en amor, en mansedumbre, en servicio, en ver por lo del otro. La línea de mando comienza en Dios Todopoderoso, todos estamos llamados a rendirnos ante él, y a hacer su voluntad.

Piensa, ¿qué pasa si no te sujetas a tus autoridades, a las leyes, a las leyes físicas como la gravedad, la aeronáutica y demás? Todo tiene un orden para el funcionamiento correcto, para el orden y la paz. En fin, este es un tema muy largo y profundo, te invito a escuchar cordón de tres dobleces, o esenciales para el matrimonio, aprenderás mucho.

Pero, una mujer no es sin su marido, y viceversa, los dos forman una sola carne, y existen para hacer visible a Cristo en el mundo, no para propósitos personales. Mujeres mayores necesitas saber lo que implica la sujeción, el diseño de Dios, para poder enseñarlo a las mujeres jóvenes.

Una persona redimida, controlada por el Espíritu Santo, impactada por la sana doctrina, podrá ver sanidad en su matrimonio al tener un corazón como el de Cristo, manso y humilde, sujeto a su Señor. Y por último, ¿cuál es el propósito?

V. La sana doctrina que se muestra en una vida sana trae gloria a la palabra de Dios.
Tit 2:5f para que la palabra de Dios no sea blasfemada.
Blasfemar es la palabra blasfemeo que significa difamar o deshonrar. Satanás está comprometido con blasfemar la verdad, con deshonrarla, con difamarla.

Y si somos creyentes esto debería ser de las cosas más importantes, no solo las cosas malas que decimos y hacemos, también las que dejamos de decir y de hacer, deshonran a Dios y a su Palabra ante la iglesia y el mundo.

La gente incrédula autentifica el valor de nuestra fe más que por nuestra teología por nuestra manera de vivir, un filósofo alemán del siglo 19 llamado Heinrich Heine dijo: “Muéstrenme sus vidas redimidas y quizás me sienta inclinado a creer en su Redentor”.

Mis hermanos, lo hemos dicho desde el principio, ¿cómo podemos hablar de un Evangelio poderoso para salvar, si no ha tenido el poder de transformarme? Qué tristeza es ver supuestos matrimonios cristianos en pedazos, no puede ser, y tenemos toda la Escritura, tenemos sana doctrina para que esto no nos suceda y podamos ser sanos en la fe.

Deberíamos vivir con un genuino interés de que Dios ni su Palabra sean deshonrados, ¿cómo podemos atraer a los no salvos a nuestro Señor de gracia? El Señor nos dejó con claridad este mandato:

Mat 5:14-16 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Mis hermanos, hasta aquí llegamos por hoy, pero, creo que tenemos suficiente, y yo sé que estas ordenanzas son fuertes, directas y específicas, y nos son incómodas porque son contrarias a nuestra naturaleza humana orgullosa y voluntariosa.

Sé que hoy en día suenan controvertidas, no son populares, y más en iglesias donde la opinión individual o la opinión pública y los estándares culturales pesan más que la autoridad superior a la verdad de Dios, más en tiempos donde realizarme individualmente es más importante que vivir la santidad de Dios.

Mis hermanos, un principio importantísimo a guardar es que no existe divorcio entre doctrina y deber, entre verdad y conducta, son inseparables. Obviamente comencemos con conocerla, si no la conocemos, ¿cómo la vamos a seguir? ¿Cómo vamos a aprender a amarla, a desear la leche espiritual no adulterada como bebés que desean su leche?

Por todos lados la Escritura nos llama a responder a tanta gracia, al poder transformador, al poder salvador del Evangelio, si estábamos muertos y se nos ha dado vida, entonces esa vida de alguna manera tiene que ser evidente, ¿Qué dice Efesios después de mostrarnos que ya, hoy, hemos sido bendecidos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales?
Efe 4:1 Por lo tanto, yo, prisionero por servir al Señor, les suplico que lleven una vida digna del llamado que han recibido de Dios, porque en verdad han sido llamados. (NTV)

Efe 5:1-3 Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, 2 y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios. 3 Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la inmoralidad sexual, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios.

Efe 5:4-6 Tampoco debe haber palabras indecentes, conversaciones necias ni chistes groseros, todo lo cual está fuera de lugar; haya más bien acción de gracias. 5 Porque pueden estar seguros de que nadie que sea avaro (es decir, idólatra), inmoral o impuro tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Que nadie los engañe con argumentaciones vanas, porque por esto viene el castigo de Dios sobre los que viven en la desobediencia. (NVI)

Efe 5:7 Así que no se hagan cómplices de ellos. 8 Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz 9 (el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad) 10 y comprueben lo que agrada al Señor. 11 No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas, 12porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto. (NVI)

Filipenses por igual nos llama no solo a tener información, sino a responder, dice:

Flp 4:8-9 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. 9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.

Colosenses no es la excepción, dice:

Col 3:2-3 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

Col 3:5-6 Así que hagan morir las cosas pecaminosas y terrenales que acechan dentro de ustedes. No tengan nada que ver con la inmoralidad sexual, la impureza, las bajas pasiones y los malos deseos. No sean avaros, pues la persona avara es idólatra porque adora las cosas de este mundo. 6 A causa de esos pecados, viene la furia de Dios. (NTV)

Y más adelante dice: abandonen ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de su boca, no se mientan, despójense de ese viejo hombre con sus hechos y revístanse del nuevo creado a la imagen de Dios mismo quien lo creó, el cual se renueva mientras más le conocemos.

Más bien vístanse como escogidos de Dios santos y amados de todo el fruto del Espíritu, misericordia, benignidad, humidad, paciencia, amor sacrificial, Dice Pedro:

1Pe 1:14-17 Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. 15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; 16 pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.» 17 Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo.

Si nos decimos hijos de Dios, cristianos, creyentes en el evangelio, entonces nuestro mandato es vivir vidas sanas que reflejen la sanidad de nuestro Dios.

Una iglesia que está fundamentada en la verdad espiritual y protegida de falsedad espiritual debe ser saludable en su vida espiritual producida a través de la manera como viven sus miembros. ¿Estás listo para tu proceso de madurez? ¿Estás dispuesto a recibir la medicina de la verdad para que transforme tu vida?

Mis hermanos, ¿estamos listos para dejar de ser cretenses? A nadie le gusta estar enfermo, ¿sabes? No tienes que estarlo, en Cristo hay sanidad. ¿Cuántos el día de hoy quieren ser sanos?