Cada domingo tenemos la oportunidad de recibir todo el Consejo de Dios de una forma completa, estudiando la Biblia de pasta a pasta, capítulo por capítulo, verso por verso.

Durante cada semana nos reunimos en Iglesia en Hogares, la forma que tenemos para satisfacer las necesidades de compañerismo, discipulado y ministerio de nuestra Iglesia. El centro de cada reunión es el estudio de la Palabra, la cual nos lleva al conocimiento de la Verdad y nos enseña a ser verdaderos discípulos de Jesucristo, recuperando nuestra identidad como hijos de Dios y aprendiendo a ser portadores de Su imágen, para gloria y alabanza de Su bendita gracia.