“La verdad ante todo”

Este término tan usado en las relaciones más cercanas y cotidianas de nuestras vidas es continuamente demandado.

“¡Hijo por favor dime la verdad!”

“Amigo solo habla la verdad”

“Mi amor solo tienes que decirme la verdad”

“Si yo hubiera sabido la verdad”

Pero… ¿Qué es la verdad?

Es un hecho que en nuestros días es difícil de encontrarla o a veces imposible porque la verdad no es más la verdad:

  • Cuando no está de acuerdo con mi propia escala de valores
  • Cuando están en juego mis motivaciones
  • Cuando estoy en peligro de ser descubierta en mis intenciones

La verdad es relativa y lo que puede ser verdad para ti puede ser mentira para mí o viceversa

Y .. ¿Dónde puedo encontrar la verdad?

 Jesús dijo: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:32

Venir a conocer esta verdad es el doctor que descubrirá algunas enfermedades de tu alma, pero hay buenas noticias también te dará la medicina.

Algunas personas nos hemos negado a creer en esta “VERDAD” y el resultado es que quedamos esclavas, porque conocer la “VERDAD” te hace libre.

De  frente a cada decisión de nuestro día  “Verdad vs Mentira” hoy puedes hacer una decisión que cambiará tu condición de esclavo a libre.

Jesús le dijo: Yo soy el camino la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi Juan 14:6

Bueno es claro quién tiene la “VERDAD”  y quién es él camino y lo más increíble es que está disponible para todas, ¿te parece difícil? ¿No crees que es más difícil vivir como esclava?

 Si se entregan a alguien como esclavos, pasan a ser sus esclavos y obedecen sus órdenes, ¿no es así? Si ese dueño es el pecado, irán a la muerte, mientras que obedeciendo a la fe, alcanzarán una vida santa.

Romanos 6:16 (Biblia Latinoamericana)

¿Por qué no oramos  y  pedimos fe y VERDAD en nuestras vidas al autor de la VERDAD?

Padre necesitamos fe y amor por tu VERDAD, deseamos ser libres y entendemos que tú tienes la llave de esa libertad, queremos conocer tu VERDAD, ayúdanos a caminar en ese camino que eres Tú,  no tenemos nada que ofrecer, solo lo que Tú miras en este corazón, te pedimos que lo limpies y lo llenes de tu VERDAD y lo pedimos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo nuestro Señor y Salvador, Amen.

Practiquemos:

  • Lee Romanos capítulo 6

Romanos  6:1-23  ¿Qué,  pues,  diremos?  ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

 En ninguna manera.  Porque los que hemos muerto al pecado,  ¿cómo viviremos aún en él?

 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús,  hemos sido bautizados en su muerte?

  Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo,  a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre,  así también nosotros andemos en vida nueva  Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte,  así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto,  que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él,  para que el cuerpo del pecado sea destruido,  a fin de que no sirvamos más al pecado.

  Porque el que ha muerto,  ha sido justificado del pecado.

  Y si morimos con Cristo,  creemos que también viviremos con él; sabiendo que Cristo,  habiendo resucitado de los muertos,  ya no muere;  la muerte no se enseñorea más de él.

  Porque en cuanto murió,  al pecado murió una vez por todas;  mas en cuanto vive,  para Dios vive.

  Así también vosotros consideraos muertos al pecado,  pero vivos para Dios en Cristo Jesús,  Señor nuestro.

 No reine,  pues,  el pecado en vuestro cuerpo mortal,  de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias;

  ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad,  sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos,  y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.

 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros;  pues no estáis bajo la ley,  sino bajo la gracia.

 ¿Qué,  pues?  ¿Pecaremos,  porque no estamos bajo la ley,  sino bajo la gracia?  En ninguna manera.

 ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle,  sois esclavos de aquel a quien obedecéis,  sea del pecado para muerte,  o sea de la obediencia para justicia?

Pero gracias a Dios,  que aunque erais esclavos del pecado,  habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado,  vinisteis a ser siervos de la justicia.

Hablo como humano,  por vuestra humana debilidad;  que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad,  así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia.

  Porque cuando erais esclavos del pecado,  erais libres acerca de la justicia.

 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis?  Porque el fin de ellas es muerte.

 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios,  tenéis por vuestro fruto la santificación,  y como fin,  la vida eterna.

  Porque la paga del pecado es muerte,  mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

 Marca las siguientes palabras

  • Dios
  • Jesús o Cristo
  • Pecado
  • Muertos, muerte
  • Vivos
  • Servir, siervos
  • Libres

¿Qué aprendes de cada una de ellas? Medita en tu corazón y ora para que Dios te de entendimiento y trasformación.




Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.