Dios te ama

Lo primero que necesitas saber es que Dios te ama de tal manera que envió a su Hijo Jesucristo a morir por tus pecados (Juan 3:16). Dice la Biblia que Dios ha mostrado su amor por nosotros en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros (Romanos 5:8).

Reconoce tu pecado

En seguida admite tu condición ante un Dios santo: “No hay justo, ni aun uno” (Romanos3:10). Nuestras propias acciones nos ponen en evidencia ya que “Por cuanto todos pecaron y estan destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

Acepta que Jesucristo murió por ti

Ahora debes aceptar que Jesús pago el precio por tu pecado. “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios…” (1 Pedro 3:18).

Arrepiéntete de tus pecados

La palabra arrepentimiento significa “cambio de dirección”. La Biblia nos dice en Hechos 3:19 “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”.

Acepta a Jesucristo como tu Salvador

Jesucristo dijo: “Venid a mi todos los que estan trabajados y cargados, y yo los haré descansar” (Mateo 11:28). Es importante que vengas a Cristo asi como estas, no trates de “limpiar tu vida” antes de llegar a Dios. Permite que sea Él quien lo haga. Jesús dijo: “El que a mi viene no le echo fuera” (Juan 6:37). También dijo: “que si confesares con tu boca que Jesus es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos serás salvo” (Romanos 10:9).