Nov 26, 2017
1 Samuel 3:9 Habla Señor Que Tu Siervo Escucha
Series: Especiales
 
WatchNotesDownloadDateTitle
  • Nov 26, 20171 Samuel 3:9 Habla Señor Que Tu Siervo Escucha
    Nov 26, 2017
    1 Samuel 3:9 Habla Señor Que Tu Siervo Escucha
    Series: Especiales
     
  • Apr 16, 2017” La resurrección es la clave para una vida llena de esperanza” – Pascuas 2017-
    Apr 16, 2017
    ” La resurrección es la clave para una vida llena de esperanza” – Pascuas 2017-
    Series: Especiales

    LA RESURRECCIÓN ES LA CLAVE PARA UNA VIDA LLENA DE ESPERANZA

     

     El viernes pasado acompañamos a nuestro Señor en su camino a la cruz, y nos quedamos boquiabiertos al ver su amor, su corazón, su paciencia, su misericordia. Sin duda un hombre fuera de lo común, porque no solo se trata de un hombre, sino del Mesías, el Cristo, el Hijo de Dios, la segunda persona de un solo Dios en tres personas.

     

    Y en especial, la resurrección de Cristo en los Evangelios es algo maravilloso, y podríamos decir que es el relato oficial, o legal que confirma los hechos innegables de la resurrección de nuestro Señor. Los cuatro Evangelios son como cuatro cámaras viendo de cuatro diferentes ángulos lo que sucedió. Son el testimonio fiel de testigos oculares de este hecho.

     

    Algunos piensan: es que los evangelios se contradicen. No es así, al contrario, los testimonios dados en cada evangelio y sus diferencias es lo que lo validan; no son cuatro personas poniéndose de acuerdo a decir lo mismo, eso lo haría sospechoso.

     

    No, son diferentes ángulos, por ejemplo, si ahora me llama alguien, espero que no, pero si lo hiciera, y mi dijera: dame una descripción de lo que estás viendo, yo describiría lo que veo desde mi ángulo, pero si le llaman a alguno de ustedes, ustedes tal vez describirían parte de lo mismo, pero es otro ángulo diferente.

     

    Estamos hablando de la misma iglesia, hay cosas en las que los dos tenemos la misma perspectiva, quizá el color de las paredes o las sillas, pero, yo no me estoy viendo a mí mismo, ni ustedes a ustedes mismos. Como dice el estudio inductivo, la Biblia no tiene contradicciones, tiene lectores superficiales.

     

    De esta manera es lo que podemos ver en los Evangelios, de hecho, es la parte más importante de la redención, la resurrección, Pablo decía:

     

    1 Co 15:13-15 Pues, si no hay resurrección de los muertos, entonces Cristo tampoco ha resucitado. 14 Y, si Cristo no ha resucitado, entonces toda nuestra predicación es inútil, y la fe de ustedes también es inútil. 15 Y nosotros, los apóstoles, estaríamos todos mintiendo acerca de Dios, porque hemos dicho que Dios levantó a Cristo de la tumba. Pero eso no puede ser cierto si no hay resurrección de los muertos.

     

    1 Co 15:16-18 Y, si no hay resurrección de los muertos, entonces Cristo no ha resucitado. 17 Y, si Cristo no ha resucitado, entonces la fe de ustedes es inútil, y todavía son culpables de sus pecados. 18 En ese caso, ¡todos los que murieron creyendo en Cristo están perdidos! 19 Y, si nuestra esperanza en Cristo es sólo para esta vida, somos los más dignos de lástima de todo el mundo. (NTV)

     

    1 Co 15:32b Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos

    .

     

    La resurrección de Cristo es lo que hace diferente el cristianismo de cualquier religión o filosofía, las cuales surgen de la imaginación y del corazón del hombre, no así la Biblia, la cual es la Palabra de Dios. Un libro diferente a cualquier otro libro humano, el cual tiene palabras de vida eterna, el cual revela al Dios altísimo y su plan para con la humanidad y su creación entera.

     

    Y este es el punto, mucho se habla de héroes de la historia, padres de la patria, grandes líderes que llevaron a naciones a conquistar el mundo en el que vivían, dictadores malvados, despiadados, pero, ¿hablar de resurrección? Hablar de que alguno de ellos a pesar de sentirse dioses, siga vivo después de milenios o siglos, o que se haya levantado de los muertos, imposible.

     

    A menos que hablemos de mitología griega, que cree que atlas sostiene al mundo, o hinduismo, que declara que el mundo está sostenido por una tortuga y cuatro elefantes. Pero, cuando hablamos de Cristo no estamos hablando de mitología, sino de historia.

     

    Cristo partió la historia en dos, cada vez que alguien escribe la fecha o recuerda su fecha de nacimiento, de acuerdo al año en el que vive, está declarando que Cristo partió la historia en dos, ya que vivimos en la era después de Cristo.

     

    Por eso la resurrección de Cristo es lo que diferencia del cristianismo a toda filosofía o religión. Puedes visitar la tumba de Mahoma, de Buda, de Gandhi, ahí están sus restos, pero, no así de Jesucristo, no existe un lugar donde jamás lo encontrarán porque, después de más de 2000 años sigue vivo. Él es el Dios vivo, se hizo hombre, y venció a la muerte, producida por el pecado.

     

    Y es lo que el día de hoy veremos dando un recorrido por el resto del Evangelio que dejamos pendiente el viernes pasado y dando al final algunas implicaciones de la resurrección del Señor. Primeramente, tenía que quedar establecido que Jesús murió, porque uno de los ataques era que Jesús no había realmente muerto, sino que sobrevivió y que después se recuperó.

     

    Lo cual implicaría que Jesús murió más adelante, de vejez o algo así, pero vemos que eso no es posible, cada uno de los apóstoles a excepción de Juan murieron martirizados, aunque Juan no se salvó del martirio, ellos y miles han muerto por Jesucristo, el cual no es una religión, o una filosofía, o preceptos, es un infinito Dios hombre.

     

    Y esto es lo primero que establecen los Evangelios, Cristo realmente murió, tenía que haber muerto para poder juzgar el pecado en este cuerpo que habita el pecado y que muere,

     

    1. Cristo tenía que haber muerto para que quedara establecido que el pecado en la carne había sido juzgado.

     

    • El costado de Jesús traspasado

    Jua 19:31-33 Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí. 32 Vinieron, pues, los soldados, y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con él. 33 Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.

     

    De hecho, los crucificados duraban días antes de morir, la agonía era lenta y muy dolorosa, sin embargo, por ser un día especial, o cuando les era necesario acelerar la muerte por alguna causa, aún por misericordia, en ocasiones, les quebraban las piernas para que ya no tuvieran punto de apoyo para respirar y que murieran asfixiados.

     

    Pero, el Señor estaba cumpliendo una profecía más: “ninguno de sus huesos sería quebrado”. Además de que la ley decía que el cordero de la pascua no debía quebrársele ningún hueso.

     

    Éxo 12:46 Se comerá en una casa, y no llevarás de aquella carne fuera de ella, ni quebraréis hueso suyo.

    Y dice:

     

    Jua 19:34-37 Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua. 35 Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis. 36 Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo. 37 Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.

     

    • Jesús fue sepultado

    Jua 19:38-40 Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús. 39 También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras. 40 Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos.

     

    Jua 19:41 Y en el lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido puesto ninguno. 42 Allí, pues, por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús.

     

    Mat 27:57 Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús. 58 Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo. 59 Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, 60 y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue. 61 Y estaban allí María Magdalena, y la otra María, sentadas delante del sepulcro.

     

    Los evangelios nos mencionan cada detalle, muchos de ellos, son solo eso, detalles que nos muestran que alguien está sencillamente hablando de algo que fue testigo, no es un cuento, es historia real, alguien de carne y hueso estuvo ahí, alguien con una vida como la tuya y la mía fue testigo de lo que sucedió.

     

    Jesús fue envuelto en una sábana nueva comprada por él, fue introducido a un sepulcro nuevo, para que no hubiera dudas de si alguien más había sido sepultado en lugar de Jesús, o había ya otro cuerpo.

     

    Juan menciona que junto con Nicodemo lo embalsamaron con 100 libras de un compuesto de mirra y aloes, con lo cual era imposible que con sus heridas y embalsamado con este compuesto él de pronto despertara habiendo sobrevivido.

     

    ¿Por qué entonces es tan importante que Jesús hubiera muerto? Entre otras cosas, si Jesús no hubiera muerto, el pecado no hubiera sido juzgado, dice en Romanos:

     

    Rom 8:3 La ley de Moisés no podía salvarnos, porque nuestra naturaleza pecaminosa es débil. Así que Dios hizo lo que la ley no podía hacer. Él envió a su propio Hijo en un cuerpo como el que tenemos nosotros, pecadores. Y, en ese cuerpo, Dios declaró el fin del dominio que el pecado tenía sobre nosotros mediante la entrega de su Hijo como sacrificio por nuestros pecados.4 Lo hizo para que se cumpliera totalmente la exigencia justa de la ley a favor de nosotros, que ya no seguimos a nuestra naturaleza pecaminosa sino que seguimos al Espíritu.

     

    En otras palabras, por obras era imposible, ya que se trataba de cumplir la ley de Dios a la perfección, y con una sola falta, ya éramos reos de muerte, de manera que, Jesucristo no solo cumplió a la perfección la ley, sino que, satisfizo su demanda.

     

    ¿Cuál era la demanda justa de la ley? La paga del pecado es muerte, dice en Santiago:

     

    Stg 2:10-11 Porque el que cumple con toda la ley pero falla en un solo punto ya es culpable de haberla quebrantado toda. 11 Pues el que dijo: «No cometas adulterio», también dijo: «No mates.» Si no cometes adulterio, pero matas, ya has violado la ley.

     

    Entonces Cristo tuvo que vivir a la perfección para cumplir toda la ley, y al mismo tiempo al morir la demanda de la ley que exige que el que la quebrante debe morir, fue satisfecha al declarar muerto a Jesucristo. Con su muerte él condenó al pecado:

     

    Heb 2:14-15 Debido a que los hijos de Dios son seres humanos —hechos de carne y sangre —el Hijo también se hizo de carne y sangre. Pues sólo como ser humano podía morir y sólo mediante la muerte podía quebrantar el poder del diablo, quien tenía el poder sobre la muerte. 15 Únicamente de esa manera el Hijo podía libertar a todos los que vivían esclavizados por temor a la muerte.

     

    También lo mencionó en Colosenses:

     

    Col 2:13-15 Ustedes estaban muertos a causa de sus pecados y porque aún no les habían quitado la naturaleza pecaminosa. Entonces Dios les dio vida con Cristo al perdonar todos nuestros pecados. 14 Él anuló el acta con los cargos que había contra nosotros y la eliminó clavándola en la cruz. 15 De esa manera, desarmó a los gobernantes y a las autoridades espirituales. Los avergonzó públicamente con su victoria sobre ellos en la cruz.

     

     

    Para que cuando tú y yo creyéramos en el Evangelio, tuviéramos por segura nuestra justificación, nuestro perdón, nuestra reconciliación, en Cristo Dios ya no está enojado con nosotros, somos sus amigos, sus hijos, sus herederos, ya no hay conflicto, ya no hay hostilidad.

    Y para asegurarse doblemente, Mateo menciona que ellos dejan guardia en la tumba:

     

    La guardia ante la tumba

    Mat 27:62-66 Al día siguiente, que es después de la preparación, se reunieron los principales sacerdotes y los fariseos ante Pilato, 63 diciendo: Señor, nos acordamos que aquel engañador dijo, viviendo aún: Después de tres días resucitaré. 64 Manda, pues, que se asegure el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos de noche, y lo hurten, y digan al pueblo: Resucitó de entre los muertos. Y será el postrer error peor que el primero. 65 Y Pilato les dijo: Ahí tenéis una guardia; id, aseguradlo como sabéis. 66 Entonces ellos fueron y aseguraron el sepulcro, sellando la piedra y poniendo la guardia.

     

    Obviamente la roca no era para que Jesús no se saliera, sino para que nadie entrara y se robara su cuerpo. Después de este día de reposo, el domingo, el primer día de la semana, muy temprano, sucede lo imposible:

     

     

    • El sepulcro estaba vacío

    Vamos ahora Mateo 28:

     

    Mat 28:1-4 Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. 2 Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella. 3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. 4 Y de miedo de él los guardas temblaron y se quedaron como muertos.

     

    A partir de la resurrección de Cristo, en domingo, el primer día de la semana, vemos cómo por los próximos domingos, el Señor se les aparece por igual, y esta es la razón por la que los creyentes nos reunimos en domingo y no en sábado. Debido a la resurrección del Señor.

     

    Cristo no necesitaba que le movieran la roca para salir, pero tenía que quedar establecido que él había resucitado y que no estaba en la tumba. Marcos menciona que la otra María era la mamá de Jacobo y Salomé, quienes venían a terminar de embalsamar el cuerpo del Señor con más especias aromáticas. Y que venían preguntándose quién les removería la piedra del sepulcro.

     

    Por otro lado, también siempre me ha llamado la atención las diferentes reacciones, cómo los incrédulos quedan como muertos ante una realidad espiritual, no lo reciben igual, y cómo un milagro no es suficiente para que alguien crea. Por eso la fe no se trata de milagros, sino de obediencia a la verdad, creer y confiar en lo que Dios declara. Y dice:

     

    Mat 28:5 Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.

     

    ¿Te das cuenta? La diferencia que hace el ángel: ustedes no teman, sus razones para estar aquí son muy diferentes a la de estos hombres que quizá estaban más ocupados en que se les acabara el turno para ya irse a su casa. Y dice:

     

    Mat 28:6-8 No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor. 7 E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho. 8a Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos.

     

    El Señor había resucitado, Lucas menciona que los ángeles les recuerdan:

     

    Luc 24:7-8 diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día. 8 Entonces ellas se acordaron de sus palabras,

     

    Y dice Mateo:

     

    Mat 28:8b-10 Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos, 9 he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. 10 Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.

     

    Juan nos da más detalles, nos platica cómo Pedro y Juan también vinieron al sepulcro, y cómo no encontraron una escena en la que hubieran desenredado al Señor de su embalsamamiento, o lo hubieran desembalsamado con prisa, sino que la manera en la que encontraron los lienzos indicaba que Jesús sencillamente había atravesado las vendas, así como después atravesaba las paredes, muy diferente a Lázaro, a quien tuvieron que liberar de las vendas. Dice en Juan:

     

    Jua 20:3-7 Pedro y el otro discípulo se dirigieron entonces al sepulcro. 4 Ambos fueron corriendo, pero como el otro discípulo corría más aprisa que Pedro, llegó primero al sepulcro. 5 Inclinándose, se asomó y vio allí las vendas, pero no entró. 6 Tras él llegó Simón Pedro, y entró en el sepulcro. Vio allí las vendas 7 y el sudario que había cubierto la cabeza de Jesús, aunque el sudario no estaba con las vendas sino enrollado en un lugar aparte.

     

    Después Juan nos presenta el encuentro de Jesús con María Magdalena, y cómo esta no le reconoce, y le confunde con el hortelano, nos platica:

     

    Jua 20:10-14 Y volvieron los discípulos a los suyos. 11 Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro; 12 y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto. 13 Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto. 14 Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús.

     

    Jua 20:15-18 Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré. 16 Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro). 17 Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas vé a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. 18 Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.

     

    El Señor eligió que estas mujeres fueran testigos de su resurrección, María quien le había ungido con perfume sus pies, tuvo este encuentro con el Señor, vivo y resucitado. Juan menciona que ese mismo día el Señor se presentó a sus discípulos, y les enseñó las llagas de sus manos y su costado, y los envió a predicar el evangelio del perdón de pecados.

     

    Jua 20:19-20 Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. 20 Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.

     

    Más adelante el incrédulo Tomás le permitió meter sus dedos y su mano en el costado, recuerda, Tomás fue reprendido por el Señor, no es una gracia que digas: “yo como Santo Tomás, ver para creer”, sin fe es imposible agradar a Dios, es una afrenta para el Señor, y Tomás terminó diciendo: Señor mío y Dios mío.

     

    No solo eso, comió delante de ellos para que quedara claro que no era un espíritu, una aparición, o producto de su imaginación, sino Jesús mismo resucitado en cuerpo y Espíritu.

     

    Lucas menciona que por el camino de Emaús se presentó a dos de sus discípulos a quienes no se reveló, sino hasta el final, después de haberlos animado, ya que nadie creía en su resurrección, ardía su corazón cuando le escuchaban hablar. ¿Qué hay de ti y de mí cuando escuchamos su Palabra?

     

    ¿Tienes ojos para ver y oídos para oír la Palabra viva y eficaz, del Señor que en este momento está hablando en su Palabra?

     

    Otra cosa es que vemos cómo el Señor no solo se reveló a sus discípulos un día y ya, mira lo que dice Pablo en 1 Corintios:

     

    1 Co 15:1-3 Ahora, amados hermanos, permítanme recordarles la Buena Noticia que ya les prediqué. En ese entonces, la recibieron con gusto y todavía permanecen firmes en ella. 2 Esa es la Buena Noticia que los salva si ustedes siguen creyendo el mensaje que les prediqué, a menos que hayan creído algo que a principio de cuentas nunca fue cierto. 3 Yo les transmití a ustedes lo más importante y lo que se me había transmitido a mí también. Cristo murió por nuestros pecados tal como dicen las Escrituras.

     

    1 Co 15:4-8 Fue enterrado y, al tercer día, fue levantado de los muertos, tal como dicen las Escrituras. 5 Lo vio Pedro y luego lo vieron los Doce. 6 Más tarde, lo vieron más de quinientos de sus seguidores a la vez, la mayoría de los cuales todavía viven, aunque algunos ya han muerto. 7 Luego lo vio Santiago, y después lo vieron todos los apóstoles. 8 Por último, como si hubiera nacido en un tiempo que no me correspondía, también lo vi yo.

     

    Y no es que alguien dijo: ah sí, me pareció como que vi su imagen en una tortilla, o en un árbol, o en un burro de planchar, no, mira lo que escribe Lucas en Hechos de los Apóstoles:

     

    Hch 1:1-3 En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, 2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; 3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

     

    Durante 40 días, un mes y diez días el Señor les estuvo enseñando de la Palabra, les dio mandamientos, los cuales ahora tenemos en este maravilloso nuevo testamento. Nos comisionó:

     

    Mat 28:16-20 Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. 17 Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. 18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

     

    Y precisamente esto esto es lo que predicamos en el Evangelio: Hey, todos hemos pecado, el mundo está como está por el pecado, todos le dimos la espalda a Dios, nos apartamos por nuestro camino, pero Dios, nos amó tanto que envió a su Hijo unigénito a morir por nosotros.

     

    Pero, ¿qué crees? Cristo vive, no se quedó en la tumba, y Dios manda a todo hombre en todo lugar a que se arrepienta, porque Cristo está por regresar, y entonces juzgará a vivos y a muertos.

     

    Cristo vive, necesitas conocerlo, él no es una religión, es una persona, es el Dios vivo hecho carne que habitó entre nosotros, y hoy te invita a conocerlo, a seguirlo, quiere perdonarte, darte vida eterna y que entiendas sus promesas, su voluntad, para que tu vida pueda ser plena y llena de significado.

     

    Cristo vive, por eso es que predicamos el evangelio a toda criatura, por eso es que vamos a las calles, estaremos yendo a hospitales, cárceles, asilos de ancianos. Nosotros somos a los que el Cristo vivo nos dejó para ir y hacer discípulos.

     

    Hermanos, Cristo vive y está esperando que respondamos, debemos dejar de distraernos con cosas que la verdad, no son trascendentales, que si me vio feo, que si me invitó, que si me borró del Facebook, eso no es relevante, hay mucho por hacer, debemos dejar de estar centrados en nosotros mismos, poner la mano en el arado y surcar esos campos que están listos para la siembra y para la siega.

     

    Cristo vive, despertemos no estemos dormidos mientras él vive, levántate tú que duermes entre los muertos y te alumbrará Cristo, dice la Palabra.

     

    Y durante estos 40 días les siguió dando pruebas innegables de que verdaderamente resucitó, y no solo en ese tiempo, sino a través de la historia.

     

    Así como Pablo que le vio años después de que había resucitado, resucitó, hay innumerables testimonios de hombres y mujeres que le han visto, a quienes él se les ha presentado vivo. Por ejemplo, Saed Abeddini, por quien estuvimos orando, que estuvo preso por varios años por su fe, y que finalmente fue liberado.

     

    Él cuenta en su conversión, así como muchos otros musulmanes, que se sentía vacío y que en un momento de su vida preguntó a Dios, de qué se trataba la vida, y Jesús mismo se les presentó, al punto que estos son mártires de nuestros tiempos, miles de ellos han dado su vida por Jesucristo resucitado.

     

    Sin contar los miles y miles a través de la historia, nosotros mismos que hemos creído, y que su Espíritu hoy está en nosotros y entre nosotros. ¡Cristo vive hermanos!

     

    Porque el Señor no se quedó aquí corporalmente, sino que delante de sus ojos, ascendió a su trono, al Padre, dice ahí mismo:

     

    Hch 1:6-8 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? 7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; 8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

     

    Hch 1:9-11 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. 10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, 11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

     

    ¿Ves la promesa especial? Los ángeles dijeron: así como lo vieron irse, ascendiendo, así va a descender, es una promesa. ¿Qué implicaciones tiene que el Señor verdaderamente haya resucitado? Teológica y espiritualmente son implicaciones maravillosas.

     

    En primer lugar, él es Dios, él vino a este mundo, y la muerte no lo podía retener, dice la Palabra:

     

    1. Cristo vive porque Él es el autor de la vida, la muerte no lo podía retener.

     

    Hch 2:23 a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; 24 al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella.

     

    Hch 3:14-15 Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, 15 y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.

     

    Jua 10:17-18 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. 18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar.

     

    Por amor a ti y a mí sufrió todas estas cosas, por traerle gloria a su Padre, y qué impresionante, es la humillación, es el amor, es el servicio lo que trae gloria y honra en el reino de los cielos, no es como en este mundo que pretendemos con soberbia, con odio, con fuerza y dictadura dejar claro: “yo soy poderoso”, “yo soy el fregón”.

     

    Nada que ver, por eso Dios ve de lejos y resiste al orgulloso, pero, da gracia a los humildes, por eso los humildes son los que serán exaltados, y los orgullosos aplastados, por toda la Biblia está esa verdad. Practica como el Señor humildad, humíllate bajo la poderosa mano de Dios, no te exaltes a ti mismo, porque serás humillado.

     

     

    • Su resurrección es la evidencia y el sello de que todo lo que Jesús dijo e hizo es verdad.

     

    Como ya lo dijimos la vida, y muerte de Jesucristo no tendrían poder si Cristo no hubiera resucitado, Cristo venció a la muerte, al pecado, a Satanás.

     

    Aún sus milagros, sus palaras, si Cristo no hubiera resucitado y sus restos estuvieran enterrados, nada tendría sentido, sencillamente fue un hombre más que no logró nada para nadie, solo quizá que le hicieran un monumento y alguna ceremonia de remembranza, pero hasta ahí.

     

    Recuerda, el cristianismo camina alrededor no de un conjunto de principios a seguir, no, sino alrededor de una persona, la persona de Jesucristo, quien vive, quien dejó establecido su poder al levantarse de los muertos.

     

     

    1. El poder de Su resurrección es un poder justificador.

     

    Es la nota y la prueba de que el sacrificio de la cruz fue aceptado como un pago total por nuestros pecados.

     

    Lo vamos a ver, su resurrección es la ratificación oficial de que Dios ya no tiene nada en nuestra contra, que Cristo tenga vida, significa que él pagó nuestra deuda, y el acta de decretos, demandas en nuestra contra está cancelada.

     

    Si Cristo no hubiera resucitado, la culpa aún estaría sobre nosotros, y la condenación seguiría esperándonos. Este cuerpo morirá, pero, la muerte ha sido vencida, y aquellos que estemos en Cristo viviremos por la eternidad.

     

     

    1. El poder de Su resurrección es un poder que da vida, aquellos que estamos conectados con Jesucristo recibimos la misma resurrección de vida.

     

    Jua 5:24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

     

    Rom 8:11 El Espíritu de Dios, quien levantó a Jesús de los muertos, vive en ustedes. Y, así como Dios levantó a Cristo Jesús de los muertos, él dará vida a sus cuerpos mortales mediante el mismo Espíritu, quien vive en ustedes.

     

    Esta vida no lo es todo, en verdad como dice Pablo, si no hay resurrección de los muertos comamos y bebamos que mañana moriremos, pero, la realidad es que para todo ser humano, la verdadera vida, o la verdadera muerte, dependiendo si murió en Cristo o no, comienza cuando terminan estos miserables 80 años.

     

    Por la resurrección de Cristo sabemos que nuestro tiempo en esta tierra es pasajero, es un instante comparado con la eternidad, es como neblina que aparece por poco tiempo y luego se desvanece, es como la hierba y la flor de la hierba que hoy la ves y mañana ya no.

     

    Y esto nos debe llenar de esperanza a pesar de cualquier circunstancia adversa en este mundo, y al mismo tiempo es por eso que el incrédulo no tiene esperanza, cuando todo va mal, en ese momento su vida deja de tener propósito. No así nosotros los creyentes.

     

     

    1. El poder de Su resurrección es un poder consolador y reconfortante.

     

    Porque promete que nuestros amigos y amados que están muertos en Cristo viven con Él y los veremos en la otra vida.

     

    Es decir, esta vida no lo es todo, para nada, pobrecitos de nosotros, si solo fueran estos míseros 80 años si bien nos va, para lo que nacimos, porque además los años en este mundo están llenos de tristezas y sinsabores, dolor, injusticia, angustia, si bien hay momentos de felicidad, lo que este mundo provee siempre es vacío, falso, y lo único que nos sostiene es nuestra fe en la eternidad.

     

    La juventud se va en un momento, la salud la podemos perder en un instante, la economía es totalmente inestable, la misma naturaleza es hostil contra nosotros. Solo en Cristo y en sus promesas podemos vivir en paz y con esperanza.

     

    Sin embargo, la resurrección nos promete otra cosa, eternidad, no solo para nosotros, sino aún para aquellos de los que nos hemos despedido con tanta tristeza, si ellos murieron en Cristo un día estaremos de nuevo con ellos, aunque el gozo mayor será estar cara a cara y en perfecta comunión con nuestro Señor.

     

     

    • Nos promete que un día estaremos delante de nuestro Señor, recibiendo recompensa o teniendo pérdida.

     

    2 Co 5:10-11 Pues todos tendremos que estar delante de Cristo para ser juzgados. Cada uno de nosotros recibirá lo que merezca por lo bueno o lo malo que haya hecho mientras estaba en este cuerpo terrenal. 11 Dado que entendemos nuestra temible responsabilidad ante el Señor, trabajamos con esmero para persuadir a otros.

     

    Esta debe ser una motivación suficiente para cuidar lo que hacemos y cómo utilizamos todos los recursos que Cristo nos ha confiado por su Espíritu, el amarnos, el perdonarnos, el servirnos.

     

    La resurrección de Cristo es la promesa de que nosotros resucitaremos y un día estaremos delante de Cristo dando cuentas por nuestras vidas delante del tribunal de Cristo, un tribunal exclusivo para aquellos que nos llamamos cristianos donde recibiremos recompensa, buena o mala, por nuestro servicio en esta vida.

     

    Los creyentes le amamos porque él nos amó primero, respondemos a su amor, pero, al mismo tiempo debemos tener en cuenta que definitivamente daremos cuentas por cada recurso, por cada don, por cada talento que se nos confió, por nuestra vida, la cual no es nuestra, sino suya.

     

    El mundo nos engaña y nos dice: vive tu vida, pero no es nuestra, nosotros no hicimos nada para tenerla, Dios nos la prestó, somos mayordomos, administradores, y todos tendremos auditoría delante de Cristo, ¿qué hiciste con su gracia infinita, con su amor, con su poder en ti?

     

     

    • El Señor prometió venir por nosotros su iglesia, su esposa amada, y él va a venir por nosotros, así como se fue.

     

    Jua 14:1-3 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

     

    Apo 19:7-9 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. 8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. 9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas(E) del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.

     

    El Señor vivo y resucitado, viene por nosotros, y nos va a tomar para él, somos suyos, es nuestra esperanza, porque él vive nosotros viviremos, no moriremos eternamente.

     

    1. La Palabra también promete un reino milenial, donde él regirá este mundo con vara de hierro, y nosotros junto con él.

     

    1Co 6:2-3 ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3 ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?

     

    Apo 2:26-27 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero;(I) como yo también la he recibido de mi Padre;

     

    En fin mis hermanos, no terminaría, checa todo 1 Corintios 15, ahí aprenderás que la resurrección de nuestro Señor y la nuestra son inseparables, van juntas.

     

    Si Cristo no resucitó nuestro cristianismo es una farsa, somos los más dignos de conmiseración, nuestra fe es inútil, seríamos unos mentirosos, todavía seríamos culpables de nuestros pecados, estaríamos perdidos.

     

    La resurrección de Cristo es la prueba de su poder, es la victoria sobre el pecado, y es la promesa de nuestra propia resurrección. Nos sabemos perdonados, protegidos, amados, porque Cristo está vivo. La vida viene a nuestras vidas porque Cristo está vivo, hemos nacido de nuevo, decimos que tenemos vida eterna, porque Cristo está vivo.

     

    ¿Sabes la increíble esperanza que la resurrección de Cristo nos da? Que un día ya no habrá muerte, dice la Palabra, luego de varias cosas que sucederán, que seguiremos viendo a lo largo del estudio de la palabra de Dios:

     

    1 Co 15:24 Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia.

    1 Co 15:25 Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.

    1 Co 15:26 Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte.

     

    ¿Te imaginas? La muerte fue el enemigo más poderoso, la cual entró cuando pecamos. Como lo leímos la muerte y el mismo lugar de los muertos serán echados por la eternidad al lago de fuego, todos los efectos nocivos, destructivos, del pecado, serán desaparecidos, justo como cuando todo comenzó antes del pecado de Adán.

     

    ¿Te das cuenta de lo horrible del pecado? Sin embargo, aquí llega este tiempo donde no habrá más llanto, ni dolor, ni angustia porque todo eso habrá pasado, dice así en Apocalipsis:

     

    Apo 21:4-7 Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más». 5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: «¡Miren, hago nuevas todas las cosas!». Entonces me dijo: «Escribe esto, porque lo que te digo es verdadero y digno de confianza». 6 También dijo: «¡Todo ha terminado! Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. A todo el que tenga sed, yo le daré a beber gratuitamente de los manantiales del agua de la vida. 7 Los que salgan vencedores heredarán todas esas bendiciones, y yo seré su Dios, y ellos serán mis hijos.

     

    Mis hermanos, nos urge abrir nuestros ojos, nos urge conocer la Palabra, entender nuestras promesas y comenzar a vivir en este mundo pasajero de acuerdo a ellas.

     

    ¿De quién es el trono de Dios? Del Hijo, es decir, Dios va a ser todo en todos. ¿Quiénes estamos en Cristo? Nosotros. Mis hermanos, esto es inimaginable, pero real. Mis hermanos, esto no es sino historia pura.

     

    Todo esto está por suceder, esto es historia pura, se está llevando a cabo, y llegará a su culminación, necesitamos ser una iglesia madura, que pone sus ojos en las cosas de arriba, una iglesia responsable que sabe que dará cuentas de cada don, recurso, talento, y que sabe que su fe será probada, y los hipócritas no pasarán la prueba, los que tienen una doble vida.

     

    ¿Porqué esta iglesia? ¿Por qué los ministerios? ¿Por qué te rogamos que le tomes en cuenta, que estudies tu biblia, que seas un buen esposo, esposa, hijo? Dios no puede ser burlado, yo no te veo en tus fines de semana, ni lo que haces en tus tiempos libres, ni lo que ves en televisión o computadora, pero, créeme, Dios si lo ve, y tu fe será probada, no te engañes, mejor de una vez por todas con toda sinceridad entrégate al Señor y se suyo, si oyes hoy su voz no te endurezcas.

     

    No te engañes que porque tienes un fervor religioso, o porque vienes a Calvary o porque naciste en un hogar cristiano, eso no te hace cristiano, ¿cuál es el fruto en tu vida? ¿Te pareces a Cristo? Dios no puede ser burlado, pero, hoy hay salvación, hoy hay esperanza, no esperes más. Cristo vive.

     

    Y el Señor corporalmente no está hoy con nosotros, pero el Espíritu Santo sí está, él dijo: les conviene que yo me vaya, ¿por qué? En su cuerpo estaba limitado, pero, en su Espíritu Santo habita en cada creyente, le guía a toda verdad, le hace libre de la esclavitud del pecado, le fortalece.

     

    Jua 16:7 Pero les digo la verdad: Les conviene que me vaya porque, si no lo hago, el Consolador no vendrá a ustedes; en cambio, si me voy, se lo enviaré a ustedes.

     

    Jua 16:13 Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta sino que dirá sólo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir. 14 Él me glorificará porque tomará de lo mío y se lo dará a conocer a ustedes. 15 Todo cuanto tiene el Padre es mío. Por eso les dije que el Espíritu tomará de lo mío y se lo dará a conocer a ustedes. 16 »Dentro de poco ya no me verán; pero un poco después volverán a verme.

     

    El Espíritu Santo, Cristo mismo, nos consuela, nos da testimonio de que somos hijos de Dios, herederos de Dios, nos enriquece con todos sus dones, ministerios, operaciones, con su fruto, el cual es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio. Por esto:

     

     

    1. ¿Qué debería implicar en mi vida práctica que el Señor verdaderamente haya resucitado?

     

    • Que todas sus promesas son reales, que en verdad las puertas del infierno no prevalecerán contra su iglesia, podemos estar tranquilos. Cristo vive y está entre nosotros.

     

    • Que mi manera de ver la vida tiene que cambiar, no puedo seguir viviendo en el aquí y en el ahora. Cristo vive.

     

    • Que no estoy viniendo cada domingo a un grupo religioso que hace meros ejercicios religiosos, o ritos pseudo espirituales, en verdad Cristo vive, y se presenta cada vez, él está hoy aquí entre nosotros, y está dispuesto a relacionarse a través del Espíritu Santo. Cristo vive.

     

    • Significa que en verdad estoy siendo escuchado cuando oro, y que al mismo tiempo necesito estar atento a lo que mi Señor quiera decirme, mi vida depende de que yo conozca su voluntad, la cual es buena, perfecta y agradable. Cristo Vivre.

     

    • Que no se trata de tener una relación como la que tenía en mi ignorancia con mis ídolos o en una religión vana, sino que verdaderamente si Cristo vive, eso significa que puedo tener una relación con él profunda, real, donde le puedo conocer, y le puedo preguntar, y puedo disfrutar en realidad de su presencia.

     

    • Que es verdad que él va conmigo en los valles de sombra de muerte, que no estoy solo en mis pruebas, en mis tentaciones, en mis necesidades, en verdad Cristo vivo y resucitado quiere, desea, anhela que yo le tome en cuenta.

     

    • Implica que debo dejar de ignorarlo, al no tener tiempos de oración significativos, al no para mi vida para pasar tiempo con el más importante de todos, porque al final él es eterno, mis relaciones familiares un día van a terminar, cuando yo muera, o cuando él venga. Cristo vive.

     

    • Es una cuestión de vida o muerte que yo deje de estar tan centrado en mí mismo, y que en verdad muera a mí mismo, y ponga a Cristo en el centro, y comience a seguirle. Por eso él declara en la Biblia que está llamando a discípulos.

     

    • La multitud que solo está por su propia conveniencia, engañada, pensando que sus planes son mejores que los de Dios, siempre terminan lejos de él, no así los discípulos. ¿Eres un discípulo del Cristo vivo? ¿Si no lo eres él te está llamando hoy, aquí? Él está vivo.

     

    • Un discípulo es uno que aprende, uno que está a los pies de su maestro poniendo atención, aprendiendo de él. Y si yo no paso tiempo en la Palabra y en la oración, y con todo mi corazón le busco, sencillamente le estoy ignorando, no estoy a sus pies, pueda estar rellenando requisitos o una apariencia con religión, o con obras, pero, realmente no le conozco, no estoy creciendo en mi relación con él.

     

    • Él está vivo, yo necesito saber que él viene pronto, que él viene por mí, y que o él llega por su iglesia, o yo soy llamado a su presencia, mi vida, mis recursos, mi familia, todo lo que soy debe girar en torno a él porque él está vivo y está esperando de mí, todo lo que soy, él vomita a los tibios.

     

    • Pregúntate, ¿en qué lugar de tu vida está Cristo? Si no está en el centro, eso significa que no estás consciente de que él está vivo y resucitado y está a tu lado en todo momento. Tú estás muy vivo, y necesitas morir.

     

    • Él lo dijo si quieres ser su discípulo y segurile, toma tu cruz, niégate a ti mismo y síguelo, porque todo el que pierda su vida por causa de él la hallará, pero el que ame su vida, la perderá, y qué darás por tu salvación, no tienes nada, todo lo que hayas obtenido en este mundo no será sino un puño de cenizas.

     

    • Pero, si le sigues, entonces todo o que hagas en este mundo, serán tesoros en el cielo que te traerán dividendos, porque viviste la vida con la premisa correcta, para la gloria de Dios, y no para tus deseos egoístas.

     

    • ¿Cómo vives? ¿Cómo piensas? ¿Cómo sientes? ¿Cuáles son tus convicciones? ¿Cómo si Dios no existiera?

     

    • No sé cuáles sean tus problemas, o tus sueños y metas, o lo que esperas en esta vida, pero, si no has caído en cuenta de que Jesús está vivo y resucitado, y es el Dios eterno, y que para allá vas, tu vida siempre será miserable, y no completa, porque él y solo él es nuestra plenitud.

     

    Y él lo sabe, el punto es, ¿lo sabes tú? Mira la importancia de que creas que Cristo está vivo, y hoy te invito a que lo consideres y lo creas, porque de eso depende tu vida.

     

    Puedes seguir creyendo las mentiras de este mundo y seguir sufriendo de sinsabores, de frustración, de fracaso, de no encontrarle a esta vida propósito, de creer que existes por un accidente y que vienes de un chango.

     

    O creer que hay un creador, al cual le diste la espalda, por lo cual estás como estás, por lo cual otros pecaron contra ti, así como tú estás ahora pecando contra otros; pero, que ese creador se hizo hombre, habitó entre nosotros, murió por nosotros y resucitó, vive, y nos ofrece vida eterna.

     

    Rom 10:8-11 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. 11Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

     

    ¿Qué dices? ¿Estás dispuesto a creer, a darle la espalda a la mentira de tu perverso corazón y de este mundo y darle paso a la verdad? Recibe hoy vida eterna y perdón de pecados, recibe hoy salvación.

     

    Espero que a partir de esta semana santa ya no la vuelvas a ver de la misma manera, y que tu vida cambie por estas tremendas verdades.

     

    En el mundo entero se recuerda y se celebra la vida y muerte de nuestro salvador, pero muy poco se hace énfasis en su resurrección, que Cristo literalmente volvió a la vida, que no está muerto, que en ningún lugar de esta tierra puedes encontrar los restos de Jesucristo, porque no existen, él resucitó con un cuerpo diferente, y muchos testigos lo vieron, incluso partió la historia en dos.

     

    Se hace énfasis en un Cristo que vino a sufrir, y se hacen viacrucis y cosas bizarras donde la gente se lastima, y se ve a Cristo con lástima, y la gente se siente justa al decir: “qué injustos fueron con él, cuando no es así.

     

    Todos nosotros lo crucificamos con nuestros pecados, pero, él lo sabía, y él entregó su vida para volverla a tomar y ofrecernos vida eterna. ¿Por qué? Porque Cristo vive.

     

    Piénsalo así, ¿habrá instituido su iglesia el Señor para propósitos meramente temporales? Será que la vida, muerte y resurrección de ni más ni menos que el creador del cielo y la tierra, quien se hizo hombre y habitó entre nosotros, murió por nuestros pecados y resucitó al tercer día, su eterna Palabra, sirva como un mero amuleto para que me vaya bien, o para tener un ícono, o una imagen y santiguarnos para que se vaya el mal de ojo, las malas vibras, la mala suerte.

     

    Imagínate, el Dios Todopoderoso, se encarnó, y para rescatar lo que se había perdido, tuvo que humillarse, haciéndose el servidor de todos, a cumplir su justicia perfecta por nosotros, a morir en nuestro lugar para darnos perdón de pecados, resucitar, adoptarnos y muchas cosas más, ¿en verdad todo este esfuerzo sería para dejarnos una serie de preceptos a cumplir, una religión por obras?

     

    Lo vimos el viernes, un despliegue de amor inexplicable, misericordia, poder, justicia, el Hijo de Dios muerto de esa manera tan terrible, ¿solo para que yo pudiera decir, “cruz, cruz que se vaya el diablo y que venga Jesús” ?, ¿o para dejarnos ritos vacíos que no afectan en absoluto nuestra vida diaria, y solo muestran un fervor religioso vacío para tener lo que yo pienso que necesito?

     

    Definitivamente no lo creo, hay un plan maravilloso, un plan de redención, el pago de la libertad, de la salvación de una humanidad pecadora, perdida, muerta en sus delitos y pecados, el cual Cristo vino a realizar.

     

    Ahora, este plan es algo eterno, divino, por lo mismo todos los idiomas y palabras existentes no alcanzarían para explicarlo, porque sencillamente nuestra mente es totalmente limitada, pero, el día de hoy puedes decidir creer y a partir de hoy vivir para él y vivir por esta verdad.

     

    Vamos a orar, y que esta maravillosa realidad se convierta en algo que impacte nuestras vidas, y nos convierta en los hombres y mujeres más llenos de gozo y esperanza que existan. Hoy oro la oración de Pablo a los Efesios:

     

    Efe 3:16-18 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura,

     

    Efe 3:19-21 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. 20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 21 a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.

     

    ¿Has oído la frase, nadie ha ido y regresado de los muertos para que nos diga que es verdad? Si hay uno, que vive y reina: Jesucristo, y su testimonio es real. Harías bien en poner atención y creerle, porque de eso depende tu vida.

     

     

  • Feb 19, 2017Lucas: 17 ” Humildes y perdonadores como nuestro Señor “
    Feb 19, 2017
    Lucas: 17 ” Humildes y perdonadores como nuestro Señor “
    Series: Especiales
    HUMILDES Y PERDONADORES COMO NUESTRO SEÑOR
     
    LUCAS: 17
  • Oct 25, 2014Reformadores 2014 – Conferencia # 2
    Oct 25, 2014
    Reformadores 2014 – Conferencia # 2
  • May 18, 20141 Corintios 3:18-4:5 Como es el verdadero siervo de Dios
    May 18, 2014
    1 Corintios 3:18-4:5 Como es el verdadero siervo de Dios

    COMO ES EL VERDADERO SIERVO DE DIOS.

    I Corintios 3:18- 4:5

    I. CRISTO ES LA GLORIA DEL SIERVO DE DIOS. (V3:18-23) 1 Corintios 3:18  Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. 19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos. 20  Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos. 21  Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: 22  sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, 23 y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.   a)   Centrarnos en nuestras obras y comenzar a gloriarnos a nosotros mismos.   1 Corintios1:27  sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28  y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29  a fin de que nadie se jacte en su presencia. 30  Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 1 Cointios 1:31  para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.   Jeremias 9:23  Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Jeremias9:24  Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme,que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová. Miren como lo dice la NVI Así dice el Señor: "Que no se gloríe el sabio de su sabiduría, ni el poderoso de su poder, ni el rico de su riqueza. Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor, que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada afirma el Señor. B) Centrarnos en las obras de hombres y comenzar a darles gloria Hechos 14:8-15 Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. 9  Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, 10  dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. 11  Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros. 12  Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. 13  Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios.  Juan 14:6  Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. II. SIERVOS Y ADMINISTRADORES A LAS ORDENES DE JESUS.(V1)   1Corintios4:1  Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Juan 12:26  Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará. Lucas 12:35-37 Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas; 36  y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida. 37  Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles. Lucas 12:45-47 Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y embriagarse, 46  vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles. 47  Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. III. EL REQUISITO DE LOS ADMINISTRADORES ES SER FIEL.(v2) 1 Corintios 4:2  Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel. Gálatas 5:22  Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe 2 Timoteo 2:15  Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. IV. UN SIERVO FIEL BUSCA LA APROBACION DE DIOS Y NO DE LOS HOMBRES. (3-4) 1 Corintios 4:3  Yo en muy poco tengo el ser juzgado por vosotros, o por tribunal humano; y ni aun yo me juzgo a mí mismo. 4  Porque aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es el Señor. Lucas 16:15  Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación. Romanos 10:3  Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios;   2 Corintios 10:18  porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba.   V. EL SIERVO FIEL CON UN CORAZON LIMPIO AGUARDA LA LLEGADA DE SU SEÑOR. (v5)   1 Corintios 4:5  Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios. Eze 8:7  Y me llevó a la entrada del atrio, y miré, y he aquí en la pared un agujero. 8  Y me dijo: Hijo de hombre, cava ahora en la pared. Y cavé en la pared, y he aquí una puerta. 9  Me dijo luego: Entra, y ve las malvadas abominaciones que éstos hacen allí. 10  Entré, pues, y miré; y he aquí toda forma de reptiles y bestias abominables, y todos los ídolos de la casa de Israel, que estaban pintados en la pared por todo alrededor. 11  Y delante de ellos estaban setenta varones de los ancianos de la casa de Israel, y Jaazanías hijo de Safán en medio de ellos, cada uno con su incensario en su mano; y subía una nube espesa de incienso. 12  Y me dijo: Hijo de hombre, ¿has visto las cosas que los ancianos de la casa de Israel hacen en tinieblas, cada uno en sus cámaras pintadas de imágenes? Porque dicen ellos: No nos ve Jehová; Jehová ha abandonado la tierra   1 Corintios 3:13  la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14  Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15  Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.
  • Jul 20, 20131ra Samuel 2 – Conexión Familiar 2013
    Jul 20, 2013
    1ra Samuel 2 – Conexión Familiar 2013
  • Jun 17, 2012El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos
    Jun 17, 2012
    El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos
    Series: Nehemías

    El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos.

    Nehemías 1 y 2

    INTRODUCCION Deuteronomio 4:25-31 - 2Crónicas 36:15-21 1) MIRA TU PECADO, LLORA TU PECADO Y ORA AL DIOS DEL CIELO (v.1-4) Esd 9:2 Porque han tomado de las hijas de ellos para sí y para sus hijos, y el linaje santo ha sido mezclado con los pueblos de las tierras; y la mano de los príncipes y de los gobernadores ha sido la primera en cometer este pecado. Esd 9:3 Cuando oí esto, rasgué mi vestido y mi manto, y arranqué pelo de mi cabeza y de mi barba, y me senté angustiado en extremo.   Luc 19:41 Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella, Luc 19:42 diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos. Luc 19:43 Porque vendrán días sobre ti, cuando tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por todas partes te estrecharán, Luc 19:44 y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.   2) RECONOCE QUIEN ES DIOS , QUIEN ERES TU Y CONFIESA TU PECADO (v.5-7)   1Jn 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 1Jn 1:10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.   3) CONOCE, MEDITA Y ORA LA PALABRA DE DIOS (v.8-10)   Deu 4:25 Cuando hayáis engendrado hijos y nietos, y hayáis envejecido en la tierra, si os corrompiereis e hiciereis escultura o imagen de cualquier cosa, e hiciereis lo malo ante los ojos de Jehová vuestro Dios, para enojarlo; Deu 4:26 yo pongo hoy por testigos al cielo y a la tierra, que pronto pereceréis totalmente de la tierra hacia la cual pasáis el Jordán para tomar posesión de ella; no estaréis en ella largos días sin que seáis destruidos. Deu 4:27 Y Jehová os esparcirá entre los pueblos, y quedaréis pocos en número entre las naciones a las cuales os llevará Jehová. Deu 4:28 Y serviréis allí a dioses hechos de manos de hombres, de madera y piedra, que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen.   Deu 4:29 Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. Deu 4:30 Cuando estuvieres en angustia, y te alcanzaren todas estas cosas, si en los postreros días te volvieres a Jehová tu Dios, y oyeres su voz; Deu 4:31 porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que les juró a tus padres.   Sal 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sal 1:2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Sal 1:3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará. Sal 1:4 No así los malos, Que son como el tamo que arrebata el viento. Sal 1:5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, Ni los pecadores en la congregación de los justos. Sal 1:6 Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá.   Sal 119:74 Los que te temen me verán, y se alegrarán, Porque en tu palabra he esperado.   Sal 119:81 Desfallece mi alma por tu salvación, Mas espero en tu palabra.   Sal 119:89 Para siempre, oh Jehová, Permanece tu palabra en los cielos.   Sal 119:101 De todo mal camino contuve mis pies, Para guardar tu palabra.   Sal 119:133 Ordena mis pasos con tu palabra, Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí.   Sal 119:154 Defiende mi causa, y redímeme; Vivifícame con tu palabra.   Sal 119:160 La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu justicia.   Sal 119:169 Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová; Dame entendimiento conforme a tu palabra.   4) PIDELE A DIOS Y ESPERA Y CONFIA EN EL (v.1-11 al 2:9) Pro 3:26 Porque Jehová será tu confianza, Y él preservará tu pie de quedar preso.     Pro 22:19 Para que tu confianza sea en Jehová, Te las he hecho saber hoy a ti también.     Sal 78:7 A fin de que pongan en Dios su confianza, Y no se olviden de las obras de Dios; Que guarden sus mandamientos,     Sal 37:3 Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. Sal 37:4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Sal 37:5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.     5) ESPERA OPOSICION , MIRA TU SITUACION, ACUDE A CRISTO POR AYUDA (v.10-18)     Jua 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.       Efe 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.     6) CONFIA EN EL DIOS DE LOS CIELOS, RESISTE AL ENEMIGO Y DISPONTE A EDIFICAR (v.19-20)     Efe 2:1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, Efe 2:2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, Efe 2:3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Efe 2:4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, Efe 2:5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),     Efe 2:6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, Efe 2:7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Efe 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; Efe 2:9 no por obras, para que nadie se gloríe. Efe 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.