En esto pensad

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Filipenses 4:8

Verdadero (alethes): veráz, sin esconder (al descubierto), real, genuino.

Honesto (semnos): serio, honorable, respetable.

Justo (dikaios): equitativo en carácter o acto, un estado se der recto o conducta recta.

Puro (jagnos): limpio, modesto, inocente, libre de contaminación.

Amable (prosfiles): placentero, agradable, amistoso hacia alguien o algo.

De buen nombre (eufemos): la pronunciación de palabras o sonidos de buen agüero, y, después, la evitación de palabras de mal agüero, y por ello biensonantes.

Virtud (arete): denota propiamente todo aquello que procura una estimación preeminente para una persona o cosa; de ahí, eminencia intrínseca, bondad moral.

Digno de alabanza (epainos): elogio, algo recomendable, algo aprobado.

En esto pensad: (logizomai): tener por cierto, considerar, estimar, disponer, traer a la mente, hacer inventario.

Pablo nos exhorta a hacer un inventario de nuestros pensamientos para filtrarlos antes de decirlos o ponerlos por obras.

¿Son nuestros pensamientos sinceros en palabras, serios en acciones, rectos en tratos para con otros, limpios y libres de contaminación en motivación, amigables hacia otros?¿No desprecian nada que sea bueno en sí (que cada bien conserve su debido lugar en nuestra mente)?¿Procuran todo lo que sea recomendable o aprobado por los oyentes o espectadores? (no que los cristianos debieran hacer de la alabanza del hombre su meta, sino que debieran vivir de tal manera que merezcan su alabanza)

Señor, sigue renovando nuestras mentes, lavando nuestros corazones y revelándonos tu voluntad, para que con limpia conciencia podamos obdecerte y honrarte en nuestras vidas para alabanza de tu bendita gracia.