Hombres de verdad y temerosos de Dios

“1 Después que el muro fue edificado y se colocaron las puertas, se nombraron porteros, cantores y levitas. 2 A mi hermano Hanani y a Hananías, jefe de la fortaleza de Jerusalén (pues era un hombre de verdad y temeroso de Dios, más que muchos), les ordené,…” Nehemías 7:1-2

Después de la reedificación de los muros de Jerusalén, Nehemías asignó roles y funciones al pueblo para llevar a cabo distintas tareas y también nombró a dos personas para dirigir estas tareas. Me gusta mucho ver las características de los hombres que fueron nombrados: hombres de verdad y temerosos de Dios.

Hombre de verdad: de la palabra hebrea emet que quiere decir confiable, fiel, firme.

Temeroso de Dios: de la palabra hebrea yaré que quiere decir reverenciar, temer. Cuando se usa con relación a una persona de alto rango, significa temor reverente; es la actitud con que una persona reconoce el poder y la condición de la persona a la que se reverencia y se le rinde el debido respeto.

Estas características deben ser una referencia para cualquier siervo de Dios, sin importar la tarea o función a la que nos esté llamando a hacer. Estos hombres ya eran confiables, fieles y reverentes a Dios antes de ser llamados a lo que se les asignó. ¿Cómo podemos llegar a este punto en nuestras vidas? Es indispensable CONOCER a Dios antes de serle fiel y tenerle reverencia, porque ¿quién le es fiel y reverente a alguien a quien no conoce? Por esto es que en Calvary constantemente te estamos animando y exhortando a que tengas disciplinas espirituales (leer la Biblia, orar, compañerismo con personas de la misma fé, alabanza, adoración, etc) que pueden llevarte a CONOCER de una forma real a Dios y conociéndole, que puedas servirle siendo confiable, fiel y temeroso a Aquel que te llama a servirle.

¿Podrías decir que eres fiel y reverente a Dios? ¿Cómo puedes llegar a esta realidad en tu vida?